Oración de vida por Lima

[Visto: 487 veces]

A continuación presentamos una oración que preparamos para el cierre de la reunión de la Plataforma Regional Jesuita de Lima, realizada el 12 y 13 de octubre. Fue muy significativa y, esperemos, inspiradora.

1. Señor, te damos gracias por abrirnos caminos que nos ayudan a conocernos y nos unen con propósitos diversos, especialmente para ser más fieles a tu llamado. Tenemos el desafío de hacer algo juntos desde nuestra diversidad y sabemos que tú estás con nosotros. Por eso te damos gracias Señor.
¡Gracias Señor!

2. Señor, te pedimos porque nos has ayudado a abrir los ojos y los oídos, siendo más sensibles a visualizar propósitos comunes y quizás algunos objetivos que tendremos que seguir procesando y discerniendo. Gracias por la necesidad que nos planteas de conocer y de pensar Lima. Gracias por sentirnos Iglesia desde la posibilidad de realizar acciones compartidas que potencien sobretodo lo que ya venimos haciendo cada cual. Gracias por ubicarnos en una opción por todos, por todo lo humano, desde los más pobres. Gracias también por sentirnos parte de una identidad común. Por eso te damos gracias Señor.
¡Gracias Señor!

3. Señor, danos constante aprendizaje sobre los valores con los que debemos testimoniar tu presencia y hacer florecer la vida que de ti hemos recibido. Gracias especialmente por los valores compartidos de la amistad, la libertad, la solidaridad y la justicia. Que sepamos hacer constante pedagogía de todo ello. Por eso te damos gracias Señor.
¡Gracias Señor!

4. Señor, tú nos llamas a saber sembrar y a saber cosechar; a saber realizar ambas tareas. Por eso nos has preguntado, ¿qué podríamos hacer juntos? Nos has marcado sobretodo el valor de la gratuidad desde lo que hacemos y en todo lo que hacemos. Por eso nos hacías ver la importancia de conocernos más, desde lo simple que puede ser compartir una taza de café o un plato de pachamanca, hasta el impulso a propósitos y agendas comunes. Por eso te damos gracias Señor.
¡Gracias Señor!

5. Señor, hemos sentido tu llamado a enredarnos un poco más entre nosotros. A saber sumar nuestras manos, nuestros brazos, nuestros pensamientos y corazones. Nos sentimos invitados a ordenarnos mejor en todo ello para irradiar las sinergias que nos alimenten de acuerdo a tu propia voluntad y en razón del mayor servicio. Sabemos que las cosas no pueden dejarse a la sola espontaneidad y que necesitamos darnos cauces adecuados. Muy en especial, desde lo que ya hacemos. Tomando a Lima como unidad y sentido amplio. Pero líbranos de la tentación de considerar Lima como si fuera todo el país. Por eso, roguemos al Señor.
¡Te lo pedimos Señor!

6. Señor, ayúdanos a ser fieles a un estilo de vida cristiano, a tener un modo o modos de proceder siempre de acuerdo a tu espíritu. A asumir nuestra vida con espíritu fraterno, sencillo, dialogante, propositivo y abierto. A saber darle sentido comunitario a todo lo que hacemos, porque para nosotros queremos que todas las personas cuenten en nuestros propósitos y crecimiento. De la mano siempre con el seguimiento de Jesús desde los diversos carismas que compartimos. Por eso, roguemos al Señor.
¡Te lo pedimos Señor!

13 de octubre de 2012

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *