Elementos para nuestra vida comunitaria en el 2013

[Visto: 847 veces]

Les comparto a continuación un artículo hecho desde la experiencia de mi comunidad (CVX Siempre), recogiendo una serie de elementos que hemos ido procesando en diversas reuniones y pueden ser útiles para pensar y encaminar nuestras labores en CVX (y otras experiencias de comunidad) durante el presente año 2013.

Cuando hace unos meses abordamos el horizonte comunitario que queríamos darnos en los 5 años siguientes, identificamos que nuestra comunidad valoraba ciertas presencias (en la labor con jóvenes, en lo político, como Iglesia y en los medios de comunicación), veía con claridad la importancia de su dedicación a la formación (dar cursos, labores de acompañamiento, lo educativo) y la sensibilidad por aportar recursos a iniciativas sociales diversas (partiendo de lo que ya se ha venido haciendo en Ayacucho, Chad, otras).

Cuando hemos procesado en en nuestra última asamblea comunitaria (15 diciembre 2012) lo relativo a lo que considerábamos como lo importante en el año transcurrido (2012) y en lo que podíamos comprometernos mejor hacia adelante, nuestras respuestas fueron (las ofrendadas en la eucaristía) las siguientes:

Como lo más importante en el 2012 se señaló:
° El colaborar en el trabajo con los jóvenes y su formación.
° Crecimiento y aportes personales: De mayor servicio, sencillez, humildad, confianza y libertad; crecer en fe, confianza y esperanza. Afrontar las crisis personales como oportunidad para la conversión y cambios en estilo de vida (renuncias, disciplina). Varios (visita a amigo preso, retomar estudios de maestría, labor fructífera en Seguros, cambio de trabajo).
° Logros familiares: culminación de estudios de hijos; celebración de aniversario matrimonial; estar más tiempo con los hijos y apoyarlos en sus tareas; afrontar unión matrimonial y situaciones de crisis.
° Testimonios de vida: caso de las mujeres del Cerro Candela; mujeres valientes, justas, decididas y solidarias. Compartir el paso de la vida del Señor por la vida de cada uno y sentir su presencia.
° Presencia en diversos escenarios: con otros grupos de laicos; en la visita del P. General de los Jesuitas y del Vice Asistente mundial CVX.
° En el ámbito comunitario: hacer ejercicios espirituales y revisión de vida; valoración de todas las personas; conocer la comunidad; publicación del documento “Siempre en comunidad”.

Sobre lo que podíamos mejorar o comprometernos más hacia adelante se señaló:
° Mirar con esperanza que un mundo más justo es posible. Aportar en el esfuerzo por mejorar la educación de todas las personas. Apoyar de modo especial a las CVX de jóvenes y su formación.
° En lo comunitarios, cultivar más nuestro mundo interior (paz, serenidad, confiar plenamente en el Señor); mejorar la oración y pausa diaria, con mayor sentido y constancia. Estar más atentos en la comunidad y apoyar en lo que haga falta; discernir siempre en dónde servir mejor; capacitarse más para colaborar mejor en tareas de formación; mejor presencia en reuniones comunitarias (equipos, eucaristía, etc.). Planificar mejor nuestros tiempos y sacarles mayor provecho.
° Humanizar más nuestras relaciones; crearnos buenas costumbres; mejorar nuestros modos de relacionarnos con los demás; no ser permisivos. Estar más atentos al otro (en particular al acompañamiento de miembros). Aprender también de los fracasos. Saber dar y retribuir sin esperar nada a cambio.
° Tomar mejores decisiones en el hogar y tener mayor presencia. Afrontar de mejor manera las dificultades económicas, de salud y de relacionamiento en general entre sus integrantes.
° Tener mejor dedicación profesional y concluir tesis pendiente para crecer y servir mejor.

De otro lado, además de lo indicado, en nuestra última “edición” de la llamada “Fiesta de los deseos” que realizamos (pasado 5 de enero), salieron muchas cosas como las ya indicadas, a las cuales podríamos sumar básicamente la aspiración a que cada uno desarrolle las capacidades y medios para alcanzar lo que mejor le corresponda realizar en el 2013; estar atentos a procesos que nos cuestionan y nos obligan a reaccionar como el proceso de revocatoria contra la Alcaldesa de Lima (Susana Villarán) o lo que a nivel de Iglesia continua sucediendo contra la PUCP (con la ahora prohibición de dictado de cursos de Teología en dicha Universidad, impuesta por el Obispo Cipriani); saber ser tolerantes y discernir lo que corresponda hacer en cada caso; la preocupación por los niños y la educación en general de nuestro país.

Guillermo Valera Moreno
Coordinador CVX Siempre
Magdalena del Mar, 7 de enero de 2013

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *