30 nov '06-21:37
Editorial

Somos un grupo de jóvenes estudiantes de Ciclo Inicial cuyo propósito es hacer un llamado de atención a las autoridades encargadas de promover la educación sexual en los jóvenes limeños. A través de un análisis informativo, tratamos de criticar y difundir este problema social para, luego, encontrarle una solución. Nuestro blog fue motivado por el incremento de la pérdida de valores que los medios de comunicación han traído y por el incremento de abortos y embarazos, últimamente, en adolescentes (producto de la falta de información que tienen los jóvenes acerca de sexo). A ello también se le suma el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual.

En cuanto a la estructura de nuestro blog, este presenta la definición del problema y seguidamente las causas y consecuencias de la mala educación sexual en los jóvenes limeños. Además, están incluidas alternativas de solución a este punto, la entrevista a un experto en el tema, un reportaje hecho por los integrantes de este grupo y conclusiones a partir de lo antes visto y comentado.

Finalmente, queremos agradecer a las personas que colaboraron con la elaboración de este blog, entre los cuales están incluidos los señores Percy Bobadilla (sociólogo), quien dio su opinión profesional frente al problema; Héctor Velásquez, profesor del curso, que nos permitió explayarnos de manera libre, pero siempre cuidando la normativa y el texto académico; a los lectores, que son, en este caso, los invitados de honor a quienes se les reserva una intervención importante, ya sea opinando o discrepando, pues, al fin y al cabo, nuestro trabajo es para ellos

30 nov '06-21:36
Consecuencias de la mala educación sexual

La mala educación sexual en los jóvenes es muy desfavorable para ellos mismos. Cabe resaltar que hay cierta repercusión negativa hacia el factor social. A continuación, pasaremos a exponer ejemplos de estas situaciones.

En primer lugar, el mal uso de anticonceptivos es muestra fidedigna de la mala educación en los jóvenes. El uso errado del condón. Muchos jóvenes, para mayor seguridad, usan dos preservativos, sin percatar del mayor riesgo de ruptura debido a la fricción de entre ambos. También, hay que tomar en cuenta la calidad del condón que se utiliza, debido a que de esto depende el riesgo tomado. Otra razón es el mal uso del método de las píldoras anticonceptivas. Hay jovencitas que creen que tomar cierta cantidad de pastillas mayor a la normal evita el riesgo de embarazo, pero eso está mal, porque al igual que el condón este método se haría menos efectivo de realizarse con una cantidad mayor a la normal. Así mismo, se debe analizar el tiempo de reposo hormonal de la mujer entre una pastilla y otra para que resulte efecto, ya que estas son de reglamento estricto.

En segundo lugar, las consecuencias sociales de la mala educación sexual son una amenaza para el desarrollo del país. Últimamente, los jóvenes, debido a su escasa información, piensan que, por ser su primera relación sexual, no hay riesgo de embarazo o de contraer enfermedades. Esto, obviamente es totalmente falso, una simple creencia juvenil sin fundamento teórico. Por esta (y por otras razones), la tasa de abortos se ha incrementado notablemente, aun sabiendo que este procedimiento es solo permitido en fetos con graves anomalías o enfermedades. Además, el nivel de enfermedades por transmisión sexual también ha variado para mal, se ha propagado.

En conclusión, la deficiente educación sexual que reciben los jóvenes influye en el mal uso de los anticonceptivos, lo que trae, así, varias consecuencias sociales negativas como embarazos no deseados, abortos y enfermedades. Los jóvenes necesitan estar informados sobre todas las consecuencias del ejercicio de su sexualidad para que así estos aprendan a cuidarse y valorarse.

30 nov '06-21:34
Alternativas de solución al problema

La educación sexual en los jóvenes ha cambiado. Hoy, se habla de esto sin restricciones y sin ningún tabú, lo cual es muy bueno, pues mantenerse informado nos ayuda a evitar problemas. Lo desfavorable es que, muchas veces, no se sabe llegar a los jóvenes, y estos buscan información mediante medios que la tergiversan. En las siguientes líneas, abordaremos las principales alternativas de solución para llegar a una mejor educación sexual.

Muchos padres, colegios e instituciones suelen abordar la educación sexual desde un punto de vista biológico, explicando los cambios hormonales y físicos. Sin embargo, las inquietudes de muchísimos jóvenes van mas allá, estos necesitan saber sobre el sexo en todas sus dimensiones (biológica, psicológica, espiritual, social). Además, se debe tener en cuenta las características de la etapa de vida por la cual el adolescente atraviesa, una fase de definición y consolidación de personalidad. Los padres deben recordar y ponerse en contacto con su propio proceso adolescente para, así, obtener una mejor comunicación.

Los valores, por otra parte, son otro aspecto importante en este tema. La opción por ciertos valores es un proceso que se consolida en la adolescencia y tiene sus raíces en la infancia. Es casi determinado que los hijos hagan suyos ciertos principios y valores parentales, las familias orientan la educación de los hijos para que estos compartan sus mismos valores. Este proceso de internalizacion e identificación con los valores de los padres hace que el niño acceda a una comprensión de las normas y, así, sepa que se espera de sus acciones para el mismo. Por otra parte, existen muchos padres que fueron criados en un contexto autoritario y es esta la manera en que ellos pretenden criar a sus hijos. Este sistema funciona en la niñez por la vía del temor al castigo y es, en todos los casos, muy probable que deteriore el vínculo de confianza. En la adolescencia, el sistema autoritario no es nada óptimo. No es probable que un joven se comprometa integralmente con un valor o ideal, a partir de un mandato externo. Así, se debe aclarar que esta no es una vía par inculcar ideales a los adolescentes.

Por otro lado, la problemática de la educación sexual no solo le concierne a la familia, sino también al Estado. Las instituciones deben brindar información clara y precisa a los jóvenes que se inician en el campo de la educación sexual. Existe, en la actualidad, una considerable falta de capacitación en la formación profesional de psicólogos, educadores y otros profesionales de la salud en este tema. Por otra parte, es necesario que estas instituciones enseñen y ayuden a los padres a abordar y confrontar este tema, para que, así, estos a su vez ayuden a sus hijos, ya que, al fin y al cabo, son sus padres y los conocen mejor que nadie.

30 nov '06-21:33
Los problemas de la educación sexual de los jóvenes limeños

La educación sexual de los jóvenes ha cambiada muchísimo últimamente, al igual que el concepto de sexualidad para ellos lo que hace que surjan inquietudes y, a la larga, trae grandes consecuencias negativas. En las siguientes líneas, abordaremos las principales razones de este problema y algunas soluciones.

El problema no es la falta de educación sexual, sino el modo en que se da. Los programas que brindan información sobre cómo funciona el sistema sexual del cuerpo, que es lo que los jóvenes deberían saber, han fallado. Como consecuencias de ello, los muchachos prefieren informarse por medios no siempre confiables. Por otra parte, los programas que buscan ayudar a los jóvenes usando la dramatización y juegos han demostrado cierta efectividad.
Por otro lado, la falta de valores tradicionales influye mucho en el comportamiento sexual. El proceso de opción de valores comienza en la niñez, y , así, el niño sabe qué se espera de su conducta y de las consecuencias de sus acciones. Este punto muy importante es, muchas veces, tergiversado por medios de comunicación que trasmiten visión errónea del mundo, haciendo que los chicos confundan lo bueno con lo malo.

En conclusión, tomando en cuenta los puntos expuestos, como la mala educación, la falta de valores y los angustiantes medios de comunicación, deberíamos tomar mayor conciencia en cuanto a la libertad que se les da a los medios y a los jóvenes; ellos deben saber que existe un límite entre lo natural, lo normal; y lo extremo, como es el libertinaje dentro del campo del sexo.

30 nov '06-21:32
La mala información que reciben los jóvenes limeños sobre el sexo

En este país, la educación sexual ha decrecido en su calidad de manera alarmante. La información que tienen los jóvenes de hoy sobre sexo es transmitida, en su gran mayoría por otros jóvenes de igual o menos experiencia. Esto contribuye a que la información sea tergiversada y, por consiguiente, inadecuada. El desarrollo de este esta basado en la entrevista realizada al sociólogo de la PUCP, Percy Bobadilla.

Mas vale enseñarles una educación sexual similar a la realidad a la realidad social, pero hablada de manera libre, natural y sin tabú. Estas son las palabras que Bobadilla usó en una entrevista realizada sobre la problemática de la educación sexual en los jóvenes limeños. El tabú, según Bobadilla, ha ido bajando su intensidad debido a los cambios entre las generaciones ya que estas han ido evolucionando gracias al cambio de patrones en la comunicación. Ahora hay mas confianza para poder hablar de sexo y habría mucho mas si los padres y maestros le dieran la debida importancia. Si fueran ellos los que les enseñaran a los jóvenes, la idea de sexualidad no se habría distorsionado. Los jóvenes están aprendiendo sobre sexo por sus coetáneos, los cuales tienen igual o menor información sobre el tema. Afirma además, que uno de los principales problemas vendría a ser el hecho de que la religión este involucrada en este tema. La religión cumple un rol, de alguna manera, de prevención. Esto ocasiona que se traiga consigo la poca información sobre la educación sexual. La iglesia tiene el concepto de que si al joven se le enseña de sexo seria una forma de decirle “anda, sal y peca”. Es ahí donde la iglesia distorsiona y veda las charlas sobre sexo a los jóvenes y as ahí donde el joven busca información de personas con conceptos erróneos.

Según Bobadilla lo ideal para promover este tema sería que ya desde el nido se le empiece a enseñar a los niños la educación sexual, obviamente se empezaría por el conocimiento total de su cuerpo y el verdadero nombre de sus órganos reproductores. Otra recomendación sería “la educación de pares” que consiste en que deben enseñar dos personas a los jóvenes sobre sexo: un padre (puesto que él sabe el enfoque familiar que deben tomar) y un joven (para que haga llegar los conocimientos en su lenguaje y sea más dinámico). Todo este aprendizaje debe darse con técnicas pedagógicas bien estructuradas y modernas, “comunicar las cosas no quiere decir que tienen que darse de manera seria” (Bobadilla). Por otro lado, hay dos tipos de medidas educativas, de acuerdo a la edad del público, hay que darles un cierto énfasis en lo que es el tema. En caso sea, en los colegios, hay que dar por igual información a los colegios particulares y públicos.

Lo antes propuesto por Bobadilla es compartido por nuestro grupo. Nosotros también creemos que la información clara y sin tabúes para ambos sexos por igual traerá mejores resultados. Es importante recalcar que los mayores activistas en este tema han sido hechos por ENGs y entidades probadas. Pero es insuficiente por el nivel de cultura que tenemos sobre la sexualidad.

En conclusión, la mala enseñanza de educación sexual en el perú es causada porque los jóvenes no cuentan con la debida información. Los padres deberían ser los que les enseñen lo que es el sexo, sin deformarlo y llamar a cada parte por su nombre. El Perú necesita educarse mejor y el estado tiene que ponerse las “pilas” para que su país no se quede en la desinformación.