Influencia de la Revolución francesa en los ideales independentistas del Perú

En mayo de 1789, un conflicto social y político estalló en Francia no solo enfrentando a partidarios y opositores del sistema monárquico, sino también con fuerte impacto en las monarquías europeas. En España, la serenidad con la que se habían tomado las primeras manifestaciones revolucionarias francesas pronto se convirtió en pánico por el temor que las ideas y las acciones se replicaran en la metrópoli y en las colonias. De inmediato la Corona emitió una serie de disposiciones que debían cumplirse en todo el reino, entre las que se encuentran limitar el desplazamiento y, en muchos casos, la expulsión de franceses, se prohibió el ingreso de periódicos, documentos y artículos que hicieran referencia al movimiento, incluso la Inquisición inició una campaña de persecución a la difusión de propaganda subversiva. Pese a tales medidas la propagación no pudo evitarse, la conversación, libros y pasquines ingresados de contrabando comenzaron a calar en la opinión pública.

 

En Francia, el movimiento social y político que terminó con el antiguo régimen (1789-1799) y con la muerte del rey Luis XVI, acrecentó en España el temor a las rebeliones indígenas, que tras el levantamiento de Túpac Amaru (1780-1783) comenzaba a remecer el aparato administrativo, político y económico español de las Indias. En una carta que el comerciante y explorador limeño Manuel José de Orejuela dirige al Primer Ministro de su majestad Manuel de Godoy, duque de la Alcudia (26Ene1795) le advierte del peligro de las sublevaciones indígenas y el levantamiento de los negros, probablemente enterados de la Revolución francesa.

 

Puntuación: 0 / Votos: 0