Archivo por meses: Julio 2014

Julio

Hace un par de días llovía. Llovía como en Lima; hacía frío como en Lima. Mis recuerdos sobre Lima tienen ya desde hace tres años rostro diferente. ¿Qué habré hecho para merecerlo? – lo siento detractores, soy una mujer creyente.

El tiempo pareciera haberme ganado en estos meses – no he escrito mucho. En marzo escribí algo muy pronto, se leyó y se imprimió en papel. Pareciera que el tiempo ha ganado, me repito. O será que lo he dejado ir por delante, quizás porque he querido ver con más detenimiento todo alrededor. Y porque he querido disfrutar del amor.

Hoy escuchaba música. Hace mucho no lo hacía con tanto placer. ¿Quizás porque me di el tiempo de hacerlo? –  ¡Qué ironía!. Y qué lejanos todos esos meses, todos esos tiempos, todas esas esquinas llenas de cartas que merecieron un tiempo y un lugar diferente. He botado más de la mitad de libros que no servía, nada de política, nada de credos ajenos. A veces pienso que si tuviera que mudarme lejos , lejísimos (far far away) ya no tendría mucho para llevarme. En el 2005 (historia aparte) cargué mas de la mitad de (mi) vida de lado a lado en esta inmensa américa: hoy sólo llevaría fruta, y no mucha. Ya saben, nada dura para siempre.

Creo haber escrito antes del siempre, del ayer, del mañana. Bueno, lo maravilloso del tiempo es que siempre hay un HOY.

Y en esos estamos por estos lares.

Sigue leyendo