ZONA EURO: Merkel y Sarkozy apuestan por la disciplina fiscal: aquí sus propuestas

[Visto: 548 veces]

I. Merkel y Sarkozy apuestan por la disciplina fiscal: aquí sus propuestas
Alemania y Francia acordaron hoy línea común para Zona Euro. Propuestas serán transmitidas el miércoles al Consejo Europeo

Lunes 05 de diciembre de 2011 – 01:44 pm
Fuente: (AP)

París (DPA). Alemania y Francia acordaron hoy una línea común para reestructurar la Zona Euro y para buscar un nuevo tratado modificado de la Unión Europea. Las propuestas serán transmitidas el miércoles al presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy.

El objetivo es una unión fiscal con normas presupuestarias más estrictas para los estados miembros, sanciones automáticas para los incumplidores y mayores derechos de intervención para las instituciones. Las propuestas serán debatidas en la cumbre de la Unión Europea el próximo jueves y viernes.

MODIFICACIONES DEL TRATADO UE.
Sarkozy y Merkel aspiran a crear un nuevo tratado de la UE. Prefieren un nuevo tratado de los 27 Estados miembros, pero están decididos en caso necesario a adoptarlo sólo con los 17 miembros de la Zona Euro, aunque podrían unirse otros Estados. El acuerdo debe alcanzarse antes de marzo.

SANCIONES.
En todo caso debe haber sanciones automáticas contra los incumplidores fiscales, es decir, los países que violen los límites estipulados para el nuevo endeudamiento y del déficit público (que no puede superar el 3,0% del PIB). Esas sanciones se adoptarán con mayoría cualificada, lo que significa que los Estados afectados no podrían bloquear las medidas, como sería en el caso de que fuera necesaria una votación unánime.

MEDIDAS PARA FRENAR LA DEUDA.
Los 17 países de la Zona Euro deben acordar medidas vinculantes para frenar la deuda en sus constituciones nacionales, que deben armonizarse a nivel europeo. Y su cumplimiento sería verificado por el Tribunal de Justicia Europeo, que sin embargo no tendría la potestad de anular presupuestos nacionales, sino sólo de controlar el cumplimiento de esas medidas de control de la deuda.

FEEF.
El paquete de rescate Fondo Europeo para la Estabilidad Financiera (FEEF) debe comenzar a actuar a finales de 2012 y no a mediados de 2013, como estaba previsto en un principio. Para adoptar esa decisión debe contarse, según Sarkozy, con una mayoría cualificada del 80%. Así, en el futuro ningún país podrá frenar las ayudas. Antes, Merkel había pedido una mayoría del 85 por ciento.

PARTICIPACIÓN DE LOS ACREEDORES PRIVADOS.
La participación de bancos y aseguradoras privadas en una reestructuración de la deuda debe hacerse “en casos difíciles” siguiendo las normas del Fondo Monetario Internacional (FMI). No habrá ninguna norma especial al respecto para Europa que ponga en mayor riesgo a los inversores de la Zona Euro que en otro lugar del mundo. La quita voluntaria de Grecia fue un caso excepcional.

BANCO CENTRAL EUROPEO.
Merkel y Sarkozy se mostraron “extraordinariamente de acuerdo” en que el Banco Central Europeo (BCE) es una instancia independiente y que no se puede comentar sus decisiones, ni de forma positiva ni negativa.

EUROBONO.
Las emisiones de deuda conjunta de los países miembros, llamados eurobonos, no son “en ningún caso” una solución para la crisis del euro, según París y Berlín. Las deudas no pueden ponerse en común.

FISCALIDAD/GOBIERNO ECONÓMICO.
Los jefes de Estado y gobierno deben reunirse con regularidad en el marco de una especie de “gobierno económico”. Según Merkel, el eurogrupo debería reunirse de forma mensual para estudiar la competitividad e incentivar el crecimiento. Hasta ahora no quedó claro, sin embargo, a qué nivel deberían tener lugar los encuentros, en los que también podrían participar países que no forman parte del euro.

II. Sarkozy y Merkel abren una semana clave para la crisis del euro
Diciembre 05, 2011. PARIS (Fuente: Reuters)

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, se reunirán el lunes en París bajo presión para alinear sus posiciones sobre centralizar el control de los presupuestos de la zona euro para frenar una crisis de deuda que amenaza a la unión monetaria.

Tras esbozar individualmente la semana pasada sus puntos de vista sobre una mayor integración fiscal, ambos líderes deben superar las diferencias que quedan entre ellos para definir las propuestas que quieren presentar a los demás mandatarios de la UE en Bruselas el jueves, en la víspera de una cumbre clave.

Ambos políticos, cada vez más conocidos como la pareja “Merkozy” mientras intensifican los esfuerzos bilaterales para restablecer la confianza en la zona euro, se reunirán hacia las 13.30 hora local (1230 GMT) del lunes y se prevé que posteriormente ofrezcan una rueda de prensa.

Su objetivo es acordar una serie de planes para una mayor disciplina presupuestaria obligatoria en la zona euro, probablemente a través de cambios en el Tratado de la UE, algo que quieren que aprueben los 27 líderes de la UE en la cumbre del viernes.

“Necesitamos profundas modificaciones del tratado”, dijo la portavoz del Gobierno francés, Valerie Pecresse, a la radio France Inter, aunque subrayó que la idea es dar a los gobiernos de la zona euro la última palabra sobre la aplicación de cualquier sanción punitiva propuesta por la Comisión Europea para los incumplidores.

Las bolsas europeas siguieron subiendo el lunes ante la esperanza de un plan maestro franco-alemán. El jefe del BCE, Mario Draghi, señaló que un “pacto fiscal” de la zona euro podría empujar al banco a actuar con mayor decisión para combatir la crisis.

El punto de fricción es que Francia se opone a la iniciativa de Alemania de que los estados del euro entreguen el control presupuestario a una autoridad europea con poder de veto.

Mientras que Alemania, harta de los costosos rescates, quiere un sistema más federal de la UE, Sarkozy -a cinco meses de las elecciones presidenciales – está bajo presión por parte de sus rivales políticos, que lo acusan de estar dispuesto a entregar la soberanía a funcionarios de la UE que no han sido elegidos en las urnas.

El candidato presidencial socialista François Hollande, que estará en Berlín el lunes para intervenir ante el partido de oposición alemán Social Demócrata (SPD), y la líder de la ultraderecha, Marine Le Pen, han criticado la idea de entregar a Bruselas un mayor control de las finanzas públicas.

Pierre Moscovici, asesor de Hollande, dijo a la televisión francesa LCI el lunes que aceptar las demandas de Berlín sería una demostración de que la relación franco-alemana se había descompensado.

“No necesitamos un tratado para tener una unión presupuestaria”, dijo. “Por encima de todo, erosiona nuestra soberanía. No necesitamos estar bajo el quisquilloso control del Tribunal Europeo de Justicia”, agregó.

Analistas advirtieron que la oposición en otros estados de la zona euro a un régimen fiscal más intrusivo y estricto aún podría hacer fracasar un plan de rescate que los líderes de la zona euro han eludido por dos años.

III. El Gobierno de Monti aprueba un plan de ajuste de 30.000 millones de euros
Roma, 4 Diciembre, 2011. (Fuente: EFE)

El Consejo de Ministros del Gobierno italiano presidido por Mario Monti, aprobó hoy el primer ajuste presupuestario del Ejecutivo de tecnócratas por un monto de 30.000 millones de euros, que mañana será ilustrado por el excomisario en el Parlamento de Italia, informaron fuentes gubernamentales.

El plan de ajuste prevé entre 12.000 y 13.000 millones de euros en reducción de gastos y otros 18.000 millones de euros de aumento de los ingresos en las arcas públicas, dijeron.

En dicho plan, 20.000 millones de euros corresponden a ajustes presupuestarios y otros 10.000 millones de euros en gastos a favor del crecimiento, del sistema productivo y del trabajo, según un comunicado de a presidencia del Gobierno.

La aprobación del paquete de medidas económicas y financieras estaba prevista para mañana, lunes, pero a primeras horas de la tarde se decidió adelantar el Consejo de Ministros, que ha durado más de tres horas, una vez que el presidente Monti finalizara la ilustración del plan a sindicatos, empresarios y agentes sociales.

Monti, que compareció en rueda de prensa, explicó que su Gobierno tiene “un mandato de corta duración” y “el severo compromiso de ayudar a Italia a salir de una crisis gravísima”.

Avanzó que la reforma laboral será abordada las próximas semanas y en cuanto a los costes de la política refirió que su Ejecutivo va “a declarar no solo lo que se nos pide actualmente a los cargos púbicos, sino a declarar por entero nuestro patrimonio”.

Por tanto, Monti afirmó que renuncia a la compensación retributiva como primer ministro y ministro de Economía.

“El ente que más merece la donación de sueldo de primer ministro y ministro de Economía es el Tesoro italiano y por eso ha decidido no cobrarlo más y dárselo a alguna causa benéfica”, espetó.

El presidente del Gobierno, que quiere que el decreto se llame “Salva-Italia”, agregó que apoyará la propuesta de crear un impuesto sobre las transacciones financieras en sede europea, sobre lo que Italia hasta ahora había tenido una posición contraria.

Y alegó que habrá “sacrificios” pero también acciones en apoyo de las empresas, liberalizaciones en interés de consumidores y de la competencia y que la lucha contra la evasión fiscal es una prioridad del Gobierno que excluye la opción de recurrir a amnistías.

Por su parte, la ministra de Trabajo, Elsa Fornero, abordó el sistema de pensiones, con el aumento de 42 años para los hombres y 41 para los mujeres del mínimo de años cotizados para poder percibir la pensión “anticipada”,dijo.

La jubilación en el sector privado lo obtendrán las mujeres a partir de los 62 años y los hombres a 66 años en 2012 con una penalización del 3 % por año para los que se jubilen antes, mientras que la equiparación total de edades será de 66 años en 2018, añadió.

Al finalizar con lágrimas la ministra su intervención, Monti refirió que el plan contempla el bloqueo de la adecuación a la inflación de las pensiones por encima de los 960 euros y la salvaguardia de las pensiones mínimas que conservarán el 100 por ciento de la adecuación a la inflación.

El ministro de Desarrollo Económico, Corrado Passera, anunció por su parte que habrá un reforzamiento del fondo de garantía para asegurar de entre de 20 y 25.000 millones de euros de crédito a las pymes y señaló que “se premiará fiscalmente el capital que invierta en las empresas”.

Según el comunicado del Gobierno, se establece un impuesto al patrimonio y al lujo “para superar la crisis”.

A ello se añade una intervención fiscal con 1,5 por ciento a cargo de los capitales que han vuelto a entrar en Italia con el llamado “escudo fiscal” y otros impuestos sobre ciertos bienes de lujo como automóviles de gran cilindrada, embarcaciones y aviones.

Y para evitar la evasión fiscal, se establece que a partir de 1.000 euros hay que justificar su procedencia.

El plan contempla también la liberalización de todos los obstáculos para la apertura de nuevos negocios comerciales, incluidas las farmacias, y evita cualquier límite de horario y de día de apertura.

Suprime además, diversas agencias públicas “ya no consideradas útiles” y en cuanto al aumento del IVA, “se ha pensado en dos puntos porcentuales a partir del septiembre de 2012″, solo en el caso que sea necesario”.

El plan contempla también un impuesto “experimental” sobre la primera vivienda.

Un paquete de reformas, conocido como “equidad-crecimiento-rigor” según Monti, encaminado a “estimular el crecimiento y contener la enorme deuda pública”, que alcanza el 120 % del PIB, que incluye reformas estructurales, para centrar el equilibrio fiscal para el 2013.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *