Si una Universidad realiza Venta de Bienes o Prestación de Servicios ¿Pierde su exoneración del Impuesto a la Renta?

CPCC Dionicio Canahua
Asesor en Temas Contables y Tributarios
en Entidades No Lucrativas
Mail: consultas@perugestion.org

Hace poco en Redes Sociales encontré una interesante consulta realizada por el Colegio de Contadores Públicos de la Libertad a la Superintendencia de Administración Tributaria. A continuación procedo a reproducirla:

Al respecto se consulta si en el caso de una universidad privada que opera bajo la forma de asociación sin fines de lucro exonerada del impuesto a la renta, el hecho de que como parte de los programadas de aplicación profesional apertura al publico para realizar operaciones de venta de bienes y prestación de servicios mediante: consultorios jurídicos, consultorios médicos, farmacias, laboratorios clínicos, centros de conciliación extra judicial, centros de producción de alimentos, impulsados y supervisados por docentes de las diversas escuelas académicas de derecho, medicina, industrias alimentarias, administración, etc. en los cuales participan los alumnos de cada escuela. ¿Se mantiene la exoneración del impuesto a la renta si los bienes y servicios se venden y se prestan tanto a los alumnos de la Universidad como al público en general a cambio de una contraprestación económica considerando que todos los ingresos provenientes de estas actividades se destinan al cumplimiento de los fines educativos de la Universidad?

Una de las características de una Asociación sin Fines de Lucro esta relacionada con la imposibilidad de distribuir utilidades.La misma que es recogida en la regulación del Impuesto a la Renta cuando se regula las condiciones para obtener la exoneración al mismo. El Articulo 19 del TUO de la Ley del Impuesto a la Renta señala lo siguiente:

Artículo 19º.- Están exonerados del impuesto hasta el 31 de diciembre de 2018:

(…)

Las rentas de fundaciones afectas y de asociaciones sin fines de lucro cuyo instrumento de constitución comprenda exclusivamente, alguno o varios de los siguientes fines: beneficencia, asistencia social, educación, cultural, científica, artística, literaria, deportiva, política, gremiales, y/o de vivienda; siempre que destinen sus rentas a sus fines específicos en el país; no las distribuyan, directa o indirectamente, entre los asociados o partes vinculadas a estos o a aquellas, y que en sus estatutos esté previsto que su patrimonio se destinará, en caso de disolución, a cualquiera de los fines contemplados en este inciso.

(…)

Una de las principales dudas que se presentan en este tipo de entidades – abarca también a ONG- esta vinculada a la posibilidad de realizar operaciones de “carácter mercantil” ,es decir que conlleven a la generación de una determinada utilidad. En algunos casos incluso se considera que la Administración Tributaria “presuma” que haya distribución de las mismas.

Otra de las consideraciones asumidas por las Asociaciones sin Fines de Lucro es asumir que una operación realizada con un tercero “esta prohibida” para este tipo de entidades, más aún si consideramos que genera una “utilidad”.

Antes de revisar los criterios establecidos por la Administración Tributaria, para este tipo de transacciones, con relación al perdida de la exoneración del Impuesto a la renta; es pertinente hacer algunas precisiones adicionales. Desde un punto de vista del ámbito de aplicación del Impuesto a la Renta, debemos recordar que este tributo grava a la persona (natural o jurídica) , situación muy distinta al Impuesto General a las Ventas que grava a determinadas operaciones.

Algunas colegas, equivocadamente, asumen que para efectos de la exoneración del Impuesto a la renta, se debe de clasificar las transacciones realizadas por una Asociación Sin Fines de Lucro en dos grupos: “Mercantiles y No Mercantiles”. Debiendo necesariamente gravar las “Mercantiles” aún cuando estamos exonerados del Impuesto a la Renta con la finalidad de evitar alguna contingencia con la SUNAT.

La situación antes descrita se torna imposible desde la perspectiva de la Declaración Anual del Impuesto a la Renta. Porque si nosotros, en dicho PDT, indicamos que estamos exonerados del Impuesto a la Renta el sistema no determinara Importe alguno, aún cuando hayamos realizado la venta de bienes y prestación de servicios a terceros.

rentillas

En el siguiente cuadro del PDT Anual, se ha obtenido una Renta Neta Imponible de 10 000, pero al estar exonerado del Impuesto a la Renta el importe de la casilla 113 siempre será CERO

liquidacions

Ello nos permite afirmar, de forma empírica, que la perdida de la exoneración del Impuesto a la renta en una asociación del Impuesto a la renta no esta asociada a la realización de determinadas operaciones “con terceros” porque este tributo grava o exonera a la entidad y por ende a la totalidad de sus operaciones realizadas.

La Administración Tributaria mediante la Carta 008-2011 /SUNAT se manifestó de la siguiente manera:

Si una asociación sin fines de lucro realiza cualquier actividad mercantil cuyo rendimiento constituye renta de tercera categoría, la exoneración a que se refiere el inciso b) del artículo 19° del Texto Único Ordenado (TUO) de la Ley del Impuesto a la Renta alcanza a la totalidad de las rentas obtenidas por dicha asociación, siempre que tal entidad cumpla con los requisitos establecidos en dicho inciso.

En este punto es pertinente revisar los requisitos para mantener la exoneración del Impuesto a la renta (citados en la carta emitida por SUNAT) por parte de una Asociación sin Fines de Lucro:

Al respecto, en el Informe N.’222-2009-SUNAT/2BOO00 se ha señalado que la exoneración a que se refiere el inciso b) del artículo 19″ del Texto único Ordenado (TUO)de la Ley del lmpuesto a la Renta alcanza a la totalidad de las rentas obtenidas por las fundaciones afectas y las asociaciones sin fines de lucro, siempre que tales entidades cumplan con los siguientes requisitos:

a) Su instrumento de constitución comprenda, exclusivamente, alguno o varios de los siguientes fines: beneficencia, asistencia social, educación, cultural, científica, artística, literaria, deportiva, política, gremiales y/o de vivienda;
b) Las rentas se destinen a sus fines específicos en el país;
c) Las rentas no se distribuyan entre sus asociados, directa o indirectamente; y,
d) En sus estatutos se prevea que, en caso de disolución, su patrimonio se destinará a cualquiera de los fines antes señalados.

A manera de conclusión podemos afirmar que la exoneración del impuesto a la renta SE MANTIENE, si los bienes vendidos y los servicios prestados por una Universidad (Asociación Sin Fines de Lucro)se dan tanto a los alumnos de la Universidad como al público en general, a cambio de una contraprestación económica ,considerando que todos los ingresos provenientes de estas actividades se destinan al cumplimiento de los fines educativos de la Entidad.

Puntuación: 2 / Votos: 3