Archivo de la categoría: Inversión- Desarrollo

El VALLE VIEJO DEL PROYECTO OLMOS “ENTRE LA INVERSIÓN Y BÚSQUEDA DEL DESARROLLO SOSTENIBLE”

[Visto: 48 veces]

El contrato de concesión del Proyecto de Irrigación Olmos, comprende su diseño, financiamiento, construcción, operación y mantenimiento. El Expediente Técnico de dicho Proyecto, contempla la irrigación de 38,000 ha, de tierras nuevas y 5,500 ha del Valle Viejo de Olmos, mediante el desarrollo y gestión de la infraestructura hidráulica, en un contexto del uso apropiado de los recursos naturales, y  garantizando la conservación del ambiente y el desarrollo sostenible.

El PEOT se ha planteado como objetivo Central promover el Desarrollo Sostenible de 5.500 hectáreas ubicadas en el Valle Viejo de Olmos, beneficiando a 506 familias directas y 1518 familias indirectas mediante el aprovechamiento del recurso hídrico del transvase del Huancabamba: por ello ha realizado diferentes eventos de capacitación y constitución de asociaciones, de las cuales algunas, con ayuda de terceros han logrado realizar exportaciones básicamente de banano orgánico.

Durante el 2016, una de las principales preocupaciones de los dirigentes y autoridades locales fue el poco apoyo que se tenía con los productores de Valle Viejo y ello derivo en una serie de acuerdos y compromisos plasmadas en algunos casos en la mesa de dialogo.

En ese contexto el Valle Viejo ha sido beneficiado con inversión muy importante, entre las que podemos destacar los  11, 042,375.91, con apoyo del Programa de Reconversión Productiva del MINAGRI, 5,370,711.81 con un proyecto que desde el 2014 viene implementado el PSI y el durante el 2017 el MINAGRI ha destinado fondos, por la suma de 648, 971,00 nuevos soles, para ejecutar la actividad Asociatividad y Gerencia Rural, para mejorar ingresos económicos y empleo de los productores del Valle Viejo del Distrito de Olmos; finalmente el Gobierno Regional por intermedio del PROCOMPITE a designado un fondo de 591, 880, 00. Los principales componentes de apoyo con esta inversión han sido aspectos técnicos y productivos de cultivos rentables en la zona, infraestructura de riego, capital de trabajo y asociatividad.

En enero del presente año el Gerente General del PEOT, ha mencionado que el proyecto para la infraestructura menor del Valle Viejo de Olmos ha sido considerado prioritario y emblemático como meta del Bicentenario y viene gestionando financiamiento del PIP “Mejoramiento del servicio de agua para el riego de 5,500 hectáreas del valle viejo de Olmos”.

De lo anterior se percibe que hay una voluntad política manifiesta de apoyo al Valle Viejo en términos de fomento y gestión de la inversión; sin embargo a la luz de inversión ya realizada, con excepción de casos puntuales de productores asociados que han desarrollado procesos productivos y de comercialización, cabe la pregunta ¿los productores asistidos han experimentado en el proceso un crecimiento significativo en sus propias capacidades y potenciado la matriz de ingresos de la economía familiar?, probablemente no, en términos de impacto de la inversión realizada.

Hay dificultades que se deben superar, como el trabajo sectorial, pugnas burocráticas, dispersión en las acciones, poco control y seguimiento del conjunto de actividades, carencia de un liderazgo Institucional visible en el desarrollo de Valle Viejo, debilidad de una estructura organizativa gerencial; No se ha realizado Línea de Base Organizacional[1] y planteamiento de un Modelo Organizativo Gerencial del Valle Viejo que vertebre el desarrollo de este territorio; las experiencias de éxito de Organización de Productores en el país, indican que la técnica, la infraestructura, y la asociatividad per se, no contribuyen en la sostenibilidad de un Proyecto, etc.; sino es sustancial, trabajar la planificación, el control, el seguimiento, evaluación y la dirección, donde el tiempo y el capital humano juega un papel clave; es medir los cambios que se generan con las inversiones, y es fundamentalmente un punto de partida (línea de base) en el Proyecto; y brindar los elementos para  implementar un modelo de Desarrollo Organizativo y Territorial del Valle Viejo de Olmos,  que oriente y de la visión de lo que se quiere, de lo que se tiene cuantitativa y cualitativamente; no hacer ello supone un riesgo de conseguir alto impacto y dar sostenibilidad a las intervenciones en el Valle Viejo, y motivar reacciones sobre lo que la población espera del progreso de este valle con el Proyecto Olmos y su impacto en el Desarrollo Regional.

[1] Lo que hay es un Diagnóstico Socioeconómico del distrito de Olmos, realizado por el PEOT en el 2010.

EL PROYECTO OLMOS Y EL RETO DE LA GESTIÓN SOCIAL

[Visto: 118 veces]

EL PROYECTO OLMOS Y EL RETO DE LA GESTIÓN SOCIAL

La historia del Proyecto Olmos se remonta al año 1924. Pasaron varios años y participación de diferentes Gobiernos de turno, y después de un proceso de promoción de la Inversión Privada y concurso del Proyectos integrales recién en el año 2004 se inicia su ejecución.

El Proyecto hidroenergético y de Irritación Olmos, es ejecutado en la modalidad de Asociación Publico Privada[1]   Su objetivo es la creación de un polo de desarrollo económico y el mejoramiento de las condiciones de vida de la población en el norte del país, mediante el aprovechamiento hidroeléctrico de los recursos hídricos de los ríos por trasvasar, y el fomento de la producción agrícola orientada a la exportación basada en la irrigación de las áreas nuevas (ampliación de frontera agrícola) y en el mejoramiento del riego de las áreas existentes.

Uno de los aspectos centrales a tomar en cuenta grandes proyectos, como el proyecto en mención es el relacionamiento con los Stakehoder, y su atención a los grupos de interés, o área de influencia,   que no tratarlos, adecuada y oportunamente, no solo puede derivar en conflictos; sino pone en cuestión el modelo mismo de desarrollo e inversión.

Durante el 2017 y parte del 2018, la población aledaña al proyecto Olmos, ha mostrado su malestar, y fuerza de movilización, porque según entendían que las Empresas y el Proyecto Olmos no estaban cumpliendo con su responsabilidad social, ello derivó en la instalación de una Mesa de Dialogo liderado por la PCM, la misma que posteriormente de acuerdo su metodología de gestión de conflictos correspondía la etapa de seguimiento.

Estas acciones de la población pueden eventualmente presentarse, probablemente en algunas coyunturas, más que otras, y se tiene que tener los mecanismos desde el Proyecto mismo, más allá de la intervención del Estado para solucionar, prevenir conflictos pero también para promover el desarrollo; lo que se ha visto, desde la gestión misma del proyecto y lo implementado, no ha existido  ningún instrumento de gestión social, recién el año 2017 han aprobado los Lineamientos Generales de Responsabilidad Social, que sirve como marco orientador de Política Institucional, pero  en términos de Sistema de Gestión Social, el Proyecto Olmos carece de una estructura, con instrumentos definidos, en términos operativos y gestión interna, para prevenir conflictos, dar seguimiento y gestionar los impactos sociales, y que contribuya a su articulación con un Área Relaciones Comunitarias – Prevención de Conflictos y Gestión Social y alinear al personal en términos de funciones y roles. Por ello, en una nueva mirada del Proyecto, no solo de responsabilidad social, de relacionamiento; sino de Gestión Social Sostenible sería importante que la nueva dirección Institucional apueste  por elaborar e implementar instrumentos de Gestión Social, entre ellas un Plan de intervención social, Plan de Relaciones Comunitarias, un Plan de Comunicaciones, y como instrumentos de soporte un Plan de Medios- Seguridad y Protocolo de Crisis; estas acciones redundara no solo en el cumplimiento de compromisos planteados en los instrumentos de Gestión Ambiental aprobados para la puesta en marcha del Proyecto; sino serán referente en el cumplimiento de estándares nacional e Internacional.

JAINER ROJAS M

Consultor

[1] Se constituye en la primera experiencia a nivel nacional que se ejecuta en la modalidad de APP.