EE.UU. Crisis Financiera: JPMorgan violó ley sobre bonos

[Visto: 724 veces]

I. JPMorgan violó ley sobre bonos: EU
Las autoridades determinaron que el banco vendió activos de alto riesgo antes de la crisis de 2008; sin embargo, la empresa aún no ha sido acusada de fraude civil u otros cargos.
(JPMorgan enfrenta también acusaciones por manipular los precios de energía en California.)
Por: Stephen Gandel | Jueves, 08 de agosto de 2013
Fuente: http://www.cnnexpansion.com/negocios/2013/08/08/jpmorgan-violo-ley-sobre-bonos-eu?newscnn2=1376050643

NUEVA YORK — El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha concluido que JPMorgan Chase violó la ley federal de valores en relación con los bonos hipotecarios residenciales de alto (subprime) y mediano riesgo (Alt-A) que la firma vendió entre 2005 y 2007.

Este miércoles (07 agosto), al presentar ante la Comisión de Bolsa y Valores los documentos regulatorios ordinarios correspondientes a sus resultados trimestrales, el banco reveló que recibió la notificación de violación en mayo. El mayor banco en Estados Unidos en términos de activos, también dijo que sus operaciones hipotecarias están siendo investigadas por las salas de lo civil y de lo penal del Departamento de Justicia.

JPMorgan indicó que la resolución del Departamento de Justicia era todavía preliminar y que se desprendía de la investigación civil. El banco no ha sido acusado de fraude civil, y se desconoce si tiene cargos penales pendientes. JPMorgan declinó hacer comentarios más allá de lo que había dicho en sus declaraciones regulatorias.

El Departamento de Justicia lleva tiempo indagando si los bancos de inversión, en el periodo previo al desplome del mercado inmobiliario, engañaron a los inversionistas en cuanto a la calidad de los préstamos residenciales que respaldaban a los bonos que los bancos estaban comercializando.

El pasado martes (06 agosto), el Departamento de Justicia presentó una demanda civil contra Bank of America alegando que la institución había defraudado a los inversores al venderles en 2008, 850 millones de dólares en bonos hipotecarios que estaban respaldados por préstamos residenciales ‘jumbo’ (donde el monto del crédito excede los límites establecidos).

El Fiscal General de Estados Unidos, Eric Holder, dijo en un comunicado que el caso de Bank of America “es el último paso en los esfuerzos del Departamento de Justicia para exigir responsabilidades a quienes incurran en una conducta fraudulenta e irresponsable”, y que “la Unidad Especial de Control contra el Fraude Financiero del Presidente Obama continúa adelante con una serie de investigaciones adicionales”.

Un portavoz del Departamento de Justicia no pudo ser contactado para conocer los posibles cargos contra JPMorgan.

A principios de este año, la misma agencia gubernamental solicitó documentos del banco relacionados con los bonos hipotecarios que fueron suscritos por Bear Stearns, entidad que JPMorgan adquirió a principios de 2008. La información que la firma entregó el miércoles a la autoridad reguladora no aclara si las operaciones en cuestión habían sido completadas por Bear o JPMorgan.

La noticia de que el banco podría enfrentar cargos civiles por fraude se suma a una larga lista de problemas legales que afectan a la firma. En julio, acordó pagar 410 millones de dólares en un acuerdo extrajudicial para resolver los cargos relativos a la manipulación de los precios de la energía en California.

El banco es objeto de otras investigaciones asociadas a sus procedimientos de tramitación de ejecuciones hipotecarias, así como a sus prácticas de cobro de deuda vencida de tarjetas de crédito y a las pérdidas por trading de 6,000 millones de dólares ocasionadas por la Ballena de Londres el año pasado.

Este miércoles, JPMorgan también dijo que elevó su estimación de los posibles gastos legales que pudiera tener por encima del monto que ya había reservado para ese efecto, desde 6,000 millones de dólares que había considerado al término del primer trimestre a 6,800 millones de dólares.

Al filo de las 11.30 de la mañana, hora de la Ciudad de México, las acciones de JPMorgan bajan 0.71%, a 54.91 dólares, según datos de CNNMoney.com

II. JPMorgan, bajo la lupa por hipotecas
Las divisiones civil y penal del Departamento de Justicia estadounidense investigan al banco; la compañía es señalada por ofrecer activos hipotecarios de alto riesgo antes de la crisis de 2008.
Miércoles, 07 de agosto de 2013
Fuente: http://www.cnnexpansion.com/negocios/2013/08/07/jpmorgan-bajo-la-lupa-por-hipotecas

NUEVA YORK (Reuters) — JPMorgan Chase & Co, el banco más grande de Estados Unidos por activos, dijo este miércoles que está siendo investigado por las divisiones civil y penal del Departamento de Justicia estadounidense sobre ofrecimientos de valores respaldados por hipotecas.
La división civil entregó en mayo un aviso a la compañía de que había concluido en forma preliminar que la firma había violado las leyes federales de valores al ofrecer activos hipotecarios residenciales de alto riesgo (subprime) y Alt-A entre 2005 a 2007, dijo JPMorgan.

El banco dijo en una presentación a la Comisión Nacional de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) que está respondiendo a investigaciones paralelas realizadas por las divisiones civil y penal de la oficina del Fiscal estadounidense del distrito este de California en relación a los valores respaldados por hipotecas.

El martes, los fiscales federales presentaron una demanda civil de 850 millones de dólares contra Bank of America Corp sobre la venta de bonos respaldados por hipotecas. La demanda siguió a una divulgación de Bank of America el 1 de agosto que esperaba ser demandado por el Departamento de Justicia y la SEC por los bonos hipotecarios.

Las noticias de la investigación se producen después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se comprometió a responsabilizar a las compañías por violar la ley al financiar la burbuja inmobiliaria que causó la crisis financiera de 2007-2008 y la Gran Recesión.

JPMorgan también elevó la estimación de las posibles pérdidas legales por encima de las reservas a 6,800 millones de dólares a fines de junio desde los 6,000 millones de dólares tres meses antes.

III. JPMorgan desactiva pleito con EU
El banco acuerda pagar 410 mdd para resolver denuncias de manipulación del mercado energético; es la segunda sanción más grande en la historia de la FERC, el regulador de energía en el país.
Martes, 30 de julio de 2013
Fuente: http://www.cnnexpansion.com/negocios/2013/07/30/jpmorgan-paga-410-mdd-para-resolver-caso

NUEVA YORK (Reuters) — JPMorgan Chase & Co acordó pagar 410 millones de dólares para resolver denuncias de manipulación del mercado energético en California y en el centro oeste de Estados Unidos.

Se trata del más reciente en una serie de investigaciones de alto perfil por parte de reguladores federales de Energía en ese país.

El acuerdo, anunciado por la Comisión Federal de Regulación de Energía (FERC, por sus siglas en inglés) permitirá al presidente ejecutivo, Jamie Dimon, cerrar una de varias costosas confrontaciones con los reguladores en el último año. Llega unos días después de que el banco anunciara que estaba abandonando el negocio de materias primas básicas.

JPMorgan Ventures Energy Corp, la unidad de operaciones de materias primas que se había convertido en uno de los mayores operadores de electricidad de Estados Unidos con la adquisición en 2008 de Bear Stearns, acordó pagar una multa civil de 285 millones de dólares y devolver otros 125 millones de dólares por “estrategias manipulativas de licitación” entre septiembre del 2010 y noviembre del 2012.

Es la segunda sanción más grande en la historia de la FERC y llega en momentos en el que el regulador redobla su búsqueda de hechos delictivos tras ganar amplios poderes del Congreso en 2005, parte de los esfuerzos para reprimir la manipulación del mercado tras el espectacular colapso de Enron Corp.

Brian Marchiony, un portavoz de JPMorgan, dijo que el acuerdo “no tendría un impacto material sobre nuestras ganancias” porque el banco previamente había apartado reservas.

La FERC dijo que JPMorgan admitió los hechos en el acuerdo, pero “no admitió o negó las violaciones”.

El presidente ejecutivo Dimon ha intentado este año resolver las varias investigaciones del Gobierno y corregir los problemas que los reguladores habían encontrado en el banco, en un esfuerzo por adoptar una postura más conciliadora en momentos en que se imponen nuevas normas más de cinco años después del inicio de la crisis financiera.

IV: JPMorgan manipuló el mercado, dice EU
El banco modificó los precios de la electricidad, dice el regulador de energía; durante semanas se ha especulado que la firma y la entidad negocian un acuerdo extrajudicial.
Lunes, 29 de julio de 2013
Fuente: http://www.cnnexpansion.com/negocios/2013/07/29/jpmorgan-manipulo-el-mercado-dice-eu

WASHINGTON (Reuters) — El regulador de energía de Estados Unidos tomó medidas este lunes para acusar a JPMorgan Chase & Co de manipular los precios de la electricidad.

Lo anterior confirmó reportes de medios que habían circulado durante meses sobre esquemas de transacciones con valores “arreglados” al interior del banco.

El “aviso sobre presuntas violaciones”, que destaca las estrategias usadas por operadores en California y la región central estadounidense, es un paso intermediario tomado por el regulador, pero ofrece al público los detalles de la investigación en curso.

Personal de la Comisión Federal de Regulación de Energía (FERC, por sus siglas en inglés) encontró “ocho estrategias de manipulación relacionadas” y empleadas por una filial de JP Morgan en 2010 y 2011.

JPMorgan declinó hacer comentarios.

El anuncio no es una sorpresa dado que durante semanas han habido reportes de que JPMorgan y la FERC estaban en negociaciones para llegar a un acuerdo extrajudicial por las supuestas infracciones en los negocios por hasta 400 millones de dólares.

El aviso no mencionaba a operadores específicos ni apuntaba al jefe de materias primas Blythe Masters, a quien reportes de medios señalaron como la persona que podría tener que asumir las responsabilidades de una eventual acusación.

En algunos casos podrían pasar semanas o meses entre la fecha en que la FERC emite un aviso de infracción y el momento en que procede a presentar una orden formal. Además, es posible que las partes sellen un acuerdo extrajudicial en el periodo intermedio.

Sin embargo, la medida de la FERC es un recordatorio de la creciente regulación que enfrentan los operadores de materias primas, especialmente los bancos, que además están bajo una presión pública y política cada vez más intensa sobre sus tenencias de activos como depósitos de metales y plantas de energía

V. Bancos expanden sus ‘tentáculos’ en EU
Morgan Stanley opera negocios que le permitirían influir en los precios globales de materias primas; JPMorgan y Goldman Sachs han sido acusados de presunta manipulación de los energéticos en EU.
Por: Stephen Gandel | Viernes, 02 de agosto de 2013
Fuente: http://www.cnnexpansion.com/negocios/2013/08/01/wall-street-y-materias-primas-un-riesgo

Cada día, una subsidiaria poseída totalmente por Morgan Stanley bombea 300,000 barriles de gasolina, provenientes de sus 49 terminales (una fracción de su capacidad de almacenamiento total de 26.7 millones de barriles) hacia camiones para ser entregados en todo Estados Unidos. También es un importante proveedor de combustible para líneas de cruceros. Y ya posee un oleoducto de 107 kilómetros que traslada gasolina de Missouri a Arkansas.

Otra división del mismo grupo financiero es el socio gestor del mayor puerto de Montreal, una planta de energía en Boston y un gasoducto de 9,650 millas en el Medio Oeste. Además de eso, el banco posee 49% de una flota de 115 barcos y buques tanque, que es la mayor flota independiente de operadores de “producto terminado” (por ejemplo, gas, diésel y combustible para buques) con sede en Estados Unidos.

Morgan Stanley también hace algunas cosas financieras que lo convierten en uno de los bancos más grandes del mundo.

Hace una década, los reguladores aprobaron una norma que permitió a los bancos salir de su ámbito normal de mercados financieros y comprar a empresas que facilitan la compra y venta real de materias primas, haciendo cosas como transporte y almacenamiento de petróleo y metales. Desde entonces, el negocio de las materias primas de los bancos creció, pero de manera bastante desapercibida. Parece que eso está cambiando.

Recientemente, The New York Times acusó a Goldman Sachs de utilizar su red de almacenes en Detroit para desacelerar la cadena de suministro mundial de aluminio con el fin de potenciar la renta que cobra a los propietarios y hacer subir el precio del metal en todo el mundo.

JPMorgan Chase pagó el jueves 410 millones de dólares para resolver los cargos presentados por la Comisión Federal Reguladora de Energía de que utilizó plantas de energía para manipular los mercados de electricidad en California y Michigan. El Wall Street Journal dice que el agresivo senador federal Carl Levin ha iniciado una investigación sobre las operaciones de las materias primas de Wall Street.

Gran parte del escrutinio se ha enfocado en si los bancos están utilizando las operaciones de materias primas para influir en los precios para su beneficio. Pero hay una razón menos tortuosa para estar preocupados por todo esto. El alcance de los bancos en el funcionamiento básico de las industrias centrales de materias primas hace que sean más vitales para la economía y aumenta su estatus de “demasiado grandes para quebrar”.

La otra cara de esto es el negocio de materias primas, con su exposición a los cambios de los precios y en el caso del petróleo y la gasolina, su potencial de desastres ambientales, lo que añade riesgos para los bancos.

“Sin duda eso se suma al riesgo sistémico”, dijo Josh Rosner, quien dirige la firma de investigación Graham Fisher y fue de los primeros en advertir acerca de la crisis hipotecaria.

Goldman posee minas de carbón en Colombia y una vía férrea para enviar el carbón al puerto. Pero ningún banco en Wall Street se ha sumergido más profundamente en el negocio de las materias primas físicas enfocado en el transporte de petróleo que Morgan Stanley.

El negocio de almacenamiento y terminal petrolera que Morgan Stanley posee, TransMontaigne, se ubicaría como la decimoséptima empresa privada más grande de Estados Unidos si fuera un negocio independiente, según Forbes. Cuenta con 20,000 empleados y generó 14,000 millones de dólares en ingresos el año pasado.

TransMontaigne tiene una sociedad maestra limitada que cotiza en Bolsa llamada TransMontaigne Energy Partners (TLP) que posee algunos de los activos de la compañía, pero es administrada por TransMontaigne y como consecuencia es propiedad de Morgan Stanley. TLP tiene una capitalización de mercado de 671 millones de dólares. Sus acciones han subido 16% en el último año, en comparación con alrededor del 22% del S&P 500 en el mismo periodo.

Morgan Stanley también posee el 49% de la compañía petrolera Heidmar. Como TransMontaigne, Heidmar se especializa en gasolina y en otros productos refinados del petróleo. La concentración de los activos del gigante bancario en un área particular del mercado petrolero puede dar una ventaja informativa sobre los demás operadores.

En una audiencia del Senado la semana pasada sobre Wall Street y su negocio de materias primas, el senador Sherrod Brown, demócrata de Ohio, dijo que existía la preocupación de que Morgan Stanley utilice sus empresas para influir en los precios de las materias primas.

“Reduces el número de esos buques que entregan petróleo y también estás en condiciones de apostar sobre los precios del petróleo. ¿Es eso es una preocupación para ti?”, preguntó Brown a un testigo.

No hay evidencia de que Morgan Stanley haya utilizado sus operaciones de materias primas para manipular los precios o hacer nada inapropiado. Un portavoz de Morgan Stanley no quiso hacer comentarios sobre si la empresa está pensando en salir del negocio de materias primas. Dijo que el puerto de Montreal y otros activos fueron comprados por un fondo de inversión de Morgan Stanley y son propiedad de clientes de la firma, no de Morgan Stanley.

Sin embargo, a veces ha parecido estar preocupado por sus negocio de materias primas. El año pasado, El presidente ejecutivo, James Gorman, quien ha trasladado a la empresa hacia la gestión de activos y la alejado de algunos de los negocios más arriesgados de Wall Street, dio a entender que la empresa podría vender sus operaciones de materias primas. Ningún acuerdo se ha producido. En junio, la compañía eliminó los puestos de 30 operadores que comerciaban con productos agrícolas y en mercados de energía europeos. Pero eso representa sólo el 10% de su personal productos de materias primas.

Y en un momento en que Morgan Stanley todavía está luchando por demostrar a los inversores que puede aumentar sus ganancias en medio de las nuevas regulaciones, podría resultar difícil para la empresa salir de su negocio de materias primas. Morgan Stanley no desglosa lo que gana de TransMontaigne, Heidmar, o de sus otros negocios de materias primas.

En vez de eso, agrupa los ingresos con sus unidad de ventas de bonos y comercio. Esa unidad por lo general se ha rezagado ante sus rivales de Wall Street. Pero las grandes empresas de materias primas de Morgan Stanley podrían estar haciendo lucir a la unidad mejor de lo que está. El año pasado, 10,000 millones de dólares o alrededor de un tercio de los ingresos totales de la empresa provinieron de la división de bonos y materias primas.

VI. JPMorgan ‘recae’ en adicción al riesgo
Desde Londres, el banco ha hecho fuertes inversiones en bonos estructurados denominados CLO; estos instrumentos se han vuelto atractivos debido a que son permitidos en la nueva regulación.
JP Morgan ha duplicado sus tenencias de CLO a 27,000 millones de dólares al cierre del primer trimestre.
En general, el mercado de CLO está cerca de igualar los 92,000 millones de dólares en CLO emitidos en 2007, su máximo histórico.
Por: Stephen Gandel | Lunes, 22 de julio de 2013
Fuente: http://www.cnnexpansion.com/negocios/2013/07/19/jpmorgan-juega-con-riesgo-otra-vez

FORTUNE — La antigua oficina de la Ballena de Londres de JPMorgan Chase está volviendo a zambullirse en el riesgo.

Según varias fuentes cercanas a los acuerdos, el despacho del jefe de inversiones de JPMorgan en Londres, quien el año pasado perdió más de 6,000 millones de dólares (mdd) en apuestas en derivados de crédito, está en el proceso de firmar ofertas para comprar porciones significativas de las obligaciones con garantía prendaria (CLO, por sus siglas en inglés), que son bonos estructurados respaldados por grupos de préstamos a empresas por debajo del grado de inversión.

Un abogado de Dechert que se especializa en CLO, John Timperio, dijo que está trabajando en dos ofertas en este momento en las cuales se espera que JPMorgan sea el principal comprador. Una es para préstamos a empresas de tamaño mediano, que conllevan más riesgo, pero mayor rendimiento.

En otro acuerdo, JPMorgan planea comprar casi toda la porción de mayor calificación de CLO. “Es un acuerdo bastante grande”, dice Timperio. “JPMorgan está de vuelta en este mercado”.

Las CLO no son los derivados a los que se atribuye parcialmente haber reventado el mercado hipotecario y que son el centro de un juicio en curso en el bajo Manhattan en contra del exbanquero de Goldman Sachs, Fabrice Tourre. Esas son obligaciones de deuda colateralizada, o CDO, que fueron respaldadas por préstamos hipotecarios de alto riesgo. Pero las CLO son sus primas cercanas.

Los bancos hacen préstamos por lo general a empresas con una calificación crediticia de BBB o menos, y luego los venden a un gestor de CLO, que, con la ayuda de un banco, empaca esos préstamos en bonos que son vendidos en rebanadas con base en el riesgo. A pesar de la calificación más baja de los préstamos originales, a través de la magia de la titulización, alrededor del 60% de los bonos de una CLO típica obtienen una calificación AAA, que es la más alta.

La emisión de CLO se secó a mediados de 2008, junto con otros acuerdos de financiamiento estructurado. Pero a diferencia de las riesgosas ofertas hipotecarias que fueron firmadas durante la crisis financiera, las CLO recientemente han tenido una gran reaparición. Los bancos suscribieron casi 44,000 millones de dólares de acuerdos de préstamos apalancados en la primera mitad del año, según Thomson Reuters.

Eso es un aumento desde los 17,000 millones de dólares del primer semestre de 2011, y desde los 11,000 millones de dólares en el año anterior. El mercado CLO ha bajado un poco en el último mes a medida que las tasas de interés se han elevado, pero sigue en ritmo para casi igualar los 92,000 millones de dólares en CLO que fueron emitidos en 2007, cuando el mercado alcanzó su punto máximo.

Tal vez lo más sorprendente de la reactivación de estos instrumentos es la siguiente: las entidades que han surgido como principales compradores de los paquetes de préstamos bancarios riesgosos son los propios bancos. JPMorgan tiene más CLO que cualquiera de sus rivales. En los últimos dos años, el banco ha casi duplicado sus tenencias de CLO a 27,000 millones de dólares, al cierre del primer trimestre, que fue la última vez que dio a conocer sus tenencias.

De acuerdo con sus presentaciones de documentos, las CLO fueron adquiridas por la oficina del jefe de inversiones (CIO, por sus siglas en inglés) de JPMorgan, que es la unidad donde trabajó Bruno Iksil, quien era apodado la Ballena en Londres. Tres personas confirmaron que JPMorgan gestiona su cartera de CLO desde su oficina en la capital británica.

La unidad CIO de JPMorgan, que invierte el exceso de reservas del banco, está dirigida por Craig Delany, quien reemplazó a la longeva jefa de CIO, Ina Drew, quien dejó el banco poco después de que fueron reveladas las pérdidas multimillonarias. JPMorgan redujo sus compras de CLO a raíz de las pérdidas. Pero parece que la institución está en proceso de reactivar estas compras de nuevo.

Wells Fargo también ha sido un buen comprador. Contaba con 15,000 millones de dólares en CLO a finales de marzo, frente a los 8,000 millones de 2012. Citigroup tenía alrededor de 4,500 millones de dólares en CLO al final del primer trimestre, un aumento de 3,000 millones respecto al año anterior. Bank of America, en contraste, ha decidido permanecer en gran parte fuera del mercado de inversión CLO. Al final del primer trimestre, mantenía poco más 700 millones de dólares.

“Es posible que veas este comportamiento y saques la conclusión de que los grandes bancos son bastante estúpidos”, dice el codirector de R&R Consulting, una firma que analiza ofertas de financiamiento estructurado, Sylvain Raynes. “Es como cambiar cuatro monedas de 25 centavos por un dólar, excepto que solo reciben de vuelta 89 centavos. Así que, para el observador promedio parece que los banqueros pasan sus días rondando por ahí sin hacer nada, pero la verdad es que es que la regulación financiera es lo irracional. Una vez que agregas ese factor, el comportamiento de los bancos tiene mucho sentido”.

Regulación

JPMorgan declinó hacer comentarios sobre sus tenencias de CLO además de referir a sus presentaciones ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés). Wells y Citi también evitaron hacer comentarios. En general, los banqueros dicen que ofrecen diversificación. Y los CLO son populares ahora porque tienen tasas flotantes, lo que significa que no caerán en valor cuando las tasas de interés suban. Además, los banqueros señalan que a diferencia de otros productos estructurados, atravesaron la crisis financiera con pocas pérdidas reales. Eso ha reforzado su reputación como instrumentos seguros. Además, las CLO todavía constituyen una parte muy pequeña de sus activos totales, que para los cuatro grandes bancos es más de 1 billón de dólares.

Pero casi todo el mundo en el mercado de CLO, incluyendo a muchos banqueros, dicen que una de las mayores razones por la que los grandes bancos están comprando CLO tiene que ver con las regulaciones. Se supone que la reforma financiera debía acabar con el arbitraje regulatorio, en el que los bancos son capaces de intercambiar un activo similar por otro con el fin de ser capaces de aumentar su influencia, lo cual aumenta el riesgo en varias ocasiones.

Pero eso no ha sucedido en el mercado de CLO. Bajo las nuevas normas de capital, que fueron aprobadas por la Reserva Federal a principios de julio, los préstamos a las empresas tienen una ponderación de riesgo del 100%. Las rebanadas tipo AAA de las CLO, que son la parte de los acuerdos que los bancos típicamente compran, tienen una ponderación de riesgo de solo 20%. Esto significa que los bancos pueden invertir cinco veces más en un CLO que lo que pueden invertir en préstamos de alto rendimiento subyacentes con la misma cantidad de capital. Los fondos adicionales provienen de préstamos, lo que aumenta el apalancamiento de un banco.

Los precios hacen a estas operaciones particularmente atractivas en el mercado de las CLO. Y esto facilita la actual búsqueda de los bancos por rendimiento en un entorno de bajas tasas de interés. A pesar del hecho de que los banqueros dicen que las porciones AAA de las CLO son relativamente seguras, los bonos tienden a pagar mucho mayores rendimientos que una inversión similar en valores respaldados por hipotecas o bonos respaldados por tarjetas de crédito o préstamos para automóviles, sobre los cuales los bancos tendrían que mantener niveles similares de capital.

Y aunque pocos acuerdos de CLO terminaron reventando, los precios de los bonos cayeron fuertemente durante la crisis financiera a medida que el mercado se congeló. Así que las ofertas difícilmente están libres de riesgo.

En estos días, el préstamo promedio que entra en una CLO tiene un pago de intereses equivalente a aproximadamente 4% más Libor. La parte AAA de un CLO produce un rendimiento de alrededor de 1.3% más Libor. Eso significa que con la misma cantidad de capital un banco puede obtener inversión que esencialmente paga un rendimiento de 6.5% en lugar de 4%. Ellos tendrán que pagar cierto dinero por pedir prestados los fondos adicionales, pero los grandes bancos pueden pedir prestado muy barato.

Recientemente, una serie de reguladores se han preocupado por la cantidad de bancos de crédito que están prestando a empresas de menor calificación. En abril, la Corporación Federal de Seguros de Depósito (FDIC, por sus siglas en inglés), que evalúa una cuota de seguro en todos los bancos en función de su tamaño y riesgo, aprobó una norma que obligaría a los bancos a pagar una prima más alta con base a sus tenencias de CLO.

Los gerentes y banqueros de CLO dicen que eso ha disminuido la compra en algunos bancos. Otros bancos han comenzado a comprar partes de menor calificación de las CLO con el fin de mejorar su rendimiento para compensar los pagos de seguros adicionales. Recientemente, los reguladores han propuesto nuevas normas que requieren que los bancos mantengan una cantidad mínima de capital contra a todas sus inversiones, sin importar si es, digamos, un préstamo apalancado o una CLO. Los banqueros han dicho que esa regla de capital adicional es innecesaria y han dicho que desalentaría los préstamos.

“El juego de los bancos es siempre conseguir los rendimientos arriesgando la menor cantidad de piel en el juego y con tanto apalancamiento como sea posible”, dice una profesora de la Escuela de Graduados de Negocios de Stanford, Anat Admati, quien escribió un libro llamado ‘The Banker’s New Clothes’ y ha presionado por altos requerimientos de capital. “Esta es una de las muchas maneras de jugar el juego”.

VII. JPMorgan registra 31% más ganancias
El banco de inversión ganó 6,500 millones de dólares en el segundo trimestre del año; se vio beneficiado por una recuperación en sus ingresos por operaciones.
Viernes, 12 de julio de 2013
Fuente: http://www.cnnexpansion.com/economia/2013/07/12/jpmorgan-registra-31-mas-ganancias

NUEVA YORK (Reuters) — JPMorgan Chase & Co reportó el viernes un aumento de un 31% en sus ganancias trimestrales debido a un incremento en los ingresos por operaciones y por intermediación en el mercado de bonos.
JPMorgan, el primero de los grandes bancos estadounidenses que reporta sus resultados del segundo trimestre, incrementó su ganancia por sus operaciones con bonos corporativos, a pesar de una caída en los precios de la deuda.

Sin embargo, el banco dijo que las difíciles condiciones del mercado podrían obligarlo a acelerar sus movimientos para reducir costos.

Las acciones y los mercados de renta fija se han vuelto más traicioneros para los operadores en las últimas semanas, en momentos en que los inversores tratan de anticipar cuándo la Reserva Federal de Estados Unidos comenzará a reducir su programa de compras de bonos.

El programa de alivio monetario ha mantenido a las tasas de interés en cerca de mínimos históricos y ha ayudado a sanear la economía estadounidenses tras la crisis financiera ocurrida entre 2007 y 2009.

Los resultados de JPMorgan superaron las expectativas de los analistas y los títulos del mayor banco de Estados Unidos subían un 0.3% a 55.31 dólares.

Las acciones de JPMorgan habían subido un 25% este año hasta el cierre del jueves, ayudadas por la creciente confianza en que la economía estadounidense está en camino a una sólida recuperación.

Sin embargo, los papeles del prestamista han tenido un comportamiento volátil en las últimas semanas debido a la preocupación de que unas tasas de interés más altas erosionen el valor de los activos bancarios antes de que generen nuevos ingresos por concepto de préstamos.

En general, las ganancias de la firma subieron a 6,500 millones de dólares, o 1.60 dólares por acción, en el segundo trimestre, desde los 4,960 millones de dólares, o 1.21 dólares por acción, del año anterior.

Los analistas en promedio esperaban ganancias de 1.44 dólares por acción, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Veinticuatro centavos de las ganancias por papel derivaron de la recuperación de reservas que la compañía había apartado para cubrir eventuales pérdidas en préstamos. Más de la mitad de esa liberación de reservas provino de la cartera de préstamos hipotecarios que se ha beneficiado de los crecientes precios de la vivienda, y el resto de préstamos de tarjetas de crédito.

Tasas de interés más altas redujeron el valor de las inversiones en títulos en el banco, por una medida que compensa cuatro quintos del capital adicional que se generó durante el trimestre. JPMorgan mejoró algunos de sus ratios de capital recortando activos medidos en riesgo, según una presentación para una teleconferencia con inversores.

JPMorgan es el segundo mayor prestamista hipotecario de Estados Unidos después de Wells Fargo & Co, con una cuota de mercado del 11%.

El banco dijo además que sus ingresos por renta fija y renta variable aumentaron un 18%.

Para el banco en su conjunto, los ingresos retrocedieron un 3% a 12,000 millones de dólares.

Los resultados son los primeros que el banco ha divulgado desde que el presidente y presidente ejecutivo Jamie Dimon ganó en mayo abrumadoramente un referéndum de accionistas sobre si debía mantener ambos cargos

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *