Llamando a los padres por sus nombres

Ilustración: Klinko

Hay muchas personas que llaman a sus padres por su nombre y no los llaman “papá” o “mamá”. Algunas personas empezaron a hacer esto siendo niños, otros siendo adolescentes. Algunos lo decidieron así en algún momento de sus vidas, otros lo empezaron a hacer sin darse cuenta. Otros incluso fueron animados por el padre y/o la madre para que los llamaran por su nombre, muchas veces argumentando aquello de que quieren que el hijo los vea como un amigo(a) y no sólo como padre o madre.

Esta vez me voy a referir a los niños o adolescentes que están decidiendo, conscientemente, dejar de llamar “papá” o “mamá” a alguno de sus papás, o a ambos.

No mereces ser llamado “papá”

Hay muchos casos, por lo menos entre las personas que conozco, que esto se da como una respuesta a la sensación que tiene el hijo de que sus padres no se comportan como tales y que por eso no deben ser llamados “papá” o “mamá”. Frente a esta situación, el hijo opta por retirarle el título de padre a su mamá y/o papá, y empieza por llamarlo deliberadamente por su nombre.

Cuando los papás no pueden frenar esto, el hijo se acostumbra y se forma un hábito. Es más, yo diría que el hecho mismo de que los papás no puedan frenar esto, confirma en el hijo que no son dignos de ser llamados así.

Un consejo para todos los hijos que planean hacer esto

Si tú eres un niño o adolescente y estás planeando retirarle el título de “papá” a alguno de tus padres, o tal vez ya has empezado a hacerlo, te aconsejo que desistas y busques otra forma de resolver los problemas con ellos.

¿Por qué digo esto? Lo digo porque empezar a llamar por su nombre a tus padres viene a ser como un atentado suicida. No sólo atacas a tus papás (que, entiendo, tal vez opines que lo merecen), sino, y esto es lo más importante, te haces daño tú mismo.

¿Cómo así? Si tus papás no te frenan, esto se convertirá en un hábito y dentro de un tiempo, será ya muy difícil para ti volver a llamar a tus padres “papá” o “mamá”, aunque lo quieras. De esta forma, pasarán los años y posiblemente ya no haya marcha atrás. De alguna manera simbólica te quedarás sin padres, y esto, créeme, afectará como un onda expansiva tu futuro, no verás con los mismos ojos a tu pareja cuando decidas tener hijos, no te verás igual a ti mismo siendo papá o mamá, tu relación con tus propios hijos en el futuro estará afectada pues eso de “papá” o “mamá” estará ya trastocado en tu cabeza desde las mismas palabras.

No quiero ahondar en estas razones, pues haría falta demasiado texto académico para explicarlo en profundidad, pero la idea es esa. Dejar de llamar “papá” o “mamá” a tus padres es una bomba que te explotará en la cara a ti también, así que mejor será solucionar los problemas de otra forma.

Un consejo para los papás

Si su hijo o hija empieza a hacer esto o ya lleva tiempo haciéndolo, siendo una decisión voluntaria, es tiempo de hacer dos cosas:

1) No confirmar que no merecen el título y comportarse como papás: no permitan que los llamen por su nombre. Si ya se hizo un hábito, puede que ya sea demasiado tarde, así que será asunto de llevar a cabo la segunda recomendación.

2) Entender que si su hijo o hija ha empezado a hacer esto, es porque hay problemas en dos niveles: en un nivel familiar y en un nivel individual. Es tiempo de consultar con un profesional. Es muy probable que se necesite psicoterapia.

Es necesario realizar ambas cosas. Si sólo se limitan a aplicar disciplina y autoridad, sólo están atacando la punta del iceberg y no la raíz, y el problema volverá a emerger, tal vez convertido en otra cosa peor. La raíz se ataca enfrentando las dificultades emocionales, individuales y familiares que han originado esto.

 

Diego Fernández Castillo
Psicólogo – psicoterapeuta
Colegio de Psicólogos del Perú 19495
diego.fernandezc@pucp.edu.pe

 

Licencia Creative Commons
“Llamando a los padres por sus nombres” por Diego Fernández Castillo se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución – No Comercial – Sin Derivar 4.0 Internacional.
Puntuación: 4.22 / Votos: 9

43 pensamientos en “Llamando a los padres por sus nombres

  1. Andrea

    hola, quiesiera preguntar. tengo 18 años y desde mas o menos los catorce años comencé a llamar a mi mamá por su nombre de pila. y la verdad se molesta bastante hasta el punto de pelear por ello.me gustaria saber ¿que anda mal conmigo? ¿realmente es mi culpa? y solo me ha pasado con mi mamá, porque con mi papá no puedo decirle ni siquiera el nombre. muchas gracias

    Responder
    1. Diego Fernández Castillo Autor

      Hola Andrea. ¡Gracias por preguntar y por la confianza!

      A mí me da la sensación (puedo estar equivocándome, desde luego) que en la historia que me cuentas, la mamá resiente día tras día el retiro del título de “mamá”. Es como si dijera “¡AUCH!” cada vez que escucha su nombre de boca de su hija, como si fuera un golpe. Así, por 4 años, día tras día.

      Yo me pregunto, ¿cómo no sentirse culpable o que “algo anda mal conmigo” en una situación así? Es bien difícil, porque al fin de cuentas se trata de tu mamá. Así que partamos de ahí: las preguntas que haces me parecen completamente comprensibles: ¿qué anda mal conmigo? ¿Realmente es mi culpa?

      Sin embargo, tú no hiciste esto por gusto o porque eres mala. Tú empezaste a llamar a tu mamá por su nombre por alguna razón. Eso es lo importante, que hay razones detrás, y también propósitos, y también sentimientos. De repente no se trata de buscar un culpable, por ejemplo, echándote la culpa a ti (o a tu mamá). De repente se trata de entender qué pasó hace 4 años o qué pasó en general para que le retiraras el título de “mamá” a tu mamá… y para qué lo hiciste (sí, habría un “para qué”). Eso es lo que habría que descubrir y ver cómo se resuelve.

      Responder
  2. Alexa

    Hola! Respeto al tema me gustaría preguntar, tengo un hijo de 12 años, y desde que habla me llama por mi nombre, por más que insisti hasta la fecha me sigue llamando Ale, me tranquiliza un poco que reconoce mi autoridad y al referirse a mi con familiares, amigos o en la escuela lo hace como mi mamá, pero en si, a mi no me dice mama, y en realidad no me incomoda, esta mal que el lo haga? Esta mal que yo lo permita?… Agradezco mucho su respuesta. Saludos

    Responder
    1. Diego Fernández Castillo Autor

      Hola Alexa. Lo que comentas es un poco distinto a lo que propuse en la entrada. En tu caso, tu hijo te llamó por tu nombre desde que empezó a hablar, de tal forma que no pasa por un “retiro del título de mamá”, sino que parece que aprendió a llamarte así siendo pequeñito. En todo caso, aquí lo interesante sería ver cómo así aprendió a hablar de esta forma. En la entrada yo me centraba más en las situaciones en las que el niño o adolescente, habiendo llamado “papá” o “mamá” a sus padres toda la vida, en un momento determinado deja de hacerlo.

      El hecho de que tus intentos de que te llame “mamá” no hayan surtido efecto, se puede explicar de muchas maneras, pasando por la constancia, por la forma en que intentaste hacerlo o por la época en que empezaste, por ejemplo; y también debe haber alguna razón para que no funcionara. Igual me parece un poco complicado que, ya teniendo 12 años, esto fuera a cambiar, y más aun si no le incomoda a ninguna de las dos partes. Tampoco me parece que esté “mal” que lo permitas o que él haga esto, pues, como dije, parece que aquí no se trata de que él te haya retirado el título, sino que sencillamente le enseñaron a hablar de una forma diferente. No dudes en preguntar si tienes más dudas o comentarios. Saludos =)

      Responder
      1. Alexa

        Efectivamente, escuchaba que todos me llamaban por mi nombre y así lo aprendio, solo tenía esa duda, gracias por su respuesta 🙂

        Responder
  3. ada

    Buen dia.
    Sobre el tema, me llama la atencion, mi hija tiene 11 años, cuadno empezo a hablar, me decia por mi nombre, viviamos en casa de mi madre y a ella le decia mama, era lo que esuchaba. Mi hermana fue quien le insitio en que a mi me llamara mamá y hasta entonces lo hacia, hace un par de años a veces me decia por mi nombre y hace un par de meses en su mayoria me dice por mi nombre, aun a veces me dice mamá, a mi no me incomoda, hay una relación de amor, madre e hija, lo menciono, porque al referirse por no mbre de pila a los padres, da la sensacion de una relacion frivola. Pero, es un error entonces? o cual seria la recomendacion? a mi en lo particular no me molesta.
    saludos y gracias!

    Responder
    1. Diego Fernández Castillo Autor

      Hola Ada. Te diría más o menos lo mismo que le respondí a Alexa, arriba. Parece que tu hija se acostumbró, desde la época en que aprendía a hablar, a llamarte por tu nombre, o tal vez así se le enseñó, de repente de manera inadvertida. Lo tuyo es distinto a cuando un niño a adolescente, habiendo llamado “papá” o “mamá” (o de alguna manera similar) a sus padres desde siempre, de pronto les retira el título y empieza a llamarlos por su nombre, que es lo que describo en la entrada.

      Como dije, lo tuyo es diferente: tu hija aprendió a hablar así, y luego aprendió a llamarte “mamá”, animada por su tía, de tal forma que te llama de las dos maneras. La verdad es que si no genera malestar ni en tu hija ni en ti misma no veo necesidad de decir que “está mal” o que “es un error”. Tal vez signifique algo en la vida de ustedes (como por ejemplo que la del cargo “mamá”, en realidad, era la abuela, y que de alguna manera la hija y la nieta acaban siendo como hermanas, lo que de hecho trae una serie de implicaciones en la crianza y en el desarrollo de la niña), pero de ahí a decir que “está mal” por el solo hecho de ser así, como que no, tendría que haber malestar en alguna de las partes o estar dándose una situación de riesgo en la salud de la niña. Saludos, gracias por participar y no dudes en preguntar si te surge una interrogante 🙂

      Responder
  4. Gerardo Gimenez

    Desde hace poco empiezo a llamar por su nombre a mis padres y mis abuelos , a la mayoria de mis familiares de “rango” mayor. Empece a decirles por su nombres de Pila sin darme cuenta y ahora me cuesta detenerme.

    Responder
    1. Diego Fernández Castillo Autor

      Hola Gerardo. Sí, de hecho cuando los hijos empiezan a llamar a los papás por sus nombres y los “de rango mayor”, como bien dices, lo permiten, ya después puede resultar muy complicado volver a la situación anterior, por más que se quiera. Uno lo puede desear, pero es como incómodo, como que ya no fluye o es muy forzado, puede ser una situación bastante desagradable. Por eso cuando se ha dado el caso, siempre les sugiero a los chicos que no empiecen a hacer eso, porque si los papás lo permiten, puede ser un camino sin retorno. Más bien habría que pensar qué es lo que hace que uno tenga ganas de quitarles el “rango” a los papás. ¿Qué pasó? ¿No lo merecen, no hicieron bien su labor, no tienen autoridad, quiero ponerlos a prueba? Muchas veces hay algo de eso en el fondo. Saludos y cualquier cosa no dudes en preguntar =)

      Responder
  5. Paola

    Hola. Mi hijo tiene siete años, cuando empezó a hablar nos decía papá y mamá; además abuelos, tíos y demás. Ya después dejó de usar esas palabras y a ninguno le llama por su parentesco (papá, mamá, tío, abuela, etc) sólo cuando habla con otra persona de alguno si hace referencia a dicho parentesco: “mi papá dijo esto”, “el tío Andrés está afuera”, etc. Esto pasa desde hace bastante tiempo, pero ahora para mi esposo y yo ha sido cada vez mas complicado porque no sabemos cuál pueda ser el motivo. A los profesores si les dice profe sin problema. Quedo atenta y muchas gracias por su ayuda.

    Responder
    1. Diego Fernández Castillo Autor

      Hola Paola. Pienso que algunas personas podrían tomarme como exagerado, pero me pongo en tu lugar y creo que lo tomaría como una incógnita o misterio por resolver. Me parece importante buscar a un profesional recomendado, y que esté dispuesto a indagar con ustedes qué pudo haber pasado o cómo se puede explicar este cambio en el niño. Me parece que llegar a una respuesta consistente y confiable no debería tomar más allá de un puñado de sesiones (a eso se le llama “evaluación”, como cuando vas a la clínica y te toman análisis para luego darte un resultado, una respuesta). De repente encuentras algo que se está formando en él y que luego podría convertirse en una amenaza para su salud. En el mejor de los casos tiene una explicación más benigna, y así tú y tu esposo se quedan tranquilos. De cualquier modo salen ganando. Si se encuentra algo que luego podría ser un problema, al ser encontrado a tiempo, podría ser atendido de forma oportuna y evitarte dicho problema más adelante.

      Digo esto porque, cuando dices “… para mi esposo y yo ha sido cada vez más complicado…”, yo lo leo como una muestra de preocupación o como la sensación de que algo no les está cerrando a los papás, como que hay gato encerrado. Ese tipo de alarmas a mí me parece que merecen ser atendidas porque podrían salvarte a ti y a los tuyos de una situación pesada. Espero que te sirva de algo lo que te he comentado. No dudes en preguntar si tienes alguna duda. Saludos

      Responder
  6. Soledad Jiménez

    Buenas tardes doctor,yo hace poco empeze a llamar a mi madre por su nombre,porque se supone que era mi madre y nunca me apoya,me lastima y siempre se pone de lado de mi hermana,por eso le quite el titulo de madre,no se lo merece por mala y cruel,¿cree que le pueda a llegar a odiar ,o tenerle rencor? Porque enserio no pienso llamarla madre

    Responder
    1. Diego Fernández Castillo Autor

      Hola Soledad. Lo que me describes parece (ojo, “parece”) que es una situación fuerte de lo que se conoce como “rivalidad fraterna”, en donde justamente los papás (en tu caso, la mamá) tienen un rol fundamental.

      Sobre lo que me preguntas, se puede llegar a odiar a dos tipos de personas: 1) a quienes, sin ser nadie importante para nosotros, nos han hecho tanto daño que se convierten en personas importantes para nosotros a través del odio. 2) A aquellos seres amados con los que nos hallamos tremendamente resentidos (por eso dice el dicho aquello de “del amor al odio hay solo un paso”). Lo que tú nos comentas parece ser de este segundo orden. Yo lo que veo es que estás muy enojada y resentida con tu mamá. No quiero caer en el cliché aquel de “el odio te va a hacer más daño a ti” o “perdona a tu mamá… no por ella, sino por ti”, lo cual sería francamente tonto y falto de empatía para contigo. Sin embargo, sí he de advertirte que el resentimiento y, más aun, el odio, son afectos que a la larga destruyen a la propia persona, incluso físicamente. Solo hay un sentimiento más destructivo que ese, y es un tipo específico de envidia. Sería absurdo e ingenuo sugerir que no sintamos eso, ya que hay situaciones en la vida que nos provocan esos sentimientos, y bloquearlos o reprimirlos es aun peor para nosotros. Pero sí hay que tener en cuenta que la presencia de esos sentimientos en nosotros son una alarma y sería bueno ver alguna forma de solucionarlo para que no nos intoxique con los años.

      Siéntete en confianza para seguir comentando si tienes más dudas. ¡Saludos!

      Responder
  7. Mirta

    Hola doctor.tengo un hijo de 31 años.desde hace un tiempo a veces me llama por mi nombre.esto me duele.vivimos juntos.mi.marido fallecio hace 14 años.nos llevamos bien.pero esto la verdad me duele y me molesta.esta bien a su edad q lo haga ? Yo nunca llame a mis padres por su nombre.gracias

    Responder
    1. Diego Fernández Castillo Autor

      Hola Mirta. Ciertamente llama la atención que suceda esto que cuentas a una edad tan avanzada. Yo creo que aquí, más que preguntarnos si esto está bien o no, habría que preguntarnos para qué hace esto tu hijo. Las personas hacemos las cosas para algo. ¿Cuál será su razón? Me pregunto si sabes esto.

      Otra pregunta que me surge es, ¿sabe tu hijo que te duele? Si llevan una buena relación sería importante que él sepa que este cambio te hace sentir mal, para así evaluar cuán necesario es que se siga con eso.

      Responder
  8. ubhnijmok,.

    me dio risa esto no veo nada de malo llamarlos por su nombre yo les digo mami o papi a pesar de mi edad no los llamaria por su nombre solo porque me parece raro y porque los considero amigos

    Responder
    1. Diego Fernández Castillo Autor

      “Malo”, no, esa palabra no se usó en la nota, que yo recuerde. Sí se considera poco conveniente, por lo ya explicado ahí. Cuando los niños o adolescentes hacen esto, puede deberse a un retiro del título de padres a sus papás y, por tanto, los padres pueden pensar en ello y tomarlo como una señal de alarma. Si te fijas en los comentarios más arriba verás que algunos niños hacen esto no porque le hayan retirado el título a nadie, sino porque aprendieron a hacer esto desde que aprendían a hablar. En todo caso, son los mismos papás los que se retirarían el título en este caso, ya sea por acción u omisión. ¿Por qué digo que es “poco conveniente”? Bueno, ese título forma parte de la autoridad de los padres. Si se considera que no importa que los niños se desarrollen con papás sin autoridad o con autoridad mellada, entonces adelante, cada quien ve qué hace. Tú mismo lo has dicho, “no llamo a mis padres por sus nombres porque NO son mis amigos”. Estás hablando de que tus padres NO son tus pares. Eso es autoridad.

      Finalmente, no veo el chiste en lo compartido, como para que digas que “te dio risa”. Es un poco inadecuada tu expresión. Saludos

      Responder
  9. Elisa

    Hola yo tengo gemelos de 6 años y un peque de 3 y hace poco me empezaron a llamar por mi nombre en sus juegos siempre me meten pero usan mi nombre e tratado que me digan siempre mamá .pero cada vez que pueden me dicen por mi nombre …yo no trabajo por w estoy pendiente de ellos todo el día ..No se si es por que yo les digo que soy su amiga y tienen que contarme todo lo que hacen fuera de casa (así prevengo maltratos o lo que pasa en la escuela ) pero me preocupa que se les haga un hábito y ya no me digan mamá ….a su papa le dicen papi casi nunca le llaman por su nombre …..

    Responder
    1. Diego Fernández Castillo Autor

      Hola Elisa. ¡Gracias por compartir tu experiencia! En lo que cuentas habría que determinar bien en qué situaciones te llaman por tu nombre. Parece que es cuando juegan. Me pregunto si de repente es en el contexto de “juegos dramáticos”, en donde los niños y quienes juegan con ellos deben interpretar personajes, como en el teatro o en una película (de ahí el nombre de “juegos dramáticos”). Si es así, de pronto quien te está llamando por tu nombre no son tus hijos, sino los personajes que ellos están representando. Si ese fuera el caso, podrías evitarlo poniéndole un nombre diferente a tu personaje, para que no usen el tuyo. Si te están llamando por tu nombre en otros contextos en los que no hay la interpretación de personaje alguno, sino que directamente te están llamando por tu nombre a ti, a su mamá, entonces sí podrías considerar que se está dando el fenómeno del que he hablado en esta entrada.

      Lo que mencionas de que les dices que tú eres su amiga, no te lo recomiendo. Efectivamente ese podría ser uno de los factores que podría hacer que pierdas autoridad frente a los niños. Si les dices que eres su amiga estás diciendo también que eres su par, ahí es donde el papá o mamá se “achica” frente al niño. Si los niños empiezan a llamarte por tu nombre o a hablarte como si fueras su amigo o amiga, ya no puedes decirles “yo no soy tu amiga para que me hables así”, porque tú misma se los has dicho. En realidad, no es necesario que fuerces una relación amical inexistente para obtener la confianza de tus hijos. Ellos pueden acudir a ti frente a cualquier amenaza si tú te eriges como una figura cálida, afectuosa, responsable, protectora, no sobreprotectora, no maltratadora, no censuradora y con autoridad. Esto incluso te ayudaría más, ya que los niños o adolescentes corren a refugiarse a la columna fuerte que representa una mamá o un papá así. Esto no ocurre en las relaciones amicales.

      Finalmente, mencionas que a su papá “casi nunca” lo llaman por su nombre. Nuevamente surge la pregunta, ¿en qué contexto llaman por su nombre a su papá esas pocas veces que lo están haciendo? Si es igualmente en el contexto de juegos dramáticos, se podría desalentar esto cambiando el nombre al personaje, pero si es en otros contextos, podría ser que ambos (papá y mamá) estén pasando por un problema de desautorización.

      Responder
  10. victoria

    Hola, yo tengo un hijo de 07 años hace unos 02 meses me esta llamando por mi nombre, lo hace de vez en cuando. Lo escucho y me suena raro que me diga asi, bueno yo trabajo todo el día, mi hermana me lo cuida. Llego muy tarde en las noches, pero igual me espera despierto, los domingos estamos juntos en cada todo el dia.
    A mis hermanas le indican que me diga mama y no por mi nombre, esta bien que m llame por mi nombre ???

    Responder
    1. Diego Fernández Castillo Autor

      Hola Victoria. Parece que lo que mencionas de tu trabajo y de que tu hermana es quien está asumiendo muchas de las tareas de crianza es uno de los factores que están generando este comportamiento en tu hijo. A veces los hijos hacen esto porque los papás trabajan mucho y están solo a la hora de acostarse y/o a la hora de alistarse en las mañanas. Algunos chicos me han dicho cosas como “mi papá (o mamá) solo está para decirme buenas noches, para apurarme en la mañana y para jugar el fin de semana”. Algunos chicos acaban asociando a sus padres solo con la recreación del fin de semana y entonces los desautorizan, les quitan el título y empiezan a llamarlos por sus nombres, como una forma de decirles “a mí me está criando esta otra persona, no tú”. Sería cosa de que vieras si esto es lo que se está dando con tu hijo.

      Que te llame por tu nombre no está ni bien ni mal. Por lo general prefiero evitar juzgar lo que sucede con las personas o sus familias. Los juicios no ayudan mucho. Lo que sí te puedo ofrecer es mi criterio profesional: no creo que te convenga que tu hijo acabe haciendo un hábito de esto de llamarte por tu nombre, por lo ya expuesto en el artículo.

      Te sugeriría, si quieres atacar este asunto, que hables con él, pregúntale por qué te está llamando así. Si tienes suerte, o si él tiene suficiente confianza, te va a contar. No te enojes si te responde que “no sabe” o si no es lo suficientemente claro, porque efectivamente, a veces los niños no saben conscientemente por qué lo hacen o no encuentran las palabras para explicarlo. Luego puedes decirle que no te gusta que haga esto. Pregúntate cómo te sientes cuando tu hijo hace esto (ve un poco más allá de lo “raro”) y díselo: “cuando me dices por mi nombre no me gusta, me hace sentir… [aquí le dices cómo te hace sentir]”. Si luego de hablar con él de esta manera insiste en hacerlo, o si incluso lo empieza a hacer más seguido, puedes volver para contarnos, o si deseas me escribes a ver qué se puede hacer. Te digo esto porque estás a tiempo aun de que no se haga un hábito y no haya marcha atrás. ¡Saludos y gracias por comentar!

      Responder
  11. Fabiana

    Hola, salía con un hombre de 48 años que cuando hablaba de toda su familia, lo hacía por los nombres propios, nunca dijo mamá, papá o mi hermano, yo al principio tuve que adivinar de quién me hablaba, me pareció rarísimo, y nada normal.

    Responder
    1. Diego Fernández Castillo Autor

      Hola, Fabiana. Sí, es verdad, muchas de estas personas que se acostumbran a llamar a sus papás por sus nombres, acaban haciéndolo también cuando hablan de ellos a terceros (por ejemplo, te dice: “quisiera que conozcas a Teresa”, y resulta que Teresa es su madre).

      También hay quienes llaman a sus papás por sus nombres cuando están con ellos, pero sí usan los “títulos” cuando hablan de ellos a otras personas. Por ejemplo, te dice: “quisiera que conozcas a mi mamá”, pero a la mamá en cuestión la trata por su nombre de pila cuando habla con ella. Incluso podría presentártela como “su mamá” (“Fabiana, te presento a mi mamá”) y, ahí mismo, inmediatamente, decirle a su madre: “Teresa, te presento a Fabiana”. Son como variantes o grados, por decirlo así.

      Responder
  12. Ariane

    Buenas noches
    Bueno, llamo por su nombre a mi “padre”, por que siento que no se merece que me llame papá.
    El nos destrozó, se metió en un relacionamidnto aun cuando estaba con mi madre. Además de ello nos dejó deudas de sus “salidas” al bar y quien sabe qué más, nunca ha estado presente en nuestras vidas (de una buena forma) por qué cuando estaba en mi casa aparecía borracho y le pegaba a mi mamá, a mi hermano con retraso mental, autismo y esquizofrenia, o a cualquiera de nosotras.

    Por suerte, ya no vive con nosotros, pero el me exige que lo llame “padre” pero yo no creo que se lo merezca. La verdad, por mi no lo vuelvo a ver en mi vida… ¿El hecho de llamarle por su nombre está mal?

    Responder
    1. Diego Fernández Castillo Autor

      Hola Ariane. Me parece comprensible que reacciones así después de haber pasado por lo que nos cuentas. Con relación a tu pregunta final, en estos asuntos los profesionales no pensamos (o no deberíamos pensar) las cosas en términos de “bien” o “mal”, así que no podría decirte si lo que le dices a tu padre es bueno o malo. Es más, pensando yo mismo, ya no como profesional, sino como Diego, en mi vida personal, tampoco se me ocurriría cómo catalogar esto (si bien o mal). Lo único que puedo decirte es que me parece comprensible. Es muy difícil ver algo bueno cuando la otra persona hace tanto daño, y más aun si acaso no lo ha reconocido y mostrado algo de voluntad para reparar las cosas, así que entiendo tu reacción y tu deseo de tener el mínimo contacto con él.

      Como te decía, desde el punto de vista profesional no se ven estas cosas en términos morales, sino en el sentido de cuánto te conviene a ti con respecto a tu salud. Eso es lo más importante. Lo importante es si tú estás tranquila con tu vida, con tus objetivos, con tu situación en general. Tal vez, si no lo has hecho ya, podrías intentar responderte a esto y determinar si esta relación que has tenido y tienes ahora con tu papá no se ha vuelto una fuente de malestar en tu vida. Si esto es así, habría que pensar qué hacer al respecto. Si no hay malestar en tu vida con relación a este asunto, me parece que eres completamente libre de llamar a tu padre como desees. Eso ya sería un asunto entre él y tú y nadie tendría por qué venir a juzgar eso.

      Claro, hay todo un tema desde el punto de vista espiritual (que viene de prácticamente todas las tradiciones). Dicen que cuando uno no “honra” a su padre y a su madre, aunque sea por lo poco de bueno que pudieron dar, la misma persona sufre por esta brecha de sentimientos negativos con su origen. Me parece, viéndolo nuevamente desde la psicología, que quienes dicen esto tienen razón, pero también creo que en realidad eres tú misma la que tendría que juzgar cómo deseas llevar tu vida y qué sentimientos deseas mantener, alimentar, combatir, eliminar o transformar.

      Responder
  13. Rosario

    Hola tengo una hija de 19 años hace un año atrás empezó a llamarme por señora y le he expresado mi sentir y su respuesta es solo ok. O que estrés con eso. La verdad yo empecé a reclamar a ella su mala conducta y acciones de su adolescencia y a tratar de decirle que esto no estaba bien en fin lo que nos preocupa a las madres que les pase a nuestras hijas especialmente. Incluso muchas veces discutimos por su mal comportamiento. Y hoy me pregunto que hice mal para que mi hija deje de decirme mami cuando lo que más he deseado es el bien de ella.

    Responder
    1. Diego Fernández Castillo Autor

      Hola Rosario. Me imagino lo triste o mal que te debe hacer sentir lo que nos cuentas. Si no lo has hecho ya, te sugiero que le preguntes, en algún momento distendido, para qué te llama “señora” (así: “para qué”, no “por qué”). Puede que no te responda, no insistas, podrás insistir en otro momento hasta que te diga algo. Lo que nos mencionas es que le has dicho que te hace sentir mal. Faltaría que le preguntes su motivación, interesarte por lo que quiere obtener con esa acción (desquite, venganza, llamar tu atención acerca de algo, etcétera).

      Añadiría que, al ser tu hija una mujer adulta, esto ya no es un tema de corregirla a ella (a pesar de que tal vez siga siendo una adolescente tardía). El vínculo que puedan tener ambas ya no es un vínculo de crianza, sino un acuerdo entre adultos. De tal forma que si esto te genera mucho malestar y agotas las vías de trato con ella, ya es cosa de que busques llevar acciones para aliviarte y sentirte mejor. Un abrazo, Rosario, y no dudes escribir ante cualquier duda o cuestión. ¡Saludos!

      Responder
      1. Rosario

        Yo la deje a ella en manos de mi madre a la edad de 12 años y 3 años después fui por ella para traerla conmigo a vivir a USA, antes de dejarla era una niña pegada a mi hasta dormíamos juntas, Después de un año de vivir conmigo empezó todo no quería ayudar en la casa, me decía que ella no pidió vivir en este país, le dije que si quería regresar que yo pensé en su futuro y por eso espere aquí hasta poder traerla, y luego después de sus 17 ya hablaba de irse a vivir con amigas y yo aconsejándole que debía estudiar, que aprovechara bien el tiempo y el que yo podía darle mi apoyo porque aún puedo trabajar, pero ella no me escuchaba, luego empezaron amigas a venir a media noche a dormir a casa y yo llamándole la atención que eso no está bien, que la casa no era hotel porque muchas veces debía irme sin bañar porque se hacía tarde y sus amigas en el baño, al fin termino su escuela y hoy está en la universidad y aún vive conmigo pero es como que no esté yo salgo temprano a trabajar y ella parece que está esperando que yo esté dormida para regresar, si le llamo o le mando msj deseándole un buen día me contesta con un mensaje ue pasó, o simplemente ve mi msj y no responde. Para mi es difícil todo esto porque creo no estaba preparada para esta situación y si me duele mucho. Le he preguntado y también le he dicho que no quiero que me llame señora y su respuesta es que estrés con eso, es costumbre mía, no le
        Veo nada malo. Gracias por su tiempo de responder a mi comentario.

        Responder
  14. Javiera

    Hola, quisiera desir que junto con mi hermano que el es mayor que yo desde pequeños llamamos a nuestros padres por sus nombres josé y mony. Y mis papás se sienten comodos con nuestra forma de llamarlos. Yo siento que asi tengo mayor confianza con ellos y si los llamara mamá papá los sentiria como muy lejanos. Es como muy siutico es como si mi hermano me llamara hermana y no por mi nombre. A parte si mis papás me llaman a mi por mi nombre porque tengo que llamarlos a ellos mamá papá

    Responder
  15. Fidel

    Javiera. Eres una confianzuda, tratas a tus padres como a tus amigotes, como a tus iguales, no respetas la jerarquía familiar ni la autoridad de aquellos, y encima te atreves a cuestionar las maneras diferentes en el trato entre los miembros de la familia. Los hijos que tratan así a sus padres, son solo unos igualados, unos irrespetuosos, insensibles, desgraciados; quitártelo será difícil, ya te acostumbraste a ello, pero puedes intentarlo.

    Responder
  16. Viviana Tamayo

    Buenas tardes, leyendo los comentarios, me siento identificación con El tema, porque tengo 42 años, tengo dos hijas: una de 10años y la segunda de 3. A ellas no las tengo acostumbradas desde muy pequeñas a decirme mamá, ellas me dicen Vivi, porque me llamo Viviana. Analizo que con la mayor, mi relación de autoridad y mi papel de madre es muy claro y ella lo tiene muy definido, con la pequeña, lo está aprendiendo. ¿Que implicaciones tiene para ellas como personas en un futuro esa situacion? Quiero aclarar que no me gusta que me digan mamá por mi historial con mi progenitora , que aunque ella ya falleció y las cosas quedaron bien entre ella y yo. No me nace ni quiero darle a mis hijas el referente que tengo de la misma figura . gracias por su atención y respuesta

    Responder
    1. Diego Fernández Castillo Autor

      Hola, Viviana. Tal vez sea importante pensar que la historia de los niños no puede ser equiparada con la historia de sus ascendientes. Los niños no tienen por qué vivir en función de los problemas de sus familiares mayores, ni sus vidas ser condicionadas por ellos.

      Con relación a las posibles repercusiones que mencionas, ya tu hija mayor se acerca a la adolescencia. Solo queda esperar que lo que comentas no vaya a generar una vulnerabilidad en términos de manejo disciplinario. Lo mismo para dentro de 10 años con tu hija menor, o luego, muchos años más tarde, con tus nietos, ya que es muy probable que ellas repliquen la misma estrategia con sus propios hijos, generando nuevamente la posibilidad de una brecha en la autoridad. El uso del nombre de pila puede hacer más fácil tomar al padre o madre como un par y generar, fortalecer o detonar problemas de esta índole. Esa podría ser alguna repercusión. Hay posiblemente otras, pero considero que esta sería la más tangible como para ponerla aquí. Por supuesto, esperemos que no se dé nada de esto y al final solo quede en una vulnerabilidad no convertida nunca en problema real. ¡Saludos y suerte!

      Responder
  17. Sofía

    He pensado en como dice el artículo “sacarle el título a mi madre“ Soy mayor de edad mi padre desde los 11 años me acosa sexualmente y mi madre lo defiende.
    Ella me envidia y compite conmigo, me a dicho por qué no me muero. ¿No es lo más sano dejar de verla como madre si no me quiere?

    Responder
    1. Diego Fernández Castillo Autor

      Hola, Sofía. Definitivamente a una persona que es acosada sexualmente por su padre desde la pubertad y que no recibe apoyo de su madre, a sabiendas de lo que ocurre, le diría que este artículo no aplica para ella. Tampoco le diría alegremente que le quite el título a sus padres, pero definitivamente este artículo no aplica para este tipo de situaciones excepcionales.

      Responder
  18. Sofia

    Hola, tengo un hijo de 3 años, y en medio de la.cuarentena ha empezado a llamarme x mi nombre, no sólo a mí, sino a su papá también, pero en menor medida. Al principio, me daba ternura y gracia que me dijera Sofi, pero hoy, especialmente hace un ratito que durmiendo dijo: ay Sofi, quiero destaparme” siento que ya es muy seguido, y que está muy instalado. Leí varios de los comentarios, y siento que puede ser por varios motivos, lo que sí, me preocuparía por él, que detrás de esto haya algo que pudiera molestarle u ocasionarle algún problema, y no saberlo para poder ayudarlo. Gracias.

    Responder
    1. Diego Fernández Castillo Autor

      Hola, Sofía. Si no lo has hecho ya, en realidad te sugiero que tú y tu esposo pongan en marcha un plan o estrategia para modificar ese hábito que se está formando en tu hijo. En varios aspectos no es recomendable que se siga dando esta acción. Por ejemplo, en el tema de la disciplina, en el tema del establecimiento de las figuras de autoridad, en el tema de los límites o en el tema sexual. No les conviene a ninguno de los tres y puede generar problemas y complicaciones.

      Si no consiguen hacerlo de forma fluida y natural, si no les funciona, si no saben cómo hacerlo, o si no se animan a hacerlo por ustedes mismos, siempre pueden buscar un profesional recomendado que los oriente para conseguir el objetivo de manera óptima.

      Responder
  19. Enrique

    Hola doctor,buenos días,tardes o noches. Mire le cuento,tengo 22 años y desde muy chico a mis padres les digo por su nombre de pila. En este año me puse consciente y vi que esto me hace súper mal, recién este año me di cuenta lo horrible que me siento al decirles por sus nombres y yo ni cuenta me daba. Hoy día me costaría muchísimo decirle a mi mamá mamá, y a mi papá papá, pero muchísimo me costaría. Yo con ellos me llevo bien, mi papá desde siempre es muy trabajador, igual no es que llega a la noche,sino que se va a las 6 y regresa a las 17:15. Y mi mamá, creo.que desde chico convivo mucho con ella pero aún así no le digo mamá! Y no sé por qué!! No se porque he tenido esa rebeldía fea por parte de mi. No se que ha pasado para que pase esto,no tengo ni idea! Y hasta me da mucha vergüenza que otra personas sepan que no le digo ni mamá ni papá a mis padres! Que puedo hacer? Que recomiendas hacer? Desde ya si me leíste te lo agradezco, saludos.

    Responder
    1. Diego Fernández Castillo Autor

      Hola, Enrique. Te diría que, si se te hace muy complicado modificar por ti mismo este patrón en tu relación con tus padres, sería cosa de que busques apoyo profesional para conseguir ese objetivo. Así como lo cuentas yo lo veo bastante plausible. Es cosa de que trabajes con algún terapeuta recomendado que trabaje con objetivos concretos, por ejemplo uno de orientación cognitivo conductual. Con un trabajo de este tipo, podrías modificar este patrón en un tiempo relativamente breve.

      Responder
  20. kelly

    Hola, que interesante el articulo, desde los 16 años empeze a llamar a mi madre por su nombre porque me parecia estúpido tener que afirmar su campo de autoridad hacia mi, es más me parecía una inseguridad de de mi padre al quejarse de que porque la llamaba así, siempre le dije a ella que sea como sea que le llamara eres mi mamá y eso lo sabemos todo (siempre he sido más ecrcana a ella) y a ella nunca le molesto eso, ahora es inconsiente, a veces le digo “mami” “mama” o por su nombre, en realidad al que odiaba llamar “padre” era a él mismo, nunca se merecio ese titulo pero definitivamente hubiera sido una mala idea llamarle por su nombre

    Responder
  21. Maria Luisa

    Hola.
    El papá de mi novio , se arreglaba por las tardes y llevababa a mi novio y a su hermano al centro de la ciudad pero les pedia que se refirieran a el como Tío y no como papá.
    Ahora mi novio es padre soltero pero solo en momentos ha jugado con su hijo que se refiera a el como Tío, en vez de decirle papá , sobre todo cuando hay oportunidad de chicas jovenes alrededor.
    ¿Esto que significa?
    Cada vez le digo que esta situacion me da asco es sobre una falta de respeto y negación.
    Ya murío el papá de mi novio y el piensa que mostrarme indiferente sobre esto y porque su papá ya no este con vida es una falta de respeto

    Responder
    1. Diego Fernández Castillo Autor

      Hola, María Luisa. Bueno, así como me lo cuentas es poco conveniente hacer eso con los hijos porque reciben el mensaje de que en ciertos contextos el padre no desea la relación parental. Es como que yo le diga a mi novia o pareja “te voy a presentar como mi prima en esta reunión” (o sea, en esta reunión no deseo que tú seas mi novia/tener novia). Si no ha sido algo acordado por ambos con algún fin instrumental, lo más seguro es que esa novia mía ya no quiera estar conmigo, o al menos se lo cuestione seriamente.
      El ocultar la relación padre-hijo porque en ciertos contextos no se desea esa relación pone en cuestión la incondicionalidad del vínculo, que es tan importante para los niños en crianza. No sé tú, pero al menos yo no desearía mantener un vínculo con alguien que quiere ocultarme en ciertas situaciones. El problema es que los niños no pueden elegir.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.