Archivo por meses: Septiembre 2013

Régimen laboral del ejecutor coactivo 4: nombramiento del ejecutor coactivo

Cada vez que viajo a dictar algún curso me encuentro con colegas de diversos departamentos que me solicitan información sobre el proceso de acción de cumplimiento que interpuse hace mucho tiempo y también mi material sobre el nombramiento del ejecutor y el auxiliar coactivo. Si bien es cierto antes he comentado al respecto, me permito ahora incluir lo escrito alguna vez sobre el tema a fin que se difunda entre los colegas de todo el país y pueda servir para defender sus derechos. De igual forma, en próximo comentario prometo incluir el análisis jurisprudencial. Es cierto que con la vigencia de la Ley del Servicio Civil será necesario repensar lo escrito, pero en lo sustancial las ideas expuestas no han perdido vigencia, sobre todo en el caso de aquellos que en la actualidad ejercen como ejecutores o auxiliares pero no se ha reconocido su condición de personal nombrado.

Bueno, con esto cumplo con mis buenos amigos de Junin, Arequipa, Ica, Cajamarca, Piura, Lambayeque, Loreto y otros hermosos lugares. Saludos a todos ellos y gracias por la hospitalidad.

Acerca de la calidad de personal nombrado del ejecutor y el auxiliar coactivos

El conjunto de facultades y deberes otorgados al ejecutor y al auxiliar coactivos los convierte en garantes del delicado equilibrio de dos intereses en pugna al interior del procedimiento: por un lado, el interés de la Administración por tutelar el interés público o agenciarse de los recursos necesarios para el cumplimiento de sus fines y del otro, el interés de los particulares por no ver afectados sus derechos en virtud del ejercicio abusivo de las potestades otorgadas por ley a la Administración.

Sigue leyendo

Nueva modificación al TUO de la Ley de Procedimiento de Ejecución Coactiva

Entre el mar de modificaciones introducidas por la Ley N° 30076, Ley que modifica el Código Penal, Código Procesal Penal, Código de Ejecución Penal y el Código de los Niños y Adolescentes y crea Registros y Protocolos con la finalidad de combatir la inseguridad ciudadana, ver enlace  nuestro legislador ha escondido una nueva modificación a la Ley de Procedimiento de Ejecución Coactiva. Como no puede ser de otra manera, nuevamente se ha modificado el surrealista artículo 23°. En esta ocasión, la Undécima Disposición Complementaria Final  señala lo siguiente:

“UNDÉCIMA. Revisión judicial en casos de accidentes de tránsito

No es de aplicación a los casos de imposición de papeletas de tránsito lo previsto en el numeral 23.3 del artículo 23° de la Ley 26979, Ley de Procedimiento de Ejecución Coactiva. En estos casos, la presentación de la demanda de revisión judicial no suspende la ejecución de los cobros coactivos por aplicación de papeletas de tránsito, salvo mandato judicial.”

 Se trata de una excepción a la regla general de suspensión inmediata de un procedimiento de ejecución coactiva por la interposición de una demanda de revisión judicial. Es decir, en el caso de papeletas de tránsito la sola interposición de una demanda de revisión judicial ya no suspenderá los procedimientos de ejecución. Con esto se evita el abuso de aquellos malos conductores sancionados con gran cantidad de multas de tránsito, todas impagas en virtud de haber logrado la suspensión de la cobranza coactiva en mérito a la interposición de una demanda de revisión judicial. Según se ha dicho, muchos de estos conductores son los protagonistas de los fatales accidentes de tránsito que vemos a diario.

Pregunta: ¿Y cuando se evitará el abuso por parte de los grandes deudores y evasores tributarios así como de los grandes infractores de toda normativa local y sectorial que mal utilizan la revisión judicial? Como dicen los Cadillacs: Silencio, hospital.

Sigue leyendo