Willington Aucca Ortiz: Portafolios de Inversión

portafolios de inversion por willington aucca ortiz
[Visto: 128 veces]

¿La diversificación puede reducir el riesgo?

Sin necesidad de ser agentes de bolsa o especialistas en inversiones futuras, las personas naturales y jurídicas que se dedican a invertir capitales necesariamente tendrán que conocer cuáles son los sectores que ofrecen mayor rentabilidad y sobre saber identificar los sectores en los cuales es elegible invertir, también es de necesidad aprender cómo diseñar un portafolio de inversión en diversos sectores, de manera que le permita diversificar el riesgo sobre sus fondos, ¿Por qué diversificar? Porque el objetivo es que los inversionistas conozcan las formas de proteger sus inversiones de la incertidumbre y del riesgo en la medida de lo posible. 

Las ganancias obtenidas de inversiones en acciones que provengan de sectores económicos estables tienen mayor posibilidad de incrementarse gradualmente, por el contrario, cuando provienen de sectores con alta fluctuación la proyección de ingresos será incierta y dependerá precisamente de las variables fluctuantes. ¿Por qué la incertidumbre y las fluctuaciones? para entender este fenómeno haremos referencia algunos ejemplos extremos percibidos durante la etapa más álgida de la emergencia sanitaria producida por la pandemia Covid-19, donde algunos sectores como la industria farmacéutica, sector salud, industria alimenticia y de primera necesidad generaron resultados económicos inesperados, siendo la otra cara de la moneda el sector hotelero y la industria turística en general que en definitiva generaron rentabilidad negativa, este fenómeno se pudo percibir en todo el mundo y da una vista clara de las fluctuaciones y los periodos, valga redundar en la premisa que la pandemia nos ha enseñado a nuevas habilidades para el análisis.  

Bajo los postulados planteados es de entender que cuando, los escenarios son turbulentos, se presentarán fluctuaciones significativas y hasta quizá imprevistas, en consecuencia para prever ese efecto es indispensable tener las inversiones repartidas de tal forma que los negocios en sectores productivos exitosos y en pleno crecimiento ayuden a mantener la operación de los negocios más deprimidos o con resultados negativos. Bajo ese planteamiento, se tiene como objetivo establecer e identificar lineamientos que permitan definir las mejores opciones de inversión entre los diferentes sectores económicos. Para identificar las mejores opciones de inversión será necesario analizar principalmente el estado de situación financiera, el estado de resultados y el estado de flujos de efectivo, y las proyecciones económicas de las empresas que conforman el portafolio de inversiones de cada sector económico, ¿para qué tanto análisis? con la información descrita se obtendrán ratios financieros claves y se podrán medir otros parámetros que permitan caracterizar a cada sector de la economía según su rentabilidad y estabilidad financiera. 

Será necesario también el análisis del contexto referidas a las variables políticas, económicas, sociales y tecnológicas, sin dejar de lado la parte fundamental del análisis de portafolios que considera normalmente la rentabilidad como una de las variables preponderantes, es así que se deben escoger principalmente indicadores de rendimiento, que permita establecer comparaciones con resultados obtenidos a partir del rendimiento financiero, los datos deben ser tomados considerando la información histórica y su variabilidad, a través del tiempo para poder catalogar con una aproximada y relativa certeza el riesgo de cada sector. 

Redactado por Willington Aucca Ortiz

Referencias

Markowitz, Harry (1989). New financial market equilibrium, results: implications for practical financial optimization. Primera Edición,  Warton School Pensylvania.  

 Brealey Richard A., Myers Stewart C. (1993). Principios de finanzas corporativas, Cuarta edición, Mc Graw Hill, Madrid.

 Cruz, E, Restrepo, J, Sanchez J. (2005) Portafolio de inversión en acciones optimizado, año XI Volumen 27 Revista Scientia et técnica. Página 175. 

 Charnes John. (2007) Financial Modeling with cristal ball and Excel. Primera Edición. Wiley, New Jersey.

Evans J, Olson D. (2002) Introduction to simulation and risk análisis, Segunda edición, prentice hall, New Jersey.

Indicadores Finacieros por Willington Aucca Ortiz

indicadores financieros peru
[Visto: 81 veces]

En finanzas los Key Performance Indicators (KPIs) nacen de las relaciones entre las cifras provenientes de la información financiera empresarial con la finalidad de exponer, analizar y reflejar en forma objetiva el comportamiento de los resultados económicos. Para efectos de establecer métricas de interpretación y análisis certero, los indicadores deben ser necesariamente comparables, no existe análisis si no se establece un patrón comparable, ello mostrará fácilmente las desviaciones, su importancia se torna en una herramienta importante dado que su análisis puede reflejar fácilmente alguna desviación sobre la cual se podrá tomar acciones para su corrección, luego de identificar los motivos que han generado las desviaciones. Se puede afirmar también que son el producto de establecer resultados numéricos basados en relacionar dos cifras o cuentas bien del estado de resultado y del estado de situación financiera, el análisis de los resultados están en una función directa a las actividades, organización y controles internos de la empresa que haya establecido la organización para efectos del establecimiento de políticas de eficiencia. En el presente ensayo se hará referencia a la interpretación y argumentación de la importancia que reviste la aplicación de los indicadores de liquidez, endeudamiento, apalancamiento y generación de valor como parte de una gestión empresarial exitosa y enfocada a resultados, siendo de exigencia para las organizaciones su aplicación control y seguimiento mensual para resolver las desviaciones de manera inmediata, es decir apenas se concluya la confección de los estados financieros deberá procederse a aplicar los indicadores financieros.

Al respecto Anaya, Héctor O. (2008), precisa que los indicadores de liquidez tienen por objetivo mostrar la relación existente entre los recursos que se pueden convertir en disponibles y las obligaciones que se deben cancelar en el corto plazo.

Por otro lado Ríos Adriana (2012), explica que los indicadores de endeudamiento tienen por objeto medir en qué grado y de qué forma participan los acreedores dentro del financiamiento de la empresa. En efecto los acreedores constituyen la base de soporte de las empresas, cuando se refiere a su continuidad, crecimiento o simplemente su estancamiento por ello es completamente válido el objetivo planteado por que los accionistas forman parte de los acreedores y son los beneficiados principales respecto del éxito de la empresa.

Adicionalmente Geylen Nils (2010) indica que el índice de apalancamiento “es usar endeudamiento para financiar una operación”. En realidad los ratios financieros son medidas que tratan de analizar el estado de la empresa desde un punto de vista individual, porque permiten establecer métricas de manera comparativa con la competencia o con otras empresas del sector. Es así que la rotación de activos es uno de los indicadores financieros que le dicen a la empresa que tan eficiente está siendo con la administración y gestión de sus activos. Para la identificación e interpretación de los ratios más importantes se hace mención al ratio de endeudamiento total, el mismo que plantea una serie de elementos a revisar derivados de su fórmula de cálculo: Endeudamiento Total = Pasivo total / Capital. Es de suponer que entre más alto sea este indicador, menor es el control por parte de los acreedores, no obstante genera preocupación que este valor sea alto, porque da a conocer que la organización no está en capacidad de asumir más deuda y que los accionistas deberían incrementar sus aportaciones y se requiere más acciones para financiar la estructura operativa. Tal afirmación expresa contrariedad con los elementos conceptuales de los indicadores por que influirán de manera directa en las decisiones de generación de valor en las empresas.

Los indicadores financieros tradicionales de endeudamiento utilizados por las organizaciones, se apartan del enfoque actual al sugerir indicadores de endeudamiento con índices bajos, los cuales no tienen en cuenta aspectos sumamente importantes tales como el riesgo, de los indicadores de rentabilidad utilizados normalmente, porque la utilidad neta es uno de los elementos que más requieren atención. Inicialmente, financieros como Óscar León García plantean que la Utilidad más importante es la operativa y no la utilidad neta, ya que la utilidad operacional es la utilidad propia de la estructura operativa y permite determinar si la empresa está generando valor y cumpliendo con su objetivo principal que es la de generar rentabilidad.

Por otro lado, la utilidad neta, es un valor que está afectado por los Ingresos y los egresos No operacionales y lo ideal es que el negocio no necesite depender de éstos ya que no hacen parte de la razón de ser del negocio. Adicionalmente, la Utilidad Neta es un valor que para su cálculo combina valores nominales, es decir, que no mueven efectivo, con valores monetarios. Esta limitación, derivada de las obligaciones tributarias de las empresas es reconocida en múltiples metodologías como el Estado de
Flujo de Efectivo por el Método Indirecto, el cálculo de la Generación Interna de Fondos (G.I.F) en el Estado de Fuentes y Aplicación de Fondos (E.F.A.F) y en otras
Metodologías como el cálculo de los Ingresos Netos para evaluar proyectos de inversión. El Estado de Resultados incluye dentro del Costo de Ventas, en los Gastos de
Administración y Ventas, y en los Ingresos y Egresos No Operacionales valores que matemáticamente están restando a las ventas y a las utilidades, pero no implican entradas o salidas de efectivo; motivo por el cual se corrigen sumándolas a la Utilidad Neta. Por lo tanto, esta utilidad no es la verdadera utilidad de la empresa y asumirla como indicador de rentabilidad puede llevar a la toma de decisiones erróneas, como la repartición de dividendos en momentos donde la empresa no tiene suficiente liquidez para hacerlo. Como indicador de rentabilidad no se puede decir de forma concluyente que unas mayores utilidades impliquen el incremento de la riqueza de los dueños y tampoco si la empresa está tomando las decisiones de inversión y de financiación más adecuadas para el cumplimiento del objetivo básico financiero.
Por otro lado y en consonancia con lo que se planteó con anterioridad, debido a los altos niveles de inversión propios de este sector; se sugiere para el sector utilizar como indicador de Rentabilidad el ROI (Retorno sobre la Inversión), indicador que es ampliamente utilizado en la Evaluación financiera actual y que es pieza clave para determinar si la empresa genera o no valor.

La utilidad Neta no es muy utilizada en la evaluación financiera actual por los motivos anteriormente esbozados. La fórmula para calcular el ROI es: ROI = UTILIDAD OPERACIONAL / ACTIVOS Este indicador es mencionado por Navarro (2003) como un indicador de impacto global y es utilizado como ratio para medir las decisiones de inversión en la estructura operacional. Además de esto, y dependiendo de los propósitos de su uso; el Roi puede ser calculado de diferentes formas: algunos usando la Utilidad Neta Operacional después de Impuestos, otros utilizandonel EBITDA y otros mediante el sistema de costeo variable. En cualquiera de los casos, es importante resaltar que este indicador involucra la inversión.
Sobre del EBITDA, algunos expertos refieren como una confusión asimilar el EBITDA como un indicador de la evolución de la caja. Al respecto Bastidas Méndez (2007) comenta que: “Cuando se empezó a utilizar el EBITDA en los años 70, se le consideraba como indicador de la capacidad de la empresa para pagar los servicios de deuda”. No obstante, a medida que se avanzó en su uso, se ha llegado a reconocer este error y se tiene muy presente sus limitaciones, por ejemplo, ignora los cambios en el capital de trabajo y sobrestima los flujos de caja en períodos de crecimiento del capital de trabajo, puede ser una medida confusa de liquidez, no considera el monto de reinversión requerida, no indica nada acerca de la calidad de las utilidades, utilizada por sí sola es una medida inadecuada para la adquisición de una empresa, utilizando valoración por múltiplos, Ignora la distinción en la calidad de los flujos de caja resultantes de políticas contables, no todos los ingresos constituyen caja, no es un denominador común si hay normas contables diferentes, ofrece protección limitada si se usa en cláusulas de contratos de deuda caso covenants. A pesar de estas limitaciones, que las tiene como cualquier indicador financiero, las empresas estima que vale la pena hacer una revisión del nivel de este indicador y considerar que nunca un indicador financiero por sí solo puede decirlo todo sobre la gestión de una empresa.
Las razones o indicadores financieros son el producto de establecer resultados numéricos basados en relacionar dos cifras o cuentas bien sea del Balance General y/o del Estado de Pérdidas y Ganancias. Los resultados así obtenidos por si solos no tienen mayor significado, sólo cuando los relacionamos unos con otros y los comparamos con los de años anteriores o con los de empresas del mismo sector y a su vez el analista se preocupa por conocer a fondo la operación de la compañía, podemos obtener resultados más significativos y sacar conclusiones sobre la real situación financiera de una empresa. Adicionalmente, nos permiten calcular indicadores promedio de empresas del mismo sector, para emitir un diagnóstico financiero y determinar tendencias que nos son útiles en las proyecciones financieras.

Finalmente, luego del análisis planteado, se concluye con que el análisis financiero, puede establecer tantos indicadores financieros como considere necesarios y útiles para cada empresa, para ello puede simplemente establecer razones financieras entre dos o más cuentas, que desde luego sean lógicas y le permitan obtener conclusiones para la evaluación respectiva, es decir que cada empresa debe establecer las razones de análisis que les sea de utilidad. Para las entidades financieras, lo importante es establecer estándares con los cuales pueda medir el endeudamiento y poder hablar entonces, de un alto o bajo porcentaje de endeudamiento. Los analistas deben tener claro que el endeudamiento es un problema de flujo de efectivo y que el riesgo de endeudarse consiste en la habilidad que tenga o no la administración de la empresa para generar los fondos necesarios y suficientes para pagar las deudas a medida que se van venciendo. Adicionalmente permiten conocer qué tan estable o consolidada es la empresa en términos de la composición de los pasivos y su peso relativo con el capital y el patrimonio. Miden también el riesgo que corre quién ofrece financiación adicional a una empresa y determinan igualmente, quién ha aportado los fondos invertidos en los activos. Muestra el porcentaje de fondos totales aportados por los acreedores ya sea a corto o mediano plazo.

Referencias.
Bastidas C. A. (2007). EBITDA – Es un indicador financiero contable de agregaciónn de valor. Capiv Review. Vol 5. Pag. 41 – 54.
ANTHONY, ROBERT N. (1974) La contabilidad en la administración de empresas, México Unión tipográfica Editorial Hispano – Americana
Amat, Oriol. (1999). EVA, Valor Económico Agregado. Grupo Editorial Norma. Barcelona.
Anaya, Héctor O. (2008). Análisis Financiero Aplicado y Principios de Administración Financiera. Universidad Externado de Colombia. Ed.13. Bogotá.
Ríos Castaño A. (2012). Indicadores de Endeudamiento. Métodos para evaluar la capacidad de endeudamiento en las empresas. Recuperado de https://prezi.com/pman5vjsbypn/indicadores-de-endeudamiento/
Block Stanley, Hirt Geoffrey. (2001). Fundamentos de Gerencia Financiera. Mc Graw-Hill. Ed. 9.
Correa, J.A. y Jaramillo F. (2007). Una aproximación metodológica y prospectiva a la gestión financiera en las pequeñas empresas. Contaduría Universidad de Antioquia. Pag. 50. 93-118.

Otros artículos de Willington Aucca Ortiz como: Ganar Ganar