Reflexiones sobre la formación de los especialistas en evaluación de impacto ambiental

[Visto: 4749 veces]


Oscar Cuya Matos

El expositor toma posición en el atril e inicia su discurso con esta introducción:

– Muchos saludos a la distinguida concurrencia. Deseo tratar el tema sobre la formación actual de los especialistas que elaboran los estudios de impacto ambiental o los revisan; incluso, sobre la formación de los profesores que enseñan el curso de evaluación de impacto ambiental. Todos sabemos que las autoridades están muy preocupadas sobre la duración excesiva del trámite de obtención de la certificación ambiental de proyectos y que hay una cierta percepción negativa sobre las competencias de los profesionales que revisan los estudios de impacto ambiental. Por ello este tema es importante –

Sería arrogante y pretencioso suponer que se tiene la solución, pero podríamos empezar por solicitar “cuentas” a los docentes de los curso de evaluación de impacto ambiental, en especial a los que tienen una cantidad apreciable de años a cargo de este curso.  ¿Y con toda esa experiencia, qué está usted haciendo para mejorar los tan criticados estudios de impacto ambiental (EsIA)? La presentación del expositor pasaría a ser una suerte de confesión de responsabilidad sobre el estado actual de la gestión y aplicación de este instrumento.

Lo que intento es persuadirlos sobre la necesidad de una reflexión profunda sobre la forma en que hemos venido realizando los estudios de impacto ambiental y sobre todo, el cómo hemos abordado la enseñanza de la evaluación de impacto ambiental.

La comunidad especializada en el tema y los diferentes grupos de interés cuestionan la calidad de los estudios de impacto ambiental y sobre todo las capacidades y competencias de los consultores ambientales y evaluadores de tales estudios. Indirectamente, estos cuestionamientos alcanzan a los formadores de los especialistas en impacto ambiental: profesores y entidades. Si escuchamos a un empresario decir que no es posible poner la decisión de inversión de varios millones de soles en la voluntad de un revisor de estudio ambiental sin las competencias necesarias, para la envergadura de la tarea, una parte de la responsabilidad sobre las pertinencias de dichas competencia queda trasladada inmediatamente a los profesores y entidades que forman tales especialistas.

Necesidad de cambio en las base teórica que sustentan los EsIA

¿Será que la actual deficiencia técnica de los estudios de impacto ambiental se deba a los marcos teóricos y estrategias de aprendizaje-enseñanza, insuficientes, de profesores y entidades que forman los especialistas en estudios de impacto ambiental? Evidentemente la respuesta a esta pregunta general de investigación no la sabremos hasta no completar la investigación: un estudio de caso, un diagnóstico, una sistematización o alguna otra modalidad de investigación cualitativa. Mientras no completemos la investigación algunas conjeturas podríamos seguir haciendo.

Probablemente una de las causas de las deficiencias de los estudios de impacto ambiental se encuentra en la base teórica que sustentan los EsIA. Se parte de conocimientos dispersos, de diferentes disciplinas, no organizados, que derivan en prácticas que originan estudios agregativos más que interdisciplinarios e integrados.

Los profesores seleccionan el contenido de los cursos de impacto ambiental sobre la base de su experiencia y revisión de los textos convencionales, recreando el mismo marco conceptual estándar, convencional, agotado, y generando todo un encadenamiento de deficiencias que se escalan y ganan amplitud. ¿Cuáles son las ideas que dan pie a esta apreciación?

Como respuesta: los cursos sobre evaluación de impacto ambiental, los diplomados y maestrías sobre gestión ambiental que las universidades y otras instituciones educativas ofrecen tienen amplia acogida y están siempre colmados, unos más que otros, en la medida de sus precios. Acuden como dicentes, profesionales que trabajan en la administración pública, profesionales independientes que ejercen consultoría, profesionales que trabajan en empresas mineras o petroleras, deseosos de obtener el dominio de los temas ambientales, y entre ellos, de la disciplina de la evaluación de impacto ambiental.

Dicha constatación permite entonces afirmar que los profesionales que elaboran o revisan los estudios de impacto ambiental están capacitados y tienen un dominio de los conocimientos convencionales actuales sobre el EsIA. A modo de recuento de evidencias, por ejemplo, si se revisan las observaciones que se hacen a los estudios de impacto se notará que ha aumentado la temática técnica sobre las que se observan tales estudios. Así es como, de un tiempo a esta parte, se ha empezado a solicitar el empleo de la matriz de importancia de Conesa, haciéndolo casi obligatorio y oficial. En suma los profesionales están cada vez mejor capacitados y por ello las observaciones crecen haciendo que el proceso de aprobación sea más lento. ¿Entonces, que es lo que falla? ¿Su capacitación es apropiada?

Lo que estaría fallando sería la oferta educativa en cuanto a sus contenidos, diseño curricular, proyecto educativo; o quizá la pertinencia de los docentes que imparten los cursos de evaluación de impacto ambiental. En suma, la calidad de lo que se enseña en los cursos de evaluación de impacto ambiental estaría siendo deficiente: se repite una base teórica, que ha llevado a estudios voluminosos y poco útiles como soporte para decisiones sobre la certificación ambiental de proyectos. La solución es el cambio del paradigma o modelo vigente en la base teórica de los estudios de impacto ambiental.

Habría que precisar que complementariamente se debe mejorar en la pertinencia y efectividad de los procedimientos del EsIA (evaluar la eficacia y eficiencia de los procedimientos) y mejorar en la aplicación de los procedimientos (mapear los procesos en todas las escalas, monitorearlos y adaptarlos).

Como reiteración, se requiere un cambio radical en la base teórica que sustentan los estudios de impacto ambiental, así como en la base teórica que subyace en la oferta educativa actual sobre la evaluación de impacto ambiental, de las instituciones educativas. El repetir lo que los libros convencionales anotan y lo que los profesores (que generalmente no investigan en el tema) repiten curso tras curso no es norte a seguir. Se requieren cambios de paradigmas o modelos en las bases teóricas, así como adaptaciones creativas para ofrecer programas educativos válidos.

En enunciado que propone un cambio conceptual: “La búsqueda de la sostenibilidad basada en la maximización de los rendimientos sostenidos ha devenido en un marco teórico problemático e insuficiente. La alternativa es la gestión de los ecosistemas basado en su resiliencia y su manejo adaptativo” (UNALM. Escuela de Postgrado).

La elaboración de sílabos por competencias, que precisen con detalles las unidades de aprendizaje y las sesiones de aprendizaje, aseguraría que lo impartido por el profesor se alinee con los objetivos del nuevo paradigma. Este punto es importante y es la única forma de tener el control del proceso educativo para lograr que los docentes concreten el proyecto educativo y los planes de estudio. Así se reduciría la discrecionalidad del profesor quien (si no es seleccionado con pertinencia) tratará de enseñar sobre la base de sus paradigmas convencionales, anulando todo el proceso y echando a tierra el cambio paradigmático.

Cada clase tendría que tener una sesión de aprendizaje (sobre la base de un formato), de tal modo de controlar la ejecución del proceso educativo que propone el cambio paradigmático.

A modo de conclusión de esta sección, la actividad inmediata es la organización de una base teórica alternativa al modelo actual, a modo de fijar los ejes de la disciplina y establecer sus fundamentos teóricos y prácticos. Esta actividad sistematizaría una estructura conceptual, seleccionaría, adaptaría o crearía instrumentos conceptuales. Y así, en términos prácticos se habría establecido los conocimientos y destreza especificas para los profesionales que elaboran o revisan los EsIA.

Necesidad de un programa comunicacional

Un cambio de paradigma no se logra por el solo hecho de presentarlo. Requiere procesos comunicacionales; es más se requiere estrategias propias del campo del marketing o mercadeo social o mejor desde la disciplina de la “comunicación para el desarrollo” para fijarlos, arraigarlos en las mentes de los profesionales de la disciplina de la evaluación de impacto ambiental.

Es claro que la formación de profesionales en gestión ambiental y evaluación de impacto ambiental es una tarea de la universidad y los sistemas de educación del país. Si allí está arraigado el paradigma estándar que hay cambiar ¿Cómo cambiarlos? Se debe elaborar un programa comunicacional y de mercadeo para lograr el cambio de percepción o paradigma.

Programa de adiestramiento en evaluación de impacto ambiental

Una primera tarea será cambiar el paradigma de los cursos de actualización en evaluación de impacto ambiental, diplomados en gestión ambiental y evaluación de impacto, programas de capacitación. Todos ellos, más orientados a repetir los actuales marcos teóricos, a brindar conocimientos, ejemplos de libro y presentar alguna evidencia práctica sin mayor sistematización, deben ser cambiados en sus paradigmas de base.

¿Qué es el adiestramiento? Para la respuestas recurriremos a dos autores muy reconocidos y ampliamente citados en las disciplina de la gestión de recursos humanos.

Chiavenato (2002) anota que “el adiestramiento es el proceso de desarrollo de cualidades en los recursos humanos para habilitarlos, con el fin de que sean más productivos y contribuyan mejor a la consecución de los objetivos organizacionales. El propósito del entrenamiento es aumentar la productividad de los individuos en sus cargos, influyendo en sus comportamientos. (p 386)

Alles (2000) afirma que “el adiestramiento es un proceso de aprendizaje en el que se adquieren habilidades y conocimientos necesarios para alcanzar objetivos definidos, siempre en relación con la visión y la misión de la empresa, sus objetivos de negocios y los requerimientos de la posición que se desempeña o a desempeñar. (p. 308)

En resumen el adiestramiento sería un proceso de enseñanza – aprendizaje que permitiría al individuo adquirir y/o desarrollar conocimientos, habilidades, destrezas y mejorar las actitudes hacia el trabajo, con el fin de lograr un excelente desempeño en su cargo.

Si partimos de la premisa que la elaboración de un estudio de impacto o su revisión supone un conjunto de tareas y actividades, que corresponden a las funciones de un especialista con un puesto o cargo definido, llegamos a la inferencia de la necesidad de adiestrar en el cargo.

¿Y de que cargos estamos hablando? La respuesta nos lleva más adelante, pero antes de proseguir, deberíamos dejar sentada la conjetura acerca de que la enseñanza de los estudios de impacto debe suponer el adiestramiento en los cargos específicos de los funcionarios y consultores.

Funciones y cargos en el equipo revisor de impactos

El estudio de impacto ambiental es elaborado por todo un equipo de profesionales, los cuales cumplen funciones como elaborar términos de referencia, convocar a expertos, realizar la colecta de información en campo, liderar los procesos de diagnóstico participativo, organizar los talleres, revisar los informes disciplinarios, integrar la información para producir los capítulos del EsIA, interpretar imágenes de satélite, elaborar mapas bases y temáticos, editar los informes, efectuar el control de calidad en todo el proceso, sustentar el EsIA en talleres y audiencias, realizar el seguimiento del trámite de aprobación del EsIA. Es un recuento parcial, desordenado, pero útil para reconocer la multiplicidad de tareas, actividades, funciones que conlleva la elaboración de un EsIA. Se infiere que la tarea de revisión implica otro equipo con tareas, actividades y funciones particulares.

Es oportuno aclarar algunos términos: Tarea: todo lo que exige un esfuerzo humano para lograr un fin físico (mover, empujar,…) o mental (planear, explicar,…). Las tareas son respuestas a la pregunta ¿Qué hace el trabajador? Actividad: grupo de tareas para lograr un objetivo. Función: conjunto de actividades para lograr objetivos. Puesto: conjunto de funciones que justifican el empleo de una persona que las realice.

Si se mapean los múltiples procesos que se ejecutan para elaborar un estudio de impacto ambiental, al igual que para su revisión, se podrán gestionarlos, es decir, realizar los seguimientos para retroalimentarlos y adaptarlos continuamente, para lograr su efectividad, eficacia y eficiencia. Es más o menos lo que recomienda un sistema de aseguramiento de calidad. En la misma línea de raciocinio, si se determina con claridad los puestos necesarios para llevar adelante los procesos de elaboración de un estudio de impacto ambiental y su posterior revisión en las oficinas de las autoridades ambientales se podrá gestionar los equipos respectivos, para su mejora continua, y con ello se asegurará la calidad de los procesos implicados, y así el producto final, la elaboración del EsIA o su revisión.

Las tareas anotadas corresponden principalmente a la gestión de RRHH. Una gestión por competencias permitirá tener los profesionales idóneos para los puestos que se requieren en la elaboración y revisión del EsIA. Se deberá seleccionar a la mejor persona para cada puesto. La gestión se inicia por establecer los procesos y los puestos; luego, los requisitos para los puestos. Seguidamente, se deberá precisar las funciones de cada puesto y establecer las capacidades que una persona debe contar para el correcto desempeño del puesto.

La ‘capacidad’ es un término que engloba conocimientos teóricos y prácticos, explícitos e implícitos; destrezas y competencias o características de personalidad. Las organizaciones establecen las competencias genéricas que deben contar todos sus colaboradores y las competencias específicas en la medida de cada cargo. Estas competencias se alinean a su misión, visión y modelo de negocio, y se registran en documentos denominados “diccionario de competencias”, que orientan los procesos de reclutamiento y selección de candidatos. En organizaciones con alta tasa de rotación es imprescindible ayudarse a partir de los postulados de la gestión de recursos humanos por competencia.

Si el trabajador no reúne las capacidades para el puesto que detenta estamos frente a una brecha. Esta brecha deberá cerrarse mediante capacitación, adiestramiento en el trabajo, procesos de coaching y otras técnicas existentes. Si no se tiene documentado los requisitos para el puesto, la descripción de funciones del puesto y el perfil de capacidades o competencias para el puesto no es posible detectar fehacientemente las brechas.

Y así es como se relaciona los recursos humanos y las brechas de capacidades para el puesto con los procesos educativos (educación, instrucción, formación, capacitación, adiestramiento). Se podrá mejorar el nivel de los profesionales que elaboran o revisan los estudios de impacto ambiental si se aborda a esta escala de detalle su formación específica en la disciplina de la evaluación de impacto ambiental.

Mantener a los talentos y gestionar el conocimiento implícito es una tarea para un gestor de recursos humanos y conocimiento, que debe ser parte del equipo de revisión de estudios ambientales (algo así como el mentor) y estar preparado para la renovación de los cuadros técnicos. Esta función debería ser clave en una entidad pública que revisa EsIA.

La tarea principal será reconocer los roles, funciones y cargos formales e informales, con el fin de elaborar descripciones de puestos y proponer perfiles de capacidades (conocimientos, destrezas, competencias y actitudes) para los diferentes “puestos” en los equipos de revisión de un EsIA. Con ello se puede discernir sobre las brechas entre lo que exige la función o el puesto y lo que realmente detentan los profesionales encargados de tales puestos o funciones.

Como parte de esta tarea se deberá comprobar hipótesis y conjeturas sobre las causas de la problemática en cuanto a la elaboración y revisión de los estudios ambientales. A partir de hipótesis o preguntas de investigación, variables, indicadores, instrumentos (encuestas, cuestionarios cerrados o abiertos, escalas de percepción) y alguna técnica de aplicación (encuesta, entrevista, focus, etcétera) se tendría una realidad específica a abordar. Esta actividad inicial se orienta al diagnóstico situacional de fortalezas y debilidades (FODA) de las bases teóricas, destrezas, competencias y actitudes de los profesionales que elaboran o revisan los EsIA.

Algunas ideas para el contenido de los cursos de evaluación de impacto ambiental

La prioridad no sería más cursos disciplinarios sobre biología, ecología, suelos, sociología, etcétera sino el énfasis tendría que ir sobre los instrumentos para elaborar o revisar EsIA.

Una primera tarea sería abordar lo que se entiende por calidad de un estudio de impacto ambiental. ‘Calidad’ es un término que requiere operacionalizarse para su correcto entendimiento y aplicación en consenso, en una determinada disciplina y práctica. Será necesario definir la calidad de un estudio, en términos del Estado (el MINAM), las Empresas o sus gremios representativos y la Sociedad Civil (universidades, gremios profesionales, gremios laborales, organizaciones no gubernamentales, instituciones representativas de la población). A partir de dicha consenso se puede establecer objetivos y estrategias para un programa de adiestramiento de los profesionales que participan en la elaboración y revisión de los EsIA.

Un grupo de temas estaría asociado a los conceptos científicos (clasificatorios, comparativos o métricos); luego los principios, leyes y teorías que permiten la aplicación del método hipotético deductivo. El conocer que tales principios se enuncian como una proposición susceptible de falsar (falso o verdadero) será un gran avance. Para facilitar esta labor no sería descabellado incluir cursos de lógica en la formación básica del profesional que realiza o revisa EsIA. Ello le permitiría realizar inferencias, deducciones e inducciones, con facilidad. Los métodos avanzados para el análisis de impactos incluyen la lógica difusa y el análisis multicriterio por ello es conveniente incluir en el temario conocimientos sobre lógica.

Dado que el EsIA es un documento, que predice impactos o quizá mejor decir que argumenta el porqué tal impacto tiene una mayor o menor significación, ayudaría que el profesional que lo elabora o revisa tenga un buen conocimiento sobre las falacias lógicas (formales, verbales o materiales) y las falacias no formales (de atingencia y de ambigüedad). Incluso, el conocimiento sobre argumentación y análisis del discurso ayudará mucho en su labor. Si empezamos un texto, con la siguiente frase: “Se sabe y se ha demostrado que los proyectos mineros son contaminantes…”, habríamos incurrido en una falacia de énfasis.

Otro punto importante en un temario idealizado es la teoría de la medición, las escalas y la operacionalización de variables. Conocer esta temática le permitirá un dominio sobre lo que realmente “hacen” las tablas de impactos. Las escalas ordinales o semi-cuantitativas no pueden ser tratadas como cualquier métrica a la cual aplicar toda la matemática posible. Las escalas ordinales solo mantienen el orden no la distancia entre los elementos categorizados, y es lo que emplean las matrices de impacto que se usan en nuestro medio.

Con relación a las matrices de impactos o matrices de importancia como instrumentos de medición se podría recomendar lo siguiente:

Las tablas de Leopold, Batelle, Conesa y demás autores deben ser usadas como instrumentos de valoración de los diferentes grupos de interés sobre la importancia del impacto ambiental.

Las mayores o menores variaciones de las magnitudes de los indicadores de las variables, que miden los efectos del proyecto sobre su entorno físico, biológico y social, deberán ser valoradas, mediante juicio de experto u otra técnica (frónesis), para obtenerse la significación del impacto.

Las predicciones (fase de estudio de impacto ambiental) y las posteriores mediciones (fase de monitoreo ambiental) de los cambios en las magnitudes de los indicadores de las variables, que miden los efectos del proyecto sobre su entorno físico, biológico y social, deberán ser realizadas aplicando el método científico (campo epistemológico y metodológico de la ciencia)

Las tablas de Leopold, Batelle, Conesa y demás autores corresponderían a la “fase de recolección de datos cualitativos – cuantitativos”. Esta fase se realiza mediante instrumentos que deberían representar verdaderamente las variables de la predicción del impacto; y justamente las mencionadas tablas son esos instrumentos de valoración que se emplean en la elaboración de un EsIA.

Dado que las referidas tablas intentan medir la importancia del impacto ambiental, es decir las actitudes, percepción o importancia que otorgan los grupos de interés a los efectos sociales y ambientales del proyecto, se las puede tipificar como “escalas de medición de actitudes” al modo del Escalamientos tipo Likert, Diferencial semántico, Escalograma de Guttman (diferente a los cuestionarios o listas de revisión).

Los requisitos que deben cumplir estas tablas son: confiabilidad (grado en que un instrumento produce resultados consistentes y coherentes), validez (grado en que un instrumento mide la variable que pretende medir) y objetividad (grado en que el instrumento es permeable a los sesgos y tendencias del investigador que lo administra, califica e interpreta).

Sobre la necesidad del método científico para la predicción de impactos

La predicción, calificación y valoración del impacto ambiental tal como se hace cotidianamente en los EsIA, en nuestro medio, es muy limitada; ello, quizá debido a la falta de preparación del analista, aunque probablemente se deba más a los métodos que aplica, que aprendió de sus profesores, quienes se nutrieron de los libros paradigmáticos de evaluación de impacto ambiental. Lo cierto es que el analista tiene ya una lista de impactos (por actividad productiva), elaborada a partir de su experiencia o su análisis bajo el concepto de juicio de experto, adaptada posiblemente a partir de los manuales y guías que la literatura especializada ofrece.

Dicha lista, el analista los recicla, es decir cada vez que tiene que elaborar un estudio lo incluye como axioma, información que ya no tiene que demostrar, y luego procede a valorar los impactos (dicho mejor a dar puntajes a descriptores de impactos ambientales) a través de una “tabla de Leopold modificada” o una “matriz de importancia de Conesa”.

Lo señalado explica que casi todas las tablas de calificación de impactos de una misma actividad se parezcan. Aún más, si el analista tiene la tabla de impacto ya casi elaborada con antelación a la salida de campo e incluso antes de iniciar el estudio, y tiene también la tabla de medidas de prevención, corrección o mitigación (recicladas y listas para el ensamble), supone que ya tienen gran parte del estudio avanzado. Solo debe completar su EsIA con el informe de línea de base ambiental de las dos estaciones y con ello completar el “ensamble” del EsIA. Bajo este proceder, bajo esta práctica usual, sale sobrando algún método que tenga como soporte el método científico.

Los titulares de proyecto cuando notan que todos sus estudios tienen la misma lista de impactos llegan a la conclusión que los impactos ambientales de sus actividades están bien conocidos, incluso se conocen las medidas ambientales que se deben considerar, y postulan que sus actividades ya no deben pasar por el proceso de evaluación de impacto ambiental o en todo caso debe tener alguna categoría menor de exigencia ambiental. Evidentemente este espejismo alimentado por EsIA “corte y pega” no tiene sustento.

En este punto se puede anotar también que la clasificación anticipada de proyectos o categorización por su nivel de riesgo (screening) debe suponer la predicción científica antes que la expectativa o la simple conjetura de impactos.

Literatura citada

Alles, Martha. (2005) Dirección Estratégica de Recursos Humanos. Gestión por competencias. Granica. Buenos Aires.

Chiavenato Idalberto. (2002). Gestión del Talento Humano: Bogotá: Mc Graw Hill

Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALM). Escuela de Postgrado. Maestría en Ecología Aplicada. Presentación. Consulta: 30 de julio 2013.
http://www.lamolina.edu.pe/Postgrado/ecologiaplicada/ecologia.htm

Puntuación: 4.50 / Votos: 2

38 pensamientos en “Reflexiones sobre la formación de los especialistas en evaluación de impacto ambiental

  1. Luis Orbegoso

    La publicación, es sin dudar, una acertada reflexión de un proceso que a lo mucho en las dos últimas décadas se viene implantando en el que hacer humano como una "obligación" con el medio en el que se desarrolla, siendo esta la EVALUACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL. Tarea, dejando de ser mezquinos, es nueva si la comparamos con actividades que el hombre viene desarrollando desde hace siglos atrás como muy bien se pueden mencionar aquellas relacionadas con el comercio. Menciono esto, porque el observar ciertas deficiencias o imprecisiones en las EIA, tal como lo cita la publicación, son parte del proceso y que en buena hora las venimos corrigiendo. Para citar una crítica personal, que dé consistencia a mis lineas gaseosas anteriores, es por ejemplo la Ley 27446 y a su reglamento que establece los procedimientos del SEIA, establece que se debe presentar un informe preliminar de Impacto Ambiental de acuerdo al nivel de impacto que se pueda deducir ya sea poco negativo (DIA) medianamente negativo (EIA sd) o altamente negativo (EIA d) desde mi punto de vista, es partir mal una evaluación, cuando los que deben establecer el nivel de impacto son los evaluadores sea cual fuere el proyecto, estableciéndose una sola lista de requisitos, una lista breve y puntual, sin indicadores que estén demás o que sean redundantes. Por ello se puede deducir que quienes establecen las normas o lineamientos de algo son los individuos de mayor experiencia, y yo pregunto ¿Qué tanta experiencia como sociedad tenemos en esto? no mucha verdad. Es un ciclo, son pasos que se dan como en toda actividad. Como bien menciona la publicación, son paradigmas que se deben ir rompiendo, que se deben ir puliendo, pero el camino ya esta trazado y es lo importante, porque nuevamente, desde mi parecer no son los evaluadores o el nivel ejecutivo los responsables de la mal o buena evaluación, son los lineamientos que se establecen y que nacen de la cabeza; como bien lo señaló William Edwards Deming, en toda organización el 85% de responsabilidad de lo que suceda o deje de suceder en una organización es de la cabeza y el otro 15% de la parte ejecutiva.

    Responder
  2. PAOLA SALCEDO ALIAGA

    La reflexión emitida personalmente la considero importante, no solo por el grandísimo monto de inversión que está en las manos del revisor de un EIA, sino además alguna omisión puede traer consigo perjuicio en el ambiente, entre otros. Por eso considero de gran valor lo antes expuesto ya que para empezar debe cambiarse el modelo de enseñanza para la formación de los revisores de impactos, después debe difundirse este modelo. También me pareció muy importante que se establezcan las competencias que debe desarrollar cada cargo (equipo de revisores); y que el análisis de impactos no debería ser especulado en base a otros estudios parecidos sin antes realizarse forzosamente la salida de cambio (estudio adecuado).

    Responder
  3. Fredy Grández López

    Hablar de los especialistas en Evaluación de Impacto Ambiental es referirnos a un equipo que realizará un trabajo, en este caso elaborar un EIA o evaluar un EIA, donde deben estar los mejores profesionales, deberían estar en ambos lados, pero donde mejor pagan es en la empresa privada donde hacen los EIA y son estos profesionales quienes van a poder acceder a cursos más caros y de mejor calidad. Con esta evaluación vamos a ver que estos profesionales mejor pagados y mejor actualizados, serán nuevamente mejor pagados en las universidades privadas por lo cual es de estas casas de estudios donde los estudiantes saldrán mejor preparados y justamente es en este tipo de instituciones donde más presupuesto e incentivos para la investigación tienen, dejando nuevamente en desventaja a los profesionales de las instituciones públicas. No es decir que los profesionales de las universidades publicas no sean los mejores para realizar o evaluar un EIA, pero les será más difícil convencer a las autoridades de sus capacidades y les será más difícil realizar investigación.

    Responder
  4. Wendy Soto Santos

    Este artículo nos lleva a reflexionar las debilidades y fortalezas que viene desarrollándose en la formación de especialistas en Evaluación de Impacto Ambiental. Si bien es cierto no hay una asignatura o curso que pueda enseñar y determinar cuáles serían las verdaderas pautas de evaluación de un EIA, dado que profesionales docentes enseñan e imparten conocimientos de acuerdo a la experiencia obtenida a lo largo de su carrera, sin embargo me pregunto ¿Es suficiente?, mi respuesta es NO, debemos de seguir investigando y adiestrándonos a fin de desarrollar nuevos conocimientos y habilidades para obtener un buen desempeño en los cargos encomendados.
    Es por ello la necesidad de que organizaciones gubernamentales estatales y privadas se reúnan y uniformicen lineamientos para elaborar términos de referencia actualizado en cuanto a la evaluación de los EIA, en los diferentes sectores de actividades económicas y cambiar los viejos “paradigmas” de evaluación de este instrumento ambiental y finalmente compartir y enseñar a los profesionales de acuerdo a sus roles y funciones, que se encargarán de la evaluación a fin de que sean objetivas , concisas y no haya reclamos por una evaluación deficiente.

    Responder
  5. Raquel Amau

    Este artículo ha resumido la problemática actual que se ha generado debido a la sistematización de actividades que se desarrollan tanto en la elaboración de un EIA, así como es su evaluación. Tal es el caso que en la actualidad no se puede saber que tan acertada haya sido la evaluación de los impactos en un proyecto y en consecuencia su plan de manejo. Aquí, a mi parecer, la gravedad del asunto.
    Para citar un ejemplo, si de acuerdo a la normativa vigente, se necesita de la aprobación de un DIA para la aprobación de una habilitación urbana en un conjunto residencial, ya que de acuerdo al D.S. 008-2013, así lo requiere. Este DIA sería insuficiente si el proyecto varía desde la construcción de un conjunto residencial de 4 pisos en un terreno de 1 Ha ubicado en una zonificación residencial, a uno de 8 pisos en la misma área de terreno pero con zonificación comercial, debido a que los parámetros urbanísticos así lo permiten.
    Los EIA’s se han convertido, para las empresas inversionistas, en un documento que forma parte de un requisito para la aprobación de sus proyectos sumado a la forma de evaluación realizada para estos proyectos, perdiendo el principal propósito del mismo, el cual es conseguir la sostenibilidad del medio.
    Si bien, se requiere cambiar las bases establecidas que se nos viene enseñando para la elaboración de un EIA, sería necesario previamente establecer directrices generales que lleguen a todos los agentes participantes en un EIA, desde las normativas vigentes para su elaboración, pasando por los agentes encargados de su aprobación y de fiscalización.

    Responder
  6. Mirian Mateo Arias

    Si es posible el cambio partiendo desde la formación de los profesionales involucrados en temas ambientales en las universidades o entes formadores.
    Se requieren cambios en las estructuras teóricas, así como adaptaciones creativas para ofrecer programas educativos válidos. El cambio en los sílabos alineados a los cambios de acuerdo a las necesidades actuales es un punto importante, a la vez de ser un control en el proceso educativo. Se requiere procesos comunicacionales; es más se requiere estrategias propias del campo del marketing o mercadeo social o mejor desde la disciplina de la “comunicación para el desarrollo” para fijarlos, arraigarlos en las mentes de los profesionales de la disciplina de la evaluación de impacto ambiental. el énfasis tendría que ir sobre los instrumentos para elaborar o revisar EIA de acuerdo a las normativas establecidas

    Responder
  7. Esther Joana Rosso Cochachin

    Bueno de lo leído me lleva a la reflexión del gran interés e importancia de las personas encargadas de revisar estos estudios (EIA)ya que como se sabe todo proyecto tiene impacto tanto positivos como negativos pero en lo referente a la mejora o que no se perjudique nuestro ambiente es fundamental que le impacto que se propongan sean o contengan un impacto positivo mucho mayor que el negativo de esta manera minimizaría el daño. A su vez también me causa mucha admiración por las personas (EL EQUIPO DE PERSONAS) que desempeñan este rol de mantener un equilibrio y minimizar la alteración del proyecto y el entorno es decir el Ambiente ya que de esta manera se produce un desarrollo sostenible que beneficiaria finalmente a ambas partes.

    Responder
  8. Karol Maryori Nolasco Elías

    Se debe mejorar la enseñanza en los cursos de Evaluación de Impacto Ambiental, diplomados y en las universidades, cambiando de paradigma los diferentes sectores y actualizándonos siempre en lo que corresponde a las bases teóricas y normativas. Pero para lograr esto bien se menciona se deberá realizar programas comunicacionales, marketing o mercadeo social.
    Pero antes de todo se deberían cambiar las bases ya establecidas para la elaboración de un estudio de impacto ambiental y para su respectiva evaluación.

    Responder
  9. Corzo Alvarado Mario

    En la actualidad cuestionan la calidad de los estudios de impacto ambiental y sobre todo las capacidades y competencias de los consultores ambientales y evaluadores de tales estudios. Afectando también a los formadores de los especialistas en impacto ambiental: profesores y entidades. Una de las causas más importantes de ello es la deficiente calidad y metodología de enseñanza de lo EIA en las universidades y otras instituciones educativas que tanta acogida presentan; debido a ello los estudios no son organizados y por tanto resultan agregativos más que interdisciplinarios e integrados y sobre todo deficientes.
    Se requiere una modificación en la base teórica que sustentan los estudios de impacto ambiental, a la par se debe mejorar en la pertinencia y efectividad de los procedimientos del EIA y mejorar en la aplicación de los procedimientos (mapear los procesos en todas las escalas, monitorearlos y adaptarlos).

    Responder
  10. Wilder Michel Lopez Ponte

    Según el articulo podemos tener una reflexión sobre las debilidades y fortalezas que viene desarrollándose en la formación de especialistas en Evaluación de Impacto Ambiental. Si bien es cierto no hay una asignatura o curso que pueda enseñar y determinar cuáles serían las verdaderas pautas de evaluación de un estudio de estas características debido a que de acuerdo a las condiciones van ha surgir cambios únicamente experimentados en el campo, por lo tanto los profesionales docentes enseñan e imparten conocimientos lo realizan en su mayoría de acuerdo a la experiencia obtenida a lo largo de su carrera ademas de especializaciones adquiridas referentes al tema, sin embargo no creo que esto sea suficiente, debido a que debemos de seguir investigando con el fin, de obtener mayores conocimientos y aptitudes para obtener un buen desempeño en los cargos en el que estemos desempeñando relacionado a la evaluación de estos estudios, para tener mayor competitividad de calidad y de esta manera una eficaz evaluación de estos impactos que se generan al ambiente.

    Responder
  11. Joselyn Daniela Sandoval Vilchez

    De lo leído nos lleva a la reflexión del gran interés e importancia del personal encargado de revisar los Estudios de Impacto Ambiental pues esta información será vital en la toma de decisiones. Por otro lado la base teórica que se enseña en los cursos de evaluación de impacto ambiental seria repetitiva o lo mejor sería la actualización de dicha base teórica llevándonos más a la investigación que a la repetitividad. Además de ello a modo de sugerencia, también debe modificarse la normativa a la que nos regimos para la elaboración de dichos estudios e impactos para su respectiva evaluación, teniendo mayor énfasis en los aspectos e impactos ambientales sobre la línea base ambiental.
    En suma, la calidad de lo que se enseña en los cursos de evaluación de impacto ambiental

    Responder
  12. Ivan Pariasca

    Existen debilidades en la formación de especialistas en Evaluación de Impacto Ambiental, sin embargo, es posible el cambio partiendo desde la formación de los profesionales involucrados en temas ambientales en las universidades o entes formadores.
    Debido a que no hay una asignatura pueda enseñar y determinar cuáles serían las pautas necesarias para evitar una extensa lista de observaciones en un EIA, en consecuencia un deficiente evaluación
    Es por ello que es necesario que organizaciones estatales y privadas puedan elaborar pautas para la evaluación de los EIA, en las diferentes actividades económicas, los cuales se encargarán de la evaluación a fin de que sean objetivas.

    Responder
  13. MANUEL DE LA CRUZ G.

    Si nosotros nos podemos pensar sobre las capacidades que tienen cada profesional al realizar o evaluar estudios de impacto ambiental podemos afirmar que estos están sumamente capacitados para realizar dicha operación, ahora la problemática de este tema a opinión personal es por el contenido que este curso de EIA así como también el diseño curricular, y también en ciertas ocasiones es por la falta de calidad de enseñanza que tienen algunos de los docentes ,en la actualidad el que realiza un EIA tiene la obligación presentar la matriz de importancia de CONESA y otras actividades más ya que el actor principal de las críticas o defectos es la comunidad o la población ya que siempre cuestionara la calidad , capacidades de los consultores para cuando realicen estudios de la zona, un ejemplo a ello es el caso TIA MARIA.

    Otro de los puntos que se requiere para que el EIA sea un proyecto aprobado o certificado y no voluminosos y pocos útiles como en temas anteriores se dijo, es porque todo radica en su base teórica que subyace en la oferta educativa actual o quizás la calidad de enseñanza que reciben estos profesionales para ellos deberá existir una reforma en cuanto las deficiencias en los temas e ideas sobre el EIA.

    Responder
  14. GABRIELA MELLADO DELGADO

    Los EIAs voluminosos o deficientes en su elaboración quizá se deba a la ausencia en la “calidad de los especialistas” encargados de realizarlos y revisarlos. Es importante mencionar que la ausencia de capacidad provenga de la educación universitaria, ya que los profesores encargados de dictar cursos relacionados al estudio de impacto ambiental presentan una base teórica clásica y muchos de ellos no se actualizan. Por ello, las universidades deberían exigir la presentación de silabus actualizado de acuerdo a los temas necesarios en un curso de estudio de impacto ambiental.
    Además, es importante que las consultoras presenten grupos de trabajo para poder seleccionar a los profesionales necesarios e indispensables en la elaboración del estudio. Para ello, deben tener programadas de adiestramiento del personal para mejorar su desempeño y así incrementar la calidad en la elaboración de los estudios. Comparto la idea de que los profesionales deben presentar conocimientos extras necesarios para incrementar la calidad de elaboración del estudio.

    Responder
  15. Ewonny Ttito Moya

    El artículo nos da a reflexionar acerca de las debilidades y fortalezas que existe en cuanto a los especialistas evaluadores de EIA y a sus formadores para tal fin. Es posible mejorar tal situación si se trabaja de manera específica, estructurada e impartiendo conocimientos desde la universidad, institutos especializados que brindan capacitación en todo lo referido a EIA, entre otros, para desarrollar habilidades y obtener buenos profesionales en ese campo.

    Responder
  16. Adali Coronel Duran

    A decir verdad, no es difícil darse cuenta de que la mayoría de veces; los analistas se enfocan en la divulgación de los impactos que generan los proyectos, basados en la expectativa que genera la evaluación de impactos, más que en el análisis en sí del estudio a su cargo. Aunque se trate de especialistas con una amplia gama de conocimientos y experiencia en temas ambientales, la presión social vinculada al análisis de un EIA, podría cambiar la dirección de análisis y llevar a simples conjeturas en lugar del planteamiento de la hipótesis que ameritan los EIA, tanto como su comprobación y/o rechazo.

    Responder
  17. Miguel Sánchez Saldaña

    Lo que nos refleja claramente este articulo, que el problema de todas la partes, ya sea de los que realizan los EIA o de los que lo revisan empiezan en la formación, ya que no hay una base sólida en la formacion, la base teorica que se brinda en la formacion universitaria, o diplomado muchas veces es muy basica, otro punto que no se toma en cuenta en la formacion es el estudio de mercadeo del EIA, de como llegar a los pobladores, ya que de nada sirve realizar un EIA, si esque no se llega a la sociedad, y muchas veces como profesionales nos encerramos en una burbuja donde se supone que todos tienen los conocimiento para saber lo que uno realiza.

    Responder
  18. Flavio Paulio Martinez

    Por lo expuesto en el artículo, se podría decir que el principal problema es en la oferta educativa, la formación de los profesionales que elaboran o revisan los estudios de impacto ambiental, estaría siendo deficiente, repetir lo que los libros convencionales anotan, repitiendo la base teórica que ha llevado a estudios voluminosos. Se requiere un cambio radical en la base teórica que subyace en la oferta educativa actual sobre la evaluación de impacto ambiental, de las instituciones educativas. Habría que precisar que complementariamente se debe mejorar en la pertinencia, efectividad y en la aplicación de los procedimientos del EIA (evaluar eficacia, eficiencia de los procedimientos, monitorearlos y adaptarlos). Al mejorar este aspecto constataríamos la afirmación de profesionales capaces con dominio de los conocimientos convencionales actuales sobre la elaboración o revisión de un EIA.

    Responder
  19. Erick Jhon Valentín Mejía

    Para la elaboración de los EIA’s se debe tener el personal capacitado y adecuado para el puesto, lo cuales deben tener uso correcto de tablas para la recolección de datos ya sea cuantitativos o cualitativos. Estoy de acuerdo a que la enseñanza de los profesionales que evalúan los EIA se debe de mejorar ya que en su criterio de ellos está la inversión de mucho dinero. A la vez también los que enseñan ya que transmiten sus conocimientos y experiencias a los futuros evaluadores o desarrolladores de EIA’s; estos deben de poner más énfasis en la investigación para generar nuevos conocimientos y así mejorar el sistema.

    Responder
  20. Karen Castro Arteaga

    Actualmente la formación de especialistas en evaluación ambiental son llevadas a cabo por sus similares, es decir profesionales con el mismo nivel de conocimiento, y tal vez no se esté ampliando nada nuevo y normalmente en esos cursos se comparten experiencias que se pueden aprovechar, sin embargo no cumplen con una curricula ideal para la formación de éstos.

    Responder
  21. Maryori Julca Curi

    Es cierto actualmente se aprende lo mismo que se enseño hace tiempo atras, sin embargo los conocimientos han de actualizarse y mejorarse, sin embargo los cursos de Evaluación de Impacto Ambiental, diplomados, seminarios, etc. se enseña lo mismo y termina siendo un circulo donde se enseña lo mismo, sin haber mejoría de pro medio.

    Responder
  22. Juan Ticlla Huamán

    Una razón posible de lo voluminosos que pueden llegar a ser los EsIA es la preparación o conocimiento que manejan los especialistas en el tema, y esto puede estar ligado al manejo adecuado de las definiciones y/o alcances del EIA, entonces surge la pregunta ¿Estos especialistas están idóneamente preparados? Puede que manejen muy bien el tema o no, pero el punto de quiebre talvez radica en que se viene trabajando sobre una base conceptual no adecuada, legalmente no muy bien definida y no actualizada, donde la investigación sobre este tema es escaza o nula prácticamente. Cuando cambie esta situación, seguramente habrá una adecuada formación de especialistas en este tema.

    Responder
  23. Jessica Mollehuanca

    La formación de especialistas en la evaluación de impacto ambiental es un articulo de mucha importancia puesto que nos hace reflexionar en la forma que se ha ido realizando los estudios de impacto ambiental y preguntarnos ¿por que se escucha a empresarios decir que no es posible poner la decisión de inversión en voluntad de un estudio ambiental ? , entonces para mejorar las deficiencias que puede tener se tendría haber una mejora en la formación de especialistas en EsIA ,y esto se lograría y hubiera una congregación de especialistas debatiendo, explicando sus experiencias en estos temas para llegar un acuerdo para lograra un estudio de impacto ambiental mucho mas avanzado y poder olvidar la palabra deficiencia .

    Responder
  24. karol cucho

    Como dice las personas que evaluan un EIA tienen una gran responsabilidad al momento de revisar estos estudios ya que si por error ellos omitieron algo esto podria traer graves problemas en el ambiente. Por ello lo que se planteo en el articulo lo considero muy importante ya que debe haber un patron de enseñanza en la formación de estos evaluadores para despues difundirla y tambien establecer competencias que deben desarrollar cada equipo de revisores y que el analisis de impacto no debe estar basado en estudios realizados sino que debe haber una experiencia en campo para realizar un estudio adecuado.

    Responder
  25. Daniel Salvador C

    Llevar un diplomado o un curso de un precio alto garantiza que el evaluador este altamente capacitado en la elaboración de los EIAs? no, solo es un indicador. Las metodologías de enseñanza han cambiado y también los requisitos para obtener la certificación. El profesional que ha futuro realice estos estudios debe seguir investigando y adiestrándose a fin de desarrollar nuevos conocimientos y habilidades para obtener un buen desempeño en los cargos que se le de posteriormente.
    En mi opinión se deberían emplear metodologías mas efectivas como por ejemplo el aprendizaje cooperativo, el profesional se prepararía para trabajar en equipo ya que todos no tenemos la misma capacidad tanto como el futuro evaluador como el docente encargado del curso.

    Responder
  26. marilu briones quiroz

    Creo que se debe de mejorar las enseñanzas continuamente a las personas que se encargan de elaborar y evaluar los estudios de impacto ambiental, mediante capacitaciones, diplomados y maestrías sobre gestión amiental para que de alguno u otra forma los EIAs no sean tan criticados por ser tan voluminosos o por el tiempo que tardan en aprobarse.

    Responder
  27. Mendoza Delgado, Fresia

    Sin duda al momento de reflexionar luego de leer estas líneas se llega a la conclusión de la poca importancia que se le ha venido tomando a los temas ambientales en comparación con los años de industria que ha realizado el hombre. Aun se aquejan muchas debilidades en las formaciones de los especialistas en el tema y esto debido a que no se tiene un norte en la enseñanza técnica de los estudios de impacto ambiental, sumado a ello muchos docentes preparan o seleccionan el contenido del curso de impacto ambiental en su experiencia y revisión de textos convencionales es todo esto lo que genera especialistas incompetentes. En lecturas anteriores se hizo hincapié en lo voluminoso de los estudios de impacto ambiental y esta es una de las causas; de la misma forma ya se ha mencionado cambiar el paradigma a seguir se tienen que tomar medidas de reforma para poder solucionar este caso.

    Responder
  28. Andrea Azañero

    El presente artículo es muy importante porque nos brinda información sobre las causas de la deficiencia de una evaluación de impacto ambiental y cuales serian las medidas para disminuir esas deficiencias.
    Estoy de acuerdo con el enunciado que señala que toda institución sea pública o privada que dictan cursos de evaluación de impacto ambiental deberían tener un modelo único de calidad para ello se debe llegar a un consenso. La organización entre los involucrados en la formación de evaluadores es importante para la obtención de una base teórica alternativa al modelo actual.
    Para que lo anterior funcione debería existir una adecuada comunicación entre los formadores de evaluadores, por otro lado se debería realizar un programa de adiestramiento a evaluadores (gestión de talentos) o sino elegir a las personas idóneas para cada área de trabajo.

    Responder
  29. César Joseph Pescetto Chávez

    Este articulo trata de un tema actual muy importante sobre la percepción negativa sobre las competencias de los profesionales que revisan los estudios de impacto ambiental no solo del pueblo sino de las mismas autoridades, en el artículo se plantea reflexión profunda tener un método científico para realizar el estudio de impacto ambiental que dependerá de cada proyecto y no solo hacer un relleno de fichas preestablecidas para determinar impactos. Otro punto es la falta de capacidad del evaluador que podemos verlo desde un aspecto de una insuficiente enseñanza por parte de los profesores, y este se refleja en los métodos que aplica para la evaluación de impacto ambiental. Es por ello que el evaluador debe estar en una constante capacitación para desarrollar el método científico para realizar el estudio de impacto ambiental.

    Responder
  30. jose asencio chura

    Este artículo nos lleva a reflexionar las debilidades y fortalezas que viene desarrollándose en la formación de especialistas en Evaluación de Impacto Ambiental. Hablar de los especialistas en Evaluación de Impacto Ambiental es referirnos a un equipo que elaborara un EIA o evaluara un EIA, Si bien es cierto no hay una asignatura o curso que pueda enseñar y determinar cuáles serían las verdaderas pautas de evaluación de un EIA, dado que profesionales docentes enseñan e imparten conocimientos de acuerdo a la experiencia obtenida a lo largo de su carrera, por eso es darle un mejor incentivos a estos docentes para que sigan con sus investigaciones y así dar a un mas una mejor calidad de enseñanza.

    Responder
  31. EDGARDO DAVID ALIAGA LAZARO

    Este tema es importante ya que entran en discusión la actual realidad de los especialistas en evaluación de impacto ambiental, y esto es referirnos a las personas encargadas de garantizar un ambiente sano, libre de contaminación.
    Siendo las mejores, actas profesionalmente para esta responsabilidad, pero como podemos acceder a estos profesionales si los cursos que se dictan en las mayorías de universidades e instituciones se han hecho monótonas por parte de los docentes, entonces como podemos mejorar esto, seria hacer una restructuración de las bases teóricas, modificación de los silabus adecuándolos a las necesidades actuales. Apoyándonos de los procesos comunicacionales es más de estrategias propias del campo del marketing o mercadeo social. Para fijarlos, arraigarlos en las mentes de los profesionales de la disciplina de la evaluación de impacto ambiental.

    Responder
  32. Edgar Manrique

    Debe cambiarse la manera en como se valora la importancia de los impactos ambientales en un determinado Proyecto, ya que al permanecer esta débil estructura fácil de alterar y con un grado de subjetividad elevado, seguirá habiendo un mal uso de estas herramientas; ya sea debido a la ignorancia del tema o al simple hecho de querer realizarlo de manera rápida. Por otro lado concuerdo en la implementación de cursos de Lógica en el contenido de los cursos de Evaluación de Impacto Ambiental, estos brindan una amplia visión a la hora de la toma de decisiones.

    Responder
  33. Ricardo Delgado Berdillana

    La reflexión a que nos lleva la lectura citada es muy importante debido a que la responsabilidad que tienen en sus manos los especialistas en evaluación de impacto ambiental es significativa y puede resultar hasta crucial. Hoy en día se puede ver un sin fin de especializaciones y diplomados relacionados al tema, lugares de donde saldrán las nuevas personas que estarán encargadas de las evaluaciones y no existe ente alguno que nos asegure que la capacidad profesional de estas personas estén acorde a la necesidad de los proyectos que se llevaran a cabo en el país. Por tanto hago hincapié en que todos los actores relacionados a los estudios de impacto ambiental deberían manejar un mismo lenguaje, así de esta forma se podría por fin trabajar bajo una visión conjunta y siguiendo un mismo lineamiento.

    Responder
  34. Cruz Chavez Sabina Celia

    Las deficiencias de los profesionales encargados de realizar estudios de impacto ambiental se debe a que se requiere un cambio bases teóricas actuales y sobre todo deben ser aplicadas estos cambios en las instituciones que forman a estos profesionales, los cambios se deben fijar en los conceptos científicos, principios y leyes que abarquen métodos hipotéticos deductivos, esto quiere decir realizase preguntas de investigación sobre el tema que se desempeñara dicho estudio y mejorar en la aplicación de los procedimientos mediante el ordenamiento adecuado de los procesos.

    Responder
  35. Estephany Ronceros Cabanillas

    Me parece importante este artículo porque necesitamos hacer un cambio en tratar de mejorar la calidad de los estudios de impacto ambiental, desde los que elaboran los estudios, como los que los evalúan.
    Rescato la importancia de comenzar desde los inicios, es decir principalmente en la enseñanza de los profesores, ya que necesitamos nuevas estrategias de aprendizaje no una repetición de las bases teóricas convencionales. Una reformulación de los planes de estudio así como la modificación de los sillabus en base a problemas y realidades actuales, en donde precisen con detalle las unidades de aprendizaje y que estas se cumplan.
    De la misma manera se requiere un adiestramiento en las personas que ocupan cargos específicos de los que elaboran y evalúan EIAs, esto es gestionarlos hacerles seguimiento y adaptarlos para que logren una mejor eficiencia. Y a la ves estos puedan formular y predecir impactos ambientales mediante un método científico y no por creación de una lista de impactos propia o por experiencia , puesto que cada situación del medio las y actividades son distintas en todos los casos.
    Creo que es una buena reflexión y al mismo tiempo critica a nuestra realidad, y darnos cuenta que también todo cambio comienza con uno mismo, no haciendo lo mismo que los demás hacen, sino debemos hacer el cambio. Gracias profesor por lo enseñado, Dios le bendiga y le de sabiduría para seguir impartiendo buenos conocimientos.

    Responder
  36. Andrea Elizabeth Quispe Pulido

    Es claro que hay deficiencias en cuanto a los cursos relacionados a la evaluación de impacto ambiental, viéndose reflejado en los estudios voluminosos, repetitivos “copia y pega” de anteriores con poco criterio, haciéndola poco útiles (cuestionados, deficientes), por ello es necesario un rediseño curricular , innovación de los proyectos educativos de esta materia y capacitaciones permanentes de los profesionales que se desempeñan en esta área, para de esta manera tener excelentes y competitivos evaluadores de los EIAs.

    Responder
  37. Arroyo Diaz Rommel H.

    Este articulo nos hace ver la deficiencia de los profesionales que se encargan de hacer un Estudio de Impacto Ambiental problema que acarrear una cadena porque algunas instituciones o estudiantes copian ese ejemplo aprenden de ese EIA ,formandose una perspectiva mala de como se debe hacer un estudio

    Responder
  38. Kevin Karl Bellido Cruz

    Es cierto que los principales problemas en la elaboración y revisión de los EIA son debidos a que se sigue las enseñanzas y formulaciones tradicionales. Se deberia capacitar a los revisores y elaboradores con las nuevas metodologías y avances en el campo de impactos ambientales y de la misma manera cambiar el nivel de enseñanza a los futuros evaluadores de los EIA ya sea en Universidades, Institutos, Diplomados, etc.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *