Archivo de la etiqueta: Servicios audiovisuales

Los servicios audiovisuales en la biblioteca universitaria

[Visto: 14592 veces]

Por Antonio Cajas

No es tan fácil definir las colecciones audiovisuales o electrónicas existentes en las bibliotecas. Luis García Ejarque, en su Diccionario del archivero bibliotecario (2000), define al documento audiovisual como aquel que precisa de un aparato específico para percibir a la vez, por el oído y la vista, el mensaje que encierra. Mientras que el Harrod’s Librarians’ Glossary (1987) lo define como soporte no libro (non book material), es decir todos aquellos que no entran en la definición de lo que es un libro, un periódico o un panfleto y que requieren de una especial manipulación. Cita como ejemplos a los materiales audiovisuales, las microformas o el software.
Consideramos que la segunda definición es la que más se acomoda para este artículo cuyo objetivo es dar a conocer los servicios audiovisuales en las bibliotecas de la PUCP.

Las bibliotecas modernas son centros que organizan colecciones físicas o virtuales de distintos tipos de documentación en diferentes soportes (libros, videograbaciones, microfilmaciones, mapas, fotos, etc.). Todo esto con el objetivo de ayudar a su público usuario en sus necesidades de información, conocimiento y ocupación de tiempo libre.
Aunque parte del público piense que las colecciones de soportes no libros sean escasas o inexistentes en las bibliotecas, debemos decir que existe una larga tradición de almacenamiento y servicio de materiales no libros o audiovisuales en sus recintos.

Una de las primeras colecciones de material no libro en ser tomada seriamente por los bibliotecarios fue la de mapas. Para fines del siglo XIX ya existían tres colecciones con más de 50,000 mapas cada una, en los Estados Unidos: la colección de mapas de la American Geographical Society, de la Universidad de Harvard , y la Biblioteca del Congreso. Esta última institución ya almacenaba también cuadros y fotografías.

En Europa Occidental, la formación de colecciones audiovisuales en bibliotecas ha sido más lenta que en los Estados Unidos pues es recién para la década de 1950 que aparecen colecciones de material audiovisual en bibliotecas europeas.
Sigue leyendo