5 de la mañana.

[Visto: 792 veces]

Me desperezé en la cama después de una hora de no poder cerrar los ojos. Diez años habían entrado a mi vida, sin querer, de un sólo ventarrón. Allí estaban las historias escondidas, las palabras últimas dichas, la buena tierra, el adiós de tantos amores y el destino que se iba escribiendo paso a paso. Alguien, alguna vez, en algún lugar me había dicho que la felicidad estaba hecha de pequeños momentos.. hoy, soy un ser conmovido por el final de una historia que nunca tuvo inicio, y que hasta el día de hoy, todos ignoran…

La mañana prende despacio, leve, compungida de húmedo y silencio. A mi izquierda las primeras luces entraban anunciando un nuevo día. Y aún recuerdo a la graciosa y enjuta mujer china que me dijera cerca, muy cerca, haciendome sonrojar…

– Mira sus ojos, que bonitos ojos no? .. (risas) … miralos, que bonitos…

Así terminaba la Buena Tierra…

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *