ESTADO DE LA CUESTION ELECTORAL

Cerraron las inscripciones de organizaciones políticas y partidarios, con posibilidades de participar formalmente de la siguientes elecciones generales. Está por cerrarse la inscripción de alianzas de organizaciones políticas inscritas, para una participación conjunta, que también permitirá sobrevivir, con la inscripción a algunos, es obligatorio participar y mantener la votación mínima exigida, la valla del cinco por ciento; parece que los zurdos están obligados a unirse, ahora si. Calculo (in) matemático, hay sumas que restan o más que suman, restan (aja, entonces si existe la ciencia política, con sus propias reglas, sumas y restas, parece).

Ya nos acostumbramos a los favoritos, empiezan muy bien y terminan muy mal, es que es la “foto del momento”, los camarógrafos (encuestadoras) pueden desdecirse más de tres veces, superando al apóstol Pedro, sin problemas, total conforme se acercan las elecciones, la realidad se ajustará, ajustando su cámara los camarógrafos de la fotografía del momento, también, las ultimas encuestas permitidas por ley no podrán ser desajustadas.
Del voto de protesta al voto antisistema, cuanto habrá crecido, parece que un poco más de lo acostumbrado, en un escenario de destrucción de las economías familiares por la pandemia, donde el Estado no pudo responder suficientemente a las necesidades urgentes, como la salud de los ciudadanos, peor con el caso de las organizaciones y personalidades políticas que hace buen tiempo no representan suficientemente a los intereses de la población.

Que frena el voto antisistema, los fundamentos económicos macro económicos, en simple las políticas publicas económicas liberales que en el Perú están contenidas en leyes expresas, que permiten al mercado realizarse; aún cuando algunas veces no se tome en cuenta el rol regulador del Estado señalado en la Constitución, pues debemos ser un Economía Social de Mercado; fundamentos económicos que permitieron el anterior crecimiento económico, de hasta más del seis por ciento.

El voto de protesta, que podría superar el cincuenta por ciento de la voluntad de voto, es una constante en las ultimas elecciones, con Urresti y terminando con Frepap, pero sería un voto de protesta “responsable”, es estratégico, decide por el mal menor, no es comprometido o militante; elegimos presidentes que terminaron procesados y/o sancionados penalmente, difícil que no se re piense el voto, luego de Odebrecht. Algo de experiencia y honestidad se esperaría, ya no funcionaria el “roba, pero hace obra”.

Si se es lo que se hace, que hicieron, hacen y harán los potenciales candidatos presidenciales, y sus probables candidatos congresales, veremos …
Puntuación: 1 / Votos: 1

Deja un comentario