Mujer policía seducía a empresarios en Lima para luego extorsionarlos

[Visto: 551 veces]

Mujer policía seducía a empresarios en Lima para luego extorsionarlos

Jueves, 10 de mayo de 2012 | 4:30 am

Tenía una profesión respetable y gozaba del aprecio de sus familiares y amigos a quienes decepcionó del peor modo. La suboficial de la policía Evelyn del Carmen Dávila Morote, de 34 años, mandó al tacho todo ello solo por dinero.

Agentes de la División Antisecuestros la detuvieron en Lima por seducir a empresarios casados y fotografiarlos desnudos con fines de extorsión.

Se ha establecido que la mujer policía seleccionaba a sus víctimas en banquetes celebrados en hoteles de cinco estrellas. Los deslumbraba con sus encantos e iniciaba romances relámpagos con ellos, a fin de obtener el singular material gráfico que requería para lograr su propósito.

En efecto, según la Divise, Dávila Morote aprovechaba sus encuentros amatorios para captar las escenas en secreto. Luego exigía considerables sumas de dinero a los agraviados y los amenazaba con enviarles las fotos a sus esposas, a través de correos electrónicos o hacerlas públicas colgándolas en la red de Youtube.

Evelyn del Carmen mide 1.75 metros de estatura, tiene cabello lacio, largo y castaño, teñido artificialmente. Nació en el Cercado de Lima el 17 de octubre de 1977.

El empresario Alberto G. A. (36) fue quien la denunció y posibilitó su captura. Contó a los detectives que venía siendo extorsionado desde hace tres meses por una mujer con quien mantuvo una corta relación. “Esta vez me ha exigido 2.000 soles. Tiene fotos íntimas mías”, sostuvo.

Ante semejante caso, los investigadores le recomendaron que simulara aceptar la nueva extorsión. Y es que solo así iba a ser posible poner al descubierto a la inescrupulosa mujer.

Se procedió de ese modo. Alberto sugirió entregar el dinero en el AH 23 de setiembre, de Santa Anita, y la singular extorsionadora aceptó. Obviamente ella desconocía que le estaban tendiendo una trampa.

Flagrante delito

Todos los billetes, previamente, habían sido fotocopiados, a fin de darles valor de prueba durante un eventual proceso judicial.

Evelyn, quien es soltera, mordió el anzuelo. Justo en ese momento un grupo de custodios la atrapó en flagrante delito. Ahora podría pasar los próximos 10 años en prisión, si se le aplica la máxima pena que contempla la legislación vigente, dijeron portavoces del Ministerio Público.

fuente: LA REPUBLICA PERU

Puntuación: 5.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *