Archivo por meses: octubre 2007

Estres laboral en un grupo de bomberos

El Síndrome del Bornout, se le conoce también como desgaste profesional o Sindrome de quemarse en el trabajo. Es una respuesta al estrés laboral crónico que implica sentirse emocionalmente agotado, así como, experimentar sentimientos negativos hacia las personas con las que se trabaja y pensamientos de minusvalía o incapacidad profesional (Gil-Monte y Peiró, 1999; Maslach y Jackson, 1981).
Diversas investigaciones, muestran que existen 4 variables que facilitan el desarrollo de este síndrome (Barke y Richardsen, 1996; Osca, Gonzalez-Camino, Bandera y Peiró, 2003;Pines, Aronson y Kafry, 1981; Boada, De Diego y Agulló, 2004):

1. Sobrecarga laboral
2. Actividades que impliquen conflicto y ambiguedad de roles.
3. Falta de control o autonomía en el propio trabajo
4. Motivación laboral

A pesar que el origen del Burnout comprende importantes variables organizacionales, las investigaciones demuestran que las variables personales ejercen una influencia fundamental (Gil-Monte y Peiró, 1997; Moreno- Jiménez, Rodríguez-Muñoz, Garrosa y Morante, 2005).

Dorz, Novara, Sica y Sanavio(2003) en un estudio con personal sanitario encontraron que el sentido del humor estaba inversamente relacionado con el Burnout. También se ha encontrado que las habilidades emocionales son otra variable protectora (Zapf, Seifert, Schmutte, Mertini y Holtz, 2003) así como la autoeficacia (Grau, Salanova, Peiró; 2000).

Dentro de las variables de personalidad positiva, una de las más investigadas es la Personalidad resistente, desarrollada por Kobasa (1979) la cual, permite comprender los procesos de Salud-Enfermedad. De acuerdo a Kobasa (1982), los individuos con personalidad resistente, se enfrentan de forma activa y comprometida a los estímulos estresantes, percibiéndolos como menos amenazantes (Control, Compromiso y Reto).

Hay poblaciones con alto riesgo de padecer estrés laboral y una de ellas son los bomberos. En uno de estos estudios se encontró que la sensación de control personal sobre los acontecimientos era un fuerte predictor de estrés (Regehl, Hill y Glancy; 2000).

En un estudio realizado por Moreno, Morett, Rodríguez y Morante (2006) se buscó determinar si las dimensiones de personalidad resistente (reto, control y compromiso)se encuentran asociadas al burnout en bomberos; así como determinar si existe asociación entre burnout y la sintomatología.
La muestra estuvo conformada por 450 bomberos de la Comunidad de Madrid (España) de 38.7 años, con una experiencia laboral de 12.3 años, 99.5% hombres y 98% de la muestra laboraban en turnos de 24 horas continuas.

Se usó el Cuestionario de Breve de Burnout (CBB) (Moreno-Jimenez, Busto, Matallana,y Miralles; 1997) y el Cuestionario de Personalidad Resistente (Moreno-Jimenez, Garrosa y Gonzales; 2000),

En esta investigación se encontró que el componente reto, actúa como un factor directo e indirecto, en la relación de los estresores organizacionales con el burnout; mientras que la dimensión compromiso modula la relación entre el burnout y la sintomatología asociada.

El efecto directo de la dimensión reto, se explica porque el reto, proporciona no solo flexibilidad cognitiva, sino también tolerancia a la ambigüedad; variables que posibilitan el cambio. Entonces la dimensión reto permite modificar la percepción de los estresores como una oportunidad y no como una amenaza.

En esta investigación también se comprueba que los antecedentes organizacionales, poseen una gran capacidad predictiva para el desgaste profesional, lo cual es similar a investigaciones previas con otras poblaciones (Mashlach, Schaufeli y Leiter, 2001; Boada, de Diego, Argulló y Mañas; 2005).
Así mismo la dimensión de compromiso, es la única variable de personalidad resistente, que influye de forma moduladora sobre la sintomatología del burnout. Los individuos con alto compromiso, se caracterizan por involucrarse en actividades de la vida diaria, identificarse con el significado de los eventos, utilizar estrategias de afrontamiento adaptativas, evitando el distanciamiento y la negación.

Resumiendo; cuando se analizan los efectos principales sobre el burnout, resultan importantes tres variables: experiencia laboral, factores organizacionales y variables de personalidad, lo cual implica, que es necesario, una comprensión multidimensional de este proceso.

REFERENCIAS
Moreno, B; Morett, N; Rodríguez, A y Morante, ME (2006). La personalidad resistente en Bomberos. Psycotema 2006, Vol 18 # 3, 413-418 » Leer más

Experta en Estrés

krenke

Usualmente publicamos investigaciones nuestras o de otros colegas que nos parecen interesantes. Ahora nos pareció pertinente presentarles a la Dra. Seiffge-Krenke, una de las expertas en temas de estrés, afrontamiento y adolescencia cuyos artículos e investigaciones utilizamos frecuentemente en nuestras presentaciones y trabajos y con quien Ceci Chau ha trabajado en un estudio transcultural.

Dra. Inge Seiffge-Krenke (University of Mainz, Germany), es la primera especialista europea en estrés y estilos de afrontamiento, y creadora de la escala con la que se evalúa esta variable crítica en la investigación. La profesora Seiffge-Krenke ha publicado 18 libros y 93 artículos en revistas alemanas e internacionales, y 60 capítulos de libros. Además, el grupo de investigación que imparte este curso de doctorado colabora en el proyecto internacional que dirige sobre el estrés y el afrontamiento incluyendo 9.000 adolescentes de 18 países..

LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN
· Estudio de los mecanismos de aprendizaje que generan vulnerabilidad a la depresión en adolescentes y desarrollo de estrategias terapéuticas diferenciales.
· Estudio de procesos psicológicos básicos: mecanismos de razonamiento e inducción causal.
· Estudio de los estresores y afrontamiento durante la adolescencia y su efecto en los estados de salud.

En contraran articulos y publicaciones de ella on line. » Leer más

Actividades Psicologia – PUCP

Compartimos con uds. un evento que se realizara la proxima semana en nuestra universidad:

Diversidad en el Perú: Oportunidades y Barreras para la construcción de la Identidad Nacional

Expositor: Lic. Agustin Espinosa
Departamento Psicología
PUCP

Breve resumen:
En la exposición se presentan los resultados de algunos estudios sobre relaciones intergrupales e identidad nacional en el Perú. Las relaciones intergrupales son definidas en términos de los estereotipos y prejuicios hacia diversas categorías socio-étnicas que integran el país, y que lo convierten en un escenario multiétnico. Posteriormente, se observa en los hallazgos que dichas categorías son asociadas a un bajo o alto estatus, dependiendo de sus posibilidades de acceso al poder. Finalmente, se analiza el posible impacto de estas relaciones en el desarrollo de una identidad nacional positiva

Fecha : Jueves, 18 de octubre del 2007
Lugar : Sala de Observación de Psicología
Hora : 12:00 a 13:30 p.m.

INGRESO LIBRE
» Leer más

Adicción al trabajo: ¿ es promovido por estos tiempos?

Workalcoholic

¿A quién se le denomina “adicto al trabajo” o “workaholic”?¿Cuáles son los signos característicos de estas personas?

Es la persona que hecho del trabajo el centro de su vida, de tal manera, que ocupa un papel preponderante y primordial que resta importancia, e incluso, anula, todo lo demás: vida familiar, social y de ocio. Trabajan compulsivamente, en una necesidad, también compulsiva de obtener éxito, la aprobación social y el control que consideran que no pueden obtener de otro modo. Trabajan largas horas, raramente delegan y podrían no necesariamente ser más productivos. Ineficiencia puede ser también un resultado del rasgo de perfeccionismo.

Al igual que las otras adicciones produce una fuerte sensación de ansiedad e irritabilidad cuando falta el objeto de adicciòn. ¿Cuáles pueden ser las razones o las causas para que una persona se vuelva adicta al trabajo?
Hay muchas razones: una de ellas la complejidad de la profesiones en los últimos tiempos, la constante presión por la eficiencia, y el incremento del uso de la teconología. En el nivel psicológico, parece existir un deseo de logro, realización, y éxito como una forma de incrementar la autoestima.
Además, la adicción al trabajo es vista como un atributo positivo por muchos empleadores. Tales organizaciones también reclutan workalcoholics (2005, en Adicction, Research and Theory)

Parece existir un perfil personal que favorece la adicción al trabajo. Se trata de personas con un excesivo nivel de autoexigencia y competitividad; con actitudes y comportamientos cercanos al patrón de conducta tipo A. Son personas ambiciosas, con un fuerte deseo de ocupar posiciones de control, poder, éxito y prestigio; con sensación de urgencia e inmediatez en la consecución de sus logros; inseguridad y baja autoestima que necesitan compensar con sus resultados profesionales, obteniendo así lo que Burns denomina “pseudoestima”; y con dificultades en las relaciones personales y renuencia al compromiso emocional.

¿Existe un perfil determinado? Según Machlowitz (1980) tienen 6 rasgos:
-son intensos, enérgicos, competitivos e impulsivos
-tiene auto dudas
-prefieren trabajar que descansar
-trabajan todo el tiempo y en cualquier lugar
-macen lo mejor de su tiempo
-empañan la distinción entre negocios y placer.

¿Qué consecuencias puede traer este tipo de adicción para la misma persona y para los que la rodean (familia, amigos, compañeros de trabajo)? Para la misma persona, reportan tener mayor número de problemas de salud incluyendo enfermedad inducida por estrés; fatiga crónica y niveles de ansiedad elevados. Aislamiento, conflictos familiares, y hasta las separaciones. Conflictos también en las relaciones interpersonales

Entonces es para pensarlo no?
» Leer más

Personalidad resistente, burnout y salud

Bernardo Moreno Jiménez (bernardo.moreno@uam.es)
Eva Garrosa Hernández
José Luis González Gutiérrez

Publicado en:Escritos de Psicología, 2000, 4, pp 64-77.

INTRODUCCIÓN

El estrés laboral, uno de los fenómenos más extendidos en nuestra sociedad, ha generado un gran volumen de investigación debido a las graves consecuencias que ejerce sobre la salud (Labrador y Crespo, 1993), el bienestar físico, psicológico y social del trabajador (Peiró y Salvador, 1993), y sobre las organizaciones (Quick y col. 1997), afectando al deterioro de la calidad asistencial o de servicio, al absentismo, la rotación no deseada, el abandono, etc.
La concepción activa del organismo y la personalidad en los procesos de estrés supone que las personas responden de forma diferente ante los mismos estresores (Bloch, 1977; Cichon y Koff, 1980; Farber, 1991; Huber, Gable y Iwanicki, 1990; Lanni y Reuss-Ianni, 1983; Mayou, 1987), de forma que no pueden establecerse formas estereotipadas o lineales de respuesta ( King y col, 1983). Kobasa (1982) busca determinar las fuentes de resistencia y de variación del sujeto al estrés y plantea el concepto de personalidad resistente, hardiness o hardy personality, que está definido por tres dimensiones:

Compromiso: Tendencia a implicarse en todas las actividades de la vida e identificarse con el significado de los propios trabajos. Las personas con esta característica poseen tanto las habilidades como el deseo de enfrentarse exitosamente a las situaciones de estrés.
Control:Es la disposición a pensar y actuar con la convicción de que se puede intervenir en el curso de los acontecimientos.
Reto (challenge):Esta cualidad permite que los individuos perciban el cambio como una oportunidad para aumentar las propias competencias, y no como una situación de amenaza.

La personalidad resistente o hardiness induce a estrategias de afrontamiento adaptativas, a la percepción de los estímulos potencialmente estresantes como oportunidades de crecimiento. También puede actuar afectando a las estrategias de coping de forma indirecta favoreciendo la búsqueda de apoyo social (Maddi y Kobasa, 1984), por último favorece la disposición hacia estilos de vida saludables (Maddi y Kobasa, 1984) que reducen la probabilidad de aparición de la enfermedad. Según Kobasa, Maddi y Kahn (1982) los individuos con personalidad resistente se enfrentan de forma activa y optimista a los estímulos estresantes, percibiéndolos como menos amenazantes.
El burnout o síndrome de estar quemado por el trabajo, desde una perspectiva psicosocial, es conceptualizado como una respuesta al estrés laboral crónico que conlleva la vivencia de encontrarse emocionalmente agotado, el desarrollo de actitudes y sentimientos negativos hacia las personas con las que se trabaja (actitudes de despersonalización), y la aparición de procesos de devaluación del propio rol profesional (falta de realización personal en el trabajo) (Maslach y Jackson, 1981). La aparición del burnout se ha asociado a múltiples problemas de salud, de satisfacción y rendimiento profesional y de calidad de vida (Maslach y Jackson, 1986; Cox, Kuk y Leiter, 1993).

La definición propuesta por Maslach y Jackson (1981) del burnout ha sido la más aceptada y es el resultado de la factorización del instrumento que con mayor frecuencia se ha utilizado para medirlo “Maslach Burnout Inventory” (MBI) (Maslach y Jackson, 1981/1986). En la mayoría de los trabajos su factorización ha dado lugar a tres factores ortogonales: agotamiento emocional, despersonalización y realización personal en el trabajo. Gil-Monte y col. (1995), consideran el síndrome de quemarse por el trabajo como una respuesta al estrés laboral percibido que surge tras un proceso de reevaluación cognitiva cuando las estrategias de afrontamiento empleadas por los profesionales no son eficaces para reducir ese estrés laboral percibido.
Entre los profesionales más castigados por éste fenómeno se encuentran los profesores o maestros (Kyriacou, 1987;Farber,1991 Gold y Roth, 1993). Las consecuencias del síndrome no sólo se manifiestan en el profesional, también hay repercusiones sobre la propia organización y los alumnos a través del deterioro en la calidad de los servicios y en la adopción de actitudes negativas por parte de los profesores en relación a los receptores de su servicio y con respecto a su rol profesional.

Entre los estudios que han comprobado la hipótesis moduladora de la personalidad resistente, se encuentran los de Nowack (1986) con una muestra de 146 empleados docentes y no docentes de la universidad. Donde comprobaron que los sujetos con niveles más bajos de estrés y mayor personalidad resistente presentaban significativamente menos sentimientos de quemarse por el trabajo, que los sujetos con niveles más altos de estrés y menor personalidad resistente.
Otro estudio también interesante es el realizado por Topf (1989) con una muestra de 100 enfermeras, sus resultados presentaron correlaciones significativas entre el índice global de personalidad resistente, el burnout, y la escala de realización personal en el trabajo del MBI.
Hill y Norvell (1991) con una muestra de 234 oficiales han examinado el posible efecto modulador de la personalidad resistente y del neuroticismo entre el estrés y sus consecuencias (burnout, síntomas físicos e insatisfacción laboral). Los resultados parecen mostrar que éstas dos variables de personalidad podrían ejercer un efecto principal, más que modulador, sobre el estrés y sus consecuencias.

OBJETIVO: Analizar la relación entre personalidad resistente o hardiness y salud.
» Leer más