Archivo de la etiqueta: valor de mercado

TRATAMIENTO TRIBUTARIO DE LA REGLA DE VALOR DE MERCADO

[Visto: 578 veces]

  1. Aspectos generales:

El valor de mercado es el valor que la SUNAT está facultada a aplicar en situaciones en que el valor de una transacción defiere por subvaluación o sobrevaluación del valor de mercado establecido en la LIR y su Reglamento para el bien o servicio materia de aquélla. Las reglas que lo determinan han sido dictadas en protección del interés fiscal. Se aplican cuando la subvaluación del bien o servicio origina un menor ingreso gravado o su sobrevaluación causa un mayor costo computable o gasto deducible que el que se originaría si se considerara el valor de mercado.

Desde el punto de vista tributario, el valor de mercado es muy importante porque conforme lo indicado en el artículo 32° del TUO de la Ley del Impuesto a la Renta-Decreto Supremo N° 179-2004-EF (en adelante LIR), toda operación debe hacerse a valor de mercado.

Dentro de esta base normativa nos encontramos con los siguientes supuestos:

2. Valor de mercado de las existencias.

El numeral 1 del segundo párrafo del artículo 32° de la LIR señala que califica como valor de mercado de las existencias, de manera excluyente lo siguiente:

  • El que normalmente se obtiene en las operaciones onerosas que la empresa realiza con terceros; o,
  • El valor que se obtenga en una operación entre partes independientes en condiciones iguales o similares; o,
  • El valor de tasación.

Debe considerarse como valor que el contribuyente obtiene normalmente en sus operaciones comerciales, el que se obtuvo en la mayor cantidad de operaciones realizadas cada día (del periodo fiscalizado) en las mismas condiciones.

El valor de una sola transacción no puede ser considerado como el normalmente obtenido por la empresa en operaciones onerosas con terceros. La existencia de subvaluación o sobrevaluación en una operación se determina mediante la comparación de su valor con el usualmente aplicado por la empresa en otras operaciones con terceros. A ese fin debe compararse individualmente cada operación fiscalizada con aquellas operaciones con las que guarde relación de igualdad o similaridad en los aspectos siguientes:

  • La naturaleza, características, estado y cantidad de bienes objeto de transacción.
  • La oportunidad o fecha de su realización.
  • Las condiciones de la operación que pueden influir en el precio: descuentos que responden a los usos y costumbres; condiciones de pagos, estrategias de negocios, etc.

De manera ilustrativo, cabe mencionar que el Tribunal Fiscal ha señalado en reiteradas jurisprudencias (RTF N° 4197-1-2010) que, conforme a la práctica usual del mercado, resulta aceptable que se otorgue a un cliente principal-que adquirió más del 69% de su producción-, un precio más ventajoso que el que se concede a los demás clientes, más aún si se tiene en consideración las circunstancias dadas, tales como volumen anual de operaciones, pago anticipado, precios en dólares establecidos de antemano durante un período de una fuerte y constante devaluación de la moneda.

Entonces, podemos señalar que la comparación debe efectuarse considerando las circunstancias económicas y de mercado o especiales o particulares de realización de la operación (que puedan haber influido en le precio de los bienes).

Una vez efectuada la comparación y establecido que el valor del bien vendido es inferior, la SUNAT se puede efectuar la estimación correspondiente.

Sigue leyendo

TRATAMIENTO TRIBUTARIO DEL VALOR DE MERCADO DE LAS REMUNERACIONES

[Visto: 4564 veces]

TRATAMIENTO TRIBUTARIO DEL VALOR DE MERCADO DE LAS REMUNERACIONES

  1. Introducción:

En varias compañías los accionistas tienen un cargo de responsabilidad como puede ser: gerente o sub gerente u otros puestos con sueldos en planillas e incluso familiares de los accionistas. Estas personas por esos cargos de confianza o planilla, reciben retribuciones notablemente mayores a las del promedio de los trabajadores que no tienen la condición de accionistas o familiares de estos accionistas y; sin embargo, realizan el mismo servicio.

En base a este contexto, la Ley del Impuesto a la Renta ha establecido límites cuantitativos para la deducción de dichos gastos, valor de mercado, y exige la acreditación de la realidad del servicio prestado por la persona. Caso contrario, se tiene efectos tributarios negativos que se deben reconocer en la Declaración Jurada Anual del ejercicio.

El valor de mercado de la remuneración, es una inconsistencia que la SUNAT ha venido detectando en los últimos meses y ha estado notificando cartas a los contribuyentes a efecto de que procedan a demostrar que algunas remuneraciones se encuentran dentro del valor de mercado. Por ello, con la finalidad comprender ésta compleja disposición y de evitar las indeseables consecuencias negativas, el presente artículo desarrollará la determinación del valor de mercado de las remuneraciones de los accionistas y de sus parientes.

  1. Ámbito de aplicación del valor de mercado de remuneraciones:

Conforme lo indicado en los incisos n) y ñ) del artículo 37° del TUO de la Ley del Impuesto a la Renta (LIR), las remuneraciones que perciban el titular de una EIRL, accionistas, socios o asociados de personas jurídicas por su labor para su propia empresa, así como las remuneraciones del cónyuge, concubino o parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad del titular de la EIRL o socio y asociado de personas jurídicas, deben encontrarse dentro del valor de mercado.

En este caso, el titular de la EIRL, así como cuando los accionistas, participacionistas y, en general, socios o asociados de personas jurídicas deben calificar como parte vinculada con el empleador, sea por su participación en el control, la administración o el capital de la empresa. El exceso de dicho valor de mercado calificará como dividendo y no será gasto deducible.

En ese sentido, vamos a determinar quiénes califican como partes vinculadas; y, para ello nos tenemos que remitir a lo señalado en el literal ll) del artículo 21° del Reglamento de la LIR, que precisa los supuestos de vinculación:

  1. Posea más del treinta por ciento (30%) del capital de la persona jurídica, directamente o por intermedio de un tercero.
  2. Ejerza el cargo de gerente, administrador u otro cargo con funciones similares y tenga funciones de la administración general de la persona jurídica empleadora.

Asimismo, cuando ejerciendo el cargo de director o alguno de los cargos señalados en el párrafo precedente, tenga entre sus funciones la de contratación de personal o tenga injerencia directa o indirecta en el proceso de selección.

Salvo prueba en contrario, existe injerencia directa cuando el accionista, participacionista y, en general, socio o asociado de la persona jurídica empleadora, tiene un cargo superior a aquél que tiene la facultad de nombrar o contratar al personal.

  1. Cuando su cónyuge, concubino o pariente hasta el cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad posean, individualmente, entre sí o conjuntamente con el trabajador, la proporción del capital señalada en el numeral 1 del presente inciso; o cuando se encuentren en el supuesto del numeral 2 del presente inciso.
  2. Cuando participe en contratos de colaboración empresarial con contabilidad independiente, directamente o por intermedio de un tercero, en más del treinta por ciento (30%) en el patrimonio del contrato; o cuando se encuentren en el supuesto del numeral 2 del presente inciso.

Asimismo, cuando su cónyuge, concubino o pariente hasta el cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad participen individualmente, entre sí o conjuntamente con el trabajador, en más del treinta por ciento (30%) en el patrimonio del contrato o cuando se encuentren en el supuesto del numeral 2 del presente inciso.

  1. Cuando en el contrato de asociación en participación se encuentre establecido que el asociado participará, directamente o por intermedio de un tercero, en más del treinta por ciento (30%) en los resultados o en las utilidades generados por uno o varios negocios de la asociante persona jurídica; o cuando el asociado se encuentre en el supuesto del numeral 2 del presente inciso, de uno o varios negocios del asociante persona jurídica.

Asimismo, cuando en tales contratos se encuentre establecido que su cónyuge, concubino o pariente hasta el cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad participen, individualmente, entre sí o conjuntamente con el trabajador, en más del treinta por ciento (30%) en los resultados o en las utilidades generados por uno o varios negocios del asociante persona jurídica; o cuando se encuentren en el supuesto del numeral 2 del presente inciso, de uno o varios negocios del asociante persona jurídica.

  1. Cuando en la junta general de accionistas o de socios de la persona jurídica empleadora se ejerza influencia dominante en la adopción de los acuerdos referidos a los asuntos mencionados en el artículo 126 de la Ley General de Sociedades.

Existirá influencia dominante de la persona natural que, participando en la adopción del acuerdo, por sí misma o con la intervención de votos de terceros, tiene en el acto de votación la mayoría de votos necesaria para la toma de decisiones en dichas juntas, siempre y cuando cuente con, al menos, el diez por ciento (10%) de los votos necesarios para dicha toma de decisiones.

Sigue leyendo