Archivo por meses: junio 2019

A partir del 2020 no son deducibles los gastos vinculados a vehículos cuyo costo de adquisición supera 26 UIT

[Visto: 2629 veces]

Vehículos destinados a dirección, representación y administración:

 A partir del 2020 no son deducibles los gastos vinculados a vehículos cuyo costo de adquisición supera 26 UIT

 Dra. Mery Bahamonde Quinteros[i]

 Fecha de elaboración y publicación: 20/06/2019

 Como se recordará, a partir del 01 de enero de 2013 entró en vigor el Decreto Supremo N° 258-2012-EF, el cual estableció que para efectos del impuesto a la renta no son deducibles los gastos de mantenimiento, funcionamiento, depreciación vinculados a vehículos automotores de las categorías A2, A3, A4, B1.3 y B1.4, asignados a actividades de dirección, representación y administración de la empresa, cuyo costo de adquisición sea mayor a 30 UIT (valor de UIT del ejercicio en que se adquirió el vehículo o ingresó al patrimonio) .

En aplicación de la citada norma, SUNAT en el Informe N° 059-2018-SUNAT y el Tribunal Fiscal en la Resolución N° 09191-5-2017 precisaron que a partir del ejercicio 2013 cada contribuyente debe verificar que el costo de adquisición del vehículo cuyos gastos de funcionamiento y mantenimiento destinados a administración, dirección y representación no supere las 30 UIT, aun cuando el vehículo hubiera sido adquirido en el ejercicio 2012 (período en que no se encontraba vigente dicho límite).

Recientemente, el 15 de junio de 2019, mediante Decreto Supremo N° 181-2019-EF, el legislador modificó el límite referido al costo de adquisición de los vehículos destinados administración, dirección y representación reduciéndolo a 26 UIT. Cabe señalar que según la Primera y la Segunda Disposición Complementaria Final la norma entra en vigencia el 1 de enero de 2020 siendo aplicable para vehículos adquiridos a partir del 16 de junio de 2019.

Conforme se aprecia, el Decreto Supremo N° 181-2019-EF establece un criterio distinto al establecido por SUNAT y el Tribunal Fiscal detallado en el segundo párrafo de la presente nota. En ese sentido, a partir del ejercicio 2020 debemos verificar la fecha de adquisición del vehículo, de tratarse de vehículos adquiridos a partir del 16 de junio de 2019 corresponderá reparar los gastos de mantenimiento y/o funcionamiento, depreciación, arrendamiento y otros vinculados a vehículos cuando el costo de adquisición o incorporación supere 26 UIT.

Es necesario recordar que, el inciso w) del artículo 37° de la Ley del Impuesto a la Renta en concordancia con el inciso r) del artículo 21° del Reglamento, para la deducción de gastos vinculados a vehículos asignados a actividades de dirección, representación y administración de la empresa, requiere el cumplimiento de los siguientes requisitos:

  1. Los vehículos sean estrictamente indispensables y se apliquen en forma permanente para el desarrollo de las actividades propias del giro del negocio o empresa.
  2. Número máximo de vehículos aceptados tributariamente según nivel de ingresos anuales del contribuyente.
  3. El costo de adquisición o ingreso al patrimonio no exceda de 30 UIT desde el ejercicio 2013 al 2019 y 26 UIT a partir del ejercicio 2020.
  4. Realizar la “identificación del vehículo(s)” cuya deducción es permitida según límite cuantitativo en la declaración jurada anual del primer ejercicio a los vehículos cuyos gastos de mantenimiento se pretende deducir.

Sin perjuicio de lo expuesto, cabe señalar que las actividades que desarrollan los vendedores, así como las de transporte de personal de la contribuyente no constituyen actividades de dirección, representación y administración de la empresa, por lo tanto, los requisitos antes analizados no les resulta de aplicación, criterio recogido en el Informe N° 097-2013-SUNAT/4B000.

[1] En aplicación de lo previsto en la Norma X del Título Preliminar del Código Tributario, según el cual las leyes referidas a periodicidad anual rigen desde el primer día del siguiente año calendario a su publicación

[i] Abogada por la Pontificia Universidad Católica, Máster en Tributación y Política Fiscal por la Universidad de Lima, Gerente de Impuestos de B&B Abogados y Contadores. Ex asesora del Tribunal Fiscal y SUNAT. Para consultas sírvase escribir a la siguiente dirección electrónica: consultora@merybahamonde.com WhatsApp: 984387333

 

 

SUNAT aplica múltiples multas por cada omisión de exhibir libros y/o documentación en fiscalización

[Visto: 1855 veces]

SUNAT aplica múltiples multas por cada omisión de exhibir libros y/o documentación en fiscalización

 

                                                                                                            Dra. Mery Bahamonde Quinteros[i]

Fecha de elaboración y publicación: 14/06/2019

En virtud de lo previsto en el artículo 62° del Código Tributario (CT), la SUNAT se encuentra facultada a requerir documentación contable, legal y societaria a los contribuyentes, dicho requerimiento puede realizarlo dentro de un procedimiento de fiscalización o como parte de sus acciones de fiscalización e inducciones al cumplimiento de obligaciones tributarias.

Por su parte, el contribuyente fiscalizado deberá proporcionar la documentación requerida por SUNAT, de no hacerlo el contribuyente es pasible a cometer diversas infracciones, siendo las más frecuentes las previstas en el numeral 1 y 5 del artículo 177 del Código Tributario.

Sobre el particular, la infracción prevista en el numeral 1 del artículo 177 del CT está referida a la no exhibición de documentos con los que debería contar los contribuyentes de forma previa al requerimiento de la Administración, tales como libros, registros, etc. La sanción para dicha infracción es de 0.6% de los IN (ingresos netos) del ejercicio anterior al que se comete la infracción. Así pues, es común que SUNAT aplique dicha infracción cuando dentro del procedimiento de fiscalización o ante una esquela de citación el contribuyente no exhibe:

  • Guías de remisión y notas de débito y/o crédito.
  • Documento emitido por la Superintendencia Nacional de Migraciones donde se comunica la autorización de visa de ciudaddes extranjeros con calidad migratoria.
  • Libro de Matrícula de acciones, Libro de Actas.
  • Libro de Caja y Bancos, Diario, Mayor y Registro de Compras, Registro de Inventarios Permanente en Unidades Físicas y otros libros que el contribuyente fiscalizado se encuentre obligado a llevar.

De otro lado, la infracción tipificada por el numeral 5 del artículo 177 del CT, se encuentra relacionada con no proporcionar información y documentación que la Administración le pudiera solicitar, estando referida a casos tales como proporcionar informe que detalle:

  • Lista de proveedores, análisis detallado del costo de ventas, no proporcionar información requerida respecto a sus operaciones comerciales productivas y/o servicios que desarrollaba.
  • No presentar el análisis mensual de la determinación del IGV.
  • No presentar el detalle de los préstamos recibidos o entregados , cronograma de pagos, entre otros.

Conforme se aprecia esta última infracción es aplicable únicamente por no presentar información que los contribuyentes se encuentran obligados a preparar ante una solicitd de la Administración. La sanción a dicha infracción es 0.3 IN del ejercicio anterior al que se detecta dicha infracción, no pudidendo ser menor al  10% de la UIT ni mayor a 12 UIT.

Ambas infracciones cuentan con un régimen de gradualidad o rebaja de sanción condicionada a la presentación de documentación y/o libros dentro del plazo otorgado por SUNAT y pago de la sanción.

Es necesario alertar, que según la Resolución del Tribunal Fiscal N° 10070-2-2017[1], la SUNAT se encuentra facultada a emitir varias resoluciones de multa por el mismo tipo infractor por cada omisión incurrida por el contribuyente. Así pues, la SUNAT puede emitir tantas Resoluciones de Multa por la infracción del numeral 1 del artículo 177 del CT como omisiones a presentar libros y/o documentación no fue presentada por el contribuyente en cada requerimiento, similar circunstancia ocurre en la infracción prevista por el numeral  5 del artículo 177 del CT.

La citada resolución indica que si bien las Resoluciones de  Multa impugnadas se emitieron por un mismo tipo infractor, ambas se encuentran referidas a omisiones distintas, esto es en el primer caso: se sancionó por no haber exhibido las guías de remisión y notas de débito y/o crédito; asimismo, no exhibió Libro de Caja y Bancos, Diario, Mayor y Registro de Compras  ambas infracciones por  el numeral 1 del artículo 177° del CT se configuraron en fechas distintas fecha de cada resultado de requerimiento.

Agrega que pueden aplicarse varias multas por el mismo tipo infractor si es que se tratan de omisiones distintas dentro del mismo procedimiento de fiscalización, en el caso se puede aplicar varias infracciones del numeral 5 del artículo 177° del CT, en el caso se emitieron dos resoluciones de multa, la primera por no presentar el análisis mensual de la determinación del IGV y la segunda por no presentar el detalle de los préstamos recibidos o entregados , cronograma de pagos, entre otros.

Estando a lo expuesto es recomendable solicitar prórroga del plazo para cumplir con el requerimiento, de no ser concedido dicho plazo es pertinente subsanar dentro del plazo otorgado por la SUNAT. Finalmente, también considerar que la Resolución de Superintendencia Nacional Adjunta Operativa N° 039-2016/SUNAT, ha previsto la inaplicación de la sanción para las infracciones en análisis siempre que:

  1. a) Sea la primera vez que el sujeto fiscalizado cometa la infracción, dentro de la acción de fiscalización, y el hecho se detecte en la misma y,
  2. b) Se subsane la infracción al vencimiento del plazo otorgado por la Administración.

 

 

 

[1] file:///C:/Users/Usuario/Downloads/2017_2_10070.pdf

[i] [i] Abogada por la Pontificia Universidad Católica, Máster en Tributación y Política Fiscal por la Universidad de Lima,  Gerente de Impuestos de B&B Abogados y Contadores. Para consultas sírvase escribir a la siguiente dirección electrónica:  consultora@merybahamonde.com WhatsApp: 984387333

 

Pérdida del Crédito Fiscal: Criterios usados por SUNAT que no acreditan falta de fehaciencia de las adquisiciones

[Visto: 682 veces]

R

Pérdida del Crédito Fiscal: Criterios usados por SUNAT que no acreditan falta de fehaciencia de las adquisiciones

                                                                                                       Dra. Mery Bahamonde Quinteros[i]

Fecha de elaboración y publicación: 07 de junio de 2019

Como sabemos para sustentar el crédito fiscal y el gasto en forma fehaciente y razonable, no basta que se cuente con los comprobantes de pago por adquisiciones y probar su registro contable, sino que debe demostrarse que, en efecto, estas operaciones se hayan realizado. En caso contrario la operación podrá ser calificada como no real de acuerdo con lo previsto por el artículo 44° de la Ley del Impuesto General a las Ventas.

En ese sentido, es común que en fiscalizaciones SUNAT al Impuesto General a las Ventas repare únicamente el crédito fiscal, por falta de sustento de las adquisiciones a proveedores.

Ahora bien, si bien la SUNAT requiere documentación comercial que acredite la fehacienca de las adquisiciones, no existe dispositivo legal que establezca los requisitos que debe cumplir dicha documentación para que la SUNAT le otorgue valor probatorio.

Es común que SUNAT califique una operación como no fehaciente en los siguientes supuestos:
– Cuando las cotizaciones no indican la fecha y firma de recepción, condiciones de pago y fecha de entrega de productos, identificación de la persona que en nombre del proveedor pactó la operación de compras, lugar exacto donde serán recogidos los productos.

– Cuando las guías de remisión incompletas o con datos inconsistentes respecto a datos del traslado.

– Cuando a criterio de SUNAT el espacio para almacenar los productos adquiridos es insuficiente.

– Cuando el contribuyente canceló con recibo de caja y el libro Caja y Bancos no fue legalizado.

– Cuando respecto proveedor observado la SUNAT obtuvo información del DAOT para evaluar la cadena de adquisición calificando como no fehaciente los supuestos en los que el proveedor observado solo cuenta con un proveedor  y/o no cuenta con trabajadores en planillas en la que conste personal suficiente para el desarrollo de sus operaciones comerciales.

– Cuando el proveedor que se encarga del traslado, SUNAT califica como no fehaciente los supuestos por los cuales el proveedor no cuenta con vehículos de transporte de carga y que la placa del vehículo consignada en las guías de remisión corresponde al vehículo de un tercero y el conductor labora para otro empleador.

En principio, es necesario precisar que el contribuyente fiscalizado acredite el destino de las adquisiciones se encuentre vinculada a su actividad económica, de modo tal que las adquisiciones son razonables para la actividad que desarrolla.

Respecto a los criterios de no fehaciencia utilizados por SUNAT, en reciente jurisprudencia el Tribunal en la Resolución N° 11385-1-2017 ha señalado que:

  1. Respecto a las exigencias en las cotizaciones el Tribunal señala que no existe normativa alguna que establezca formalidades en cuanto a su forma de emisión ni contenido, debiendo en todo caso contener un mínimo de datos a fin que permitan identificar con certeza la operación a realizarse o el pago efectuado.
  2. El cumplimiento de las obligaciones tributarias no dependen del contribuyente fiscalizado, no pueden ser atribuidas a éste ni por sí solas servir de sustento suficiente para desconocer la realización de las operaciones, más aún si es que SUNAT no realizó un cruce de información con el proveedor a fin de demostrar la fehaciencia de sus operaciones, siempre que el contribuyente hubiera presentado en la fiscalización la documentación de compras.
  3. En relación a la falta de capacidad de almacenamiento por parte del contribuyente respecto de los bienes adquiridos, en la antes citada resolución el Tribunal Fiscal señaló que la SUNAT deberá acreditar que realizó una análisis detallado respecto de la cantidad de stock que habría tenido el recurrente en el momento que recibió las mercancías, y el volumen de las mismas, que acredite fehacientemente dicha imposibilidad física de almacenamiento.
  4. Respecto a pagos con recibo de caja el Tribunal Fiscal desestima la falta de legalización del Libro Caja y Bancos como un criterio de falta de fehaciencia, sino que solo exige que de ellos se desprende con claridad los actos que contienen.

Finalmente, respecto a las inconsistencias en las guias de remisión, el Tribunal Fiscal en la Resolución N° 11379-1-2017 señaló que dichas incosistencias no sustentan la calificación como operación no fehaciente sino que corresponde a la SUNAT verificar la validez del Kardex, en el que se anotó el ingreso de los productos, además tiene que desvirtuar que los bienes adquiridos no hubieran ingresado al almacen de la contribuyente.

Conforme se aprecia en una fiscalización hay mucho que pelear, la pérdida del crédito fiscal solo podrá sustentarse en aquellos supuestos en los que el contribuyente fiscalizado no presente documentación que acredite el destino y real utilización de los bienes y/o servicios adquiridos.

 

 

 

 

 

 

[i] [i] Abogada por la Pontificia Universidad Católica, Máster en Tributación y Política Fiscal por la Universidad de Lima,  Gerente de Impuestos de B&B Abogados y Contadores. Para consultas sírvase escribir a la siguiente dirección electrónica:  consultora@merybahamonde.com WhatsApp: 984387333