Sobre agendas y metas de gobierno

Un poco incómodos deben estar sintiéndose los candidatos puesto que las fiestas de Arequipa les ha restando tiempo para que pongan en marcha un conjunto de acciones que les permitan poner en vitrina su campaña. Es decir, los santificados festejos del aniversario arequipeño están conspirando, involuntariamente, contra la actual campaña electoral, tanto a los gobiernos locales, como al regional.

Con excepción de carteles y una que otra entrevista radial o televisiva, aún no se siente la “calentura” de la campaña, mucho más teniendo en cuenta que siguen sin definirse una serie de candidaturas, dada la inoperancia del Jurado Nacional de Elecciones.

Quienes, a pesar de las fiestas, sí están poniendo el tema electoral en la agenda pública son los colegios profesionales y algunas universidades locales. Hemos visto el interés en presentar debates y propuestas que orienten las acciones de nuestros futuros gobernantes. Así, Conrede, la institución que agrupa a los colegios profesionales, organizaron un evento para presentar sus propuestas, y la semana pasada hizo lo mismo alunas universidades que, al igual que en el 2006, presentaron su Agenda de Desarrollo de Arequipa.

Así como estas instituciones hay otras que vienen reclamando vitrina para presentar sus aportes, pero allí radica uno de sus problemas: son intentos desarticulados donde cada institución quiere figurar y ganarse una foto, si es de portada periodística, mejor. Lo otro es que sus propuestas son genéricas, declarativas e incluso fantasmágoricas como muchas de las proposiciones de los propios candidatos políticos.

Esto pudo haberse evitado si es que se trabajaba conjunta y concertadamente como lo venía y viene haciendo la Mesa de Concertación Para la Lucha Contra la Pobreza de Arequipa. Al igual que con los partidos políticos, todo el recojo y sistematización de información para fijar líneas base y luego plantear metas, no han sido tomadas en cuenta ni por los de Conrede y menos por la triada de universidades que han presentado su agenda.

Pero más allá de lamentar, lo que necesitamos es ir centrando el debate en aquellos temas que garanticen nuestro desarrollo, y eso pasa por atender los problemas centrales que tienen que ver con la lucha contra la pobreza en nuestra región. En esa perspectiva, las propuestas y/o metas que la MCPCP-AQP le plantea a nuestros políticos son las siguientes: Reducir la desnutrición crónica infantil del 8,5% al 6%. Reducir la anemia del 59% a 30%. Incrementar el logro de aprendizaje lecto-escribal del 38,3% al 58%. Incrementar el logro de aprendizaje lógico-matemático del 27,3% al 43% y reducir la pobreza rural del 31% al 15%. El abanico de propuestas y metas es mucho más amplio. Empecemos discutiendo sólo estos cinco.

Puntuación: 5.00 / Votos: 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*