¿Suscribo o no el contrato? Segunda Parte. Una posible respuesta

Hace unos días recibí una consulta a mi correo, la cual daba cuenta de un caso que se presentó en el marco de un proceso de selección para contratar el servicio de vigilancia. La redacción del mensaje, en resumen es el siguiente:

En dicho proceso habían presentado sus propuestas dos empresas. La propuesta de la empresa A no fue admitida porque no cumplió con acreditar el perfil del personal propuesto. La propuesta de la empresa B fue admitida, luego de la evaluación y calificación respectiva, y habiendo superado el puntaje técnico mínimo, se evaluó su propuesta económica. Finalmente, la empresa B fue adjudicada con la buena pro.

Luego de los 5 días hábiles posteriores a la fecha del otorgamiento de la buena pro, sin que la empresa A haya presentado recurso de apelación, el Comité Especial consintió la decisión de otorgar la buena pro a la empresa B. Al día siguiente citó a la empresa para suscribir el contrato, otorgándole 10 días para tal fin. El plazo del contrato suscrito por el servicio de vigilancia está próximo a vencer.

El día mismo que se citó a la empresa, auditoría de la Entidad deslizó un comentario, que transcribo literalmente del correo recibido:

“La propuesta técnica de la empresa ganadora incluyó el Anexo Nº 2, referido a la declaración jurada de cumplimiento de requerimientos mínimos del servicio convocado, sin embargo, en dicho anexo se hizo alusión no al servicio de vigilancia, sino al servicio de impresión, lo cual debería conllevar a la descalificación de la propuesta de dicha empresa”.

Ante ello, revisé la página del SEACE, ubiqué la ficha del proceso y advertí que la Entidad convocante había incluido en el Anexo Nº 2 – Declaración jurada de cumplimiento de requerimientos mínimos del servicio convocado”, por error, el servicio de impresión y no así el servicio de vigilancia. Supuestamente, la empresa B no detectó dicho error y usó el Anexo Nº 2 sin leerlo detenidamente, y así, tal cual, lo adjuntó a su propuesta técnica.

Cabe indicar que Auditoria no remitió ningún documento formal al Órgano Encargado de las Contrataciones sobre dicha observación encontrada.

Ahora bien, en ese estado de las cosas y estando pendiente la suscripción del contrato ¿Usted cree que debería invalidarse la propuesta de la empresa B y, por ende, declararse nulo el otorgamiento de la buena pro adjudicada a su favor? ¿Usted proseguiría con el procedimiento para la suscripción del contrato?

A raìz de ello, elabore una respuesta (que es compartida por Luis, quien agregò un comentario al post), la cual fue comunicada a Auditoria Interna del Concejo de la Paz, segùn me enterè, quien luego leerla, habría decidido no iniciar acciòn alguna.

APROXIMACIÒN A UNA POSIBLE RESPUESTA:

Nos dirigimos a usted a fin de absolver la consulta formulada respecto a si el error material observado en el Anexo Nº 2 “Declaración jurada de cumplimiento de requerimientos mínimos del servicio convocado” de la propuesta técnica de la empresa A, presentada en el Concurso Público № 02-2011-PAZ para la contratación del “Servicio de vigilancia”, conllevaría a que se invalide su oferta y, por ende se declare nulo el otorgamiento de la buena pro adjudicado a su favor.

Sobre el particular informamos lo siguiente:

A. ANTECEDENTES:

1. El 1 de enero de 2011, el Consejo de la Paz, en adelante la Entidad, convocó el Concurso Público № 002-2011-PAZ para la contratación del “Servicio de Vigilancia”, por un valor referencial total ascendente a S/. 5,000,000.00, incluido el Impuesto General a las Ventas (IGV).

2. El 20 de enero de 2011, tuvo lugar el acto público de presentación de propuestas y apertura de sobres técnicos, oportunidad en la cual entregaron sus propuestas los siguientes postores: (i) Empresa A y ii) Empresa B.

3. El 11 de febrero de 2011, el Comité Especial dio a conocer los resultados de la evaluación técnica. En efecto, tal como consta en el Acta de evaluación de propuestas y otorgamiento de la buena pro, el Comité Especial indicó que el postor B no había cumplido con acreditar el número de operarios solicitados en los requerimientos técnicos mínimos de las Bases Integradas.

Por su parte, en relación a la propuesta técnica de la empresa A señaló que había sido admitida y que luego de la evaluación técnica obtuvo 100 puntos.

En dicho acto se procedió a separar el sobre económico de la empresa B, cuyo representante solicitó la devolución del mismo, lo que se hizo en el mismo Acto. Luego se abrió el sobre económico de la empresa A, dejándose constancia que se encontraba conforme, Finalmente, luego de los resultados obtenidos, se otorgó la buena pro a ésta última.

Ese mismo día, se publicó en el Sistema Electrónico de Adquisiciones y Contrataciones del Estado (SEACE) el acta de otorgamiento de la buena pro del proceso de selección, decisión del Comité Especial que quedó consentida el 23 de febrero de 2010, al no haberse interpuesto recurso de apelación por parte de la empresa B.

4. El 25 de febrero de 2011, se registró en el SEACE el consentimiento de la buena pro. Ese mismo día, mediante Oficio Nº 000333-2011-PAZ, la Oficina de LOGISTICA comunicó a la empresa A que había quedado consentido el otorgamiento de la buena pro del Concurso Público Nº 002-2011-PAZ a su favor, razón por la cual debía remitir dentro de los 10 días hábiles siguientes de recibido el citado Oficio, la documentación requerida.

5. Por otro lado, el 28 de febrero de 2010, en una reunión sostenida entre el Auditor del Concejo de la Paz, el Jefe de Unidad de Administración y el Jefe de la Oficina de LOGISTICA, el primero de ellos habría expresado que la propuesta técnica de la empresa A contenía un error en el Anexo Nº 2 “Declaración Jurada de Cumplimiento de los Requerimientos Técnicos Mínimos del servicio convocado”, dado que aludía al servicio de impresión y no al “Servicio de Vigilancia”, lo cual conllevaría que se invalide su propuesta técnica.

B. ANALISIS:

6. Respecto al servicio ofertado por la empresa A

De la revisión del expediente de contratación, en la propuesta técnica de la empresa A se observa que presentó la siguiente documentación:

Anexo Nº 1 “Declaración Jurada de Datos del postor”, folio 6. Señala que se presenta al Concurso Público Nº 002-2011-PAZ.

Anexo Nº 2 “Declaración Jurada de Cumplimiento de los Requerimientos Técnicos Mínimos del servicio convocado”, folio 8. Señala que se presenta al Concurso Público Nº 002-2011-PAZ. Contiene el error material, pues consigna que ofrece el servicio de impresión.

Anexo Nº 3 “Declaración Jurada (Art. 42 del Reglamento de la Ley de Contrataciones del Estado)”, folio 10. Señala que se presenta al Concurso Público Nº 002-2011-PAZ – Servicio de Vigilancia.

Anexo Nº 5 “Declaración Jurada sobre plazo de prestación del servicio”, folio 12. Señala que se presenta al Concurso Público Nº 002-2011-PA – Servicio de Vigilancia.

Anexo Nº 6 “Experiencia del postor en la actividad”, folio 15. Señala que se presenta al Concurso Público Nº 002-2011-PAZ acreditando experiencia en servicio de vigilancia con contratos y sus respectivas conformidades.

Anexo Nº 7 “Experiencia del personal propuesto”, folio 220. Señala que se presenta al Concurso Público Nº 002-2011-PAZ detallando la experiencia del supervisor de vigilancia y de sus operarios.

Del mismo modo, se observa el Anexo Nº 8 “Carta de la propuesta económica” el cual hace referencia al Concurso Público Nº 002-2011-PAZ así como la Carta Fianza Nº 0055-333333, la cual indica, expresamente, que el Banco afianzaba a la empresa A a fin de garantizar la seriedad de la oferta en el Concurso Público Nº 002-2011-PAZ (Primera Convocatoria) para la contratación del “Servicio de Vigilancia”.

En este extremo del análisis cabe determinar si el error advertido en el Anexo N° 2 “Declaración jurada de cumplimiento de requerimientos técnicos mínimos”, presentado por la empresa A desvirtúa el contenido de su propuesta técnica y si ello ameritaba la descalificación de la misma.

Sobre el particular, cabe tomar como referencia los fundamentos del Tribunal de Contrataciones del Estado, utilizados en la Resolución N° 1541-2010-TC-S2 de fecha 12 de agosto de 2010. En esta Resolución el Tribunal consideró que “las propuestas deben ser evaluadas y calificadas de forma integral, es decir, según la documentación incluida en ellas, como señala el artículo 70° de El Reglamento , es decir, apreciando la totalidad de información que obra en la oferta, para que la decisión de admitir o descalificar una propuesta sea resultado de una visión conjunta de la misma, y no una apreciación sesgada de un extremo de la oferta (…)”, lo cual ha quedado evidenciado en el caso de la evaluación de la propuesta técnica y económica de la empresa A.

En el marco de los argumentos esgrimidos por el Tribunal de Contrataciones del Estado, lo que corresponde es realizar una evaluación integral de toda la documentación presentada por la empresa A, de la cual no cabe duda razonable alguna respecto a que la citada empresa ofreció el “Servicio de Vigilancia”, es decir, el error material consignado en la declaración jurada del Anexo N° 2 de su propuesta no altera el contenido de su propuesta expresada en la totalidad de información que obra en su oferta, la cual lo vincula y lo obliga para efectos de la ejecución del contrato.

7. El error material del Anexo Nº 02 Declaración Jurada de Cumplimiento de los Requerimientos Técnicos Mínimos que no resulta atribuible a la empresa A.

En relación al Anexo Nº 2, exigido en el numeral 2.5 del Capítulo II de la Sección Específica de las Bases Integradas, se debía adjuntar lo siguiente:

“Declaración Jurada mediante la cual se obligue a cumplir los Requerimientos Técnicos Mínimos contenidos en el Capítulo III de la Sección Específica “Términos de Referencia” de las Bases Administrativas. (Anexo N° 02)”. (Sic)

El Anexo Nº 2 de las Bases Integradas se encuentra redactado en los siguientes términos:

“ANEXO N° 2
DECLARACIÓN JURADA DE CUMPLIMIENTO DE LOS REQUERIMIENTOS TÉCNICOS MINIMOS DEL SERVICIO CONVOCADO
Señores
COMITÉ ESPECIAL
CONCURSO PÚBLICO Nº 002-2011-PAZ
Presente.-
Estimados Señores:
El que suscribe, ……………………. (postor y/o Representante Legal de ………………), identificado con DNI Nº …………….., RUC Nº …………. en calidad de postor, luego de haber examinado los documentos del proceso de la referencia proporcionados por el ministerio de Economía y Finanzas y conocer todas las condiciones existentes, el suscrito ofrece el servicio de “Impresión”, de conformidad con dichos documentos y de acuerdo con los Términos de Referencia y demás condiciones que se indican en el Capítulo III de la Sección Específica de las Bases.
Lima,…………………………………….
(…)”. (Subrayado nuestro)

Como puede apreciarse el error material se encuentra en las bases del proceso de selección, el mismo que no ha causado agravio a ninguno de los postores.
En el folio 8 de su propuesta técnica, el postor A adjuntó el Anexo Nº 2 “Declaración jurada de cumplimiento de los requerimientos técnicos mínimos del servicio convocado”, en la cual indicó lo siguiente: “El que suscribe, Juaneco y su Combo (Representante Legal de la empresa A), identificado con DNI Nº 000000001 y RUC Nº 20383838383, en calidad de postor, luego de haber examinado los documentos del proceso de la referencia proporcionados por el Concejo de la Paz y conocer todas las condiciones existentes, el suscrito ofrece el servicio de “Impresión”, de conformidad con dichos documentos y de acuerdo con los Términos de Referencia y demás condiciones que se indican en el Capítulo III de la Sección Específica de las Bases.
(…)”. (Sic)

Tal como se aprecia, la empresa A procedió a transcribir el contenido del Anexo Nº 2, tal como había sido redactado en las Bases Integradas.

No obstante ello, el error únicamente recayó en el Anexo Nº 2, el mismo que constituye sólo un extremo de la propuesta, la cual no puede determinar su invalidez, ello se sustenta en los criterios adoptados por el Tribunal de Contrataciones en la Resolución 1541-2010-TC-S2.

Más aún, si se observa el contenido de dicho Anexo –que en la parte superior refiere al Concurso Público Nº 002-2011-PAZ, el postor también declara que ofrece el servicio de acuerdo a los documentos del proceso de la referencia, es decir, nuevamente, al Concurso Público Nº 002-2011-PAZ así como de acuerdo a las demás condiciones que se indicaban en el Capítulo III de la Sección Específica de las Bases. En efecto, si se lee el Capítulo citado, se advierte que se refiere a los términos de referencia del “Servicio de Vigilancia”, lo cual coadyuva a concluir, luego de una lectura integral y sistemática de la propuesta técnica, que su oferta estaba referida, indudablemente, al servicio de vigilancia y no al servicio de impresión, con lo cual se ratifica una vez más que el error tipográfico contenido en su Anexo Nº 2 no es trascendental, constituyendo un error de forma que no afecta la integridad y validez de su propuesta técnica.

Sobre el particular, debe tenerse en cuenta que la Ley Nº 27444, en su artículo IV “Principios del procedimiento administrativo”, señala que el procedimiento administrativo se sustenta fundamentalmente, entre otros, en el principio de informalismo, según el cual “Las normas de procedimiento deben ser interpretadas en forma favorable a la admisión y decisión final de las pretensiones de los administrados, de modo que sus derechos e intereses no sean afectados por la exigencia de aspectos formales que puedan ser subsanados dentro del procedimiento, siempre que dicha excusa no afecte derechos de terceros o el interés público”. (Resaltado nuestro)

En el mismo sentido, cabe precisar que en el supuesto que el postor B hubiera incurrido en el mismo error, la decisión del Comité Especial sería la misma, de no invalidar su propuesta técnica por esa razón, dado que, tal como se ha indicado en los párrafos precedentes, dicho error no es trascendental, que no afectan la integridad y validez de la propuesta técnica, ello de conformidad al Principio de Trato Justo e Igualitario , previsto en el artículo 4, literal k) de la Ley de Contrataciones del Estado, aprobado mediante Decreto Legislativo Nº 1017, con lo cual la decisión adoptada por el Comité Especial no afecta ni perjudica a la empresa B, en tanto que la descalificación de su propuesta técnica se hubiera mantenido, dado que se fundamentó en una causal distinta a la analizada en el presente informe.

8. Acerca de la conservación del acto de otorgamiento de la Buena Pro

En relación a ello es menester citar las siguientes resoluciones del Tribunal de Contrataciones del Estado:

8.1 Resolución Nº 3125-2008-TC-S2 de fecha 29 de octubre de 2008, en la cual el Tribunal se ha pronunciado concretamente en torno a los errores no transcendentales, indicando que “(…) la nulidad en sede administrativa debe ser declarada ante la verificación de vicios realmente graves […], a fin que en virtud a un análisis costo beneficio y atendiendo al ejercicio eficaz de la gestión se evite la declaración de nulidades formales.

En tal sentido, la decisión adoptada al amparo de las normas del procedimiento administrativo general guarda consonancia con los principios que inspiran la contratación estatal, tales como el principio de Imparcialidad, Eficiencia y Economía […]. En consecuencia, resulta factible la conservación del acto (…)”. (Sic)

8.2 Resolución Nº 060/2004.TC.SU de fecha 18 de febrero de 2004. El Tribunal de Contrataciones del Estado indicó, en torno a los errores de forma no trascendentales, que “(…), su carácter adjetivo y la ausencia de materialidad de sus efectos ameritan declarar la conservación del proceso y del otorgamiento de la buena pro, considerando, principalmente, que no se advierte que como consecuencia de tales vicios haya causado agravio […] o se haya quebrantado la esencia de los principios de libre competencia, economía y demás relativos a la contratación pública. Igualmente, este Colegiado tiene en cuenta la importancia de que la entidad satisfaga las necesidades públicas involucradas en el proceso de selección […]”. (Sic).

8.3 Resolución Nº 520-2009-TC-S2 de fecha 18 de febrero de 2009, en la cual se señaló lo siguiente:

“(…) la Ley N.º 27444 recoge la figura de la conservación del acto administrativo, la cual permite perfeccionar las decisiones de las autoridades afectadas por vicios no trascendentes, sin tener que anularlo o dejarlo sin efecto. En tal sentido, la norma privilegia la posibilidad de conservar los actos viciados, de allí que en el derecho administrativo contemporáneo rija el principio general de la conservación de los actos administrativos. De esta manera, se evita la invalidación de actos por aspectos meramente formales en los procedimientos o actos administrativos, afectando la celeridad de las decisiones, más aún cuando, incluso la decisión previsible final tuviera el mismo sentido que la misma afectada.

Bajo este contexto, el numeral 14.1 del artículo 14 de la Ley N.º 27444 prescribe que cuando el vicio del acto administrativo por el incumplimiento a sus elementos de validez no sea trascendente, prevalece la conservación del acto, procediéndose a su enmienda por la propia autoridad emisora. El numeral 14.2 del referido artículo señala que es un acto administrativo afectado por vicios no trascendentes, entre otros, aquel emitido con infracción a las formalidades no esenciales del procedimiento, considerando como tales aquellas cuya realización correcta no hubiera impedido o cambiado el sentido de la decisión final en aspectos importantes; así como aquel cuyo incumplimiento no afectare el debido proceso del administrado, o cuando se concluye indubitablemente de cualquier otro modo que el acto administrativo hubiese tenido el mismo contenido, de no haberse producido el vicio. En el caso que nos ocupa, resulta claro que el Comité Especial no efectuó el acto de integración de las Bases según el Pliego de absolución de consultas y/o observaciones. Sin embargo, una apreciación razonable, eficaz y proporcionada permite que este Tribunal no se limite a verificar la existencia de una falta de adecuación del proceso a la norma sino dilucidar si dicha omisión resulta ser tal magnitud que se haya inobservado el debido procedimiento o trasgredido el derecho de los administrados, así como el hecho que pueda ser pasible de conservación a la luz de lo expuesto en el acápite anterior . De esta manera procede en este caso la figura de la conservación del acto reseñada en las líneas precedentes”. (Sic)

8.4 Resolución Nº 508-2010-TC-S2 de fecha 5 de marzo de 2010, en la cual la Tribunal indicó lo siguiente: “(…) corresponde aplicar la figura de conservación del acto administrativo , recogida en la Ley del Procedimiento Administrativo General, Ley Nº 27444, respecto de la cual permite perfeccionar las decisiones de las autoridades– respaldadas en la presunción de validez– afectadas por vicios no trascendentes, sin tener que anularlo o dejarlo sin efecto. En tal sentido, la norma privilegia la posibilidad de conservar los actos viciados, de allí que en el derecho administrativo contemporáneo rija el principio general de la conservación de los actos administrativos. De esta manera, se evita la invalidación de actos por aspectos meramente formales en los procedimientos o actos administrativos, afectando la celeridad de las decisiones, más aún cuando, incluso la decisión previsible final tuviera el mismo sentido que la misma afectada, evidenciándose que no existe afectación en el procedimiento”. (Resaltado nuestro).

Del mismo modo, añade, que “resulta pertinente señalar que las Entidades deben ser conscientes de los esfuerzos y costos en los que incurren las empresas que participan en los procesos de selección que el Estado convoca, por lo que deben fomentar tratamientos y acciones que beneficien el dinamismo de las contrataciones públicas, así como su transparencia e imparcialidad, evitándose con ello circunstancias o conductas que perjudiquen innecesariamente a los postores y, por ende, encarezcan los costos de transacción y conlleven dudas respecto a la idoneidad de su actuación. Ante tales afirmaciones resulta importante señalar que las exigencias de orden formal y sustancial que la normativa prevea o cuya aplicación surja a partir de su interpretación deben obedecer a la necesidad de asegurar el escenario más idóneo en función de las razones del bien común e interés general”. (Sic)

En consecuencia, de lo expresado en los párrafos precedentes y de conformidad con lo señalado en las resoluciones del Tribunal de Contrataciones del Estado, el error material contenido en el Anexo N° 2 “Declaración Jurada de cumplimiento de requerimientos técnicos mínimos” de la propuesta presentada por la empresa A no afecta la integridad, alcance y validez de su oferta, razón por la cual debe conservarse el acto de otorgamiento de la buena pro.

C. CONCLUSIÓN y RECOMENDACIÓN:

1. El error material contenido en el Anexo Nº 2 “Declaración jurada de cumplimiento de los requerimientos técnicos mínimos del servicio convocado” de la propuesta técnica presentada por la empresa A no afecta la integridad, alcance y validez de su oferta, dado que de la revisión integral y sistemática de ésta, se advierte claramente que tanto en los anexos Nº 1, 2, 3, 5, 6, 7 y 8, y demás documentos presentados, se hace referencia expresa y clara al Concurso Público Nº 002-2011-PAZ – Servicio de Vigilancia, lo cual no deja ninguna duda razonable respecto a que la empresa se obligó a prestar el “Servicio de Vigilancia”, razón por la cual, de conformidad a lo señalado en el artículo 14 de la Ley Nº 27444 y a los pronunciamientos emitidos por el Tribunal de Contrataciones del Estado, citados en los párrafos precedentes.

2. En consecuencia, se recomienda conservar el acto de evaluación de propuestas y, por ende, el acto de otorgamiento de la buena pro del Concurso Público Nº 002-2011-PAZ, convocado para contratar el “Servicio de Vigilancia”, a favor de la empresa A., de acuerdo a los argumentos expuestos.

A modo de reflexiòn:

Segùn la opiniòn de algunos amigos, debìa descalificarse la propuesta de la empresa A dado que era un error insubsanable porque recaìa en un documento de presentaciòn obligatoria. Las posturas son vàlidas, la que recojo en las lineas precedentes tambièn, no se trata de entrar al ambito de lo correcto o incorrecto sino sencillamente de justificar una posiciòn de manera congruente y clara. Ademàs, sirviò para que Auditoria Interna no inicie acciòn alguna.

Espero sus comentarios o crìticas a la problemática presentada.

Leer más¿Suscribo o no el contrato? Segunda Parte. Una posible respuesta

¿Qué pasó con la calidad del gasto público?

Luego de aprobada la Ley General de Presupuesto del 2011 nuevamente algunos analistas y profesionales se preguntan ¿va a mejorar la calidad del gasto público?

Luego de leer este trabajo de investigación, titulado El boom de los recursos naturales y las coaliciones presupuestarias – una ilustración con el caso peruano”, podrán encontrar los elementos suficientes para responder la pregunta planteada.

Transcribo el resumen y las conclusiones indicadas en dicho trabajo, cuyo texto completo recomiendo leer.

Resumen

“El boom de precios de recursos naturales ha ocasionado cambios importantes en la composición de los ingresos públicos. Desde esta constatación, este trabajo examina cómo han cambiado las asignaciones de recursos públicos tanto por sectores del gobierno central, como en los niveles subnacionales. A partir de esta evidencia, se discuten los cambios en las normas que regulan los niveles y distribuciones del canon minero, y las interacciones en el Congreso que les dieron origen.

La negociación política alrededor del destino de los recursos generados directamente por el boom, esta puede seguirse analizando los vaivenes de la ley de canon, que muestra cómo ella no partió ni del poder ejecutivo, ni de negociaciones partidarias o presiones de actores regionales, sino de una circunstancial alianza ad-hoc de legisladores representantes de regiones con recursos mineros. La evidencia disponible sugiere que, en la determinación del uso de esos recursos, no han primado grandes intereses políticos o sociales claramente articulados. Por el contrario, parecen haber primado factores coyunturales, inercias institucionales, así como una búsqueda de legitimación política de corto plazo de los gobiernos. No hemos encontrado evidencia de que haya mejorado la calidad del gasto público, entendiendo por este un gasto que privilegie los sectores sociales (Educación, Salud, Mujer y Desarrollo Humano). En este contexto, la negociación política por el presupuesto se da en los márgenes del mismo, sin afectar el manejo macroeconómico general”.

Conclusiones: Pugnas distributivas y el boom de los recursos naturales

“Sobre la base de la investigación, ¿qué imagen de conjunto se forma? En primer lugar, es evidente una suerte de consenso conservador en el manejo presupuestal, formado en la década de los años noventa, como respuesta a la debacle económica de finales de los años ochenta. Esa debacle no solo cambió la cultura política del país, también debilitó a los actores políticos y sociales y estrechó los parámetros dentro de los cuales se da la deliberación política. Todo esto le da al proceso de elaboración del presupuesto peruano una fuerte carga inercial, que además se asienta en la continuidad de una tecnocracia y policy networks que de una manera u otra han mantenido posiciones e influencia de manera continua en el manejo presupuestal y en las grandes decisiones de política pública. Lo conservador se interpreta así en el sentido literal de conservar el pasado, de no modificar el pasado, es decir, la asignación presupuestal del año anterior; y no necesariamente en el sentido de favorecer a los privilegiados.

No perdamos de vista, además, que estamos ante un Estado que, durante los años noventa, tuvo una reconstitución autoritaria, que fortaleció algunas áreas claves para el manejo macroeconómico y la promoción de la inversión privada. Se crearon así las denominadas islas de eficiencia dentro del aparato del Estado; al mismo tiempo que se debilitaron otras estructuras de la administración pública, en particular, las vinculadas a sectores sociales.

El principal papel en el proceso de elaboración del presupuesto público está en el poder ejecutivo, más precisamente en el Viceministerio de Hacienda dentro del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Entrevistas realizadas sugieren que la inflexibilidad e inercia proviene del Viceministerio de Hacienda, capaz de imponerse en ocasiones al propio Ministro de Economía. La impresión es que solo con una fuerte y constante presión política proveniente del ministro, del Presidente de Consejo de Ministros y del propio Presidente de la República es que los cambios en la asignación presupuestal pueden llevase a la práctica. El MEF presenta el proyecto de presupuesto a la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) para su discusión, y luego al Congreso de la República para su aprobación.

En general, los cambios que se logran introducir en el proyecto de presupuesto, tanto en el Consejo de Ministros como en el Congreso, resultan marginales. La razón principal está en el hecho de que no existen fuerzas políticas o sociales con la suficiente capacidad de presión y al mismo tiempo con la suficiente sofisticación técnica como para hacer posibles modificaciones importantes. Políticos entrevistados señalan que ellos tratan de que sus proyectos o intereses específicos sean incluidos en el proyecto de presupuesto, porque son conscientes de que, una vez elaborado, las posibilidades de modificarlo son muy pequeñas. Por lo tanto, el debate de la ley de presupuesto en el Congreso es más ritual que sustantivo, y ello no se explica porque el partido de gobierno tenga o no mayoría legislativa.

En el Congreso, cada representante pugna por más presupuesto para el departamento que lo eligió, pero en general ni como representantes de una región ni como representantes de una bancada partidaria tienen la fuerza suficiente como para torcer el brazo del MEF. Dado el nivel de fragmentación política y la debilidad de las agrupaciones y representantes políticos en el Congreso, muchos lectores se alegrarán con el resultado.

Los congresistas no pueden gestionar ni ejecutar directamente, proyectos de inversión en sus circunscripciones, por lo que su trabajo consiste básicamente en hacer lobby ante el poder ejecutivo por los proyectos de su interés, y aprovechar todas las oportunidades que se presentan para lograr que sean incluidos en algún renglón del presupuesto. Dadas las restricciones que tiene la ley de presupuesto, modificar la ley de canon se convirtió en un espacio para la pugna distributiva. Los proyectos de ley de modificación del canon minero son presentados a la Comisión de Energía y Minas del Congreso, que está encargada de evaluar y aprobar los proyectos del sector antes de pasarlos al debate en el pleno. Todas las comisiones del Congreso son renovadas anualmente junto con la Mesa Directiva, a través de una intensa negociación política. Las presidencias de comisiones son una excelente oportunidad para sobresalir, captar la atención de los medios, y lograr mayor capacidad de presión sobre el poder ejecutivo.

Ahora bien, ¿son los congresistas de cada región los actores políticos más importantes con los que tiene que negociar el poder ejecutivo? No necesariamente: con la elección de presidentes regionales desde 2002, tenemos ahora la constitución de un actor importante, con capacidad de gasto, a diferencia de los congresistas. La primera generación de presidentes regionales (2002-2006) mostró una escasa capacidad de incidencia política, que se limitó generalmente cumplir funciones de intermediación en contextos de conflictos y protestas regionales. Sin embargo, la segunda generación (2006-2010) se muestra en general con más peso y protagonismo político, al punto de que parecen ser más importantes que los congresistas en las pugnas distributivas. Recordemos que, en los años del boom, los gobiernos regionales han crecido mucho en términos presupuestales, tienen cada vez mayores competencias y funciones, y se muestran capaces de negociar directamente con el poder ejecutivo sin pasar por el Congreso.

En los últimos años, se ha formado la Asamblea Nacional de Presidentes Regionales, por iniciativa de estos, como espacio de concertación y negociación conjunta con el gobierno central. Existe también la Asociación de Municipalidades del Perú (AMPE), que estuvo muy venida a menos, pero que se está activando recientemente bajo el liderazgo del alcalde de Trujillo. La ANPR se ha reunido en varias ocasiones con el representante de la PCM y con el Presidente de la República logrando mucha visibilidad política, ha cumplido funciones importantes de mediación ante conflictos sociales, y poco a poco han conseguido también compromisos en torno a proyectos de inversión. Con todo, todavía puede afirmarse que la lógica descentralista en el Perú tiene un dinamismo que va ―de arriba para abajo, proveniente del poder ejecutivo, no tanto resultado de la presión o movilización de autoridades ―desde abajo, desde ámbitos subnacionales.

El panorama descrito, signado por negociaciones ad-hoc, muy particularistas, ha acentuado los problemas de eficiencia del Estado y las posibilidades de un gasto social más ―pro-pobre. Esto, por supuesto, no implica negar la reducción de la pobreza ocurrida en los últimos años.

Según el Informe del cumplimiento de las metas del milenio 2008, la tasa de pobreza total pasó de 54.4% en 2002 a 36.2% en 2008, y la tasa de pobreza extrema del 23.9% en 2002 a 12.6% en 2008. Teóricamente, si existieran gobiernos con firmes intenciones redistributivas y cuadros técnicos capaces de llevar a la práctica los programas partidarios, probablemente podrían imponer grandes cambios en las asignaciones presupuestales; el tema es que los últimos gobiernos (García, Toledo, Paniagua), han sido gobiernos sin programas o ideologías fuertes respecto a qué hacer con el presupuesto o para definir su grado de compromiso con la redistribución, sin técnicos, cuadros suficientes, u orientación política como para imponer criterios alternativos a los tradicionales o aquellos defendidos por los técnicos presentes en el MEF, en aras de la estabilidad macroeconómica. Los gobiernos tienden a comportarse de manera más pragmática, y todo esto refuerza la continuidad antes que el cambio.

Como adelantamos en la introducción, nuestro examen del destino de los recursos del boom de precios de los recursos naturales, nos ha llevado a examinar tanto los niveles extraordinarios en que se ha traducido a nivel tributario, de exportaciones y de creación de fondos, pero también las dificultades en la planificación del destino de los recursos –no solamente porque fueron muy altos muy rápidamente sino también porque hubo varios cambios normativos significativos sobre los criterios de asignación. Con un sistema débil de agrupaciones políticas, donde el poder ejecutivo domina la agenda y la asignación del presupuesto a través del MEF, hemos visto que el nivel de los recursos del canon han cambiado mucho en el tiempo y han dificultado una planificación efectiva del gasto por parte de los responsables.

Nuestras preguntas iniciales y válidas para cualquier recurso público: ¿Cómo se asignan los recursos estatales? O ¿Con qué criterios?, cobraron efectivamente un significado diferente en presencia del boom de precios de recursos naturales. Nuestro trabajo ha encontrado que, en la determinación del uso de los recursos del ―boom‖, no han primado grandes intereses políticos o sociales claramente articulados; por el contrario, parecen haber primado factores coyunturales, inercias institucionales, una búsqueda de legitimación política de los gobiernos, así como iniciativas puntuales de grupos que aprovechan coyunturas favorables. No hemos encontrado evidencia de que haya mejorado la calidad del gasto público, entendiendo por este un gasto que privilegie los sectores sociales (Educación, Salud, Mujer y Desarrollo Humano) o que reduzca las brechas locales de infraestructura (cobertura de agua y saneamiento a nivel local).

En este contexto, la negociación política por el presupuesto se da en los márgenes del mismo, sin afectar el manejo macroeconómico general. La imagen que emerge es la de un país en el que, dada la debilidad de los partidos y de los actores regionales, la lógica de asignación de recursos está guiada por la relativa fortaleza de redes tecnocráticas en sectores clave del Estado, y búsquedas de legitimidad política de corto plazo por parte del gobierno central y otros actores. Esto explica al mismo tiempo la continuidad y estabilidad de la política macroeconómica, como los escasos resultados en cuanto a la calidad del gasto público.

Nuestro trabajo abre varias preguntas para la investigación futura. Falta conocer qué pasa a nivel local, cuáles son las interacciones políticas locales para las decisiones presupuestales, si se ha fortalecido la capacidad de formulación y gestión de proyectos en las municipalidades, o si, a pesar de la fragmentación política, los concejos municipales han sido capaces de cumplir con sus funciones en cuanto a la provisión de infraestructura se refiere, con los ingentes recursos provenientes del canon. Otra línea de investigación es el análisis de los cambios resultantes a raíz de la depresión en los precios de recursos naturales: ¿se regresó al equilibrio anterior? ¿Se diversificaron fuentes de ingresos? ¿Se establecieron diferentes canales de negociación con las empresas o los gobiernos regionales? Finalmente, subsiste la gran pregunta de qué pasó con la calidad del gasto público”.

Dicho trabajo de investigación fue elaborado por Roxana Barrantes Cáceres,
Martín Tanaka Gondo, Sofía Vera Rojas y Max Pérez-León Quinoso.
Instituto de Estudios Peruanos – Marzo de 2010

Leer más¿Qué pasó con la calidad del gasto público?

APROXIMACIÓN A LA CRISIS DEL PROGRAMA ALIMENTARIO EN EL PERÚ

Este trabajo forma parte de una investigación realizada durante el desarrollo del curso “Entorno económico para las decisiones públicas”, que forma parte de la currícula de la Maestría en Gestión Pública, dirigida por la Escuela de Post Grado de la Universidad del Pacífico. Cualquier comentario, crítica u opinión será valorada y gratamente recibida.

La inversión en programas de ayuda alimentaria constituye una forma de subsidio a la economía familiar de la población pobre del país. Entre los órganos del Estado que ejecutan dicha ayuda se encuentra el PRONAA, FONCODES, el Ministerio de Salud y las Municipalidades Distritales; mientras que PRISMA, ADRA-OFASA, CARE y CARITAS forman parte de las organizaciones privadas sin fines de lucro preocupadas por el mejoramiento nutricional. Los alimentos se distribuyen a la población beneficiaria, o bien de manera directa por parte de dichas instituciones, o a través de organizaciones sociales de la misma población.

Los principales programas de alimentación y nutrición a cargo de los organismos del sector público son los siguientes:

a) PROMUDEH / PRONAA
• Proyecto WAWA WASI
• Programa de Alimentación Infantil
• Programa de Alimentación Escolar
• Programa de Atención a Niños y Adolescentes en Riesgo Moral y de Salud
• Programa de Apoyo Alimentario a Comedores

b) FONCODES
• Programa de Desayunos Escolares

c) MINISTERIO DE SALUD
• Programa de Alimentación y Nutrición de Familias de Alto Riesgo. PANFAR (Coejecutado con PRISMA).
• Programa de Complementación Alimentaria para Grupos de Mayor Riesgo PACFO
(Gasto Social Básico)
• Programa de Alimentación y Nutrición del Menor en Abandono y en Riesgo
Nutricional. PROMARN.
• Programa de Alimentación y Nutrición para el Paciente Ambulatorio con
Tuberculosis.

d) MUNICIPIOS
• Programa del Vaso de Leche.

Los seis programas dirigidos a niños menores a 5 años con mayor presencia en la Encuesta Nacional de Niveles de Vida, en orden de importancia, son: el Vaso de Leche, los Desayunos Escolares, programas que le den papilla a menores como el PACFO, los WAWA WASI, el PANFAR y los Comedores Populares. Específicamente, el 78% de los participantes en algún programa alimentario pertenecen al Vaso de Leche. Seguidamente, se encuentran los Desayunos Escolares, con el 20% de los beneficiarios totales, y los programas que dan papilla a los niños, cuya participación asciende al 12% del total. En general, estos programas buscan contribuir a elevar el nivel alimentario y nutricional de la población en pobreza crítica, ejecutando acciones de asistencia, de apoyo y de seguridad alimentaria dirigidas, preferentemente, a la atención de grupos vulnerables y en alto riesgo nutricional. (Gajate Garrido, Inurritegui Maúrtua: 2002)

Precisamente, en el estudio titulado “El impacto de los programas alimentarios sobre el nivel de nutrición infantil: una aproximación a partir de la metodología del “Propensity Score Matching” de Gajate e Inurritegui, concluyeron que “el Programa del Vaso de Leche, sin importar el tipo de modelo utilizado para estimar la selección de beneficiarios ni el tipo de emparejamiento empleado, es siempre negativo. En otras palabras, los niños menores a cinco años que se benefician de este programa no logran efectivamente elevar su nivel nutricional. Esto es bastante preocupante dado el gran alcance que tiene el programa a nivel nacional, constituyéndose en el programa alimentario de mayor envergadura y en el cual se asigna gran parte del presupuesto nacional destinado a los programas alimentarios”.

Del mismo modo, en el Informe “Caracterización del Programa del Vaso de Leche”, del Ministerio de Economía y Finanzas – 2003, se concluyó, entre otros, lo siguiente:

“1. Aún cuando existe un conocimiento y cumplimiento parcial por parte de las coordinadoras del PVL y los responsables del municipio del programa respecto a los criterios generales que definen los grupos de beneficiarios, aun existe una precariedad en la focalización de las personas realmente necesitadas, lo cual directa o indirectamente estaría influyendo en la selección arbitraría y poco técnica de los beneficiarios.

2. Si bien es cierto la ración que actualmente ofrece el PVL no cumple con los requerimientos nutricionales, las madres de familia representadas en las coordinadoras y algunas beneficiarias del PVL rechazan de pleno aceptar cualquier otro producto que no sea la leche, ello debido particularmente debido a creencias culturalmente arraigadas respecto al valor nutricional de la leche y también en algunos casos por tradición o costumbre a los orígenes del PVL”.

Porqué no funciona los Programas Alimentarios, como es, entre otros, el Vaso de Leche

-Lo que se asigna a los beneficiarios es muy poco y de podo contenido nutricional.
-Problemas de diseño, confusión de objetivos, débil vinculación con salud y educación, falta de capacitación de beneficiarios.
-Multiplicidad de programas con objetivos y beneficiarios superpuestos.
-Problemas de focalización.
-Ineficiencias en el manejo de los programas, fugas en las transferencias de recursos e ineficiencia asociadas a las compras de alimentos.
-Ausencia de un adecuado sistema de información, monitoreo y evaluación

Problemas específicos del Programa Alimentario en el Perú, aplicable al Programa de Vaso de Leche :

1.El apoyo alimentario por beneficiario es muy reducido (6 soles al mes en VDL) y el alimento que se distribuye de muy poco contenido nutricional.

2.Estimaciones del Banco Mundial (2005) encuentran que si se eliminan todos los programas alimentarios el porcentaje de pobres sólo aumentaría en menos de 1% (de 54.7% a 55.2%)

3.Baja incidencia relativa (equivalente monetario de la transferencia como % del consumo total del hogar)

4.La mayoría de los programas alimentarios no cuentan con un diseño técnico inicial.
5.Todos especifican objetivos nutricionales pero la mayoría no incorpora elementos como para enfrentar el problema nutricional

6.Sólo los programas PACFO y PANFAR tiene una orientación más claramente nutricional, aunque en la práctica se concentran en repartir alimentos y los componentes de atención a la salud y la capacitación a las madres son descuidados.

7.La multiplicidad de programas y la descoordinación entre ellos ha generado problemas de duplicación de esfuerzos (ineficiencias)

8.Ejemplos: Cuatro programas que atienden a la misma población infantil menor de 3 años (además del Vaso de Leche) programas bastante similares orientados caso a un mismo grupo objetivo: PACFO-PANFAR y desayunos – Almuerzos escolares.

9.Los niveles de yuxtaposición efectiva (beneficiarios que reciben atención de más de un programa) no es tan significativa en general (debido a la limitada cobertura de los programas)

10.Los recursos de los programas no llegan hasta el beneficiario objetivo, llegan en proporción menor a los dispuesto (sea por ineficiencias o malversación de los recursos del programa). Los recursos de compradores que resultan al comprar de productos que no son los más adecuados para los fines de los programas o en altos precios. Ejemplo: leche evaporada que se compra aprecios que van desde 0.89 soles hasta más de 4 soles por alta (precio supermercados de Lima es de 2.1 Soles)

11.No existe un cultura de monitoreo y evaluación por parte del Estado. Pocas evaluaciones y la mayoría de estas enfrentan restricciones metodológicas para realizar evaluaciones de impacto y se limitaron a evaluaciones de procesos.

12.Los resultados obtenidos han sido escasamente difundidos y no han sido usados como insumos para rediseñar o corregir los programas y proyectos mencionados.

Según Enrique Vásquez, Director de Desarrollo de la Universidad del Pacífico, el crecimiento del PBI y del gasto público, en el año 2004, generó el aumento de los beneficiarios del programa Vaso de leche en un 81%. Sin embargo, los resultados no fueron óptimos porque las personas de más altos ingresos económicos fueron las más beneficiadas y alcanzaron los 321 825 (muy altos ingresos) y los 423 058 (altos ingresos), entre el 2004 y el 2008. Asimismo, en el caso de los comedores populares, el número de usuarios de muy altos ingresos creció en más de 400%.

En cuanto a los niveles de filtración del programa de Vaso de leche, durante el 2008 la cantidad de infiltrados no pobres llegó a 1 127 508, el 43%, y la cantidad de infiltrados entre los 18 y 64 años llegó a los 331 642, el 13%, de acuerdo a los datos presentados por la Enaho.
Acciones que debe adoptar el Estado:

Según Gajate e Inurritegui una de las primeras reformas a considerar es:

1.Profundizar en las razones que determinan que el impacto de este programa sea negativo. Dentro de las posibles causas del impacto se encuentran el tiempo de permanencia, la periodicidad con la cual se atiende, el tamaño de la ración recibida y el conocimiento de que la ayuda recibida complementa la alimentación del hogar mas no la sustituye”.

2.Por esas razones sería útil comparar los resultados de impacto del Programa del Vaso de Leche con otros programas alimentarios cuyos objetivos son nutricionales, tales como los Desayunos Escolares, el PANFAR, el PACFO y otros.

3.Analizar las causas detrás de estos impactos encontrados y la existencia de diferencias dentro de distintos grupos de beneficiarios. De este modo, se contaría con mejor información para poder decidir sobre las líneas de intervención prioritarias que debe tener el Estado dada la mayor efectividad y eficiencia de algunos programas sobre otros.

4.Generar mejor información a través de un diseño de encuesta propio para este análisis. Por un lado, debe recoger las variables ausentes en la ENNIV 2000 que afecten tanto la selección de beneficiarios (necesaria en el emparejamiento) como el impacto mismo (para poder analizar las causas del efecto encontrado). Por ejemplo, se necesita data confiable sobre el tipo de raciones recibida realmente por cada beneficiario al ser intervenido (con lo cual se podría calcular su valor calórico), el tiempo de permanencia que tiene en el programa específico y la periodicidad con la cual se atiende, así como también la talla para las madres, la presencia de diarrea en el niño previo a su participación, etc. Asimismo, la encuesta debe ser representativa en cuanto a las áreas de intervención de los distintos programas, de modo que se puede asegurar un recojo adecuado de observaciones que se encuentran tanto dentro del grupo de tratamiento como del grupo de control para cada uno de los programas.

5.Finalmente, según Enrique Vásquez, debe reformarse el sistema de identificación de beneficiarios de los distritos de extrema pobreza a fin de contar con un registro único de beneficiarios que permita identificar la población objetiva con mayor eficiencia y eficacia.

Leer másAPROXIMACIÓN A LA CRISIS DEL PROGRAMA ALIMENTARIO EN EL PERÚ

Graves irregularidades en hospitales públicos y clínicas privadas de maternidad a nivel nacional, para estimular el uso de la fórmula en los recién nacidos

LACTANCIA INTERRUMPIDA

CARETAS Edición 2141

MaternaMonitoreo del Ministerio de Salud descubre graves irregularidades en hospitales públicos y clínicas privadas de maternidad a nivel nacional, para estimular el uso de la fórmula en los recién nacidos, en lugar de fomentar la lactancia materna. Los únicos beneficiados: la millonaria industria farmacéutica.

Señora: ¿desea firmar una autorización para darle fórmula a su bebé en las noches para que usted descanse?”, susurra cariñosamente al oído de una mamá primeriza una atenta enfermera. Adolorida por la cesárea, la idea de dormir suena espléndida. La mamá firma sin imaginar que está dictando sentencia a su propia producción lechera.

“Pensé que era lo correcto, que después me iba a salir la leche. No sabía que luego mi bebé no lactaría bien, que succionaría sin ganas. Le dije al pediatra y me contestó que no me estrese, ni estresara a mi hija. Que le diera fórmula Similac de Mead Johnson”, describió Delia Velásquez, 30 años, quien dio a luz hace cinco meses en una clínica privada local.

El caso de Delia se repite en clínicas y hospitales a toda hora, todos los días, descubrió el Monitoreo del Cumplimiento del Reglamento de Alimentación Infantil ejecutado por CESIP/IBFAN Perú (International Baby Food Action Network), con el apoyo de Unicef y en coordinación con el Ministerio de Salud, en abril pasado.

“Visitamos 30 establecimientos de salud y en la mayoría encontramos latas de fórmula donadas con el rótulo de muestra médica, y mamaderas para alimentar a más del 100% de los bebés en el nosocomio”, señaló Ana Vásquez Gardini, Directora del CESIP (Centro de Estudios Sociales y Publicaciones).

“Registramos donaciones en los hospitales de Puente Piedra, San Juan de Lurigancho, Militar, San José, Cayetano Heredia, de Policía, de Vitarte, Carrión, Sabogal, María Auxiliadora y Dos de Mayo. También en las clínicas Hogar de la Madre, San Borja, Maison de Santé y Good Hope. En la Maternidad de Lima y en el Hospital Rebagliati no encontramos donaciones pero sí latas, según ellos compradas, de Enfamil de Mead Johnson y S 26 de Wyeth, en cantidades que no se justifican. ¿Cuál es la motivación para recibir donaciones o comprar sabiendo que atenta contra la lactancia?”, pregunta Ana Vásquez tras participar del monitoreo.

“No más del 3% de niños que nacen necesitan recibir fórmula”, precisó Mario Tavera, del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Esta debe darse únicamente a los bebés con madres con VIH/ Sida, abandonados o prematuros. El Reglamento de Alimentación Infantil especifica que debe solicitarse con receta médica a nombre del bebé que la requiere. Pero todo indica que se trata de letra muerta.

Complementar en las noches y madrugadas con fórmula a los bebés para que las mamás descansen es un atentado contra su producción de leche y los pediatras lo saben: cuanto más veces mame el bebé, la madre tendrá más leche. Las primeras horas y días son esenciales, por eso la toma debe ser a libre demanda. La succión induce a la producción. Las primeras 72 horas son claves: si se corta el estímulo, los ávidos sensores de lactancia materna ordenan el cierre de la fuente lechera.

La contracción es irreversible. En ese instante, la madre y su niño quedan enganchados por siempre a la lata de fórmula y a un fuerte desembolso de dinero. El costo económico de alimentar a un bebé con fórmula equivale al 40% del ingreso mínimo legal, indica el Ministerio de Salud.

PROHIBIDO REGALAR FÓRMULA

El 10 de setiembre de 1982 fue promulgado en el Perú el Reglamento de Alimentación Infantil DS 020-82-SA. Este pone en vigencia en nuestro país el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (fórmula). El código proscribe la entrega de muestras gratuitas o a bajo costo a las madres, a los trabajadores de salud o a instituciones sanitarias. También prohíbe los regalos de cualquier clase al personal sanitario por parte de los fabricantes.

El costo de la fórmula es alto. Consultadas en farmacias las tarifas de las latas de 900 gramos para bebés de 0 a 6 meses los precios fueron: Enfamil de Mead Johnson S/. 96. Similac e Isomil, producidos por Abbott, S/.76 y S/. 99 respectivamente. Nan de Nestlé vale S/. 76.

“Un niño que usa fórmula láctea consume los seis primeros meses entre 13 y 15 Kg”, indica Mario Tavera de Unicef. Las familias que no pueden afrontar ese gasto (un promedio de S/. 1,600) se ven obligadas a “aguar” la fórmula, pasar a otras leches o introducir comidas antes de los seis meses, produciendo malnutrición, alergias y hasta muerte por diarrea.

Este año Theresa Ochoa, investigadora de la Universidad Cayetano Heredia, ganó un premio de la Fundación Bill & Melinda Gates para estudiar la lactoferrina, una proteína de la leche materna (Revista Somos Nº 1224). Hay cientos de estudios sobre las extraordinarias cualidades nutricionales de la leche materna y su importancia como único nutriente los primeros seis meses de vida. ¿Por qué maternidades y pediatras caen en malas prácticas? ¿Qué les ofrecen los laboratorios Mead Johnson, Abbott, Nestlé, Wyeth, Ordesa y Bagó? Todos comprometidos, según el monitoreo, con esta perniciosa forma de promoción.

CARETAS contrastó las inquietantes revelaciones del Monitoreo del Ministerio de Salud. Se rescataron testimonios a chorros:

Del Instituto de Ginecología y Fertilidad de Miraflores emergen dichosas madres con un crío a cuestas y un irregular obsequio: una lata de leche artificial. En hospitales públicos como el Rebagliati hasta hay impulsadoras que ofrecen diversas marcas de fórmulas. El monitoreo identificó 25 marcas a nivel nacional.

“En la Clínica Santa Isabel me obsequiaron una lata de Similac Advance de Abbott”, cuenta Gabriela Carrasco.

“Hace un mes en el Rebagliati una señorita me ofreció Enfamil. Le contesté que le daría purito pecho a mi bebé como a mi primer hijo. Ella me dijo que como me habían hecho cesárea tendría dificultades, lo cual era mentira”, relata Yolanda Huaringa.

TÁCTICAS NON SANCTAS

Marita Lozano, nutricionista del Hospital Almenara, describió las tácticas utilizadas por los laboratorios: “Sus representantes hacen visitas y regalan lapiceros, recetarios médicos, relojes, tablas de medir. Todas cosas útiles con sus marcas para los consultorios pediátricos. También ofrecen cenas, congresos y cursos en el extranjero con todo pagado. Los que acceden a sus ofertas se sienten comprometidos con el laboratorio”, señaló.

El artículo 52º del Reglamento de Alimentación Infantil precisa que ningún personal de salud de establecimientos públicos o privados responsables de la atención materno infantil debe recibir contribución alguna que lo beneficie o sirva para financiar becas, viajes, subvenciones para investigación y gastos de asistencia a conferencias profesionales. Sin embargo todo esto ocurre. El resultado: pediatras y enfermeras promocionando el uso de fórmula como si fuera la última chupada del mango.

“La situación se ha descontrolado. Hay una arremetida muy fuerte. Es el negocio que más dinero mueve en las farmacias”, dice el Dr. Hamilton García, Director General de Promoción de la Salud del MINSA.

Según el observatorio de precios de DIGESA (Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas) el año 2009 la venta de sucedáneos de leche materna en el mercado farmacéutico privado en millones de dólares fue por un valor de US$ 53’449,895, siendo las 3 fórmulas más vendidas:

Enfagrow (US$ 7’111,408, Unid. 414,274),
PediaSure (US$ 2’096,535, Unid. 100,746) y
NAN (US$ 1’806,915, Unid. 184,264).

Las fórmulas acaparan casi el 8% de las ventas totales del mercado farmacéutico y ocupan los primeros lugares de venta (ver cuadros).

Qué medidas concretas está tomando el Ministerio de Salud ante las evidencias del monitoreo? Hemos enviado cartas con conocimiento de Indecopi a las maternidades y laboratorios exhortando que cuiden la salud de los niños y cumplan con el reglamento. En agosto continuaremos con las visitas inopinadas. De corroborar que siguen en falta aplicaremos las sanciones del reglamento a los funcionarios y laboratorios: multas y hasta la suspensión definitiva de la comercialización del producto o productos, responde el Dr. García.

CONTACTO PRECOZ

Todos los estudios científicos concuerdan que la leche materna es el mejor alimento que existe en el mundo. Biológicamente perfecta contiene los elementos exactos para un desarrollo óptimo. Es una sustancia “viva” cuya composición cambia entre una toma y otra según las necesidades del bebé. Además es gratis, está a la temperatura perfecta y, cuando todo va bien, la mamá y su cachorro humano están felices, relajados y conectados.
Informar y enseñar a dar de lactar debería ser un servicio obligatorio. Sólo estando bien informadas las mujeres tienen la opción de elegir entre amamantar o dar fórmula. Nadie está obligado a dar de lactar, pero para decidir hay que saber.

“Son varios truquitos que si no te los dicen no la haces”, resume María José Sagasti, experimentada madre. “Los doctores te claudican, es una mafia”, opina Giuliana Gotuzo, diseñadora gráfica y mamá atrapada por la fórmula. “Te deben dar confianza e información y es todo lo contrario. Existen intereses para que no lactes”, afirma Allison Velasco de la Liga de la Leche Perú, organización fundada en 1956 por 7 madres de Illinois (Estados Unidos) motivadas a ayudar a otras madres en la lactancia, que ahora tiene representantes en 65 países.

Después del parto las mujeres producen calostro: un líquido amarillento y espeso considerado un producto biológico único por los anticuerpos que brinda. Poner al pecho de la mamá al niño apenas nace es vital para el desarrollo de la lactancia y el instinto de succión. “En las primeras horas se establece la producción de leche, si te separan de tu bebé se te va a dificultar. Sin embargo muchas veces en los partos por cesárea te dicen que debe pasarte el efecto de la anestesia”, dice Gabriela Carrasco, de la Liga de la Leche.

El Dr. José San Martín Pinedo, ginecólogo obstetra de la Clínica Montesur desmintió que a las cesareadas no se les pueda poner al recién nacido al pecho de inmediato. “El efecto de la anestesia no pasa a través de la lactancia. Es una de las ventajas de la epidural”, afirmó el Dr. San Martín.
Además de enviar cartas el Ministerio de Salud podría tomar medidas como no dejar paso a las impulsadoras, decomisar las donaciones, no permitir que se les dé fórmula a los recién nacidos, trabajar con voluntarias que orienten a las mamás. “Justamente hemos pedido el apoyo de la Organización Panamericana de Salud”, responde el Dr. Hamilton García.

“Es difícil hacer el amor pero se aprende”, escribió el poeta Antonio Cisneros. Amamantar es también un acto de amor que requiere aprendizaje y práctica. El primer mes es estresante. Es natural estar asustada, adolorida y agotada por las amanecidas, pero no hay que caer en la tentación de la fórmula. Con el paso de los días bebé y mamá encontrarán su propio ritmo, se sentirán conectados, experimentarán placer y amor. Dar de lactar es un sentimiento único e indescriptible, inherente a ser mujer y mamá. También es un derecho de todos los niños y niñas. (Escribe: Caterina Vella / Fotos: Cecilia Durand)

Ginebra VS San Juan de Lurigancho

El suizo Henry Nestlé inventó en 1860 la leche en polvo para bebés. Siendo sus creadores podría pensarse que son los que más la utilizan, pero no es así. La leche de vaca es para los quesos y chocolates. Para los pequeños suizos: leche de mamá.
Oliver Tschudi Vella, hijo de mi hermana Marina, nació en la Maternité de Geneve. Apenas dio a luz una “sage femme” (mujer sabía) se lo puso al pecho. “Me explicó que era importante que se despierte el instinto de la succión inmediatamente”. Una vez en casa, como parte del seguro, la mujer sabia hace hasta diez visitas.
Mientras tanto en San Juan de Lurigancho, Inés Jiménez Córdova, quien diera a luz hace tres meses, aprieta con sus manos sus hinchados pechos repletos de leche para botarla. “El doctor me dijo que para que sea inteligente le complemente con fórmula”, le explica a su amiga Melania Peña. “¡Estás loca! ¡Tu leche es mejor!”. “Tú no eres médico, no sabes”, responde Inés pidiéndole a su comadre agüita para el biberón. Dramática diferencia.

Leer másGraves irregularidades en hospitales públicos y clínicas privadas de maternidad a nivel nacional, para estimular el uso de la fórmula en los recién nacidos

Europa: De princesa griega a cenicienta*

*Hildegard Willer

Texto publicado originalmente en la Revista IDEELE Nº 199/2010.

Recomiendo su lectura. Nos acerca de manera sencilla la crisis europea.

La crisis presupuestal de Grecia se ha convertido en un problema de toda la zona del euro, lo que ha puesto en evidencia que, a pesar de la moneda única, las concepciones culturales y económicas en Europa no son aún nada homogéneas.

Según la mitología griega, Europa fue una princesa fenicia secuestrada por Zeus y llevada hacia Creta. En la actual crisis, ya pocos europeos se quieren acordar de que Grecia fue alguna vez, aunque hace mucho mucho tiempo, la cuna de la civilización europea. Hoy, Grecia es el detonador para lo que algunos analistas han llamado la peor crisis europea desde la Guerra Mundial. Grecia se ha convertido en el Lehman Brothers de la Eurozona.

¿Qué pasó? A inicios de febrero se confirmó que Grecia no podía cumplir con el pago de su deuda. Como este país no solo es miembro de la Unión Europea sino también de la unión monetaria del euro, su inminente bancarrota dejó de ser un problema de una nación de 11 millones de habitantes al extremo sur del continente europeo para ocupar las agendas de todos los políticos y ciudadanos del Viejo Continente.

Especialmente los 16 países de la Unión Europea que comparten la misma moneda, la llamada Eurozona, tenían que decidir si —y cómo— iban a socorrer a Grecia. En aquel momento los europeos reconocieron dolorosamente que la moneda común no significaba solamente ya no tener que cambiar pesetas, liras y drachmes para pasar las vacaciones en el Mediterráneo, sino que el euro los unía en una suerte común antes no imaginada. Que eran 16 países que compartían la misma moneda, pero que tienen concepciones muy distintas de cómo manejar la economía.

¿De quién es la culpa?

Los dos grandes poderes de la Eurozona son Francia y Alemania. Monsieur Sarkozy y Frau Merkel tenían que ponerse de acuerdo. Como bien señaló un artículo del New York Times, la crisis del euro hace evidentes los choques culturales que existen entre los dos países. Angela Merkel tiene como ideal al “ama de casa de Suabia”, a la que ella suele recurrir cuando da lecciones de economía a los alemanes. Suabia es una región conocida por su parsimonia y su capacidad de ahorro. Los alemanes son para Europa lo que los chinos para los Estados Unidos: producen para que los otros consuman. El otro lado de la moneda de que Alemania sigue siendo el segundo mayor poder exportador del mundo después de China —conseguido gracias a la liberalización laboral y la baja constante de los sueldos alemanes— es el endeudamiento de los países europeos que compran sus productos. El consumo interno de los países del sur de Europa (España, Portugal, Grecia) ha ido aumentando a base de créditos, mientras que los alemanes no gastan sus ahorros.

Cuando estalló la crisis griega, las lecturas de quiénes eran los culpables fueron distintas según el país: Francia, con su tradición de una política económica dirigida por un Estado centralista, culpó al mercado financiero internacional —dizque los especuladores— que habían apostado sobre la derrota de Grecia. Mientras que los germanos empezaron a culpar a Grecia por haber vivido por encima de sus posibilidades.

De la noche a la mañana, la palabra fakelaki se convirtió en la palabra griega más conocida en Alemania: un fakelaki es un sobre con una coima, indispensable en Grecia para conseguir algún servicio público, desde una licencia para conducir hasta una operación médica. Cuando, además, se supo que los griegos habían falsificado sus cifras para poder entrar en la Eurozona y que los subsidios europeos habían servido para inflar el número de los empleados públicos griegos, los alemanes, guiados por su prensa amarilla que pintaba a los griegos como los ladrones europeos, se olvidaron pronto de su solidaridad. (Por supuesto, los tabloides alemanes no mencionaron que los subsidios europeos también sirvieron para comprar maquinaria y armamento a las empresas alemanas.) “Ni un cent nuestro para Grecia”, fueron las primeras palabras de Angela Merkel.

Muy pronto tuvo que retractarse. El 25 de marzo, la Unión Europea, junto con el Fondo Monetario Internacional, decidió su primer paquete de ayuda para Grecia en el caso de que declarara su insolvencia. Cuando, poco después, el presidente griego Papandreu dio a conocer las nuevas cifras corregidas del déficit de su país (que resultó peor que el esperado), y las agencias del rating bajaron la calificación para Grecia, la cosa se volvió seria. Los países de la Eurozona y el FMI se comprometieron a ayudar a Grecia y a otros países de la Unión con 750 mil millones de euros. A cambio, Grecia tiene que aplicar un programa de medidas económicas supervisado por el FMI, que cambiará drásticamente la vida de sus habitantes.

Protestas contra el FMI

Hasta hace poco, los europeos que salían a protestar contra las medidas económicas del FMI lo hacían en solidaridad con países afectados que solían estar al otro lado del planeta: México, Argentina, Brasil, Perú, Indonesia…, países del otrora tercer mundo. Los manifestantes griegos que salieron a la calle hace dos semanas lo hicieron en defensa de sí mismos. Tres empleados bancarios murieron en las protestas, y las fotos que dieron la vuelta al mundo mostraron escenas antes solo conocidas en países del sur amenazados por las drásticas medidas del FMI. Ahora les toca a los griegos, españoles y portugueses aplicar un programa de ahorro tan drástico que no pocos creen que solo llevará al estrangulamiento de cualquier recuperación económica. Los más afectados por las medidas son los jóvenes profesionales que serán los primeros en ser despedidos: se prevé un gran éxodo de jóvenes migrantes griegos hacia Asia y los países árabes. La crisis de la deuda ya no es de otros: ha llegado al corazón de Europa.

¿Quién domestica a los mercados financieros?

El 13 de mayo, Joseph Ackermann, el jefe del poderoso Banco Alemán, expresó en una entrevista televisiva sus dudas acerca de si Grecia iba a poder devolver sus préstamos, no obstante las drásticas medidas económicas y a pesar del apoyo financiero de los otros países de la zona del euro. Los políticos europeos pusieron el grito en el cielo, pero en vano. El euro volvió a bajar en los mercados financieros: el paquete de apoyo de 750 mil millones de euros no había conseguido la confianza de los mercados. Tampoco, desanimar a los especuladores que siguen apostando con sus instrumentos. La suerte del euro parece incierta.

Hay voces que pronostican el quiebre de la moneda común. Otras flirtean con la idea de sacar a países de la Eurozona que no cumplen con sus criterios de estabilidad. Los dos escenarios son desastrosos y terminarían con una Europa unida. Por ende, no son realistas. “There is no alternative” —TINA—: esta frase, que Maggie Thatcher solía repetir cual mantra de su credo neoliberal, parece ahora también regir a los políticos europeos: no hay otra alternativa que enfrentar esta crisis juntos. Esto significará, a la larga, que los Estados miembros de la Eurozona cederán competencias presupuestales a la Unión Europea; solo forjando una política económica común, la Eurozona está en condiciones de sobrevivir a los malos tiempos. Los alemanes tendrán que gastar más y exportar menos; los españoles, portugueses y griegos deberán bajar su consumo.

A veces la crisis despierta fuerzas antes impensables: los ministros de Finanzas de la Eurozona quieren ahora pro poner una tasa a las transacciones financieras y prohibir instrumentos financieros especulativos, a pesar de la resistencia de los bancos y su plaza financiera, Londres.

Actualmente nadie duda de que los malos tiempos durarán un buen rato en Europa. El mandato del ajuste de cinturones rige en todos los países, con o sin euro; demasiado altas son las deudas acumuladas. Tal vez deberían pedir consejo a los países del ya extinto “tercer mundo” —hoy emergentes— sobre cómo sobrevivir a una crisis de deuda.

Leer másEuropa: De princesa griega a cenicienta*