Juan Santos Atahualpa. La restauración del orden inca

De mediana estatura, color de piel amestizado, miembros fornidos, con una cushma pintada sobre su cuerpo, el pelo cortado a modo de los indios de Quito y bozo en la barba. Así describen, en sus crónicas, los hermanos franciscanos a Juan Santos Atahualpa, quien nace en el Cuzco, en la primera década del siglo XVIII.

Se piensa descendiente del Inca Atahualpa y legítimo heredero del Tahuantinsuyo. Crece bajo la protección de los Jesuitas del Cuzco quienes lo instruyen en física y astronomía. Aprende el castellano, el latín y dialectos selváticos además de su lengua nativa, el quechua; viaja con ellos a España, Inglaterra, África y Angola donde habría conversado con los ingleses buscando respaldo en su pretensión de levantarse contra los españoles y su política de explotación de los indios. A su regreso, mantuvo en vilo a las autoridades españolas con sus incursiones subversivas desde la selva central donde se establecido para dirigir sus ataques.

 

Juan Santos Atahualpa se puso al frente de una sublevación con la que pretendía reordenar el mundo Inca y acabar con la desgracia de los indios originado desde la llegada de los españoles. La educación que recibió franqueó su pensamiento. Entre 1742 a 1755, mantuvo alarmado el orden real sin que logren capturarlo. Su desaparición envuelve en misterio su final. A poco de finalizar el siglo, su misión contra el poder español fue continuada por José Gabriel Condorcanqui Túpac Amaru II, quien, a diferencia del primero, fue cruelmente aniquilado.

Referencias

Ossio, J. M. (1992). Los indios del Perú. Madrid: Colección Mapfre.

Tauro del Pino, A. (2001). Enciclopedia Ilustrada del Perú. Lima: PEISA, tomo 15.

Vargas Ugarte, R. (1981). Historia General del Perú. Virreinato. Lima: Milla Batres, pp. 208-210

Wikipedia. (n.d.). Juan Santos Atahualpa. Recuperado de  https://es.wikipedia.org/wiki/Juan_Santos_Atahualpa

Puntuación: 0 / Votos: 0