Inversiones en el mundo 2011

[Visto: 2033 veces]

20110912-untacd1.jpg

Resumen en Español

Reporte completo (inglés)

El informe de inversiones 2011 de la UNTACD advierte sobre la consolidación de ciertas tendencias en la inversión internacional que pueden sintetizarse en los siguientes puntos:

Hay una recuperación de la inversión extranjera directa cuyo optimismo se asa en la dinámica de la producción industrial y del comercio internacional cuyo crecimiento a vuelto a los niveles previos a la crisis. Recientes “temblores” financieros, así como la lenta recuperación de la economía estadunidense invitan sin embargo a tomar estas afirmaciones con cuidado.

Las inversiones encuentran más seguridad en los países en desarrollo que en los desarrollados. Por primera vez, las economías en desarrollo y en transición atrajeron en total más de la mitad de las corrientes mundiales de IED. Y a su vez aumentaron las IED procedentes de estos países. Si ello continúa en el futuro las nuevas economías en desarrollo aumentarán su presencia y condiciones en los foros internacionales antes reservados a los países más desarrollados.

La capacidad de las ETN es enorme, ellas producen el 25% del PBI mundial, es decir juntas son la economía más grande del planeta.

20110912-untacd2.png

Lo nuevo en la ETN es que un número importante de ellas son estatales (son pocas aún en número, pero son 11% de la inversión mundial). Tanto las empresas transnacionales de origen privado como las públicas son fuente de tensiones en las relaciones internacionales, y su crecimiento está afectando las relaciones entre los estados y los órganos de arbitraje internacional. Muchas veces las ETN estatal es vista por otros países como un elemento que afecta la soberanía nacional, y para los que la observan dentro de sus fronteras la ven como la punta de lanza de un neo proteccionismo. A su vez, el régimen de los acuerdos internacionales de inversión (AII) está en una encrucijada. Si nos atenemos a la evolución del número de tratados internacionales e inversión, y la jurisprudencia en torno a la solución de controversias, también puede observarse que algo está pasando. No solo hay un aumento de los tratados entre los estados, se observa que los casos son generados principalmente por los inversores, aunque los laudos favorecen a los estados de países menos desarrollados.

El gráfico siguiente muestra la importancia de empresas públicas en algunos de los más importantes países.

20110912-untacd3.png

Otro tema relacionado con la IED es cómo esta afecta las inversiones y en particular el desarrollo industrial de los países en los que se establece. Para la UNTACD el problema es cómo las IED fomentan la capacidad productiva nacional evitando el proteccionismo (nuevo tipo de transnacional que no hecha sal sobre la tierra). En el mundo actual, las políticas orientadas a mejorar la integración de las economías en desarrollo en las cadenas mundiales de valor deben abarcar más que la IED y el comercio.-señalan- Las autoridades deben tener en cuenta las formas no accionariales (FNA) de la producción internacional, como la fabricación por contrato, la subcontratación de servicios, la agricultura por contrato, las franquicias, las licencias, los contratos de gestión y otros tipos de relaciones contractuales por las que las ETN coordinan las actividades de las empresas de los países receptores sin poseer acciones en ellas.

Para lograr un desarrollo industrial a largo plazo, los países en desarrollo deben reducir el riesgo de seguir atrapados en actividades de escaso valor añadido y de pasar a depender en exceso de las tecnologías de propiedad de las ETN o de las cadenas mundiales de valor dominadas por esas empresas.

Para maximizar los beneficios de las FNA para el desarrollo hay que adoptar medidas en cuatro ámbitos. En primer lugar, las políticas sobre las FNA deben inscribirse en las estrategias generales de desarrollo nacional, coordinarse con las políticas comerciales, tecnológicas y de inversión, y abordar los riesgos de dependencia. En segundo lugar, los gobiernos deben apoyar la labor de fomento de la capacidad productiva nacional, a fin de que haya socios comerciales atractivos capaces de participar en las cadenas mundiales de valor. En tercer término, la promoción y facilitación de las FNA requiere un marco jurídico e institucional sólido y propicio, así como la participación de los organismos de promoción de inversiones para atraer las ETN. Por último, deben abordarse las consecuencias negativas de las FNA y los riesgos que plantean, reforzando el poder de negociación de sus asociados locales, garantizando la competencia leal y protegiendo los derechos laborales y el medio ambiente.

Otro fenómeno importante ocurre en las políticas que los estados aplican a las empresas transnacionales. La UNTAD observa que las políticas de regulación y restricción han mantenido un impulso dese 2003, y en general se dirigen al sector extractivo y financiero. Esto a pesar que según señala el informe más de dos tercios de las medidas adoptadas en 2010 sobre políticas de inversión correspondieron a la liberalización y promoción de la IED.

20110912-untacd4.png

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *