ALIMENTOS PARA RENDIR EN LAS AMANECIDAS

El café, las bebidas estimulantes y el chocolate son parte de los productos que eligen combinar muchos estudiantes en temporadas de exámenes por buscar tener un buen rendimiento en las amanecidas grupales, pero estas mezclas no son recomendables.

Muchas veces la ingesta de estos productos son causantes de irritación en las vías digestivas, e incluso el excesivo consumo de bebidas estimulantes pueden causar taquicardia, y reflujo gastroesofágico.

 

Con lo cual todo afectará no solo tu concentración, sino también tu salud a largo plazo.

No obstante, existen otras maneras de mantenerte despierto sin perjudicar tu salud y tu concentración. A continuación te presentamos cuatro alternativas que pueden ser tus aliadas para rendir en las amanecidas.

  1. Desayuna como un rey y almuerza como príncipe

Recuerda que para tu cuerpo, los alimentos son el combustible que le da energía, este combustible lo debes añadir tres veces al día como mínimo: desayuno, almuerzo y cena. Si te salteas alguna de ellas, generarás desorden en tu organismo, que se evidenciará en cansancio y mal humor por el resto del día. Respeta tus horarios de comida y no te saltes ninguna.

  1. Cena liviana

Ningún exceso es bueno, por eso no aguantarás las amanecidas si piensas permanecer despierto con hambre y tampoco si estas demasiado lleno.

Antes de comenzar a estudiar es fundamental que te alimentes con una cena ligera que ayude a tu cerebro, que necesita glucosa, a cumplir sus funciones. Pero si comes en abundancia no podrás concentrarte, sino que te invadirá la flojera y será muy difícil luchar contra ella.

  1. Snacks para picar durante el estudio

Sí estás ansioso y necesitas picar algo mientras estudias,  las semillas de girasol te pueden proporcionar energía y vitalidad para que no te quedes dormido.

También puedes comer  frutas y verduras picadas: como zanahoria, peras, manzana verde, apio y sandía. Estos alimentos ayudarán a subir tu nivel de energía de una manera saludable, pero recuerda comer despacio y masticar bien.

  1. Toma mucho líquido

Una adecuada hidratación es fundamental para el mantenimiento de las principales funciones cerebrales.

Establecer un plan de hidratación te ayudará a mantener tu rendimiento y concentración no sólo durante las amanecidas, sino durante todo el día. No olvides consumir líquido al levantarte, durante la mañana, durante la tarde, en la cena, en los refrigerios y durante las horas de estudio.

Te recomendamos mantener siempre un correcto estado de hidratación, un promedio de  2 a 2,5 litros de agua al día deberá ser tu consumo de forma regular

Antes de sentarte a estudiar, asegúrate de disponer del líquido elemento.

Puntuación: 5 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*