PURUCHUCO: encuentran restos humanos de la epoca de la Conquista.

20131020-craneos.jpg

 

Restos  de guerreros incas, que evidencian huellas de lesiones perforantes en el cráneo, causadas por los proyectiles de las armas de fuego,  usadas por la hueste de Pizarro. Fueron encontrados  en PURUCHUCO, durante los trabajos de la ampliación vial que ha causado gran polémica. Formaron parte de una  exposición habilitada en el Museo de la Nación.

 

20131020-vq5is.jpg

PURUCHUCO es uno de los restos arqueológicos más hermosos de LIMA. Con sus construcciones levantadas en la falda de algunos cerros,  a la entrada del gran valle, su posición geográfica era importante, pues defendía la quebrada de acceso a esta región.

Precisamente, hace poco, los descubrimientos más recientes de los arqueólogos,  han evidenciado un aspecto desconocido,  a favor de la imperiosa necesidad de que estas edificaciones se conserven en toda su dimensión, tamaño y prestancia:  allí se han encontrado  los restos enterrados de cientos de guerreros quechuas que murieron  en combate contra los españoles y sus   aliados indios, cuando estos últimos invadieron el Tahuantinsuyo y el ejército del gran jefe militar Quizo Yupanqui Inca,  hermano de Manco Inca,  vino a enfrentarlos y a desalojarlos de Lima,  en la segunda fase de la resistencia quechua.

En PURUCHUCO, se han encontrado pues, los primeros restos de guerreros incas,  que evidencian huellas de lesiones perforantes en el cráneo, causadas por proyectiles de las armas de fuego que portaba la tropa de Pizarro. Grandioso hallazgo que nos muestra capitulos no conocidos de la guerra de la invasión española, y que nos corrobora que la verdadera historia del Perú, todavía no termina  de redactarse, que aún falta mucho  que debemos saber y entender, de la mano con las propuestas y/o estudios pioneros, que en su momento levantaron, desde distintos ángulos, en mayor o menor intensidad,  personas como el Inca Garcilaso de la Vega, Waman Poma de Ayala,  Juan José Vega, Edmundo Guillén Guillén,  Virgilio Roel Pineda, Waldemar Espinoza Soriano y otros.

No añadiremos nada nuevo, a lo que hasta ahora  se ha dicho en defensa de PURUCHUCO.  Solo quiero decir, que de niño cuando venía en bus desde el valle del Mantaro a Lima, siempre miraba sorprendido aquellas bellas construcciones lejanas y medio blancuzcas, que parecían asomarse  y saludar a los viajeros, desde las faldas de aquél cerro.   Me fascinaba contemplar su simpleza y a la vez su armonía. Mi padre, ufano como todo profesor,  me decía: “son las ruinas de PURUCHUCO” y agregaba: “una gran fortaleza incaica”.  Haya sido ciudadela, fortaleza o lugar religioso, PURUCHUCO  fue y  es  un gran punto de referencia  para todos los que amamos nuestra historia, su pasado y a las gentes que lo poblaron desde hace milenios.  Aunque no sabemos bien, si PURUCHUCO podrá seguir siendo lo mismo, en los próximos años, para nuestros descendientes. Durante siglos, PURUCHUCO ha sido víctima de todo tipo de rapiñas, latrocinios y mezquindades.  A fines del  último siglo, gentes venidas de todos los rincones del Perú, lo fueron sitiando y devastando, obligados por sus necesidades y desconocimientos, asi como por la desestructuración de sus propias culturas y medios tradicionales de subsistencia;  pues resulta fácil suponer que si  sintiéramos lo que sentían nuestros ancestros por una WACA como Puruchuco, otro sería el cantar: pues  pediríamos perdón a la madre tierra y los abuelos. Pero, demás está decir que  todos los Asentamientos Humanos y urbanizaciones  que rodean y devoran a PURUCHUCO, son fruto de los mismos problemas e indiferencias sociales y culturales que aún afectan a nuestra sociedad. Aparte, de que estamos,  en la edad dorada de  lo que se llama globalización, en la forma mal entendida que quiere significar: la era de la única cultura omnipotente. Y,  conforme a lo que dicen los infalibles ingenieros y arquitectos de dicha modernidad,  no habría nada que pueda afectar a PURUCHUCO, aunque lo cierto es que la sola presencia de una autopista por el sitio, conlleva la destrucción de importantes áreas conexas y el socavamiento de sus propias bases y del  reposo de sus muros; por lo cual nos unimos a las voces que insisten en el  peligro inminente que se cierne sobre este lugar de nuestra historia, que no fue doblegado ni por el tiempo ni por los invasores de todos los orígenes.

Sin embargo,  parece que  de nada sirve que PURUCHUCO sea parte de nuestra historia,  ni de nuestros genes, ni de nuestra identidad, ni menos aún de nuestra dignidad; si los cañones de una mal entendida y mal llevada modernidad:  apuntan y han iniciado su cuenta regresiva sobre PURUCHUCO.

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/04/160401_ciencia_momias_indigenas_adn_genetica_conquista_ab

Ver VIDEO: Sobre el descubrimiento de los restos de guerreros incas en PURUCHUCO:

http://youtu.be/kFZ690Zm0gs

 

http://youtu.be/OkvEHEfBtMU

 

 

 

.

 

 

Puntuación: 5.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*