HOMBRE MATA MUJER Y LO DESCUARTIZA, SOLICITA TERMINACION ANTICIPADA

[Visto: 611 veces]

La quemó a plena luz del día

El taxista llamado “El Descuartizador de Viñani”, Alfredo Raúl Sarmiento Calizaya (31), de Tacna, chofer, domiciliado en la Asociación de Vivienda 28 de Agosto, Mz. 375, Lt. 8, distrito Ciudad Nueva, la noche del jueves con frialdad confesó haber matado a Rubí Lizeth Mamani Llutari (24).

LOCAL NOCTURNO. Dijo que conoció a su amiga en el bar que regentaba la madre de ella, que es un “chupódromo” entre la Av. Industrial y calle Atahualpa, frente al Parque Industrial. A su víctima la estranguló tras una pelea, despedazó su cuerpo y botó los restos en distintos basurales, después se arrepintió de su macabro acto y el remordimiento lo llevó a entregarse.

DECLARACIÓN. Esto es parte de lo que declaró Sarmiento en presencia de su abogado defensor Eulogio Huanchi Mamani.

POLICÍA: ¿A qué actividad se dedica, dónde, desde cuándo y cuánto percibe por ello; también diga dónde vive y con quiénes?

ALFREDO SARMIENTO: Me dedico al oficio de taxista con un vehículo alquilado, es de color blanco, pero no recuerdo la placa; lo alquilé hace dos semanas a la señora Yovana, de quien no recuerdo sus apellidos; obtengo S/. 30 diarios aproximadamente, vivo en la casa de mi madre en Ciudad Nueva, pero a veces también duermo en el lote de la Asoc. Los Graduados Basadrinos en Viñani.

P: Diga si conoce a la desaparecida Rubí Mamani Llutari; de ser así, qué grado de amistad o parentesco le une.

AS: Por la persona que me pregunta sí la conozco hace un año aproximadamente, la conocí laborando en un bar sin nombre que está en la avenida Industrial con calle Atahualpa; nos une la amistad, ya que en ocasiones asistía al bar para consumir licor con ella.

P: EN su amistad con la desaparecida Rubí Mamani, ¿alguna vez tuvo una relación sentimental y qué actividades realizaban?

AS: Voy a contar lo que ha sucedido. A las 2:30 h del 22 de noviembre recibí una llamada telefónica de mi amiga Rubí, me pidió que la recoja en el Parque Industrial, altura del grifo Tacna Heroica. Nos encontramos y fuimos a un local que está cerca de La Genovesa (tienda Alba); mi amiga llamó por teléfono al “Gordo” (Vicente Suricallo Huiracocha) y le exigía cuentas por una agresión anterior; a los 5 minutos llegó esa persona de contextura gruesa y me reclamó por estar con Rubí, me exigió que baje del vehículo para pelear, pero al no hacerlo y subir el parabrisas de la puerta, él rompió la luna no sé con qué objeto y escapó hacía la avenida Jorge Basadre (exCircunvalación), luego con Rubí fuimos a la comisaría Vigil para hacer la denuncia.

Serían las 3 h y mi amiga se quedó en el taxi, yo ingresé a la comisaría, luego me percato que el “Gordo” llegó y discutía con Rubí que estaba sentada en el carro, luego pedí apoyo de la PNP para que detengan al sujeto que había roto el vidrio del taxi, y “Gordo” se quedó en la comisaría.

CERVEZAS Y LA MADRE

Posteriormente fuimos al bar donde trabaja la madre de Rubí, en la Av. Industrial con Atahualpa, estacioné el taxi en el frontis, Rubí llamó por teléfono a su mamá, abre la puerta del local, le contamos lo que había sucedido; luego ellas sacan cervezas para tomar. Consumimos unas 14 botellas de cerveza, dejé empeñado la tarjeta de propiedad del vehículo SK-4034.

Ya siendo las 7 h del 22 mi amiga Rubí no quería quedarse con la señora Elvira, en eso recién me entero que era su madre. Mi amiga me pidió retirarnos y nos dirigimos al cono sur, a la casa en la asociación Graduados Basadrinos en el sector Pampas de Viñani que es de propiedad de mi primo Julio Calizaya.

PELEAN Y LA ESTRANGULA

Llegamos a la asociación, en una esquina Rubí decidió bajarse del carro, yo seguí hasta llegar a la casa, a una cuadra, y estacioné el taxi. Luego fui a buscarla y la encontré, la convencí para ir al lote, estábamos en la puerta y ella se alteró, cogió una piedra y rompió el parabrisas delantero del carro; al reclamarle me arañó en el rostro, forcejeando la hice ingresar al lote. En el interior ella quería golpearme con una piedra, para defenderme la cogí del cuello con mi brazo derecho, ella insistía por agredirme y le apreté con fuerza y no soltaba la piedra de la mano.

En un momento mi amiga cae al suelo y no respiraba, me di cuenta que su cara estaba morada y no respiraba, me asusté y comencé a echarle aire con un cartón, le toqué el cuello, ya no respiraba, la dejé en el suelo y me puse a lavar el vehículo y mi ropa.

LA QUEMA Y DESCUARTIZA

Pasaron 30 minutos y comencé a desesperarme, junté basura, periódicos, botellas descartables, cartones y un balde de plástico, los puse junto al cadáver y prendí fuego; todo eso sucedió a las 11 h. Después me fui al cuarto y me quedé dormido hasta las 16 h. Cuando salí al patio vi que aún había poco fuego y mucho humo, me percaté que más quemado estaban las piernas y el cuerpo, la cabeza aún tenía partes intactas.

En eso pensé sacar el cuerpo en partes, cogí una pala (lampa) y corté la cabeza, luego las piernas. La cabeza lo puse en una bolsa de plástico negro, otra parte del cuerpo en una bolsa de papel de cemento; para recoger otros restos utilicé mis manos, poniéndome bolsas como guantes, los metí en tres baldes grandes blancos, coloqué las partes y las cenizas de la basura que quemé. Todo lo subí al vehículo.

EN LOS BASURALES

Oscurecía y con el carro me fui por una trocha, unos 3 km. al extremo de la población por donde no hay gente, veo un basural, me estaciono y bajo un bulto que contenía el cuerpo y lo tiro entre la basura; sigo avanzando con el taxi y veo otro lugar donde se quemaba la basura, me estaciono, tiro la bolsa de cemento, de los tres baldes arrojo el contenido, pero un balde lo botó porque estaba medio quemado. Luego con el carro avanzo unas 4 cuadras de retorno a “Graduados Basadrinos” y entre unos desmontes tiro la bolsa negra con la cabeza.

Al terminar ya era de noche, en el camino encontré una pileta y lavé los baldes, luego fui al lote para dejar los baldes y con el taxi me dirigí a la plaza de la J.V. Leoncio Prado, me estacioné a un costado y me quedé dormido. Ya no podía trabajar porque pensaba lo que había hecho.

BOTA CELULARES

Quiero agregar que quemé la cartera de Rubí, pero antes retiré dos celulares, esa noche fui al mercado “La Cachina”, frente a la plaza de la asociación Juan Velasco Alvarado y arrojé los teléfonos para que piensen que por ahí lo han robado. Retorné a la plaza de Leoncio Prado, permanecí ahí hasta el día siguiente, me dirigí a la casa de mi madre en Ciudad Nueva y le dije que había roto el parabrisas.

Ella se prestó dinero de una vecina y compré un nuevo parabrisas delantero a S/. 140, por falta de dinero no pude comprar el de la puerta lateral.Ese día (23 de noviembre) no trabajé porque estaba angustiado, en la noche guardé el vehículo en una cochera cerca al ex Mercado Pesquero y fui a dormir a la casa de mi madre.

LE QUITAN VEHÍCULO

El día 24 no trabajé, el 25 un poco, el 26 a las 17 h fui a casa de la dueña del carro con mi madre, sin el vehículo, para decir que me dé unos días para pagar el alquiler adeudado. La señora Yovana contó que le buscó la madre de Rubí acompañada de una hermana de mi amiga y el sujeto “Gordo”, para decir si había denunciado por los daños en el carro y que su hija estaba desaparecida. La señora Yovana me solicitó que le devuelva el carro, luego con ella fuimos a la cochera cerca al Pesquero y lo llevé a una cochera en el C.P. La Natividad a pedido de su dueña. Luego retorné con mi madre a Ciudad Nueva.

ACUDE ANTE PNP

Posteriormente tomo conocimiento que fui citado por la Policía y decido presentarme con mi abogado y colaborar con la investigación, porque ya tenía demasiado remordimiento de conciencia.

Previa consulta con mi abogado, decido contar la muerte de Rubí Mamani Llutari, porque quiero concluir con el proceso lo más pronto posible. Mi abogado me dijo que es legal concluirlo inmediatamente solicitando se aplique la Terminación Anticipada, ya que el autor de la muerte de mi amiga Rubí soy yo, estoy profundamente arrepentido, pero merezco una condena.

Dato

La tarde de ayer se realizó la audiencia en el Módulo Básico de Justicia del distrito Gregorio Albarracín, donde el fiscal Víctor Álvarez Esquivia expuso sus argumentos para el encarcelamiento del imputado, Alfredo Sarmiento Calizaya, por delito contra la vida, el cuerpo y la salud (homicidio calificado). Pasadas las 16:30 h, el juez Yuri Maquera declaró fundada la petición del Ministerio Público, y dispuso la prisión preventiva de Sarmiento.

Hasta la sede judicial del cono sur llegaron familiares y amigos de Rubí Mamani Llutari, exigiendo una drástica sanción para el confeso asesino, a quien la Policía lo ha denominado “El descuartizador de Viñani”.

FUENTE: OJO PERU
01.12.2012
08:59 | Tacna –

Puntuación: 5.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *