Rescate a la Banca española

[Visto: 401 veces]

I.- Las 3 opciones de Roubini para España: salir del paso, rescate o “full monty”
Fuente: elEconomista/ Nueva York
20/06/2012 – 18:39

El economista Nouriel Roubini ha explicado a través de su cuenta en Twitter las tres opciones, que desde su punto de vista, se avecinan en el horizonte para España e Italia. Un trio de contextos que incluyen desde la situación actual hasta conseguir sorprender al mercado con una solución completa y eficaz.

En primer lugar, Roubini plantea una continuación de la situación actual, donde Italia y España intentan “salir del paso” mediante reformas a medias tintas y pidiendo ayuda para su sistema bancario, en el caso español. Sin embargo, para el profesor de economía de la NYU Stern “salir del paso está fallando, ya que España e Italia están al borde de perder acceso al mercado”.

La segunda opción llega de la mano de un rescate completo por parte de la Troika. Bank of America Merrill Lynch cifraba el rescate a España en los 345.000 millones de euros mientrar ING situaba dicha cifra en los 250.000 millones de euros. Los rumores apuntan ahora que Europa podría estar preparando un rescate para España e Italia por más de 700.000 millones de euros.

Finalmente, el “full monty” o elemento sorpresa llegaría si la Eurozona optase por una unión fiscal, con la creación de Eurobonos, una unión bancara con unos nivel de garantía de depósitos comunes”. Además “implica un crecimiento compacto, menos austeridad fiscal y una unión política “.

Aún así Roubini destacó que el rescate de la troika tiene todas las papeletas de ser el escenario más probable. El “full monty” es “inaceptable para Alemania”, indicó. Por otra parte, “salir del paso hará que España e Italia pierdan acceso completo al mercado por lo que la única opción es el rescate financiero por parte de la troika”.

II.- Centrarán rescates de Grecia y banca española reunión de zona euro
Fuente: Notimex –
Bruselas, 20 Jun (Notimex).-
Los ministros de Finanzas de la zona del euro perfilarán mañana, en una reunión en Luxemburgo, los detalles del rescate a la banca de España y estudiarán cómo suavizar las condiciones de la segunda ayuda de Grecia, concedida en febrero

El país heleno ganará más tiempo para concluir los ajustes fiscales y las reformas estructurales que le fueron exigidos, una concesión que tiene por objeto reducir el monto total de la deuda griega y permitir que se adopten medidas para mejorar la competitividad de su economía

Según un alto funcionario europeo, la revisión del memorando de entendimiento que rige el programa de rescate es un procedimiento habitual, realizado anteriormente con Portugal e Irlanda, los otros receptores de ayuda europea

Además, es imperativa para adaptar el plan de saneamiento de la economía de Grecia a los cambios experimentados en el escenario económico, en la situación de los ingresos fiscales y en el calendario de las reformas y privatizaciones, consecuentes de las fallidas elecciones de mayo y el vacío político que permanece hasta ahora

No obstante, los objetivos finales del programa deberán permanecer inalterados, como insiste sobre todo Alemania

En cuanto a España, la zona del euro deberá decidir primero si el rescate de 100 mil millones de euros (102 mil millones de dólares) de su banca se financiará con recursos del actual Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) o del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que entrará en vigor en julio

Por el momento, lo único que está claro es que la ayuda deberá obligatoriamente pasar por Estado, algo que tanto el gobierno español como la Comisión Europea querían evitar para que no tuviera impacto sobre la ya abultada deuda del país

Los actuales reglamentos de los fondos de rescate europeos impiden la recapitalización directa de entidades, aunque dejan abierta la posibilidad de revisar ese punto en el futuro

Los ministros de Finanzas también deberán decidir los intereses y las condiciones que se impondrán a España en cambio de la financiación

Fuentes diplomáticas anticiparon que se exigirá una profunda reestructuración de todo el sector bancario, además de cumplir las metas de reducción de déficit y deuda ya pactadas con Bruselas

El país también deberá cumplir las recomendaciones formuladas por el Ejecutivo europeo el pasado 30 de mayo, que incluyen aumentar la base imponible del IVA y aplicar a rajatabla la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

III.- Bruselas: la compra de deuda española sería “paracetamol” contra el cáncer de la crisis
Junio 20, 2012.

Ni rescate al país ni compra de bonos para rebajar la presión sobre España e Italia. La Comisión Europea ha dicho este miércoles que la compra masiva de deuda española e italiana por parte del fondo de rescate de la UE sería “paracetamol financiero”, que sólo aliviaría temporalmente la tensión en los mercados pero no resolvería los problemas estructurales de las dos economías. Esta negativa llega en respuesta a lo publicado por los medios británicos que aseguraban que Bruselas preparaba un plan para rescatar a ambos países por un valor de 750.000 millones de euros.

El Ejecutivo comunitario ha negado que en la cumbre del G-20 de Los Cabos (México) se haya discutido un plan de salvamento para intervenir masivamente en el mercado de bonos, según ha publicado la prensa británica, informa Ep. Una iniciativa de este tipo “sería paracetamol financiero, podría aliviar la tensión, el dolor, el malestar, pero no resuelve las causas que están en la base de los problemas estructurales de la economía italiana, española u otras”, ha dicho el portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj. “No sustituye a los esfuerzos de consolidación presupuestaria ni de reformas económicas que pueden reforzar la confianza a largo plazo en las economías sometidas a mayor presión de los mercados”, ha resaltado Altafaj.

Un plan en el G-20

Esta mañana la prensa británica anunciaba que Bruselas estaba a punto de aprobar un plan para rescatar a Italia y España. Y en este caso el dinero, unos 750.000 millones de euros, no iría a parar al sistema financiero, sino al país entero. De acuerdo con el Daily Mail, The Telegraph o The Guardian, dos serían los fondos de rescate necesarios para salvar a ambas naciones, en plena crisis.

Según habrían acordado los líderes en la cumbre del G-20, el Mecanismo de Estabilidad (EMS) y el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF) se usarían para comprar deuda de países con problemas como España e Italia, lo que permitiría rebajar la presión sobre estos países. Además, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, lleva semanas pidiendo al Banco Central Europeo que adquiera bonos soberanos, algo que ya había hecho con anterioridad.

Bruselas apunta que este plan es posible, aunque con ciertos requisitos. Las normas de funcionamiento del fondo de rescate de la UE contemplan la compra de deuda en el mercado secundario, aseguran desde la Comisión. Pero para ello tiene que haber una solicitud formal del Estado miembro interesado. Además, cualquier intervención está sujeta a una evaluación previa del Banco Central Europeo y exigiría condiciones de política económica.

El dinero aportado por los socios europeos ya ha sido utilizado en otras ocasiones para rescatar países. De acuerdo con la prensa inglesa habría sido el presidente italiano, Mario Monti, quien ha sugerido esta idea y, probablemente, se tratará el asunto en el encuentro que mantendrá el político italiano con la canciller alemana, Angela Merkel, en Roma este viernes.

Sin embargo, desde Bruselas apuntan que “no tenemos conocimiento de un plan. Que haya discusiones e ideas me parece normal. Estamos hablando de algo que existe y que está previsto”. De acuerdo con la versión de la prensa británica, Obama, Cameron y otros líderes europeos plantearon esta idea, aunque de momento no hay nada firme.

Pese a las noticias de este nuevo rescate, España todavía está pendiente de recibir el dinero para ayudar a los bancos. Aunque Rajoy ha intentado que la inyección de capital a las entidades necesitadas se realice sin el aval del Estado, Bruselas no ha dado el visto bueno a esta propuesta. Además, está esperando la petición formal de Moncloa para pactar las condiciones a los bancos para poder repartir los 100.000 millones de euros que ofrece la UE.

IV.- El bono español a diez años baja del 7 por ciento de interés
Fuente: EFE – Madrid, 20 jun 2012

(EFE).- La rentabilidad del bono español a diez años bajó hoy, por primera vez desde el lunes, del 7 %, un nivel considerado “crítico” por la mayoría de los expertos.

A las 10.00 hora local (08.00 GMT), la deuda española a diez años se situaba en el 6,998 % de interés en el mercado secundario, un día después de que el Tesoro Público de este país colocara algo más de 3.000 millones de euros en letras a doce y dieciocho meses por encima del 5 %.

A esta hora, la prima de riesgo -que mide el diferencial entre la rentabilidad del bono alemán y el español- bajaba a 544 puntos básicos, cuatro por debajo de la apertura y lejos ya de los 590 puntos que se rozaron el lunes.

El bono alemán a diez años cotizaba en estos momentos al 1,56 % de interés.

La cumbre del G20 cerrada ayer se centró en la crisis de la deuda europea y culminó con el compromiso de tomar “todas las medidas necesarias para salvaguardar la integridad y estabilidad” de la zona del euro, sometida a tensiones muy fuertes en países como Grecia y España en las últimas semanas.

Los inversores están ahora especialmente atentos ante la cumbre europea que se celebra la próxima semana y a la posibilidad de que la Reserva Federal (Fed) estadounidense anuncie hoy nuevas medidas de estímulo monetario.

Mientras el ministro español de Hacienda, Cristóbal Montoro, defendía en el Congreso de los Diputados (Cámara Baja del Parlamento) que España “no ha sido rescatada”, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, abogaba por definir el mecanismo de ayuda a la banca española “con la mayor celeridad posible”.

V.- Krugman sigue sin descartar un corralito en España y una salida del euro
Junio 20, 2012.

El premio Nobel de Economía Paul Krugman sigue sin descartar la posibilidad de que se produzca un corralito en España y de que los ciudadanos se despierten un día y sus cuentas en euros se hayan convertido en cuentas en pesetas de menor valor.

Así lo señala Krugman en una entrevista a Vanity Fair, donde recuerda que hace dos años ya advirtió de que si se producía una salida del euro de España empezaría con un fenómeno de ‘corralito’.

“Y decirlo ahora, bueno es simplemente la verdad”, señala el Nobel, que se muestra convencido de que el Gobierno no está planeando esta posibilidad y de que ni siquiera tiene un plan de contingencia. “Alguien debería pensar en ello”, dice.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *