Karate Kid

Hace ya más de una veintena de años, “Karate Kid” fue todo un suceso que no sólo obligó a convertirla en una saga, sino que incluso alcanzó el reconocimiento de ser una de las películas más inspiradoras de la historia cinematográfica.

Una película con esas características, obviamente, debía ser motivo de un remake que, además, asegura ingentes ganancias, mucho más si va a generar nuevamente una saga como es el caso de esta reposición de Karate Kid, que luego de dos décadas regresa con algunas novedades que la convierten en una cinta que no es simple copia.

Una novedad, por ejemplo, es que los nuevos protagonistas tiene otros nombres (Han y Dre, en lugar de Mr. Miyagi y Daniel San). La otra es que la historia ya no se desenvuelve en EEUU, sino en la misma China Popular, ese gigante mundial que a través de la cinta nos presenta su vida cotidiana, que ha logrado conjugar perfectamente su milenaria tradición con la más alta modernidad. En ese sentido, la cinta se proyecta como una gran vitrina a este país que, indiscutiblemente, se perfila como la nueva potencia mundial.

Por lo demás, la cinta cuenta con esas dosis de tensión, romanticismo intercultural, actuaciones y música juveniles, que definitivamente son sumamente atractivas y hacen que las más de dos horas que dura pasen imperceptible. En resumen, una cinta por demás entretenida que, además consagra a Jayden Smith como la nueva estrella del universo hollywoodense, digno sucesor de su famoso padre (Will Smith) que ha manejado escrupulosamente esta producción.

Puntuación: 5.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*