Archivos Mensuales: mayo 2017

El Sistema Electoral y el Sistema de Partidos en Perú y España

Categoría : Ciencia Política

[Visto: 717 veces]

INTRODUCCIÓN

En el presente artículo analiza de manera comparativa el sistema electoral y el sistema de partidos en Perú y España. Primeramente debemos entender que es un partido político, según Sartori lo define como “cualquier grupo político que se presenta a elecciones y es capaz por medio de las elecciones, de colocar candidatos para los cargos públicos”.

La importancia de estos en la democracia se evidencia que son los principales agentes de representación y son los únicos actores que pueden ser elegidos a cargo de elección popular. 

Por otro lado, como señala Juan Carlos Monedero “hoy que la democracia parece universal, se ha vaciado de contenido, Se ha reducido al voto y la política parece un juego de actores contratados para hacer un mal papel y que lo critiquemos. Creemos que nos jugamos la democracia en las leyes electorales, en quien podrá y quien no podrá ejercer el voto, en el contenido de las constituciones, en el desarrollo de un reglamento. Pero no es verdad. De nada vale la mejor ley electoral, la mejor constitución, la inclusión política absoluta, si no hay una voluntad  de repartir  de manera igualitaria los derechos y obligaciones de la vida compartida.”

 El SISTEMA ELECTORAL EN PERÚ Y ESPAÑA

Los sistemas electorales deben ser entendidos desde una “perspectiva restringida”, según esta definición los sistemas electorales determinan las reglas a través de las cuales los electores pueden expresar sus preferencias políticas y a través de las cuales es posible convertir el voto en escaños parlamentarios o en cargos de gobierno.( Nohlen 2003: 8).

Es preciso señalar, que está comprobado empíricamente que los sistemas electorales y los partidos políticos se han analizado como causa y consecuencia uno del otro (Colomer, 2005: 167).  En tal sentido, los sistemas electorales van tener consecuencias sobre los partidos políticos.

Al respecto, el Cuadro N° I, muestra el sistema electoral peruano y español. El sistema electoral español se ha mantenido constante desde sus inicios consiste en (i) el principio  de representación proporcional y la formula D´Hondt; (ii) un congreso compuesto por 350 miembros; (iii) la fijación de las provincias  como circunscripciones o distritos electorales; (iv) la asignación  de un mínimo inicial de dos escaños por distrito ( con la excepción de Ceuta y Melilla a la que corresponde solo uno) y la distribución  de los 248 restantes por tramos prefijados  de población; (v) una barrera legal del 3% de los votos válidos emitidos en las circunscripciones, y (vi) la presentación de listas  de candidatos  por los partidos para ser votados en forma cerrada y bloqueada (LAGO y MONTERO, 2005: 306).

Cuadro I: Sistema Electoral Peruano y Español

SISTEMA ELECTORAL PERÚ ESPAÑA
Designación de Candidatos Lista cerrada y bloqueadas Lista de Candidatos Cerrada y bloqueada
Como se vota y cuenta los votos Sistema Proporcional en circunscripción grande

Existe el voto preferencial

 

Sistema proporcional con sesgo mayoritario
Estructura de los Distritos El Parlamento peruano es Unicameral integrado por 120 congresista. Es elegido en distrito múltiple.  Para ello el territorio nacional se divide en 25 distritos electorales y cada uno de los 24 departamentos del Perú y Provincia Constitucional del Callao. Circunscripciones las provincias que varían en magnitud

 

Como se traducen los votos en escaños Valla electoral

Formula D´Hondt

 

Formula D´Hondt y un mínimo de 2 escaños por distrito

 

 

En este contexto, la aparición en el escenario político español de organizaciones políticas como: PODEMOS y CIUDADANOS  ha ocasionado la crisis  del bipartidismo de más 30 años del Partido Socialista Español- PSOE y del Partido Popular-PP. Esta irrupción de los partidos emergentes se lleva en dos velocidades por un lado en las circunscripciones más pobladas y por otro lado las circunscripciones menos pobladas.

Al respecto, el sistema español tiene una problemática de tener un sesgo mayoritario y conservador. Pese a que el sistema electoral español perseguía por un lado un efecto sistémico como la contención de la fragmentación electoral y por tanto la formación de gobiernos estables, por otro un efecto partidista como la preeminencia de los intereses rurales y/o conservadores sobre los urbanos y progresistas y de este modo de los partidos de centro derecha sobre los de izquierda. Estos dos sesgos el mayoritario y conservador fueron claramente alcanzados gracias a la existencia de un gran número de circunscripciones  de baja magnitud  y su interacción  con la fórmula D´Hondt, la desviación de prorrateo  y sobre todo el efecto  de varianza  de las magnitudes de distrito. (LAGO y MONTERO, 2005: 342).

Por otro lado, el caso peruano, en el tema de la circunscripción electoral, se señala que a mayor tamaño de la circunscripción electoral, mayor es la representación (Tuesta 2006:74). Es preciso señalar, que la Constitución del 93 estableció un número fijo de parlamentarios 120 lo que dificulta su distribución con un alto número de departamentos. Es decir, una fuerte tendencia al tamaño pequeño que influirá en la relación de votos y curules. Otro punto es el tema del voto preferencial el cual afecta seriamente a la institucionalidad y democracia de los partidos políticos peruanos. Asimismo, en el caso peruano otro grave problema es la poca transparencia y la falta de institucionalidad de los partidos políticos.

SISTEMA DE PARTIDOS EN PERÚ Y ESPAÑA

El sistema de partidos es el sistema de interacciones que es resultado de la competencia entre partidos (Sartori 1994: 67). Asimismo, según S. Mainwaring y T. Scully, señala que tenemos un sistema de partidos políticos débilmente institucionalizados (Bolivia, Brasil, Perú y Ecuador) y un sistema de partidos institucionalizados (Costa Rica, Chile, Uruguay y Colombia).

En el caso español, desde el año 1982 el PSOE y el PP se han repartido el poder político generando lo que se conoce como el bipartidismo generando la exclusión de las minorías políticas. (SUAREZ, 2011).  El PP y PSOE son partidos grandes, con sistemas de organización poco flexibles, que han centrado su estrategia en resistir ante el partido de enfrente, al que consideraban como único contrincante. (SANTACREU, 2015).

El origen de PODEMOS y CIUDADANOS se debe a los atentados de Atoche y la grave crisis económica. Lo cual llevo a los ciudadanos españoles a ver opciones políticas fuera del PP y del PSOE.

Ahora bien, la estrategia de PODEMOS y CIUDADANOS es que se sitúan fuera del espacio político tradicional español, al que Pablo Iglesias el líder de PODEMOS denomina “la casta”. Asimismo, la introducción por parte de estos nuevos partidos de las tecnologías de la información, el uso del Facebook, tuitter y demás redes sociales en donde tratan que el elector participe ha revolucionado el escenario político español poniendo en jaque al bipartidismo.

 En el caso peruano tenemos un sistema de partidos débilmente institucionalizados de acuerdo a los criterios establecidos S. Mainwaring y T. Scully:

1.-Estabilidad y respeto por las reglas de la competencia partidaria

2.-Partidos arraigados en la sociedad de manera estable

3.- Las élites políticas confíen en los partidos políticos como mecanismos para el alcanzar el poder.

4.-Tengan una organización propia, autónoma y que el manejo de sus asuntos internos sea democrática y transparente

Esta débil institucionalización de los partidos tiene una problemática más profunda. Como que en el Perú los ciudadanos tienen profunda desconfianza en las instituciones. No se sienten representados en el Congreso de la República (Pease 2008:17). Asimismo, esta profunda crisis también se debe a que no funciona la representatividad. La democracia representativa asienta su legitimidad en la actividad política de los representantes. Ellos son los regidores municipales, consejeros regionales y parlamentarios. Estas funciones son muy devaluadas, venida a menos y se intenta encubrir la realidad agregándole otras funciones, derivadas del hecho de representante se busca destacar como legisladores o fiscalizadores. (Pease 2008:24).

En tal sentido, mientras persista la falta de institucionalidad de los partidos y en general en el país, así como la profunda desconfianza en la representatividad nuestro sistema de partidos políticos va continuar siendo débil y poco representativo.

 CONCLUSIONES

Coincidimos con Ignacio Lago y Jose Ramón Montero sobre que “los diseños institucionales de las democracias tienen poco que ver con el azar. Menos aun cuando se trata de establecer un sistema electoral probablemente la institución más determinante en el corto plazo y con seguridad la más manipulable. Es bien conocido que las elites políticas actúan estratégicamente en los momentos fundacionales para definir las reglas de juego en beneficio propio”.

Finalmente, el bipartidismo español se ha roto con los dos nuevos actores políticos  PODEMOS y CIUDADANOS que han revolucionado el escenario político español. Y en el caso peruano necesitamos urgente una reforma de nuestro sistema de partidos políticos.

 


Enlaces

Suscripción

Ingrese su correo electrónico para notificarlo de las actualizaciones de este blog: