Day: septiembre 15, 2010

Hombres y mujeres

¿Qué les parece el siguiente comentario?, ¿tiene un contenido hembrista o machistas?.

**************************************************************************************


Cuando un hombre habla de sexo, es una grosería y una obscenidad. Cuando una mujer habla de sexo, es una broma inocente. Por tanto, distinguir entre una obscenidad y una broma inocente es tan fácil como distinguir entre un hombre y una mujer.
Se llaman «bromas inocentes» a aquellas cosas dichas por una mujer que si hubiesen sido dichas por un hombre se llamarían «obscenidades». Y se llaman «obscenidades» a aquellas cosas dichas por un hombre que si hubiesen sido dichas por una mujer se llamarían «bromas inocentes».
Si una mujer llama «sátiro» o «salido» a un hombre, la mujer le está recriminando justamente por su mal comportamiento. Si un hombre llama «ninfómana» o «salida» a una mujer, él es un insolente grosero y desconsiderado.
Si una mujer le dice a un hombre que se calle, que no hable más de sexo, la mujer obra justamente al querer evitar que el hombre siga diciendo barbaridades y el hombre debería obedecer inmediatamente. Si un hombre le dice a una mujer que se calle, que no hable más de sexo, se trata de un puritano, un retrógrado y un carca y la mujer no debe hacerle caso.
Es de mala educación que un hombre lleve pantalones cortos (excepto en situaciones muy informales y puede que ni aún así). Es de mala educación que un hombre le mire las piernas a una mujer. Es decir, cuando la persona que exhibe las piernas es un hombre y la persona que las mira una mujer, el malo es el que las exhibe, o sea el hombre. Y cuando la persona que exhibe las piernas es una mujer y la persona que las mira un hombre, el malo es el que las mira, o sea el hombre.
Si el marido desea actividad sexual y la esposa no, el marido es un maníaco sexual y una persona desconsiderada que no tiene en cuenta las circunstancias de su esposa. Si la esposa desea actividad sexual y el marido no, es que se está volviendo homosexual o impotente.
Existen las palabras «machista» y «feminista». La palabra «machista» tiene un sentido peyorativo. La palabra «feminista» tiene un sentido elogioso.
Existe el dicho: «No existen mujeres frígidas sino maridos torpes». En cambio jamás se ha dicho: «No existen maridos impotentes sino mujeres torpes».
Si el marido comete adulterio, su mujer es una pobre víctima que debe sufrir las infidelidades de su malvado esposo. Si la mujer comete adulterio, la culpa es del marido que no le hace caso lo suficiente.
Si el marido es fiel a su mujer, sólo está cumpliendo con su estricta obligación y no hay nada que agradecer. Si la mujer es fiel a su marido, es una mujer abnegada que realiza sacrificios inmensos que su insensible marido es incapaz de apreciar. (Deberían canonizarla a la pobre).
Si un hombre le dice a una mujer que no lleve minifalda, ese hombre es un machista, un cavernícola y un retrógrado. Pero si le dice que lleve minifalda, es un machista, un atrevido y un salido.
Si una organización de hombres propone algo, son unos machistas. Pero si otra organización de hombres propone lo contrario, también son unos machistas. En cambio cuando una organización feminista propone algo y otra propone lo contrario, ambas hacen propuestas razonables. (A veces incluso una cosa y lo contrario son propuestas por… ¡la misma organización!).
Cuando una organización feminista hace una campaña en contra de algo, se trata de una propuesta razonable y progresista. Si la Iglesia Católica hace campaña en contra de esa misma cosa, se trata de una propuesta machista y retrógrada.
Si una mujer sonríe a un hombre, sólo está siendo amable. Si un hombre sonríe a una mujer, algo trama.
Si el marido desconfía de la mujer, tiene «celos patológicos». Si la mujer desconfía del marido, es que ya se sabe que los hombres son todos unos golfos a los que hay que vigilar estrechamente.
A veces ocurre que una ninfómana es tan irresponsable que no se da cuenta de que tal vez lo que ella hace con los maridos de otras mujeres, hay otras ninfómanas que lo hacen con su marido.
Si una mujer realiza el acto sexual, se trata de la «liberación sexual de la mujer» y del «libre y legítimo desarrollo de la personalidad». Si un hombre realiza el acto sexual, se trata de un comportamiento machista al «usar a la mujer como objeto sexual».
Si una mujer dice un piropo a un hombre, es un gesto de cortesía. Si un hombre dice un piropo a una mujer, es acoso sexual.
Si una mujer se muere se dice: «¡Pobre mujer! Es espantoso lo que le ha ocurrido». Si un hombre se muere se dice: «¡Pobre viuda!».
Si un hombre hiere la sensibilidad de una mujer, es una persona grosera y desconsiderada. Si una mujer hiere la sensibilidad de un hombre,… bueno,… pero ¿los hombres tienen sensibilidad? Y si la tuviesen, ¿merecería algún respeto?

Fuente: http://webalia.com/hombres-mujeres-humor/hombres-y-mujeres/gmx-niv73-con1757.htm Leer más

Un buen apretón de manos alarga la vida

El estudio brinda una perspectiva amplia pues reúne datos de otras 33 investigaciones realizadas durante tiempos largos.

Estudios complementarios apuntan a que este acto mejora la capacidad física. (Difusión)

Estrechar la mano con firmeza podría ser indicio de una expectativa de vida mayor, según indicaron investigadores británicos del Consejo de Investigación Médica, que revelaron que las personas mayores que aún podían dar la mano firmemente y caminar a buen ritmo, suelen ser más longevas que quienes no hacen eso.

Los expertos hallaron que medidas simples de capacidad física -como estrechar las manos, caminar, levantarse de una silla y mantener el equilibrio con una pierna- estaban relacionadas con el periodo de vida, incluso después de tener en cuenta la edad, el sexo y el tamaño corporal.

El estudio es el primero en brindar una perspectiva amplia sobre el tema al reunir datos de 33 estudios anteriores. “Estas medidas se han empleado en estudios de base poblacional por mucho tiempo”, dijo Rachel Cooper, de la Unidad de Salud y Envejecimiento del Consejo de Investigación Médica.

Cooper, cuyo estudio fue publicado en el British Medical Journal, señaló que se necesitan más estudios para aclarar si las medidas serían útiles para los médicos como herramientas de control.

Los investigadores examinaron 33 estudios que incluyeron a decenas de miles de personas, en su mayoría mayores de 60 años. De los 14 estudios sobre la forma de estrechar las manos, los autores hallaron que quienes lo hacían con más firmeza solían vivir más.

La tasa de muerte durante el período de los estudios entre las personas que estrechaban la mano débilmente era un 67% mayor que en quienes lo hacían firmemente

.

Perú21 Leer más

Mortalidad materna cae 34% en el mundo

Este descenso representa apenas la mitad de lo mencionado en los Objetivos del Milenio, aclaró la Organización Mundial de la Salud.

Mil mujeres murieron al día en 2008 por complicaciones en el embarazo o en parto. (Reuters)

El número de mujeres que muere durante el embarazo o al dar a luz cayó en un 34% entre 1990 y 2008, según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) difundido hoy.

Pese al descenso de la tasa de mortalidad materna, la OMS advirtió que unas 1.000 mujeres murieron cada día en 2008 debido a complicaciones durante el embarazo o al dar a luz. De este grupo, 570 vivía en el África subsahariana y 300 en el sur de Asia, señala el documento.

El texto especifica que el descenso del 34% representa apenas la mitad de lo mencionado en los llamados Objetivos del Milenio para el periodo entre 1990 y 2015, que es de 75%. Entre las razones para el retroceso se apunta a mejoras en los sistemas de salud así como a la mayor información con la que cuentan las futuras madres.

El director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, resaltó sin embargo que se necesita hacer más para cumplir con los Objetivos del Milenio. “Eso significa que hay que llegar a áreas rurales y hogares pobres, a mujeres de minorías étnicas y grupos indígenas, así como a mujeres (contagiadas) con VIH y en zonas de conflicto”, señaló.

DATO
Las cuatro causas principales de mortalidad materna son graves hemorragias tras el parto, infecciones, desórdenes de hipertensión y abortos practicados sin las condiciones adecuadas, según la OMS.

Perú21 Leer más