RECOMENDACIONES PARA EL USO CORRECTO DE BEBEDEROS

El consumo de agua tiene una importancia crucial  en la vida de todo ser humano y también del estudiante universitario. El agua es imprescindible para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, el mantenimiento de la temperatura corporal, así como en el sustento de nuestro cerebro, el correcto desarrollo de los músculos y órganos, y múltiples funciones más.

¿Qué pasa si tomas muy poca agua? El resultado más simple es que tendrías la  piel reseca, mala digestión, cansancio, falta de concentración, mal humor, depresión, deshidratación y mil complicaciones más.

Por ello, la PUCP brinda acceso libre al agua en cantidad suficiente y de buena calidad a través de los 60 bebederos ubicados a lo largo del campus universitario, dispuestos con filtros para su purificación, para fomentar una cultura de hidratación, mantener el equilibrio hídrico del organismo de los miembros de la comunidad universitaria, y contribuir a la disminución del consumo de refrescos y bebidas azucaradas durante el tiempo que permaneces aquí.

El bebedero, al ser uso para toda la comunidad universitaria, es responsabilidad de todos y cada uno de nosotros, por lo que debemos minimizar el riesgo de contraer o compartir  gérmenes por su mal uso. Por ese motivo, la Coordinación de Nutrición brinda las siguientes recomendaciones:

  1. Recuerda que el bebedero sirve para surtirte de agua, así que debes llevar contigo tu propio tomatodo.
  2. Deja correr el agua por unos segundos antes de usar el agua del
  3. Para surtirte de agua, ubica tu tomatodo a una distancia de 10 centímetros de la salida del agua.
  4. Si no llevaste tu tomatodo, procura no usar las manos para llevar el agua a la boca; más bien, acerca tu boca a 10 centímetros de la salida del agua del bebedero.
  5. Evita tocar la superficie interna del lavabo, tampoco escupas en este.
  6. Lávate las manos en los servicios higiénicos antes y después de usar el bebedero.
  7. El bebedero no se usa para lavar servicios, lavarte la cara o mojar a tus compañeros. Recuerda que es tu responsabilidad compartir el agua limpia con todos los miembros de la comunidad universitaria.

Ahora que ya sabes las buenas prácticas para el uso del bebedero, hidrátate con responsabilidad para que tú y tus compañeros tengan una vida saludable.

 

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *