Tecnología limpia y calentamiento global. Eliminar la combustión de petróleo, gas y carbón de piedra

Las fuentes de energía que mantienen la vida sobre la tierra son su energía interna y la energía proveniente del sol. A lo largo de millones de años, con la aparición de la plantas, mediante la fotosíntesis se fue fijando los gases de carbono, azufre y otros compuestos que cubrían la tierra. La atmósfera se fue limpiando de gases y la vida sobre la tierra se hacía más propicia. Debido a los movimientos de las masas continentales y al impacto de meteoritos, la enorme masa vegetal y animal acumulada ha sido enterrada, y sometida a grandes presiones dando origen a zonas de carbón de piedra, petróleo y gases. Cuando el hombre surge sobre la tierra, encontró una atmósfera limpia de gases, propicia para la vida de esta especie, así como de los animales y las plantas. Ocurrió hace cuatro millones de años atrás. Con el uso del fuego, por primera vez, el hombre aprende una forma de extraer la energía del sol que se acumula en las plantas (leña), que primero utiliza para cocer alimentos haciendo más fácil su digestión. Los gases que las plantas captaban de la atmósfera eran devueltos por la combustión nuevamente a ella. Si la cantidad de gases que el hombre devuelve a la atmósfera mediante la combustión de las plantas no sobrepasa a la cantidad de gases que las plantas captan en un periodo de tiempo, se mantiene un equilibrio natural y las plantas siguen limpiando la atmósfera. Pero, si el hombre devuelve a la atmósfera una cantidad mayor de gases a los que captan las plantas, entonces se invierte el proceso natural.

Sin embargo, hace siglo y medio atrás que el hombre descubre los depósitos de carbón de piedra, después el petróleo y finalmente el gas natural. Primero quema carbón de piedra para evaporar agua y mover máquinas o fundir menas de minerales y producir metales, después quema petróleo y finalmente quema gas. No utiliza la energía del sol almacenada recientemente en las plantas, sino empieza a utilizar una energía almacenada en los combustibles fósiles, que proviene de millones de años atrás. El hombre inicia un proceso desbocado para devolver los gases que limpiaron las plantas de la atmósfera hace millones de años atrás y que están almacenados en estos combustibles fósiles. Al quemar los combustibles fósiles, el hombre, empieza a ensuciar nuevamente la atmósfera, con lo cual se ha superado largamente la cantidad de gases que las plantas hoy pueden absorber. El proceso natural se ha invertido. Siglo y medio que cada día se ensucia la atmósfera con gases de carbono, azufre y otros compuestos que provienen de múltiples actividades tecnológicas que utilizan energía de los combustibles fósiles.

Resulta que un millón de joules de energía proveniente del sol, solamente la décima parte se acumula en las plantas que sirven de alimento para producir un gramo de conejo, el resto se pierde. El conejo consume las plantas y solamente aprovecha nuevamente la décima parte, es decir 10,000 joules. Quien come el gramo de conejo, solamente aprovecha la décima parte, es decir 1,000 joules. Consume una energía de calidad, que es una energía limpia, porque en el proceso los gases que se devuelven a la atmósfera es menor que la cantidad de gases que captaron las plantas. Obviamente, si el conejo se come crudo y éste ha consumido las plantas que han crecido de manera natural. Si el conejo se cuece con leña, el proceso natural puede continuar sin ser alterado. Pero, ¿qué ocurre si para cocer el conejo se utiliza una parrilla de varillas de acero? Aun utilizando leña, resulta que en el acero de la parrilla, están acumulados millones de joules de energía (eMergía) que han provenido del carbón de piedra que se ha utilizado para fundir el mineral y del petróleo para mover las máquinas que han permitido obtener el hierro para las varillas de la parrilla. Durante la combustión del carbón de piedra y del petróleo, se han devuelto a la atmósfera los gases que fueron fijados hace millones de años, superando la cantidad de gases que pueden captar la plantas.

La eMergía, es una energía sucia. Si observas la casa donde vives, seguramente está hecha de ladrillo, cemento y varillas de acero. Estos materiales, para su obtención se ha recurrido a la combustión de carbón de piedra, petróleo o gas y en consecuencia se ha ensuciado la atmósfera con gases de hace millones de años que las plantas ya habían limpiado. Al viajar en bus, avión o barco, se utiliza la energía que proviene de la combustión de combustibles fósiles. La invasión a Irak por parte de EEUU, que ha tenido como objetivo controlar el suministro de petróleo y gas, es por eMergía. Es decir, obtener energía sucia mediante un método sucio.

¿Cuántos árboles se deben sembrar para que capturen los gases que se devuelven a la atmósfera por cada barril de petróleo que se quema? ¿Cuántos árboles debe usted sembrar para que capturen los gases que se ha emitido en la producción del cemento, ladrillos y varillas de acero de la habitación dónde está? La tecnología que utiliza energía de la quema de combustibles fósiles, es una tecnología sucia. Los magnates del petróleo de derecha, izquierda o nacionalistas, que se han entrecruzado en guerras por el control de los combustibles fósiles, son los que están ensuciando la atmósfera, con una tecnología sucia, resultado de políticas sucias. Estas guerras, son como el último festín de los cocodrilos cuando se seca el río, el preludio de la negra noche de la humanidad. Los informes científicos dan cuenta del aumento global de la temperatura, el derretimiento acelerado de los glaciares en las cordilleras y del hielo “perpetuo” de los polos de la tierra. Un método de simulación computacional demuestra que estos fenómenos, son el producto de estos últimos cien años de frenesí de las tecnologías sucias y de las políticas sucias. Parece que ya es demasiado tarde para corregir la inversión del proceso contaminante y regresar a un proceso natural de una vida sana. Tiene que darse un cambio radical, de las tecnologías sucias pasar a las tecnologías limpias y de las políticas sucias de guerra y violencia pasar a las políticas limpias de productividad limpia y paz. Es urgente, que se penalice la quema combustibles fósiles como un delito doloso contra la vida y la salud de la humanidad entera.

Puntuación: 3.84 / Votos: 12

Comentarios

  1. Gilberto Manosalva Vásquez escribió:

    Mi nombre es Gilberto Manosalva y estoy tambien muy preocupado por este desastre que estamos viviendo y, que ningún gobierno dice nada cegado por la ambición del poder,yo cuento con un aproximado de 60 hectareas de terreno y estoy produciendo Aguaymanto orgánico pero no cuento con ningun apoyo para sembrar mas solo cuento con dos hectareas me gustaría producir mas para exportar al exterior,y tambien estoy reforestando con pinos ya tengo 3mil pero quisiera sembrar unas 20 0 30 hectareas para contribuir con la recuperacion de nuestra atmósfera si alguien lee este comentario y me puda apoyar mi correo es manosalva-01@hotmail.com gracias por leer mi comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *