Virreinato del Perú. Origen de los virreinatos de Nueva Granada y del Río de la Plata

Hacia la segunda mitad del siglo XVIII, la Corona España implementó una serie de medidas orientadas a reorganizar el reino y superar la crisis económica por las continuas guerras que atravesaba. Las reformas borbónicas alcanzaron al virreinato del Perú con un plan de reorganización de la administración y fortalecimiento de las fronteras, especialmente para adecuar una mejor recaudación y frenar las pretensiones expansionistas de Gran Bretaña y Portugal.

Esto implicó recortar la gran extensión geográfica del virreinato en Sudamérica para dar origen al virreinato de Nueva Granada en el norte y el virreinato del Río de la Plata, en el sur.

 

Las reformas borbónicas de modernización y control desgastaron la organización comunitaria y la relación de los indios con las autoridades españolas. Asimismo, el descontento progresivo de los criollos se agudizó por el sistema de gobierno excluyente fortaleciendo la identidad americana. El alzamiento de Túpac Amaru producido en Cuzco (nov. 1780), repercutió en Charcas, Virreinato del Río de la Plata, con el alzamiento de indios y criollos en la rebelión de Oruro (feb. 1781). Por la misma fecha, el virreinato de Nueva Granada confrontó la rebelión de los comuneros en Santander (mar. 1781).

Entre otros focos de insurrección, el desmembramiento del virreinato del Perú fue el principio del fin. Apresuró el proceso de independencia iniciado en Nueva Granada y en Buenos Aires concretándose en el virreinato del Perú, del cual se originaron, con la batalla de Ayacucho el 9 de diciembre de 1824.

Puntuación: 0 / Votos: 0