Archivo por meses: abril 2016

TRATAMIENTO TRIBUTARIO DE LAS REGALÍAS A PROPÓSITO DE LOS CDI

[Visto: 4705 veces]

En el presente artículo se tratará de manera sucinta el tratamiento tributario de una de las rentas pasivas provenientes de regalías en relación con aquellas operaciones que poseen elementos que involucran a más de un país con el que el Perú tiene firmado Convenios para Evitar la Doble Imposición Internacional. Para los efectos, revisaremos los conceptos de renta de fuente peruana de nuestra legislación interna del Impuesto a la Renta, así como las previsiones legales que guardan relación con el tratamiento de las regalías, para finalmente analizar las disposiciones positivas de los referidos convenios y sus  implicancias tributarias.

  1. Renta de fuente peruana según la LIR por concepto de regalía:

En el caso de la regalía, conforme lo indicado en el inciso b) del artículo 9° de la Ley del Impuesto a la Renta (LIR) califica como renta de fuente peruana, “Las producidas por bienes o derechos, incluyendo las que provienen de su enajenación, cuando los bienes están situados físicamente o los derechos son utilizados económicamente en el país. Tratándose de las regalías a que se refiere el Artículo 27º, la renta es de fuente peruana cuando los bienes o derechos por los cuales se pagan las regalías se utilizan económicamente en el país o cuando las regalías son pagadas por un sujeto domiciliado en el país.” (La negrita es nuestra).  

En ese entendido, el artículo 27° de la LIR señala que se entiende por regalías: “Cualquiera sea la denominación que le acuerden las partes, se considera regalía a toda contraprestación en efectivo o en especie originada por el uso o por el privilegio de usar patentes, marcas, diseños o modelos, planos, procesos o fórmulas secretas y derechos de autor de trabajos literarios, artísticos o científicos, así como toda contraprestación por la cesión en uso de los programas de instrucciones para computadoras (software) y por la información relativa a la experiencia industrial, comercial o científica.

 A los efectos previstos en el párrafo anterior, se entiende por información relativa a la experiencia industrial, comercial o científica, toda transmisión de conocimientos, secretos o no, de carácter técnico, económico, financiero o de otra índole referido a actividades comerciales o industriales, con prescindencia de la relación que los conocimientos transmitidos tengan con la generación de rentas de quienes los reciben y del uso que éstos hagan de ellos”

Como se puede verificar la legislación peruana tiene como primer criterio para gravar la renta en el caso de la regalía, el país de la fuente que es donde se utiliza económicamente en el país el bien o el derecho por los cuales se pagan las regalías. Como segundo criterio, tiene el domicilio del pagador de la renta. Entendemos este último criterio,  ya que el legislador probablemente presume que si el pagador de la renta por regalía es un sujeto domiciliado en el Perú entonces la utilización económica del bien o derecho se va producir en dicho país. Estamos ante una presunción que no admite pacto en contrario.

2. Tratamiento de las Regalías en los CDI firmados por el Perú: 

  • CDI con Chile, Canadá y Brasil:

El artículo 12° del CDI con Chile, Canadá y Brasil establece que las regalías pueden someterse a imposición en el país de residencia. Asimismo, señala que también pueden someterse a imposición en el Estado de la fuente; pero si el beneficiario efectivo[1] es residente del otro estado contratante, el impuesto no puede exceder del 15% del importe bruto de las regalías. En ese caso estamos ante una tributación compartida y con un límite a la imposición.

Conforme al CDI Chile, Canadá y Brasil, no aplica lo señalado en el primer párrafo si el beneficiario efectivo realiza la operación de manera empresarial a través de un establecimiento permanente situado en el país de la fuente o presta servicios independientes a través de una base fija. En ese caso, se tendrá que aplicar lo indicado en el artículo 7° o 14° del CDI según corresponda.

Caso Práctico: Una persona natural con residencia Chilena[2] cobrará una regalía por ceder el derecho al uso de una obra literaria utilizada económicamente en el Perú. El usuario-pagador de la renta es una persona jurídica residente en el Perú. Pregunta la persona jurídica domiciliada en el Perú cuál es el tratamiento tributario en ese caso, y si aplica o no el CDI firmado entre el Perú y Chile.

 En este caso, lo primero que se tiene que verificar es la legislación doméstica. Conforme lo indicado en el último párrafo del inciso b) del artículo 9° de la LIR, califica como renta de fuente peruana la regalía cuyo bien o derecho será usado económicamente el Perú, o el pagador de la renta es domiciliado en el Perú. En ese sentido, en el caso en concreto, sí se cumpliría con el supuesto, por lo tanto, estaríamos ante una renta de fuente peruana para el sujeto no domiciliado de residencia Chilena. En consecuencia, existe doble imposición jurídica, porque un mismo sujeto de residencia Chilena, tributará en su país (RFE) y en el Perú (RFP) por la misma renta.

Sigue leyendo