Archivo por meses: enero 2017

Felicidad

[Visto: 208 veces]

He estado sentada en este escritorio, frente al computador, quizás por más de 2 horas. He revisado cosas del trabajo, he sentido la brisa tardía asomar débil. No hay mucho ruido alrededor, todo me gusta.

Estuve releyendo algunas entradas pasadas de mi blog, nombres que no recuerdo por más que hice el esfuerzo para intentar poner rostro alguno. Lugares que desconozco hoy, completamente. Cierto o no, saber que ella (la felicidad) está a unos metros, descansando, me hace bien. Ahora, con todos los años que tengo puedo decir SOY FELIZ y me gusta como suena esa aseveración en silencio, mientras mi mente la escucha en forma de breve eco. Es verano, ya es 2017, el mundo está colapsando allá afuera pero su sola existencia hace mi vida feliz.

Sigo imprimiendo papeles del trabajo, anotando todo lo que falta y lo que se ha hecho. Ya no hay iniciales poblando mis escritos, y admito que profesionalmente la tecnología me ha ido facilitando la vida. Mis escritos de hace 7 años fueron hechos algunos a mano, otros en la comodidad de MSWord. Ahora en cambio, esta suerte de ciudadanía digital ha empozado esta página y otras de las cosas que hago. Una breve búsqueda de mi nombre podría aparecer en línea citando algunas de las cosas que vengo haciendo.

Esta misma entrada podría aparecer por allí, también…

Y seguiría FELIZ.

ps. Es cierto, antes de este tiempo, solamente iba en búsqueda. Ahora quiero hacerlo eterno.

Hablando de eternidad…

Heraud

[Visto: 163 veces]

El Río.

Desde la primera vez que leí ese poema, se me vino todo a la mente: azul, fuerza, verde, esperanza, desazón, descanso. Ayer abri (recién, muy a mi pesar) el libro que había comprado meses atrás. El olor a un libro nuevo siempre será eterno.

Leí el prólogo, la infaltable carta de su padre relatando su muerte y exigiendo reconocer lo acontecido por donde sea que se informase sobre su muerte, y el inicio de todo: El Río.

Javier es el río: exactamente cada una de las estancias de ese río descrito. Cada cosa que encuentra a su paso. Cada tribulación en su recorrido. Cada respiro al descansar de lado.

Pueden pasear por aquí para leer el Rio y de paso, otros poemas más.

Tristemente, la violencia terminó por agotar sus palabras..