Category: Paternidades

Instan a hombres a asumir paternidad

Por Efe
14:28 | 02/28/09

Con tímidas reformas legales, los Gobiernos de América Latina impulsan una nueva cultura de la paternidad responsable, en una región marcada por el machismo y el abandono por parte de muchos hombres de sus obligaciones como padres.

Ecuador, por ejemplo, aprobó hace unos días una ley que se encuentra entre las más progresistas del continente y otorga a los hombres diez días de baja laboral al momento del nacimiento de sus hijos, con lo que busca fortalecer el vínculo paterno filial y la “corresponsabilidad”.

Para el uruguayo Luis Franco, presidente y fundador de la primera asociación de defensa de los padres del continente, “S.O.S. Papá”, este tipo de medidas son “positivas” y se amoldan a la nueva realidad social de la región.

“El viejo esquema era que el hombre aporta el dinero y la mujer cuida de los hijos, pero la mujer trabaja a la par del hombre hace muchos años, y el hombre debe tener las mismas responsabilidades que la mujer en el cuidado de los hijos y el mismo amparo legal”, acotó.

Sin embargo, pese a que estas medidas buscan que los padres se impliquen más en el cuidado y atención del niño, la normativa jurídica y las prácticas sociales aún tienden a considerar a la mujer responsable de los menores, especialmente en caso de divorcio.

Centroamérica es la región donde más difícil tienen los padres para asistir a sus hijos en el momento del nacimiento: El Salvador, Panamá, Honduras, Guatemala y Nicaragua no facilitan ningún día libre por paternidad ni tienen previsto hacerlo en un futuro próximo.

Esa situación es compartida por Perú, si bien hubo un intento, que no prosperó, de otorgar estos permisos.

Bolivia tampoco concede permisos a los padres, aunque allí una nueva legislación impide que sean despedido de su trabajo durante el primer año de vida del bebé.

Otra ley aprobada en este país obliga a los hombres a someterse a un test genético de paternidad si una mujer los señala como el padre de un menor, con lo que se espera poner fin al tan común abandono de los hijos en una región donde el porcentaje de familias monoparentales dirigidas por una mujer es muy elevado.

En el polo opuesto se sitúa Cuba, donde el padre puede, si así lo decide con su pareja, atender al niño durante su primer año de vida.

Venezuela otorga 14 días de permiso a los hombres por el nacimiento de cada hijo y garantiza por ley un año entero de inamovilidad laboral, mientras que en Colombia son ocho los días libres.

República Dominicana da un día a los padres, mientras que los argentinos pueden disfrutar de dos días, que, en casos excepcionales como los trabajadores del Ministerio Público, pueden llegar a los 15.

La ley concede a los paraguayos dos días, que se autorizan siempre que se pidan por escrito al patrón.

Costa Rica otorga tres días de asueto a los papás, y pese a que se han planteado varias iniciativas en el Congreso para aumentar este número ninguna ha prosperado, al igual que en Brasil, donde se conceden cinco días libres.

Los uruguayos también pueden gozar de tres días hábiles.

Para los chilenos, el permiso laboral es de seis días, aunque, según datos del Registro civil de ese país, dos de cada tres niños son hijos de madres solteras.

El país sureño se lleva el primer puesto en cuanto a los padres que desatienden a sus hijos, seguido por Costa Rica, donde cerca de la mitad de los casos lo constituyen hijos de madres solteras.

Según datos extraoficiales, aproximadamente el 30 por ciento de los hogares de la región es llevado por un solo padre, que es la mujer en más del 83 por ciento de los casos.

Pese a los tímidos avances para incentivar la participación de los padres en el cuidado de los niños, la legislación sobre separación y divorcio favorece a la mujer a la hora de atender a los hijos y recibir pensiones de alimentación.

Así, las madres tienen más derechos para quedarse con los hijos en Brasil, Colombia y Panamá, mientras que en Paraguay y Venezuela las madres siempre tienen la patria potestad de los niños si son menores de siete años y en Perú si no han cumplido los tres.

En el resto del continente, pese a que las leyes reconocen la igualdad entre los padres y las madres, las mujeres reciben la guarda de los menores en la mayor parte de los casos.

Fuente: http://www.pontealdia.com Leer más

Cinco mitos sobre la paternidad

Escrito para BabyCenter en Español

Mito número 1: Sólo los sentimientos de la futura mamá son importantes

Mito número 2: Los recién nacidos no necesitan del papá

Mito número 3: Los hombres no saben cómo cuidar a un bebé


Mito número 4: Los hombres que se dedican a los hijos no triunfan en el mundo del trabajo

Mito número 5: Estás destinado a ser igual a tu padre

Cómo desafiar los cinco mitos de la paternidad

Si eres como la mayoría de los papás recientes o los que están a punto de serlo, probablemente tengas algunas ideas sobre lo que significa ser papá. Esas ideas surgen de tus experiencias con tu propio padre y de lo que tú crees que la sociedad espera de los papás. Desafortunadamente, hay pocos recursos para ayudar a los hombres a tratar estos temas o para cuestionar los mitos más comunes. Sin embargo, cuanto más examines y entiendas tus propias expectativas acerca de ser papá, mejor será tu probabilidad de convertirte en el papá que deseas ser.

Fuente: http://espanol.babycenter.com/baby/sexo_y_relaciones/paternidad/#3 Leer más

SOCIEDAD-EEUU: Hombres entre la oficina y los hijos

Por Mirela Xanthaki

NUEVA YORK, 27 mar (IPS) – Cada vez más hombres en Estados Unidos aprovechan la licencia por paternidad o incluso renuncian a sus empleos para criar a sus hijos mientras sus esposas van a trabajar, pero el estigma social atado a los papeles tradicionalmente femeninos no desaparece.

“Está la idea, particularmente en la cultura estadounidense, de que los hombres son importantes según cuánto dinero obtienen. Los hombres tienen que estar en el trabajo, deben ganar dinero, y se supone que eso deben hacer”, dijo a IPS Armin Brott, autor de exitosos libros sobre paternidad y fundador de Padres en el Trabajo, organización que ayuda a los hombres a encontrar el equilibrio entre el empleo y el hogar.

La licencia por paternidad y la capacidad de trabajar menos horas y contar con más flexibilidad cuando los hijos son pequeños son derechos reconocidos en los países escandinavos desde hace varias décadas. En el resto del mundo, y especialmente en Estados Unidos, muchos hombres todavía dependen de la buena voluntad de sus empleadores para obtener el tiempo que necesitan.

Se calcula que en 2006 había 159.000 hombres que se quedaban en el hogar para criar a sus hijos, según la Oficina de Censos. Estos padres casados con hijos menores de 15 años han permanecido fuera de la fuerza laboral por más de un año, principalmente para atender a su familia, mientras sus esposas trabajan fuera.

Sin embargo, el número total de adultos que se quedan en el hogar para cuidar a sus hijos es de 5,7 millones, lo que revela que aún la vasta mayoría son mujeres.

“Incluso en empresas con licencias de 12 meses pagas y de 12 meses sin sueldo se tiene la idea que eso se ofrece sólo en el papel. El verdadero tema es si los hombres sienten que realmente pueden tomar ese tiempo y cuántos lo hacen efectivamente”, dijo Phoebe Taubman, abogado de A Better Balance (Un mejor equilibrio), organización legal con sede en Nueva York dedicada a temas de trabajo y familia.

El número de hombres que se toman tiempo libre por razones familiares parece crecer. Según una encuesta realizada en 2007 por la firma Flex-Time Lawyers y la revista Working Mothers, 88 por ciento de las 50 principales firmas del país ofrecían un promedio de 4,6 semanas de licencia paga por paternidad. El año pasado, esos números crecieron a 90 por ciento y a un promedio de 5,8 semanas.

La encuesta de 2008 mostró que 62 por ciento de los nuevos padres aceptaron la licencia por paternidad cuando se les ofreció, y este año la cifra saltó a 83 por ciento.

Sólo 13 por ciento de las compañías en Estados Unidos ofrecen licencias pagas por paternidad.

Mientras, el número de hombres que se quedan en la casa para cuidar a sus hijos aumenta, y más mujeres se convierten en las encargadas de traer los ingresos al hogar.

“Esta crisis financiera afecta más a los hombres que a las mujeres por la naturaleza de los empleos que están siendo recortados. Por tanto, muchos hombres, les guste o no, invierten más tiempo de calidad con los hijos”, dijo a IPS el presidente del grupo no gubernamental Iniciativa Paternidad Nacional, Roland Warren.

Según una encuesta del sitio CareerBuilder.com, 37 por ciento de los padres que trabajan dijeron estar dispuestos a dejar su empleo si su esposa o pareja ganara suficiente dinero para sostener a la familia. Si le dan la opción, otro 38 por ciento estaría dispuesto a una reducción de salario con tal de tener más tiempo con los hijos.

“Los hombres se están dando cuenta de que no quieren hacer el tipo de cosas que hicieron sus padres y abuelos y bisabuelos. Hay mucho de la identidad masculina atada a nuestros empleos, a cuánto dinero ganamos y qué hacemos para vivir. Muchos ven esto y sienten que no les satisface. Esto no ayuda”, dijo Brott.

“Más y más hombres están diciendo que no son felices con las opciones que tuvieron, que no están felices al ver qué hicieron sus padres y cómo sufrieron porque no pudieron invertir tiempo en sus hijos”, añadió.

La encuesta concluyó que 24 por ciento de los padres trabajadores sienten que el empleo les está afectando negativamente la relación con sus hijos. En términos de tiempo, 25 por ciento señalaron que pasan menos de una hora con sus hijos cada día, y 42 por ciento pasan menos de dos horas por día.

Mientras más compañías ofrecen opciones para un equilibrio con la vida privada, más de un tercio de los padres que trabajan señalaron que su empleador no ofrece flexibilidades, como el tele-trabajo o distribuir las tareas con otros empleados.

Y aun si su jefe entiende, no así amigos y otros miembros de la comunidad. “Muchos hombres que se quedan en casa tienen que soportar a la gente que les dice: ‘Espero que encuentres un trabajo pronto’, ‘¿Hoy te tocó cuidar a los niños? o ¿Dónde está la mamá?”, dijo Brott.

Una encuesta realizada por A Better Balance entre estudiantes de leyes de la Generación Y (nacidos después de 1979) de la Universidad de Nueva York reveló que los hombres jóvenes están tan preocupados sobre poder equilibrar su trabajo y su familia que las mujeres.

“Ya están preocupados por eso, sin tener aún una familia”, dijo Taubman. “Hay estigmas y estereotipos sobre el trabajo del cuidado (a los hijos), que ha sido menospreciado en nuestra sociedad y vinculado a reglas y valores de género”, añadió.

Hombres también temen que la decisión de quedarse en casa perjudique sus carreras, o que se pierdan la oportunidad de un ascenso, y a veces están en lo cierto. “Los padres son tratados como héroes si piden tiempo para estar con sus hijos, pero si piden mucho tiempo, entonces la cosa cambia”, señaló Ellen Galinsky, presidenta del Instituto Familias y Trabajo.

Las compañías deben entender que si apoyan políticas favorables a los padres, harán que sus empleados estarán más felices, permanezcan en la empresa más tiempo y sean más productivos, sostuvo Brott.

“De esa manera, las empresas lo harían no porque es algo lindo de hacer, sino porque puedes ganar dinero con ello”, añadió.(FIN/2009)

Fuente: IPS Leer más

1 3 4 5