Day: enero 12, 2010

Rodeando a Venezuela

Publicado el : 12 Enero 2010 – 10:20 de la mañana
| Por Ignacio Ramonet

La llegada al poder, en Venezuela, del Presidente Hugo Chávez el 2 de febrero de 1999 coincidió con un acontecimiento militar traumático para EE.UU.: la clausura de su principal instalación militar en la región, la base Howard, situada en Panamá, cerrada en noviembre de 1999 en virtud de los Tratados Torrijos-Carter (1977).

Las tropas de Howard fueron reconcentradas en Puerto Rico. Pero ahí, un masivo movimiento de protesta obligó al Pentágono a retirarse y a cerrar la gigantesca base de Roosevelt Roads, trasladando a sus efectivos a Texas y Florida, y el Cuartel General del Comando Sur (SouthCom ) a Miami.

En sustitución, el Pentágono eligió cuatro localidades estratégicamente situadas para controlar la región: Manta en Ecuador, Comalapa en El Salvador y las islas de Aruba y Curazao (de soberanía holandesa). A sus – por decirlo así – ‘tradicionales’ misiones de espionaje, añadió a estas bases nuevos cometidos oficiales (vigilar el narcotráfico y combatir la inmigración clandestina hacia Estados Unidos), y otras tareas encubiertas: luchar contra los insurgentes colombianos; controlar los flujos de petróleo y minerales, los recursos en agua dulce y la biodiversidad. Pero desde el principio sus principales objetivos fueron: vigilar a Venezuela y desestabilizar a la Revolución Bolivariana.

Después de los atentados del 11 de septiembre del 2001, el Secretario norteamericano de Defensa, Donald Rumsfeld, definió una nueva doctrina militar para enfrentar al “terrorismo internacional”. Modificó la estrategia de despliegue exterior, fundada en la existencia de enormes bases dotadas de personal muy abundante. Y decidió reemplazar esas megabases por un número mucho más elevado de Foreign Operating Location (FOL, Sitio Operacional Preposicionado) y de Cooperative Security Locations (CSL, Sitio Compartido de Seguridad) con poco personal militar pero equipados con tecnologías ultramodernas de detección, rádares de última generación, gigantescas antenas satelitales, aviones espías (Orion C-130 y Awacs), drones (avión no tripulado) de vigilancia, etc.

Resultado: en poco tiempo, la cantidad de instalaciones militares estadounidenses en el extranjero se multiplicó alcanzando la insólita suma de 865 bases de tipo FOL o CSL desplegadas en 46 países . Jamás en la historia, una potencia multiplicó de tal modo sus puestos militares de control para implantarse a través del planeta.

En América Latina, el redespliegue de bases va a permitir que la de Manta (Ecuador) colabore en el fallido golpe de Estado del 11 de abril de 2002 contra el Presidente Chávez de Venezuela. A partir de entonces, una campaña mediática dirigida por Washington empieza a difundir falsas informaciones sobre la pretendida presencia en ese país de células de organizaciones como Hamás, Hezbollah y hasta Al-Qaeda que dispondrían de “campos de entrenamiento en la isla de Margarita “.

Con el pretexto de vigilar tales movimientos, y en represalia contra el gobierno de Caracas que ha puesto fin, en mayo de 2004, a medio siglo de presencia militar estadounidense en Venezuela, el Pentágono renueva, en 2005, un contrato con el Gobierno de los Países Bajos para ampliar el uso de sus bases militares en las islas de Aruba y Curazao, situadas muy cerca de las costas venezolanas, y donde últimamente se habrían incrementado las visitas de buques de guerra estadounidenses .

Lo cual ha sido recientemente denunciado por el Presidente Chávez: “Es bueno que Europa sepa que el imperio norteamericano está armando hasta los dientes, llenando de aviones de guerra y de barcos de guerra las islas de Aruba y Curazao. Estoy acusando al Reino de los Países Bajos, que es miembro de la Unión Europea, – y quisiera ver qué dice la Unión Europea sobre esto – de estar preparando, junto al imperio yanqui, una agresión contra Venezuela .”

En 2006, se empieza a hablar en Caracas de “socialismo del siglo XXI”, nace la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA) y Hugo Chávez es reelegido presidente. Washington reacciona imponiendo un embargo sobre la venta de armas a Venezuela, bajo el pretexto de que Caracas “no colabora suficientemente en la guerra contra el terrorismo”. Los aviones F-16 de las Fuerzas Aéreas venezolanas se quedan sin piezas de recambio. Ante esa situación, las autoridades venezolanas establecen un acuerdo con Rusia para dotar a su fuerza aérea de aviones Sukhoi. Washington denuncia un presunto “rearmamento masivo” de Venezuela, omitiendo recordar que los principales presupuestos militares de América Latina son los de Brasil, Colombia y Chile. Y que, cada año, Colombia recibe, en el marco del Plan Colombia, una ayuda militar estadounidense de 630 millones de dólares (unos 420 millones de euros).

A partir de ahí, las cosas se aceleran. El 1° de marzo de 2008, ayudadas por la base de Manta, las fuerzas colombianas atacan un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) situado en el interior del territorio de Ecuador. Quito, en represalia, decide no renovar el acuerdo sobre la base de Manta que vence en noviembre del 2009. Washington responde, el mes siguiente, con la reactivación de la IV Flota (desactivada en 1948, hace sesenta años…) cuya misión es vigilar la costa atlántica de América del Sur. Un mes más tarde, los Estados sudamericanos, reunidos en Brasilia, replican creando la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR), y, en marzo del 2009, el Consejo de Defensa Sudamericano.

Unas semanas después, el embajador de Estados Unidos en Bogotá anuncia que la base de Manta será relocalizada en Palanquero, Colombia. En junio, con el apoyo de la base estadounidense de Soto Cano, se produce el golpe de Estado en Honduras contra el Presidente Manuel Zelaya quien había conseguido integrar a su país en el ALBA. En agosto, el Pentágono anuncia que dispondrá de siete nuevas bases militares en Colombia. Y en octubre, el presidente conservador de Panamá, Ricardo Martinelli, admite que ha cedido a Estados Unidos el uso de cuatro nuevas bases militares.

Por último, Colombia decidió, el pasado 20 de diciembre, desplegar en sus departamentos fronterizos con Venezuela siete nuevas brigadas (seis batallones de aviación y uno de fuerzas especiales, en total unos 1.000 hombres), y construir una nueva base militar en la península de la Guajira, frontera con el estado venezolano Zulia.

De ese modo, Venezuela y la Revolución Bolivariana se ven rodeadas por nada menos que trece bases estadounidenses, situadas en Colombia, Panamá, Aruba y Curazao, así como por los portaaviones y navíos de guerra de la IV Flota. El Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, parece haber dejado manos libres al Pentágono. Todo indica que se prepara una agresión. ¿Consentirán los pueblos que, en América Latina, se cometa un nuevo crimen contra la democracia?

Las opiniones de nuestros columnistas reflejan sus particulares puntos de vista acerca de los temas que abordan, y no reflejan necesariamente la opinión de Radio Nederland.

Fuente: radio Nederland Leer más

Cuando la oreja piensa, el corazón late

Espacio de integración, libertad y soberanía

por Adolfo Pérez Esquivel*

Comenzamos el año del Bicentenario. Es necesaria la reflexión y el análisis a fin de ver hacia dónde camina el país. Los hechos están a la vista, lo que se siembra se recoge, sabemos que toda sociedad es el resultado de quienes la componen.

El pueblo debe analizar si las políticas impuestas por el Estado y las Provincias están al servicio del pueblo, o responden a los intereses económicos y políticos privilegiando a las empresas transnacionales; como la gran minería que saquea el país y provocan la destrucción ambiental, la contaminación y uso irracional del agua; se llevan el oro, la plata, el cobre y minerales estratégicos con una simple declaración jurada dejando miseria, enfermedades y desempleo al pueblo.

Nada de esto sería posible sin la complicidad de los gobernantes. El veto presidencial a la Ley de protección de los glaciales es una de ellas.

Es urgente y necesaria la reforma de la ley de minería, regular el uso de los recursos y controlar la explotación, sin dañar la vida y el derecho de la Madre Tierra que sufre explotación y destrucción ambiental, el saqueo sin piedad que no le permite recobrar su vitalidad.

Otro eje fundamental en el país, es la decisión del gobierno de pagar los intereses de la deuda externa sin hacer una auditoría para saber cuál es la deuda legítima de la ilegítima.

El gobierno de Néstor Kirchner pagó al Fondo Monetario Internacional. Hoy se quiere continuar el pago y las relaciones con un organismo nefasto para los pueblos.

El gobierno de Cristina Kirchner tiene políticas errantes y pretende pagar la deuda inmoral e ilegítima con las reservas del Banco Central. Es necesario reclamar a las autoridades la realización de una auditoría sobre la deuda externa, saber lo que se ha pagado y que es la deuda legítima y la ilegitima.

Lamentablemente no existe voluntad política del gobierno de hacer una auditoría; tiene miedo que surjan los negociados turbios de los gobiernos durante la dictadura militar hasta la fecha.

El Dr. Alejandro Olmos llevó adelante el juicio sobre la deuda externa; el juez Ballestero elevó lo actuado al parlamento y por decisión del gobierno se niegan a investigar y han impedido la realización de la auditoria.

Otro tema preocupante que no aparece en la agenda de los dirigentes políticos y la sociedad, es el rol de las fuerzas armadas en la construcción democrática.

Los integrantes de las fuerzas armadas son ciudadanos y ciudadanas y no un apéndice de la sociedad; por lo tanto hay que considerar su participación.

No es posible la construcción de un proyecto de país si las fuerzas armadas están ausentes. Estoy hablando de las FF.AA. democráticas al servicio de la soberanía de nuestro pueblo.

Comprender si al cumplirse el Bicentenario, somos un país soberano o una colonia de las transnacionales. Somos dueños o no de nuestros recursos.

Un país que no controla sus recursos y no tiene capacidad de disponer de las industrias bases y estratégicas, es un país sin soberanía.

La Argentina es un país sin soberanía.

El interrogante es: ¿Las fuerzas armadas que concepto tienen de la soberanía nacional, cuando el país ha perdido todos sus recursos y pasado a manos privadas?

¿Cuáles son los valores y la soberanía del pueblo? ¿Qué se entiende por soberanía, si es territorial o es la soberanía del pueblo?

Estos interrogantes deben ser motivo de debate a nivel nacional, saber quiénes somos y hacia dónde vamos.

La realidad nos muestra que están devastando y saqueando los recursos naturales, minerales y energéticos del país con total impunidad.

Hablamos de los pobres, pero pocas veces se plantean ¿por qué hay pobres?- ¿Por qué un país rico como la Argentina, hoy tiene más de 10 millones de compatriotas en la pobreza y se mueren más de 25 niños de hambre por día?

El aumento de la pobreza tiene que ver con las políticas impuestas y son varias las razones para no resolver ese grave problema en aumento, cuando los campesinos e indígenas son expulsados de sus tierras y no se les da créditos, ni existen programas para el desarrollo que los tenga en cuenta y son desplazados hacia las periferias de las grandes ciudades.

Las tierras son vendidas a empresas transnacionales y a terratenientes para la explotación minera, industrial o a los productores de soja transgénica, que generan monocultivos y la destrucción de la biodiversidad por los desmontes de los bosques naturales.

En el Bicentenario es necesario que el pueblo se auto-convoque para pensar y comprender la situación del país y saber hacia dónde vamos.

Hay mucha fuerza y resistencia en la esperanza del pueblo y la capacidad de encontrar nuevos caminos para la vida y desarrollo.

Pensar en celebrar sin analizar y entrar en un auto-convencimiento, que somos un país libre y soberano, es no ver la realidad.

Tengamos en cuenta los acontecimientos que presagian tiempos tormentosos: el golpe de Estado cívico militar en Honduras, los intentos de golpe militar denunciados por el Presidente del Ecuador Rafael Correa, la inestabilidad y ruidos de cuarteles en Paraguay contra el Presidente Fernando Lugo; el malestar de los militares en Brasil cuando el presidente Lula intentó crear una “ Comisión de la Verdad” para saber la verdad de lo ocurrido durante la dictadura militar brasileña; la Ley de Caducidad en Uruguay que no pudo ser derogada en dos plebiscitos.

Las bases militares norteamericanas en todo el continente- en especial las siete nuevas en Colombia y la IV Flota de Mar norteamericana para el control continental – ponen en evidencia que el presidente de los EEUU, Barack Obama se esta destiñendo, asemejándose más y más a George Bush.

Los fantasmas de la Casa Blanca son poderosos y saben que el poder domestica y mimetiza.

Hay que resistir en la Esperanza. Los signos de resistencia y cambio están en el continente.

En Bolivia con el presidente Evo Morales, en Venezuela con Hugo Chavez, en Cuba la Revolución en su resistencia y propuestas de la mano de Fidel y Raúl, en Ecuador con Rafael Correa, en Uruguay el nuevo gobierno con Pepe Mujica.

Esperemos que en Argentina, Cristina tenga la claridad y coherencia para avanzar en la integración continental y esperamos que en estos nuevos emergentes social, culturales y políticos se sumen otros países del continente a fin de construir nuevos espacios de integración, libertad y soberanía.

Adolfo Pérez Esquivel

Premio Nobel de la Paz. Argentino, arquitecto y escritor.

Fuente: http://www.voltairenet.org/article163494.html Leer más

Monica Bellucci: ‘La belleza es un poder que hay que aprender a utilizar’

La famosa actriz reveló en una entrevista que no tiene miedo de perder su atractivo, pero sí le tiene temor a la muerte.

La sensual actriz Monica Bellucci, quien sobre belleza puede hablar con autoridad, dijo en una entrevista a la revista Elle que la belleza es “un poder que hay que aprender a usar”.

Para ella, dicho atributo “es como tener un Ferrari: si no se sabe cómo se maneja, el coche puede volverse tan rápido que podría chocar contra la pared”. La asrtista italiana de 45 años, quien está embarazada de su segundo hijo, aseguró que no teme el paso del tiempo ni la pérdida de su sensualidad.

“Tengo miedo a la muerte, pero no de perder mi atractivo. Eso es una obsesión estadounidense muy insana”, afirma sin dudas la esposa del actor Vincent Cassel.

Además, la protagonista de Manuale d” amore 2 o Lágrimas del sol, añadió que el “sex appeal” es algo más que solo belleza, pues habría que sumarle algo de “naturalidad, relajación, así como también un alma profunda”.

Según Bellucci, “en la industria del cine y de la moda hay mucha gente guapa”, pero “si no hay nada aparte de su atractivo, la belleza puede llegar a ser aburrida”. Palabras de Bellucci.

Fuente: Peru21 Leer más

CNDDHH: “Rechazamos denuncia contra fiscal Cristina Olazábal por el caso Accomarca”

CNDDHH: “Rechazamos denuncia contra fiscal Cristina Olazábal por el caso Accomarca”

——————————————————————————–

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos deplora que la Fiscal de la Nación haya declarado fundada la denuncia interpuesta por Alan García Pérez, presidente de la República, contra la doctora Cristina Olazábal, Fiscal Adjunta de la Primera Fiscalía Supraprovincial de Ayacucho, por la supuesta comisión del delito de prevaricato en la formulación de la denuncia penal por los hechos de Accomarca ocurridos en su primer mandato presidencial; asimismo, rechaza el envío “de los actuados al Fiscal competente” para el ejercicio de la acción penal en contra de la recta señora fiscal adjunta.

La decisión de la Fiscal de la Nación nos causa profunda preocupación en tanto se estaría cuestionando la labor de la doctora Cristina Olazábal, quien –como es de conocimiento público- se ha mostrado a favor del proceso de verdad y de la lucha contra la impunidad de los violadores de derechos humanos.

La fiscal Cristina Olazábal ha tenido una actuación valiente y decidida en diferentes investigaciones de los crímenes cometidos durante el período de violencia política, y ha sido gracias a su labor que casos como el de Accomarca, en el que se dio muerte a numerosas personas inocentes por agentes del Estado, pudo judicializarse. Igualmente, su desempeño profesional posibilitó conocer las muertes y desapariciones de personas en el interior del cuartel “Los Cabitos”, lugar donde se encontraron fosas con cadáveres de las víctimas y hornos en los que fueron cremados los cuerpos. Más recientemente, sobre la base de las investigaciones que ella realizó se llegó a conocer el caso del asesinato de más de cien pobladores, incluidos niños, en la comunidad de Putis. Por cierto, su recta labor también ha permitido denunciar los pavorosos crímenes perpetrados por el grupo terrorista Sendero Luminoso.

Los fundamentos de sus resoluciones, cualquier sea el sentido de ellas, no constituyen sino la mera aplicación de los criterios y principios jurídicos que se consagran y recogen en la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y de nuestro propio Tribunal Constitucional.

Llama poderosamente la atención que una mujer que ha contribuido significativamente en el proceso de búsqueda de verdad y justicia en la zona más golpeada por la violencia política, como es Ayacucho, se vea denunciada precisamente por ello. Someter a la fiscal Cristina Olazábal a un proceso penal es, en verdad, un duro golpe a la lucha por la justicia en relación a los crímenes del pasado. Y puede ser leído como un mensaje de advertencia a otros miembros del Ministerio Público y del Poder Judicial que actúan con objetividad, imparcialidad y apego a la verdad.

Instamos a las autoridades encargadas de evaluar la viabilidad de la denuncia que se presentará contra la doctora Cristina Olazábal, Fiscal Adjunta de la Primera Fiscalía Supraprovincial de Ayacucho, a actuar con la razón y el derecho, entendiendo que los criterios aplicados por ella no constituyen en lo absoluto delito alguno, ni existe razón que sustente denunciarla penalmente.

Lima, 11 de Enero de 2010

Coordinadora Nacional de Derechos Humanos

http://blog.dhperu.org

Fuente: CCNNDDHH Leer más