¿Qué cosa se vuelve difícil de hacer desde una Ética de tercera generación?

[Visto: 5903 veces]

todo al revés

Recientemente me di cuenta de que hay una curiosa característica de la Ética de tercera generación, es que lo fácil y lo difícil se ponen al revés. Quiero decir: lo que es fácil hacer desde la Ética de primera generación se vuelve muy difícil desde la Ética de tercera generación y viceversa. Veamos:

Desde la ética de primera generación, como su propósito es de hacer el bien desde la pureza de la buena intención (ver este artículo), resulta muy fácil no hacer daño a nadie. Basta para eso no hacer nada, y así, puesto que no habré tenido ninguna mala intención ni acción en contra de alguien, no habré hecho daño a nadie. Al contrario, desde esta misma perspectiva de primera generación, la dificultad es de lograr hacer el Bien para alguien, porque tengo que salir de mi egoísmo, tener una buena intención altruista, y realizar en consecuencia una buena acción para mi prójimo.

Luego, podemos afirmar que, desde la perspectiva de una Ética de primera generación: “Hacer el Bien es difícil, pero no hacer daño a nadie es fácil”.

Pues sucede todo lo contrario desde la perspectiva de una Ética de tercera generación. Como aquí se consideran los efectos colaterales de las acciones en el entorno global (según el principio de la “ecología de la acción” de Edgar Morin), hacer una acción bien intencionada resulta algo fácil: basta quererlo y hacerlo.

Pero no hacer daño a nadie resulta ser algo muy complicado, que pide mucho análisis y diagnóstico de todos los efectos colaterales y las inter-retro-acciones con el medio, pide tener plena responsabilidad, conciencia y control de todos los impactos que podemos provocar sobre el entorno, y crear soluciones responsables para mitigar o suprimir los daños diagnosticados. Lo que resulta ser una tarea de largo aliento, muy difícil de lograr en su totalidad, y siempre falible.

Tomemos un ejemplo: para una empresa, resulta fácil hacer un acto de filantropía, en forma puntual o permanente: basta destinar recursos para ello y realizar el acto bien intencionado en beneficio de quien lo necesita. Pero resulta muy difícil no hacer daño a nadie, porque el mismo desempeño de la empresa afecta a un sin número de partes interesadas (“stakeholders”): los empleados, sus familiares, los vecinos, la comunidad, el medioambiente, los inversionistas, etc. Los efectos colaterales de la empresa son múltiples a corto, mediano y largo plazo, y el cumplimiento cabal con su “Responsabilidad Social”, su capacidad de “internalizar sus externalidades”, atender a sus partes interesadas creando valor para todos, mitigar su huella ecológica, etc. constituye un laborioso trabajo, potencialmente infinito, de “Responsabilización Social” paulatina.

Luego, podemos concluir que, desde la Ética de tercera generación: Hacer el Bien es fácil, pero no hacer daño a nadie es muy difícil.

Detrás de esta paradoja, entendemos que:

1. Hacer el Bien no basta, también hay que analizar y reducir los daños colaterales que podemos provocar en forma involuntaria e inadvertida.
2. El ensanche de la sensibilidad ética que representa la perspectiva de tercera generación transforma nuestro afán de ser buenos en un trabajo continuo hacia la solución de (potencialmente) todos los problemas sociales que hemos generado, por eso se expresa en términos de “responsabilidad”, y más precisamente, de “Responsabilización Social continua”.

Mitakuye oyasin!

François Vallaeys

Puntuación: 3.43 / Votos: 7

16 pensamientos en “¿Qué cosa se vuelve difícil de hacer desde una Ética de tercera generación?

  1. Susana Frisancho

    Francois,
    Paera mi lo más dificil de cualquier ética es asumirla con sinceridad. Que no sean palabras huecas, una imagen con la que uno se quiere asociar… en ese sentido veo grandes fallas e incoherencias en muchas personas. LO que tu señalas como una dificultad es producto de lo que yo digo, al menos en parte. Experiencia de esto hemos tenido recientemente…

    Responder
  2. fvallaeys Autor

    Estimada Susana,
    Así es, la congruencia, la coherencia, es lo más difícil de conseguir. Aunque tampoco debemos confundir búsqueda ética con la "moralina" de Nietzsche, esta enfermedad que el denunciaba y que conduce a la "compulsión ética" como madre del fanatismo. Pero bueno, si nuestro problema es más bien de crear coherencia institucional en nuestras Universidades facilmente seducidas por el "doble discurso", creo que la Responsabilidad Social es un buen camino, porque es la primera vez, creo, que se hace el esfuerzo de pasar del blabla declaratorio a la implementación de instrumentos de gestión de la calidad ética, para medir lo que se hace y adecuar la práctica a las ambiciones teóricas. En esto, el siglo XXI debería mejorar mucho el problema del acatamiento colectivo de las normas de conducta universales. Esperemos!

    Responder
  3. Cristian Loza Adaui

    Estimado Francois,
    Este texto lo leí hace poco, según usted hace referencia a una ética de primera o de tercera generación?:

    …Punto central de referencia para toda aplicaciüon científica y técnica es el respeto del hombre, que debe ir acompañado por una necesaria actitud de respeto hacia las demás criaturas vivientes. Incluso cuando se plantea una alteración de éstas, "conviene tener en cuenta la naturaleza de cada ser y su mutua conexión en un sistema ordenado". En este sentido, las formidables posibilidades de la investigación biológica susitan profunda inquietud, ya que "no se ha llegado aún a calcular las alteraciones provocadas en la naturaleza por una indiscriminada manipulación genética y por el desarrollo irreflexivo de nuevas especies de plantas y formas de vida animal, por no hablar de inaceptables intervenciones sobre los origenes de la misma via humana". De hecho se ha constatado que la aplicación de algunos descubrimientos en el campo industrial y agrícola produce, a largo plazo, efectos negativos. Todo esto ha demostrado crudamente cómo toda intervención en unaárea del ecosistema debe considerar sus consecuencias en otras áreas y, en general, en el bienestar de las generaciones futuras…

    Responder
  4. Irene Melamed

    Hola François:

    Me ha parecido de mucho interés este interjuego descrito entre las éticas y sus diferentes generaciones; en relación con la ética de primera generación cuando señalas:
    (…)"Desde la ética de primera generación, como su propósito es de hacer el bien desde la pureza de la buena intención (ver este artículo), resulta muy fácil no hacer daño a nadie. Basta para eso no hacer nada, y así, puesto que no habré tenido ninguna mala intención ni acción en contra de alguien, no habré hecho daño a nadie"(…)

    Quisiera por favor preguntarte: ¿En la ética de primera generación, cuál es el lugar si lo hay para la ética de las omisiones y si esta ética contempla el daño que en ocasiones ofrece la "no acción"?
    Un cordial saludo y gracias!

    Irene Melamed

    Responder
  5. fvallaeys Autor

    Totalmente de acuerdo contigo Cristian! Así se piensa cuando se ha llegado a un nivel de complejidad ética que permite entenderla desde un enfoque sistémico y concebir nuestras acciones y sus impactos desde la "ecología de la acción" de E. Morin. Me gustaría que todos pensemos así, pero parece ser un largo camino de evolución de las mentalidades.

    Responder
  6. fvallaeys Autor

    Por supuesto Irene que la ética de primera generación puede hacerle un lugar a la no acción y la consecuencia de la omisión, pero la entenderá en forma directa. Es decir, lo que me aparece como diferencia esencial es la estrechez de su esfera de consecuencias y responsabilidades, limitada a lo personal. Le es, en ese sentido, imposible de pensar la "ecología de la acción" de Edgar Morin, luego acceder a una ética que toma en cuenta dentro de la esfera de responsabilidades a los impactos colaterales sistémicos de largo plazo. Espero esto te ayude.

    Responder
  7. fvallaeys Autor

    Quiero agregar aquí que, para acceder a la comprensión de una "ética de tercera generación", hay que superar la visión estrecha del sujeto como individuo. Si escapamos de la trampa de la psicología y filosofía occidental atomizadoras de la persona (reducida al "indivis", al individuo), si accedemos a la comprensión de la persona como "Mitakuye oyasin", entonces no hay problema para entender que MIS responsabilidades puedan ser sistémicas y globales, si YO soy un holograma del sistema y del globo terrestre.

    Responder
  8. Irene Melamed

    Estimado Francois:

    Gracias por los comentarios y aportes y dado que provengo del Sector Salud los mismos me permiten hacer de algún modo cierta analogía con lo que puede ser observado entre la medicina asistencial y la salud pública centrada en la promoción de la salud, que incorpora el enfoque de los determinantes de la salud, no en términos de causa/efecto ni de autorías, como sí pudo hacerlo y aún lo hace la medicina más tradicional.

    Paralelamente y regresando a las diferencias entre lo que denominas las éticas tradicionales y la de tercera generación, quisiera por favor preguntarte si incluyes también en esta última a la ética del cuidado, a la comunitarista y a la ética de las emociones?

    Muchas gracias!
    Irene

    Responder
  9. fvallaeys Autor

    Estimada Irene,
    La diferenciación entre las 3 generaciones de ética no opera tanto a nivel temático (de contenido) que procedimental (cómo se constituye la elaboración de los deberes universales). Las 3 éticas que mencionas atraen nuestra atención sobre temas nuevos que denuncian como olvidados en la definición moderna de los deberes. Se pueden practicar desde enfoques de 1ra, 2da o 3ra generación. Por ejemplo, la Responsabilidad Social como instrumento de gestión de impactos e inclusión de los stakeholders en las organizaciones, es una especie de ética del cuidado pero elevada al sistema global de todos los efectos colaterales posibles de la actividad organizacional. El procedimiento de elqaboración de los deberes en la ética 3 G es la "ecología de la acción" y el cuidado de no tener impactos colaterales negativos que rompan a mediano o largo plazo la sostenibilidad de conjunto.

    Responder
  10. Irene Melamed

    Gracias Francois, me ha sido muy clara la descripción acerca de la integración de las diferentes generaciones de la ética …y en el caso de la justicia ¿sería oportuno pensar que la ética de segunda generación alude más a si un acto o una persona es justo/a o no y la de tercera introduce en cambio el concepto de justicia distributiva y de equidad referido particularmente a la distribución equitativa de las cargas y beneficios….y tal vez también de las responsabilidades?

    Un saludo y gracias!
    Irene

    Responder
  11. Irene Melamed

    Estimado Francois:

    Estoy muy agradecida por sus comentarios ya que me han permitido comprender de una forma que podría denominar tridimensional estas nuevas miradas y posibilidades de que las éticas sean a la vez gestionadas y puestas en acción.

    Finalmente en esta época en la que la tecnología impulsa la incorporación de nuevas dimensiones y sin que mi pregunta implique un intento por predecir el futuro, ¿considera que esta ética 3G es aún insuficiente? y en ese caso, sin que implique la conformación de una cuarta ¿qué otro aspecto sería de importancia incorporar ya sea para enriquecerla o bien para completarla?
    Un saludo y mi agradecimiento,
    Irene

    Responder
  12. librovacio

    hola François:
    parece que "desarrollo" generacional de la etica tiene que ver con la capacidad de accion del hombre, de compartir un pan al desarrollo de antirretrovirales, asi las nuevas acciones requieren nuevas reglas, nuevas reflexiones; pero hay algo en comun entre el pasado y hoy si bien es cierto que todos somos elementos de un sistema hay "elementos" cuyas acciones afectan más al sistema.
    (un presidente, un comerciante de armas, un rey, un virrey)….entons estos "elementos" deben profundizar más su etica. quizas el gerente de una empresa minera pueda entonces estar más cerca de la santidad. como mecionas no hacer daño a nadie es muy difícil, no se puede respirar sin quitarle el oxigeno a tu proximo.

    Responder
  13. fvallaeys Autor

    Contesto a la pregunta de Irene:¿considera que esta ética 3G es aún insuficiente? y en ese caso, sin que implique la conformación de una cuarta ¿qué otro aspecto sería de importancia incorporar ya sea para enriquecerla o bien para completarla?
    Mi respuesta sería que no es más posible una cuarta generación ética porque la 3ra exige justamente una visión sistémica totalizadora. Es posible que nosotros como personas la interpretemos mal y en forma estrecha, pero será dentro de su propia lógica sistémica holística que se corregirán nuestros errores.

    Responder
  14. glorieta21

    Cuandos llegamos hasta la ética de 3a. generación, todo lo que era fácil, inclusive nos generaba estados de satisfacción desaparece, y creo que la sosteniblidad nos lleva inexorablemente a nuevas maneras de vivir y entender la vida, será así, o estoy razonando por un sendero equivocado.

    Responder
  15. EDUARDO COCCA

    Donde no hay justicia es peligroso tener razón, ya que los imbeciles son mayoria. Quevedo

    Estimados : como Profesor Universitario, de la Universidad Kennedy. Dictaba cinco asignaturas, entre ellas, Ejercicio y Administración Farmacéutica. Con mas de 50 excelentes alumnos, inquisitivos, ávidos de adquirir conocimientos, mi misión además de enseñar Legislación Farmacéutica, era explicarles como es esta actividad comercialmente, tal es así, que como trabajo practico averiguamos al azar el costo de un descongestivo nasal en gotas, droga base nafazolina, tiempo en el mercado mas de 40 años, consultado el proveedor mas importante de drogas para la industria farmacéutica, dio el costo por frasco, 0,03 centavo, precio de venta 11,25 pesos, ganancia por unidad 37500 %, por supuesto esto no tiene parangón con ninguna actividad licita, a todo esto se me invita el 5 de junio de 2007 al Anexo de la Cámara de Diputados de la Nación, donde se realizaron unas Jornadas sobre " Ética y Medicamentos " estando presentes, legisladores, funcionarios gremialistas , las Cámaras Farmacéutica que supuestamente no habían sido invitadas, pero ahí estaban en segunda fila, farmacéuticos, etc, finalizada la Jornada se podían exponer posiciones de cada uno que quisiera hablar, yo fui uno de ellos y en particular me dirigí a las Cámaras de la Industria a los que tenia a pocos metros, el drama es la accesibilidad de nuestro pueblo a los fármacos, se nos mueren compatriotas, en particular niños ,muchos de ellos muy pequeños y esta gente sin ninguna culpa gana el 37500 %, esto es un escándalo de proporciones y el Estado debe y puede solucionarlo, no puede hacerse el distraído .

    La respuesta a mis palabras no se hizo esperar, no para intentar solucionar el tema sino para sacarme del medio. Me cito mi Decano Dr, Capon Filas y La Directora de Farmacia Farmaceutica Magariños, y con un discurso Kafkiano e hiriente, me sacaron la cátedra de Farmacia, días después todas las demás, no estoy arrepentido, no puedo ser cómplice de tamaño despropósito.

    Como curiosidad mi ultimo sueldo, aguinaldo incluido fueron 231 Pesos.

    Lo saludo cordialmente.

    Profesor Universitario.

    Eduardo Marcelo Cocca

    e-mail : profcocca@gmail.com

    Este es un e-mail legal, libre de virus y contiene informacion que consideramos de su interés.
    De acuerdo con la nueva Ley argentina Nº 26032 la libre distribución este email está autorizada
    por tratarse de propósitos de información, sin embargo, si le hemos causado alguna molestia por el mismo,
    le rogamos acepte nuestras disculpas y nos envie un mail a
    ecocca@fibertel.com.ar para no ser contactado nuevamente.

    SERVICIO DE INTERNET
    Ley 26.032
    Establécese que la búsqueda, recepción y difusión de información e ideas por medio del servicio de Internet se considera comprendida dentro de la garantía constitucional que ampara la libertad de expresión.
    Sancionada: Mayo 18 de 2005

    Promulgada de Hecho: Junio 16 de 2005
    El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc.

    sancionan con fuerza de Ley:

    ARTICULO 1°

    — La búsqueda, recepción y difusión de información e ideas de toda índole, a través del servicio de Internet, se considera comprendido dentro de la garantía constitucional que ampara la libertad de expresión.

    ARTICULO 2°

    — La presente ley comenzará a regir a partir del día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial.

    ARTICULO 3°

    — Comuníquese al Poder Ejecutivo.
    —REGISTRADA BAJO EL N° 26.032—
    DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL CONGRESO ARGENTINO, EN BUENOS AIRES, A LOS DIECIOCHO DIAS DEL MES DE MAYO DEL AÑO DOS MIL CINCO.
    EDUARDO O. CAMAÑO. — MARCELO A. GUINLE. — Eduardo D. Rollano. — Juan Estrada.

    Prof. Cocca : entrevistas radiales, cartas y hechos.

    http://cartasacocca.blogspo
    http://www.goear.com/listen

    http://www.goear.com/listen

    http://www.goear.com/listen

    http://www.goear.com/listen

    http://cartasacocca.blogspo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *