¿Cómo tendría que ser el docente de Religión?

A partir de una lectura meditada acerca de la Educación religiosa escolar ¿Por qué y para qué? (Coy, 2009), me queda la gran pregunta: ¿y cómo debe ser este profesor? La respuesta se torna sencilla cuando visualizo el perfil del Maestro de maestros, Jesús de Nazaret, un líder de su tiempo y de los nuestros, un hombre carismático, seguro de sí mismo, con carácter firme, compasivo, atento a las necesidades de los otros. 

Luego de una conversación reflexiva y para reflexionar, los docentes en formación que se preparan para ser los líderes de nuestro tiempo, al estilo de Jesús, concluyen que todo maestro de religión debe lograr competencias intelectuales, profesionales, sociales e intrapersonales. Así, un docente competente reconoce la importancia del conocer aquello que con fe deberá profesar; será, además, un convencido de la necesidad de hacer en estos tiempo en los que predomina el “decir”; un maestro de estos tiempos debe ser capaz de reconocer por qué es mejor vivir juntos, en la medida que pensamos en los otros desde el merecido respeto por el ser propio; y finalmente, el ser y reconocerse como el maestro que actúa con convicción de aquello que proclama como verdadero.

Todos coincidimos en que el maestro de educación religiosa debe estar abierto siempre al diálogo interreligioso, pues el hecho religioso trasciende a las religiones.
Es importante, que se priorice la vivencia de la fe desde la proximidad con el Ser Creador en sintonía con la naturaleza, la espiritualidad, las manifestaciones propias de nuestras competencias espirituales que nos acercan y nos conectan a un mundo que requiere de nuestras manos para alcanzar la felicidad.

Referencias:

Coy Africano, María Elizabeth, Educación religiosa escolar ¿Por qué y para qué?. Franciscanum. Revista de las ciencias del espíritu [en linea] 2009, LI (Julio-Diciembre) : [Fecha de consulta: 10 de octubre de 2018] Disponible en:<http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=343529072003> ISSN 0120-1468

 

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *