LOS GASES Y SUS MOLESTOS EFECTOS EN EL CUERPO

Los gases y sus molestos efectos en el cuerpo


La existencia de cierta cantidad de gas en el aparato digestivo debido a la propia ingesta de los alimentos y bebidas y a las bacterias que habitan en nuestro intestino es algo normal. Pero en algunas ocasiones esa ingesta de aire aumenta (aerofagia) y resulta molesta.

 

Entre los factores que fomentan la acumulación de gases destacamos, como principales:
– Comer rápido y hablar mientras comemos.
– No masticar bien los alimentos y tomar líquidos entre los alimentos.
– Incluir gaseosas
– Otros factores relevantes son el cambio brusco en la dieta en cuanto al incremento en el aporte de fibra.
– El exceso en el consumo de hidratos de carbono (pasta, pan, patata…) en una misma comida.
– El estrés, el consumo de chicles, la toma de antibióticos, unos malos hábitos alimentarios en general o la intolerancia a la lactosa.
– Además existen algunos alimentos especialmente flatulentos: coles, cebollas, embutidos, legumbres, tomate, menestras, a tener en cuenta en caso de ser propenso a la aerofagia.

Lo indicado es:

– Comer despacio masticando prolijamente los alimentos para formar un buen bolo alimenticio que facilite la digestión posterior.
– Evitar los líquidos entre los alimentos pues reduce la acidez y hace más lenta la digestión fomentando la formación y liberación de gases.
– Consumir los líquidos 1 hora después de las comidas para mejorar la digestión.
– Procurar un ambiente de relax y confort a la hora de las comidas.
– Caminar después de las comidas para activar la digestión.

Algunas plantas medicinales son también efectivas para combatir los gases como:

– El hinojo: equilibra las funciones del sistema digestivo, estimula la digestión y elimina los gases, la hinchazón y las flatulencias. No debe utilizarse durante el embarazo ni la lactancia. Puede consumirse en cápsulas, extracto fluido, tinturas, jarabes o aceite esencial.

– El anís verde: es muy eficaz para reducir la formación de los gases y favorecer su expulsión, es muy útil en casos de digestiones pesadas y evita el mal aliento. La forma más tradicional de consumo es en infusión.

– La manzanilla: combina su poder como estimulante digestivo con una acción sedante natural que la convierte en remedio excelente para aliviar las indigestiones causadas por nervios. Es muy útil tras una comida rápida o copiosa ya que disminuye la sensación de pesadez abdominal y evita la acumulación de gases.

– La menta: incrementa la secreción de jugos gástricos, tonificando y favoreciendo una buena digestión. Además, dificulta la absorción de las grasas ingeridas porque aumenta la producción de bilis.

– La hierbaluisa: sus hojas desprenden un suave olor a limón y sus propiedades digestivas y sedantes son un remedio eficaz para calmar los nervios y las digestiones pesadas.

Combinar la conciencia de lo que comemos y cómo lo comemos con la ayuda de las plantas medicinales es el mejor remedio para facilitar la digestión y evitar la acumulación y las molestias causadas por los gases.

Fuentes: Dietética y Salud. Nº 160 y “Plantas medicinales en casa” de Carlota Máñez. Ed. Océano Ámbar.

Puntuación: 3.5 / Votos: 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *