Archivos de Categoría: Ciencia Política

Regímenes políticos del Perú y Argentina en la década de los 90

Categoría : Ciencia Política

[Visto: 48 veces]

Introducción

En la década de los 80 América Latina emprendió un camino de transición hacia regímenes democráticos. Al respecto, las nuevas democracias recibieron países en crisis económica y social. La mayor parte de los países en América Latina habían realizado transformaciones estructurales como, por ejemplo: reformas agrarias, apoyo a las industrias nacionales.

En este contexto, podemos señalar algunas características que van a prevalecer en esta década:

  • Primero, la globalización, por su parte, debido al enfoque neoliberal que hoy le da impulso, busco quitarle a la política el rol organizador de la vida social que ha tenido desde los inicios de la sociedad moderna[1].
  • Segundo, en el plano económico se estaba produciendo el agotamiento del modelo productivo de industrialización por sustitución de importaciones, en virtud de este modelo había contribuido a generar un Estado con mayores funciones.
  • Tercero, la aparición del fenómeno de la corrupción a nivel presidencial, algunos presidentes latinoamericanos fueron juzgados y condenados por fraude y enriquecimiento ilícito como por ejemplo (Collor de Mello en el Brasil, Pérez en Venezuela y Bucaram en el Ecuador); otros fueron públicamente identificados con asesinatos y narcotráfico (Salinas en México), drogas y contrabando (Jaime Paz en Bolivia), y venta fraudulenta de empresas públicas (Cardoso en el Brasil), Carlos Menen y Alberto Fujimori.

Por otro lado, en el caso de la sociedad peruana sufrió transformaciones importantes como lo destacó Matos Mar en los siguientes párrafos:

Las transformaciones sufridas por el Perú desde la década de 1950 han repercutido recién en forma poderosa sobre el balance y equilibrio de las relaciones entre el mundo de la oficialidad y el de las mayorías, abriendo cauces aún nuevo estilo de revolución. El desarrollo acelerado de la infraestructura de comunicaciones, los cambios en la economía, la reforma agraria y la modificación en la. Estructura de la tenencia de .la tierra, la expansión del mercado interno, la explosión migratoria a las ciudades, han terminado. no solamente por conformar la imagen de un nuevo Perú, sino por generar una nueva problemática[2].

Ahora bien, según Guillermo O’Donnell, al introducirnos a la tipología de la democracia debemos centrarnos en varios factores históricos de larga data, así como en la gravedad de los problemas socioeconómicos que heredan los gobiernos democráticos recién instalados.[3]

Definición de los regímenes de Perú y Argentina. Similitudes y diferencias

Al respecto, los académicos que han estudiado las transiciones y consolidaciones democráticas han señalado repetidamente que, dado que sería incorrecto suponer que todos estos procesos culminan en el mismo resultado, se necesita una tipología de las democracias[4].

En tal sentido, en los regímenes autoritarios competitivos las instituciones democráticas formales son ampliamente vistas como medios principales para obtener y ejercer la autoridad política. Los funcionarios violan estas reglas con mucha frecuencia, hasta el punto de que el régimen no logra tener los estándares mínimos convencionales para la democracia. Algunos ejemplos incluyen a Croacia bajo el mando de Franjo Tudjman, Serbia bajo el mando de Slohodan Miloševi, Rusia con Vladimir Putin, Ucrania con Leonid Kravchuk y Leonid Kuchma, Perú con Alberto Fujimori, y después de 1995 y completando la década del noventa Haití[5].

A diferencia de otros autoritarismos, en el autoritarismo competitivo hay elecciones y la oposición compite seriamente por el poder. Pero la competencia no es justa. Las libertades básicas –de expresión y de asociación– no son plenamente respetadas. Los medios de comunicación son cooptados u hostigados por el gobierno. Y, sobre todo, el oficialismo abusa masivamente de los recursos del Estado. Las instituciones estatales –la burocracia, las FFAA, el Poder Judicial, las autoridades electorales, la Sunat– se utilizan como armas para debilitar a la oposición. Los periodistas y los políticos de oposición pueden ser investigados, procesados, y encarcelados o exiliados por causas “legales” como corrupción, evasión de impuestos o difamación[6].

Dentro de las características de este subtipo de régimen híbrido autoritario tenemos las siguientes: (i) régimen presidido por un civil, (ii) existen instituciones democráticas formales, (iii) elecciones son vistas como principal mecanismo de acceso al poder, (iv) oposición utiliza mecanismos democráticos. (V)  Gobernantes abusan del poder para ganar ventajas significativas, (VI) manipulación de la ley, (vii) control de los medios de comunicación social, control de instituciones la competencia no es justa.

Por otro lado, según O’Donnell, las democracias delegativas se caracterizan por tener bajos niveles de responsabilidad financiera y, por tanto, tienen funcionarios poderosos, plebiscitarios y, en ocasiones, abusivos. La democracia delegativa es, en primer lugar, una democracia porque la fuente de legitimidad es el voto popular y respeta las libertades públicas, entre otras cosas porque no puede dejar de hacerlo. Y es “delegativa” porque se supone que los ciudadanos delegan su voluntad en el líder para que los represente y “desde arriba” haga lo que mejor le parezca.

Sin embargo, estos regímenes cumplen con estándares mínimos de democracia. La democracia delegativa se aplica a casos como Argentina y Brasil a principios de los noventa, pero no a Perú después del golpe presidencial de Fujimori en 1992. (ver Cuadro 1).

 Cuadro N° 1. Diferencias y Semejanzas entre Perú y Argentina

  PERÚ (Presidente Alberto Fujimori después del 5 de abril del 92-2000) ARGENTINA (Presidente Carlos Menen 1989-1999)
Tipo de régimen Regímenes autoritarios competitivos propuesto por Levitsky, Steven Democracias delegativas

Propuesto por Guillermo O’Donnell

Democracia No logra tener los estándares mínimos convencionales para la democracia Cumplen con estándares mínimos de democracia
Cumplimiento de la Ley Manipulación de la Ley No pueden manipular la Ley
Libertades Las libertades básicas –de expresión y de asociación– no son plenamente respetadas respeta las libertades públicas,
Medios de comunicación son cooptados u hostigados por el gobierno No existe control de los medios de comunicación
Economía Insertaron profundas reformas económicas implementando el libre mercado. Insertaron profundas reformas económicas implementando el libre mercado.

Fuente: Elaboración Propia

Finalmente, en el caso peruano desde el año 2000 tenemos gobiernos democráticos, sin embargo, la democracia en el Perú no ha asegurado un acceso igualitario a la ciudadanía; vastos sectores de la población no han logrado acceder a los beneficios y derechos que otorga el sistema democrático. Como resultado, se ha construido una república con un régimen democrático, pero sin ciudadanos de la misma categoría.[7]

 

Bibliografía

[1] LYNCH, Nicilás, Política y Antipolítica en el Perú. Desco. 2000. página 11

[2] MATOS MAR, José. Desborde popular y Crisis del Estado. El nuevo rostro del Perú en la década de 1980. Instituto de Estudios peruanos. 3era edición. Lima 1986.página 102.

[3] O ´DONNELL, Guillermo. ¿Democracia Delegativa?. Journal of Democracy en Español  página. 8 visto en:

http://www.liderazgos-sxxi.com.ar/bibliografia/Democracia-delegativa_.pdf

[4] O ´DONNELL, Guillermo. ¿Democracia Delegativa?. Journal of Democracy en español página. 7 visto en:

http://www.liderazgos-sxxi.com.ar/bibliografia/Democracia-delegativa_.pdf

[5] LEVITSKY, Steven y WAY Lucan. Elecciones sin democracia. El surgimiento del autoritarismo competitivo, página  161 visto:

http://biblioteca.clacso.edu.ar/ar/libros/colombia/iep/24/8%20autoritarismo%20competitivo.pdf

[6]LEVITSKY, Steven. Populismo y autoritarismo competitivo visto:

http://larepublica.pe/columnistas/punto-de-vista-steven-levitsky/populismo-y-autoritarismo-competitivo-26-09-2011

[7] MANRIQUE, Nelson. Democracia y Nación. La Promesa Pendiente La Democracia en el Perú: Proceso Histórico y Agenda Pendiente. Lima: Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. 2006, página 13 visto:

http://repositorio.minedu.gob.pe/bitstream/handle/123456789/421/238.%20La%20democracia%20en%20el%20Per%C3%BA%20Proceso%20hist%C3%B3rico%20y%20agenda%20pendiente.pdf?sequence=1&isAllowed=y


El Sistema Electoral y el Sistema de Partidos en Perú y España

Categoría : Ciencia Política

[Visto: 716 veces]

INTRODUCCIÓN

En el presente artículo analiza de manera comparativa el sistema electoral y el sistema de partidos en Perú y España. Primeramente debemos entender que es un partido político, según Sartori lo define como “cualquier grupo político que se presenta a elecciones y es capaz por medio de las elecciones, de colocar candidatos para los cargos públicos”.

La importancia de estos en la democracia se evidencia que son los principales agentes de representación y son los únicos actores que pueden ser elegidos a cargo de elección popular. 

Por otro lado, como señala Juan Carlos Monedero “hoy que la democracia parece universal, se ha vaciado de contenido, Se ha reducido al voto y la política parece un juego de actores contratados para hacer un mal papel y que lo critiquemos. Creemos que nos jugamos la democracia en las leyes electorales, en quien podrá y quien no podrá ejercer el voto, en el contenido de las constituciones, en el desarrollo de un reglamento. Pero no es verdad. De nada vale la mejor ley electoral, la mejor constitución, la inclusión política absoluta, si no hay una voluntad  de repartir  de manera igualitaria los derechos y obligaciones de la vida compartida.”

 El SISTEMA ELECTORAL EN PERÚ Y ESPAÑA

Los sistemas electorales deben ser entendidos desde una “perspectiva restringida”, según esta definición los sistemas electorales determinan las reglas a través de las cuales los electores pueden expresar sus preferencias políticas y a través de las cuales es posible convertir el voto en escaños parlamentarios o en cargos de gobierno.( Nohlen 2003: 8).

Es preciso señalar, que está comprobado empíricamente que los sistemas electorales y los partidos políticos se han analizado como causa y consecuencia uno del otro (Colomer, 2005: 167).  En tal sentido, los sistemas electorales van tener consecuencias sobre los partidos políticos.

Al respecto, el Cuadro N° I, muestra el sistema electoral peruano y español. El sistema electoral español se ha mantenido constante desde sus inicios consiste en (i) el principio  de representación proporcional y la formula D´Hondt; (ii) un congreso compuesto por 350 miembros; (iii) la fijación de las provincias  como circunscripciones o distritos electorales; (iv) la asignación  de un mínimo inicial de dos escaños por distrito ( con la excepción de Ceuta y Melilla a la que corresponde solo uno) y la distribución  de los 248 restantes por tramos prefijados  de población; (v) una barrera legal del 3% de los votos válidos emitidos en las circunscripciones, y (vi) la presentación de listas  de candidatos  por los partidos para ser votados en forma cerrada y bloqueada (LAGO y MONTERO, 2005: 306).

Cuadro I: Sistema Electoral Peruano y Español

SISTEMA ELECTORAL PERÚ ESPAÑA
Designación de Candidatos Lista cerrada y bloqueadas Lista de Candidatos Cerrada y bloqueada
Como se vota y cuenta los votos Sistema Proporcional en circunscripción grande

Existe el voto preferencial

 

Sistema proporcional con sesgo mayoritario
Estructura de los Distritos El Parlamento peruano es Unicameral integrado por 120 congresista. Es elegido en distrito múltiple.  Para ello el territorio nacional se divide en 25 distritos electorales y cada uno de los 24 departamentos del Perú y Provincia Constitucional del Callao. Circunscripciones las provincias que varían en magnitud

 

Como se traducen los votos en escaños Valla electoral

Formula D´Hondt

 

Formula D´Hondt y un mínimo de 2 escaños por distrito

 

 

En este contexto, la aparición en el escenario político español de organizaciones políticas como: PODEMOS y CIUDADANOS  ha ocasionado la crisis  del bipartidismo de más 30 años del Partido Socialista Español- PSOE y del Partido Popular-PP. Esta irrupción de los partidos emergentes se lleva en dos velocidades por un lado en las circunscripciones más pobladas y por otro lado las circunscripciones menos pobladas.

Al respecto, el sistema español tiene una problemática de tener un sesgo mayoritario y conservador. Pese a que el sistema electoral español perseguía por un lado un efecto sistémico como la contención de la fragmentación electoral y por tanto la formación de gobiernos estables, por otro un efecto partidista como la preeminencia de los intereses rurales y/o conservadores sobre los urbanos y progresistas y de este modo de los partidos de centro derecha sobre los de izquierda. Estos dos sesgos el mayoritario y conservador fueron claramente alcanzados gracias a la existencia de un gran número de circunscripciones  de baja magnitud  y su interacción  con la fórmula D´Hondt, la desviación de prorrateo  y sobre todo el efecto  de varianza  de las magnitudes de distrito. (LAGO y MONTERO, 2005: 342).

Por otro lado, el caso peruano, en el tema de la circunscripción electoral, se señala que a mayor tamaño de la circunscripción electoral, mayor es la representación (Tuesta 2006:74). Es preciso señalar, que la Constitución del 93 estableció un número fijo de parlamentarios 120 lo que dificulta su distribución con un alto número de departamentos. Es decir, una fuerte tendencia al tamaño pequeño que influirá en la relación de votos y curules. Otro punto es el tema del voto preferencial el cual afecta seriamente a la institucionalidad y democracia de los partidos políticos peruanos. Asimismo, en el caso peruano otro grave problema es la poca transparencia y la falta de institucionalidad de los partidos políticos.

SISTEMA DE PARTIDOS EN PERÚ Y ESPAÑA

El sistema de partidos es el sistema de interacciones que es resultado de la competencia entre partidos (Sartori 1994: 67). Asimismo, según S. Mainwaring y T. Scully, señala que tenemos un sistema de partidos políticos débilmente institucionalizados (Bolivia, Brasil, Perú y Ecuador) y un sistema de partidos institucionalizados (Costa Rica, Chile, Uruguay y Colombia).

En el caso español, desde el año 1982 el PSOE y el PP se han repartido el poder político generando lo que se conoce como el bipartidismo generando la exclusión de las minorías políticas. (SUAREZ, 2011).  El PP y PSOE son partidos grandes, con sistemas de organización poco flexibles, que han centrado su estrategia en resistir ante el partido de enfrente, al que consideraban como único contrincante. (SANTACREU, 2015).

El origen de PODEMOS y CIUDADANOS se debe a los atentados de Atoche y la grave crisis económica. Lo cual llevo a los ciudadanos españoles a ver opciones políticas fuera del PP y del PSOE.

Ahora bien, la estrategia de PODEMOS y CIUDADANOS es que se sitúan fuera del espacio político tradicional español, al que Pablo Iglesias el líder de PODEMOS denomina “la casta”. Asimismo, la introducción por parte de estos nuevos partidos de las tecnologías de la información, el uso del Facebook, tuitter y demás redes sociales en donde tratan que el elector participe ha revolucionado el escenario político español poniendo en jaque al bipartidismo.

 En el caso peruano tenemos un sistema de partidos débilmente institucionalizados de acuerdo a los criterios establecidos S. Mainwaring y T. Scully:

1.-Estabilidad y respeto por las reglas de la competencia partidaria

2.-Partidos arraigados en la sociedad de manera estable

3.- Las élites políticas confíen en los partidos políticos como mecanismos para el alcanzar el poder.

4.-Tengan una organización propia, autónoma y que el manejo de sus asuntos internos sea democrática y transparente

Esta débil institucionalización de los partidos tiene una problemática más profunda. Como que en el Perú los ciudadanos tienen profunda desconfianza en las instituciones. No se sienten representados en el Congreso de la República (Pease 2008:17). Asimismo, esta profunda crisis también se debe a que no funciona la representatividad. La democracia representativa asienta su legitimidad en la actividad política de los representantes. Ellos son los regidores municipales, consejeros regionales y parlamentarios. Estas funciones son muy devaluadas, venida a menos y se intenta encubrir la realidad agregándole otras funciones, derivadas del hecho de representante se busca destacar como legisladores o fiscalizadores. (Pease 2008:24).

En tal sentido, mientras persista la falta de institucionalidad de los partidos y en general en el país, así como la profunda desconfianza en la representatividad nuestro sistema de partidos políticos va continuar siendo débil y poco representativo.

 CONCLUSIONES

Coincidimos con Ignacio Lago y Jose Ramón Montero sobre que “los diseños institucionales de las democracias tienen poco que ver con el azar. Menos aun cuando se trata de establecer un sistema electoral probablemente la institución más determinante en el corto plazo y con seguridad la más manipulable. Es bien conocido que las elites políticas actúan estratégicamente en los momentos fundacionales para definir las reglas de juego en beneficio propio”.

Finalmente, el bipartidismo español se ha roto con los dos nuevos actores políticos  PODEMOS y CIUDADANOS que han revolucionado el escenario político español. Y en el caso peruano necesitamos urgente una reforma de nuestro sistema de partidos políticos.

 


El populismo en América Latina

Categoría : Ciencia Política

[Visto: 790 veces]

INTRODUCCIÓN

Al respecto, el concepto de populismo es un concepto difícil de definir, poco claro, hasta podría tener una connotación peyorativa en América Latina, muchas veces relacionados con gobiernos de izquierda o progresistas, pero también se encuentra relacionado con gobiernos de derecha.

En la literatura podemos encontrar varias corrientes definiciones del populismo entre las cuales tenemos las siguientes:

  • Algunos autores consideran al populismo como una política macro económica en donde la característica principal es la expansión del gasto estatal y déficit fiscal (Sebastián Edwasds[1]).
  • Otros lo consideran como modo de construcción del discurso político, la visión de Ernesto Laclau como una estrategia política que conlleva a la construcción de un pueblo a partir del encadenamiento de actores sociales y políticos a partir de demandas sociales con el objetivo de un proyecto político.
  • Otros autores señalan que la idea del populismo va suspender el concepto de representación política y la sustituye por un elemento de identidad, en tal sentido, el populismo plantea repensar la democracia representativa. (Juan Carlos Monedero).

DEFINICIÓN DEL POPULISMO

Para Francisco Panizza politólogo uruguayo define al populismo como “una forma de hacer política en la cual se divide la sociedad entre ‘el pueblo’, como los débiles, los explotados, los oprimidos y ‘el otro’ del pueblo que es el que explota, el que oprime, el que hace sufrir al pueblo. El líder populista denuncia a los opresores y se identifica con los oprimidos[2]” en consecuencia, es la constitución del pueblo como actor político y el antagonismos entre las estructuras de poder.

Por otro lado, también es definido como “un movimiento social e ideológico que se produce en la transición de la sociedad tradicional a la moderna-industrial. Esta transición es causada por cambios estructurales bruscos que, a su vez, son expresión de modificaciones sustanciales y aceleradas de la estructura social que producen discontinuidades en las sociedades. Se utilizan los conceptos de asincrónica (coexistencia de elementos de sociedad tradicional y moderna) y privación relativa para caracterizar el proceso de desarrollo de los países latinoamericanos[3]”.

Finalmente, la definición Laclau que utilizó el término “populista” para nombrar ese tipo particular de apelaciones políticas que recortaban un Pueblo en oposición a las clases dominantes. “El populismo comienza –escribió– allí donde los elementos popular-democráticos son presentados como una opción antagonista contra la ideología del bloque dominante.”

COMPARACIÓN DE  DOS GOBIERNOS POPULISTAS Y LOS RASGOS PRINCIPALES

El Estado populista peruano

Es a partir del año 1968 cuando se inicia el Estado populista peruano con el golpe de estado e instauración del Gobierno Militar presidido por el General Juan Velasco Alvarado y dura hasta 1975 la primera fase. Las principales características del gobierno del General Velasco fueron las siguientes:

  • En lo político se caracterizó por ser un gobierno nacionalista.
  • Las Fuerzas Armadas adoptaron un pensamiento progresista. Al respecto, el General Juan Velasco Alvarado señalaba en su discurso Presidencial del año 1969 “(…) compatriotas hace casi 10 meses las fuerzas armadas en el primer movimiento revolucionario de su historia asumió el gobierno del Perú no fue un golpe militar sino el comienzo de una revolución nacionalista (…)[4]”.
  • Se promueve la reforma agraria, con la cual se transforma sustancialmente la estructura social del país y sobre todo la propiedad agraria eliminando los latifundios con el lema “la tierra será de quien la trabaja”.
  • En el tema económico se procedió a la nacionalización de ciertos recursos naturales considerados como estratégicos ejemplo el petróleo. Se estatizaron algunas empresas creando Pesca Peru, Petroleos del Perú etc, es decir, un el Estado peruano se convirtió en un Estado intervencionista. También se llevó a  cabo la Reforma industrial, que promovió la industria manufacturera creando  las comunidades industriales.

El Estado populista argentino

Se inició el año 1946 con la elección del General Juan Domingo Perón como presidente de la República Argentina. Algunas características del gobierno de Perón son:

  • En lo político se caracterizó por ser gobierno nacionalista.
  • Las Fuerzas Armadas tuvieron una participación importante en estos procesos, como lo demuestra el siguiente extracto del discurso del General Perón: “l(…) las armas de nuestro ejército vuelve a los cuarteles con la gloria de haber contribuido a implantar la justicia social (…)[5]
  • En lo social se da el derecho al voto a las mujeres quienes participaron activamente en la vida política, asimismo el derecho del Estado sobre las fuentes energéticas del país, y derechos sociales a los trabajadores.
  • Asimismo, la elaboración del plan quinquenal que cambio la estructura económica del país, el fomentando a la industria y el mercado interno, las estatizaciones ejemplo la nacionalización de la empresa de ferrocarriles (año 1947), y la compañía de teléfonos. Finalmente, el Estado amplio la Inversión en el sector energético.

La comparación de estas dos gobiernos en lo político, social y económico lo podemos resumir en el siguiente Cuadro I en donde se establece las similitudes de estos dos periodos de gobierno, cabe señalar que en la Argentina no se produjo una reforma agraria.

Cuadro I

Criterios Gobierno de Juan Velasco Alvarado

Perú 1968-1975

Juan Domingo Perón

Argentina 1946-1952

Político Se caracterizó por un gobierno nacionalista. Con una amplia participación de las Fuerzas Armadas. Se caracterizó por un gobierno nacionalista. Con una amplia participación de las Fuerzas Armadas.
Social Se promueve la reforma agraria, con la cual se transforma sustancialmente la estructura social del país y  sobre todo la propiedad agraria eliminando los latifundios con el lema “la tierra será de quien la trabaja”.

 

En lo social se da el derecho al voto a las mujeres quienes participaron activamente en la vida política, derecho del Estado sobre las fuentes energéticas y derechos sociales a los trabajadores
Económico Es un Estado intervencionista. Se procedió a la  nacionalización de ciertos recursos como el petróleo. Se estatizaron algunas empresas creando Pesca Perú, Petroleos del Perú. También se llevó a  cabo la Reforma industrial, promovió la industria manufacturera creando comunidades industriales.  

Es un Estado intervencionista. Se procede a la elaboración del plan quinquenal que cambio la estructura económica del país fomentando la industria y el mercado interno, asimismo estatizaciones ejemplo los ferrocarriles (año 1947) para bajar las tarifas y fletes, compañía de teléfonos y una amplia Inversión en el sector energético.

Fuente: Elaboración Propia

Finalmente, las características generales del populismo  son las siguientes:

  • Movimiento político y social de incorporación de sectores populares a política nacional.
  • Modelo de desarrollo estatal-nacional-popular.
  • Movimiento sociales multiclasista con liderazgo de clase media o alta y base popular obrera campesina.
  • Régimen que surgen en las fases históricas de transición de la sociedad tradicional a la sociedad moderna.
  • Ampliación de participación política.
  • Efecto democratizado.

EVALUACIÓN DEL IMPACTO DEL POPULISMO EN AMÉRICA LATINA

El populismo surge, del fracaso de las instituciones existentes, esta ruptura quiebra la estabilidad existente, Ernesto Laclau la llama “cadena de equivalencias” en tal sentido, la identidad popular funciona como un significante vacío que condensa demandas (demandas que comparten entre sí el vínculo negativo inherente al lazo equivalencia) en un terreno social heterogéneo[6].

Finalmente, en América Latina el populismo ha servido para realizar las grandes transformaciones sociales, políticas y económicas del siglo pasado, y en la actualidad países como la República Bolivariana de Venezuela, Ecuador y el Estado Plurinacional de Bolivia sigue en construcción el populismo con un nuevo discurso, nuevos actores y nuevos paradigmas politizando esferas que antes no se encontraban y reestructurando instituciones de la democracia representativa.

[1] Ver Macroeconomía del Populismo 1992.

[2] Francisco Panizza: ”El populismo distingue entre ‘el pueblo’, los explotados, y ‘el otro’, el que explota”

07.07.2006 Entrevista de Silio Boccanera

http://www.montevideo.com.uy/contenido/Entrevista-de-Silio-Boccanera—31829

[3] GERMANI, Gino (1979), Democracia y autoritarismo en la sociedad moderna. Buenas Aires.

[4] Juan Velasco Alvarado – Discurso de la Nación en 28 de Julio de 1969.

[5] Discurso de Asunción a la Presidencia de  Juan Domingo Perón 4 de Junio de 1946.

[6] Laclau, Ernesto, La razón populista, Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica, 2005.p 107.


Breves apuntes sobre Maquiavelo

Categoría : Ciencia Política

[Visto: 718 veces]

I.-Introducción

En la historia del pensamiento político muchos autores han proporcionado un objeto específico al concepto de lo “político” así tenemos: (i) el objeto de la política es el Estado (Weber); (ii) y otros autores que identifican que objeto de la política es el poder (Maquiavelo, Duverger y Bobbio).

En esta línea de ideas, Maquiavelo entiende que la política es una actividad específica del hombre y es distinta a la religión y de la ética. El objetivo de la política es la lucha del poder per se. Se puede señalar, que el autor no le interesa el ejercicio del poder propiamente dicho; sino su adquisición y conservación como se muestra en la obra “El Príncipe” en el Capítulo I “cuantas clases de principado hay, y de modo ellas se adquieren” y en la serie de consejos a este. La tendencia de Maquiavelo es “abstraer la política de toda consideración y escribir acerca de ella como si fuera un fin” (Sabine, 1968: 255).

En este contexto, la importancia de Maquiavelo es el método para alcanzar los fines del príncipe como se señala:

 A menudo se ha afirmado que la originalidad del argumento de Maquiavelo en estos capítulos se encuentra en el hecho de que divorcia la política de la moral, y por consiguiente subraya “la autonomía de la política”. Pero esta interpretación parece incluir un error en la relación entre su visión y las de sus contemporáneos. Maquiavelo y los autores más convencionales de obras sobre el gobierno principesco están en completo acuerdo, según hemos visto, acerca de la naturaleza de las metas que el príncipe debe fijarse. Como repetidas veces lo afirma Maquiavelo, su objetivo debe ser “conservar su Estado”, “lograr grandes cosas” y tender hacia los objetivos más elevados de honor, gloria y fama (pp. 99, 101). La diferencia decisiva entre Maquiavelo y sus contemporáneos se encuentra en la naturaleza de los métodos que consideraron apropiados para alcanzar estos fines (…) Así, la diferencia entre Maquiavelo y sus contemporáneos no puede caracterizarse adecuadamente como una diferencia entre una visión moral de la política y una visión de la política como divorciada de la moral. Antes bien, el contraste esencial es entre dos morales distintas: dos explicaciones rivales e incompatibles de lo que, a la postre, debe hacerse (Skinner 1993, 159-160).

II.-Diferencias para Maquiavelo entre Principados y Repúblicas.

Las principales diferencias que muestra Maquiavelo entre Principados y Repúblicas se muestra en el cuadro siguiente:

 Cuadro I: diferencias entre Principados y Repúblicas

Según Maquiavelo

PRINCIPADOS

REPÚBLICAS

1

Constitución de los Principados

“Los principados son, o

hereditarios cuando la familia del que los sostiene los poseyó por mucho tiempo, o son

nuevos”(El Príncipe pag.3)

La constitución republicana

Hablare de las que se vieron libre de toda exterior servidumbre y se gobernaron a su arbitrio o como repúblicas o como monarquías las cuales las cuales por ser diverso origen tuvieron también distinta constitución y leyes” (Discurso sobre la primera década de tito libio, pag.63)

2   PERIOSIDAD

Una república tiene una vida más larga y conserva por más tiempo su buena suerte que un principado

(Discurso sobre la primera década de tito libio libro III,)

3 La Libertad

Sostuvieron que el principal asunto del gobierno consistía en mantener al pueblo no tanto en estado de libertad como de seguridad y de paz (El Príncipe pag.113-114)

La Libertad

Maquiavelo no entiende que el término “libertad” llegó a connotar tanto la independencia política cuanto el autogobierno repúblicano.

 

4

Virtus

La virtús del gobernante es considerada como una fuerza

asombrosamente creadora, clave para “conservar su estado” y capacitarlo a rechazar a sus enemigos

Virtus

Como la cualidad que capacita al hombre a combatir el poder de la fortuna y a alcanzar los objetivos de honor, gloria y fama.

5  

“El príncipe no debe tener otro pensamiento ni cultivar otro arte más que la guerra, el orden y la disciplina de los ejércitos” Cap. XIV del El Príncipe.

No existe el concepto republicano de ciudadanía.

Concepto Republicano de ciudadanía

El valor de un ciudadano no debe medirse por lo rancio de su linaje ni por la extensión de su riqueza sino, antes bien, por su capacidad de desarrollar sus talentos, de alcanzar un sentido apropiado de espíritu público y de desplegar así sus energías al servicio de la comunidad.

6 Destinatario de las Obras:

El Príncipe

Destinatario de las Obras

Cuerpo de ciudadanos

Fuente: Elaboración Propia.2014

III.-Vigencia de las ideas de Maquiavelo

La vigencia de la ideas de Maquiavelo es plena; una de las ideas fuerza de la obra El Príncipe es la adaptación del Príncipe a las circunstancias, es decir el Príncipe debe ser “mitad bestia y mitad hombre[1]” nuestras crisis políticas en los últimos años se han dado más bien porque nuestros gobernante no tiene los reflejos políticos adecuados a fin de anticiparse a la coyuntura política.

Asimismo, el autor señala que los políticos que actúan por motivos sublimes desconocen la materia con la que operan, por eso al final la realidad siempre los derrota[2]. Maquiavelo, nos señala que los hombres son “En la generalidad de los casos, son ingratos, hipócritas, cobardes en el peligro, y codiciosos” (Cap. XVII, El Príncipe).En esta línea de ideas, el ilustre historiador peruano Jorge Basadre describía en la promesa de la vida peruana lo siguiente:

 

(…) Porque la promesa de la vida peruana sentida con tanta sinceridad, con tanta fe y con tanta abnegación por próceres y tribunos, ha sido a menudo estafada o pisoteada por la obra coincidente de tres grandes enemigos de ella: los Podridos, los Congelados y los Incendiados. Los Podridos, han prostituido y prostituyen palabras, conceptos hechos e instituciones al servicio de sus medros, de sus granjerías, de sus instintos y de sus apasionamientos. Los Congelados se han encerrado dentro de ellos mismos, no miran sino a quienes son sus iguales y a quienes son sus dependientes, considerando que nada más existe. Los Incendiados se han quemado sin iluminar, se agitan sin construir. Los Podridos han hecho y hacen todo lo posible para que este país sea una charca; los Congelados lo ven como un páramo; y los Incendiados quisieran prender explosivos y verter venenos para que surja una gigantesca fogata[3].

 Es así, que en la actual coyuntura política peruana El Príncipe se encuentra completamente vigente, otro ejemplo significativo es el estudio de los ministros y/o secretario capitulo XXII en el cual refiere que “los que manejan los negocios de un Estado no deben pensar en sí mismos; sino en el Príncipe”  en estos últimos años  se discutió el tema del conflictos de interés por parte de los ministros y su accionar en la política peruana, la pregunta es pensaran los actuales ministros en el “príncipe”.

 Finalmente, sus consejos y humanismo trascienden a él, el cual puede resumirse en la siguiente frase:

 

Los hombres pueden secundar la fortuna pero no oponerse a ella (…) pueden tejer su estructura, pero no romperla. De hecho, nunca deberían darse por vencidos, ya que, en la medida en que no conocen su fin y que éste transcurre por vías oblicuas y desconocidas, deben tener siempre esperanza y nunca rendirse, independientemente de la fortuna y los sudores en los que se vean[4].

 

[1] MAQUIAVELO, Nicolas El Príncipe, Editorial Universo México 1975 pag.97.

[2] KISINGER, Henry, Diplomacia México Fondo de cultura económica 1995 pag. 457

[3] BASADRE Jorge. Perú: Problema y Posibilidad. Lima; Studium; 5ta. Edición, 1987; pag. 415

[4] MAQUIAVELO, Nicolas Discursos sobre la primera década de Tito Livio, cit., Libro II, cap. 29


EL PROCESO DE PRIVATIZACIÓN DE LOS AÑOS 90 Y LOS MODELOS DE GESTIÓN PÚBLICA

Categoría : Ciencia Política

[Visto: 891 veces]

El proceso de privatización iniciado en los años 90, llevo a cabo  una  redefinición de las instituciones, debido a la redefinición del Estado. Además son estas últimas las que permiten que el Estado funcione de una manera distinta  y con eficiencia.En consecuencia, el proceso de privatización transformó radicalmente la estructura de propiedad, distribución del ingreso y el empleo. En el Perú existió gran cantidad de empresas públicas en los  sectores de telecomunicaciones, transporte y energía. El marco normativo que inicio el proceso de privatización  fue el Decreto Legislativo N° 674-Ley De Promoción de la Inversión Privada en las Empresas del Estado.

Así tenemos, que el modelo de gestión pública antes del inicio del proceso de privatización de las empresas públicas era una administración tradicional con las siguientes características:

  • Carencia  o indefinición de objetivos.
  • Alto nivel de rotación del personal ejecutivo.
  • Ausencia  de control empresarial.
  • Falta de ética.
  • Bajos niveles de productividad.

En este sentido, para Julio Cotler  cuando se refiere al proceso de privatización  iniciado a finales del S. XX señala que se deben incorporar “los problemas institucionales y políticos en los análisis económicos a fin de evitar las posiciones muy tecnócratas”[1] y se deben buscar la integración  de la comunidad política y nacional que la integran.

Ahora, al analizar el proceso de privatización podemos señalar que se encuentran elementos de la Nueva Gestión Pública  y de la Administración Pública tradicional como lo muestra el siguiente cuadro:

            MODELOS DE GESTIÓN PÚBLICA EN EL PROCESO DE PRIVATIZACIÓN

                                                            CUADRO N° I

CRITERIOS

ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

GERENCIA PÚBLICA

Relación   Ciudadano- Estado

X

Rendición   de cuentas de altos funcionarios

X

Criterios   de éxito

X

Atributo   Clave

X

Tipo   de interacción

X

Naturaleza   del estado

X

Fuente: Elaboración propia.

 

De acuerdo al Cuadro N° 1, se nota que el proceso de privatización hay elementos característicos de la Nueva Gestión Pública, el cual incluye rendición de cuentas, indicadores de desempeño, objetivos en términos de resultados y administración por resultados. Asimismo también hay elementos de la administración pública tradicional en especial la relación entre Ciudadano-Estado ya que el proceso de privatización no buscó consensos con los ciudadanos, sino fue un proceso impuesto.

Finalmente, muchos gobiernos en Latinoamérica en la década de los 90 iniciaron una serie de mecanismos para la reforma de los Estados uno de ellos fue el inicio del proceso de privatización este proceso afectó la capacidad pública del Estado peruano; la agenda del futuro es reconstruir la capacidad pública en lo referente a la relación Estado y Mercado en especial en el tema de cooperación.

 


[1] Instituto de Estudios Peruanos. Privatización y el nuevo rol del Estado: Algunos Aspectos Conceptuales con referencia al caso peruano. Abril de 1993. Pag.17.

“Leer más”

Enlaces

Suscripción

Ingrese su correo electrónico para notificarlo de las actualizaciones de este blog: