El Perú de Nebraska: ideas sobre el video de la Marca Perú

[Visto: 2113 veces]

Emilio Humberto García
Emilio Humberto García Vega es profesor, consultor, asesor de empresas, e investigador de Estrategia Empresarial y Marketing. Licenciado en Administración y MBA de la Universidad del Pacífico (Lima, Perú). Ha desarrollado libros y publicaciones diversas en los temas mencionados, además de realizar asesorías, dictado de cursos y seminarios en el Perú, Argentina, Uruguay, Guatemala y Costa Rica. Es docente de la citada universidad desde 2003 e investigador asociado de la misma. Es especialista en Planeamiento, Implementación y Control de Estrategias Empresariales y de Marketing.

En Lima, el lunes 09 de mayo; Paul McCartney brindó un concierto apoteósico ante más de 45.000 personas. Evento musical que hace muy poco tiempo, era improbable y más aún, impensado en el Perú. ¿Quién iba a imaginar que un Beatle podría actuar en esta ciudad?

Actualmente, la capital del país -que, valgan verdades, aún dista mucho de Santiago, Buenos Aires o de las principales ciudades brasileras en cuanto a oferta musical y cultural- se ha transformado en una plaza de conciertos de rock de grupos internacionales de diversas magnitudes. Maquilar esto en los 90 era algo ilusorio con aroma a ciencia ficción y hasta aires cómicos. También -en los 90- todos sabíamos que los restaurantes de comida peruana (nuestra comida) eran lugares en donde se comía bastante bien, sin embargo, recién con el avance del segundo quinquenio de este milenio, nuestra comida explotó en el llamado “boom gastronómico”, que actualmente envuelve a toda la población y que, al parecer, no tiene límites y ostenta expansiones insospechadas.

En el catálogo musical popular peruano existen canciones que ensalzan la peruanidad. Todos los nacidos en dicho país conocen el vals del compositor Manuel Raygada, “Mi Perú”, que afirma “tengo el orgullo de ser peruano y soy feliz…”. U otra pieza de nuestro folklore criollo, “Contigo Perú”, composición del querido Arturo “Zambo” Cavero. Ambas odas a la nacionalidad de este país pero de varias décadas de antigüedad. En 2011, valdría la pena preguntarnos sí en realidad los peruanos se sienten orgullosos de serlo.

El entorno de crecimiento económico, cierto bienestar en ese ámbito -aunque con un porcentaje aún contundente de pobreza-; el boom gastronómico antes mencionado; los atractivos turísticos naturales y arqueológicos del país que se han potenciado con la designación de la ciudadela de Machupicchu como una de las “maravillas del mundo”, entre otros aspectos, parecen haberse alineado para que la peruanidad despierte del aletargamiento que el cancionero popular de dicho país, trató de atenuar. Como cita el eslogan de hace algunos años: “El Perú está de moda”.

El desafío de esta campaña es que en las próximas entregas logren involucrar certera, activa y emocionalmente a TODOS los peruanos (verdaderamente a todos).Al parecer, el actual gobierno ha entendido que el orgullo de sentirse peruano es un tema de interés nacional que va más allá de bandera política, raza, creencia, entre otros. Es un compromiso nacional que una vez asumido y logrado, atraerá turismo, inversiones y potenciará al país en los mercados internacionales. En suma todo aquello que permite que un país florezca económica y socialmente.

En este entorno, la Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo (PromPerú), lanzó un vídeo de 15 minutos que trata de definir lo que significa “ser peruano”. En este cortometraje se ve al chef bandera del país, Gastón Acurio -cuyo restaurante estandarte, Astrid y Gastón, ha sido calificado en el puesto 42 de los mejores restaurantes del mundo, según la Lista San Pellegrino, una de las más importantes del mundo en este menester-, manejando un bus decorado con los colores patrios (blanco y rojo) y la representación de la recientemente lanzada “marca Perú”.

De este transporte, descienden una serie de peruanos ilustres como la campeona mundial de surf, Sofía Mulanovich, la cantante de folklore andino Dina Páucar, la actriz Magaly Solier (actriz de origen humilde y andino, protagonista de la película peruana ganadora del Festival de Berlín 2009, “La teta asustada”), los actores Carlos Alcántara y Gonzalo Torres (muy conocidos en el país por su caracterización de clauns en el éxito televisivo de los 90 denominado “Pataclaun”), además de una serie de chefs representativos (como Christian Bravo y Javier Wong), el acompañamiento del grupo de danza afroperuana Perú Negro, entre otros. Este contingente toma por asalto el pueblo de Peru -sin tilde- en Nebrasca, EE.UU., con la consigna de explicarles a los menos de un millar de habitantes lo que significa ser peruano.

Así, a los pobladores se les hace probar la comida, la música y se les enseña una serie de elementos característicos del Perú. Se les deja regalos, se interviene la ciudad con motivos peruanos y hacia el final del documental se le pone la tilde al nombre del país en un reservorio de agua gigantesco. En medio de la segunda vuelta electoral y las disputas encarnizadas de los candidatos Fujimori y Humala, el mensaje positivo y fresco de esta película de 15 minutos ha destacado de forma clara mediante su difusión en la web mediante Youtube.

El filme tiene muchos aciertos y en líneas generales es un buen punto de partida para una campaña que al parecer será agresiva y continuará con una serie de esfuerzos adicionales. En primer lugar, no es un típico video promocional, es innovador y va mucho más allá de los típicos comerciales que hablan de la riqueza milenaria de Machupicchu y anexos. En segundo lugar, apunta a las personas, a la gente, muestra a los peruanos como divertidos, carismáticos, cariñosos y diversos. Los hace entrañables y “queribles”.

En tercer lugar, todos los que aparecen en el vídeo son peruanos exitosos en sus respectivos ámbitos. Son figuras que muchos peruanos admiran y se pueden sentir identificados con ellos. En cuarto lugar -como se mencionó- se ha escuchado que se trata de una campaña que va más allá del vídeo, el cual sería una suerte de lanzamiento de la marca Perú. Esto sería muy positivo ya que se necesita un esfuerzo sostenido, planificado estratégicamente, con indicadores y demás métricas del efecto de este esfuerzo. Finalmente, el vídeo busca que el peruano promedio “se compre el pleito”. Así, se esta preparando al país para recibir turistas e inversiones.

Sin embargo, como todo en la vida; se pueden hacer algunos comentarios constructivos. En primer lugar -superado este momento de lanzamiento inicial-, podría pensarse en ser más inclusivos. Que el peruano que no está viviendo el “boom económico” o que lo siente “a cuenta gotas”, se sienta más representado en estos vídeos. No hay que olvidarnos que se trata de la gran mayoría del Perú, son los que el país necesita que se “compren el pleito”. Esto se puede lograr incluyendo a más personajes que han surgido de la pobreza y ahora son exitosos. En todo ámbito existen, el tema es identificarlos. Además, en el vídeo se deja de lado a la selva (el Perú tiene tres regiones: Costa, Sierra y Selva). El filme sólo muestra elementos de las dos primeras regiones, dejando de lado a gente que protagonizó asuntos extremos como los de Bagua (hubo un levantamiento de la población hace algún tiempo atrás). En segundo lugar, debería ya estar armado un refuerzo en redes sociales de esta campaña, un esfuerzo muy potente que involucre a la gente joven que es la que inculcará este sentimiento a las futuras generaciones. En tercer lugar, es espera que el nuevo gobierno potencia este campaña y no la deje de lado. Es comprensible que siempre haya ajustes pero si -fuera el caso- se cuenta con un plan claro, éste debe seguir corriendo yendo más allá de un esfuerzo anecdótico y consolidándose como algo continuo y estratégico.

Finalmente, no hay que olvidarnos que lo que hizo explotar a la comida peruana es la fusión de la misma con elementos internacionales y de diferentes orígenes nacionales; si bien los peruanos se ven diversos en el filme, se podría hacer mayor énfasis en la mezcla cultural a través de lo que la comida ha logrado, una suerte de integración que se ha obtenido a través de las propuestas gastronómicas que el Perú actual ofrece.

Para terminar, el reto de esta campaña es unir a los peruanos, las últimas elecciones nos muestran la polarización del país con un grupo que siente el crecimiento como propio y otro no lo reconoce porque no aprecia mejoras en sus vidas. El desafío de esta campaña es que en las próximas entregas logren involucrar certera, activa y emocionalmente a TODOS los peruanos (verdaderamente a todos).

Puntuación: 0 / Votos: 0

Un pensamiento en “El Perú de Nebraska: ideas sobre el video de la Marca Perú

  1. nadia

    a mi parecer, este video de 15 min de marca perú tiene mucha creatividad e innovacion porq el asunto es que valla mas alla de lo comun con relacion a estos tipos de espot en el cual su fin u objetivo es de que el peruano se sienta mucho mas representado en cualquier parte del mundo, pero los organizadores de este video tienen el reto de unir a los peruanos a traves de esta campaña ya que ultimamente estamos separados en 2 grupos, por asi decirlo, en cuanto futuro presidente del pais. Por ultimo yo lo veo asi: que este video hace una especie de comparacion con nuestro pais y Nebrasca, si nosotros los peruanos no aprovechamos ni darle importancia a nuestros recursos, seria igual que Nebrasca, casi un desierto sin futuro y sin desarrollo nacional.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *